BLOGS
El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

Con la muerte de una familia, pocas “bromas”

Stuart Miles vía freedigitalphotos.net

Stuart Miles vía freedigitalphotos.net

¿Por qué la verdad no es noticia y sí las elucubraciones? Me refiero a la muerte de aquella familia sevillana hace apenas un mes y sobre la que tantas tonterías precipitadas se dijeron en infinidad de titulares. Sin embargo, a día de hoy, cuando las cosas empiezan a estar más claras fruto de las investigaciones correspondientes y resulta que lo acontecido poco o nada tiene que ver con las iniciales “sospechas”, no hay grandes titulares, solo pequeñas reseñas. La verdad ha dejado de ser noticia aun cuando el hecho original sí lo fue.

Como digo, hoy 17 de enero cuando escribo estas líneas, el tema está bastante perfilado en torno a las verdaderas causas de aquellos fallecimientos: un posible envenenamiento con un plaguicida de uso industrial (no alimentario), más en concreto algún compuesto con base en hidrógeno fosforado. No es lo mismo un envenenamiento que una intoxicación alimentaria. Si recordamos un poco lo acontecido, la familia en cuestión habría fallecido, con muy pocas dudas a tenor de las noticias del momento por una intoxicación alimentaria. A partir de ahí se dio rienda suelta a la imaginación y lo que es peor, se sacó a relucir el dedo acusador apuntando, eso sí, en plan “ventilador y mierda”. Es decir, a todo lo que se moviera y también a lo estático. A todo.

Se dijo que la familia habría consumido alimentos en mal estado y para ello se apuntó con el famoso ventilador y se puso en tela de juicio la seguridad de la cadena alimentaria, una especulación a la que se dio categoría de verdad. Se dijo también que, habida cuenta de la precaria situación económica de la familia, esta habría adquirido alimentos ya caducados, puestos a su disposición y, de ser así, de forma contraria a la normativa. Otra especulación. Se afirmó incluso que la poco entonces supuesta y sí segura intoxicación alimentaria habría podido ocurrir por haber comido alimentos rescatados de entre los contenedores de basura; algo que se terminó por desmentir. En definitiva, se especuló con muchas cosas, con muchas tonterías y, lo que es peor se les dio a esas sospechas el cariz de verdad de forma muy precipitada. Ese dedo-ventilador acusador también se dirigió hacia los servicios sanitarios que los trataron cuando aun los miembros de la familia estaban con vida. No seré yo quien entre a valorar cómo lo hicieron, pero desde luego el considerar a los pacientes víctimas in situ de un envenenamiento, no es ni de lejos una posibilidad inmediata a tenor de las circunstancias y la sintomatología que presentaban.

Los motivos de la entrada de hoy son tres: el primero, poner en alza la seguridad de la cadena alimentaria. El grado de seguridad del que hoy disfrutamos lo tildaría yo de excelente e inimaginable solo unos pocos años atrás. Que es mejorable, pues seguro que sí; pero el ponerla en tela de juicio así, de primeras, no me parece correcto.

El segundo motivo no es otro que poner de relieve este desafortunado contexto informativo en el que frecuentemente nos hallamos. No me molestan en exceso los iniciales titulares exagerados, precipitados y especulativos. Me molesta más que hoy, después de toda la repercusión que tuvo el tema en su día, cuando se empiezan a aclarar las verdaderas causas, estas pasen de puntillas por los medios de comunicación. Ya no se abren los informativos con esta, al parecer, no-noticia.

Y el último motivo es que, ya que aparentemente no lo hace nadie, tratar de lavar en cierta la imagen de una familia al respecto de sus circunstancias y estilo de vida. Una familia a la que no conozco pero sobre la que se han dicho muchas cosas, no precisamente bonitas, no precisamente ciertas y que por razones obvias se merece todo el respeto. En especial, por el respeto que se le debería guardar a la hija de 13 años que afortunadamente sigue con vida.

Sobre el cómo pudo producirse el envenenamiento, si fue un accidente o si no lo fue todavía está por esclarecerse. Y eso ya es algo que no se abordará en este blog.

—————————————————-

A colación de la noticia original, el día 16, cuando la “hipótesis” alimentaria era tesis probable entre la opinión pública participé con Luis Herrero (@encasadeherrero) en el programa “En casa de Herrero” en ella ya doy muestra desde el principio de las cautelas que debían tomarse en este tema y aventuro como causa más probable, y desde mi punto de vista, el envenenamiento. Puedes escucharla a partir del minuto 07:20

—————————————————

Nota: Quiero agradecer a “gominolas de petroleo” (@gominolasdpetro) su interés y la información aportada para esta entrada.

12 comentarios

  1. Dice ser moe

    Ya puestos a seguir especulando todo apunta a que la única superviviente tiene mucho que decir…

    21 enero 2014 | 10:18

  2. Dice ser rg

    Pues así es, no se quien es más cruel, sensacionalista y absolutista buscando culpables por todos lados, si la prensa, el público o es ya un tema recíproco.

    Cuando el terremoto de Japón y el desastre de Fukushima se dijeron miles de disparates, y algún científico tarado también, de esos que ya habían armado el belén anteriormente con otros asuntos.

    Pasados más de nueve meses la noticia ya no molaba, no era carnaza, no vendía muertes al instante ni hecatombes mundiales; entonces la OIEA elaboró un informe, cuando por fín pudo acceder a la cental y los 4 reactores, que era absolutamente esclarecedor y demoledor con muchas de las teorías. Eso no llegó ni a noticia más que en dos medios.

    El informe, que ahí sigue, revela una trama de sucesos que son diametralmente opuestos a muchas de las cosas que se dijeron, y por otro lado venía a reafirmar las teorías más “aburridas” técnicamente que los expertos con sentido común y ningunas ganas de sensacionalismo pusieron encima de la mesa los primeros días.

    Posiblemente ese informe es el peor trago que la OIEA ha tenido que pasar, reconocer que la cadena de despropósitos y las mentiras que se fueron contando eran de una enjundia retorcida de narices, y concluyendo aspectos que en otro momento, más de “moda”, hubieran sido muy apetecible como carnaza.

    Es un ejemplo porque seguí el tema, no pretendo hablar de esto ni justificar o acusar a nada sobre el tema concreto, es un ejemplo de como la prensa y la gente USA Y TIRA las informaciones a su antojo, versión, aversión, simpatía, etc… y deja de lado los temas cuando aparecen las conclusiones porque el tema ya no vende, es aburrido por científico o simplemente lo dicho: ya no hay carnaza ni desastre mundial ni muertes a mansalva. a día de hoy aparecen en pequeño algunas noticias sobre peces, vacas y que aquello sigue virtiendo agua contaminada de forma descontrolada como jamás se ha hecho.

    Ah!! recuerdo otras dos en temas alimentarios cuando la OCU sacó el tema del aceite virgen cbrado como virgen extra y la calidad de las leches de diferentes marcas; casi todas las compañías demandaron a la OCU y pidieron contraanálisis e hicieron los suyos propios; meses después ya no fue noticia que todas retiraron sus demandas y querellas y llegaron a pactar para evitar costas judiciales, eso no fue ni noticia ni nada, total la razón quedó dada de forma unilateral al principio, luego ya si era o no vwrdad da igual, no interesa, pasemos a otro asunto; lamentable.

    Saludos.

    21 enero 2014 | 10:32

  3. Dice ser rg

    Siento ser tan malo redactando hasta por repetir la palabra “tema” taaantas veces. Y no saber sintetizar, intento correjirlo pero veo que no mejoro. disculpas por ambas cosas.

    21 enero 2014 | 10:36

  4. Dice ser rg

    *corregir. Un epic fail jajajaja!!!

    21 enero 2014 | 10:39

  5. Sr. Nutricionista de la general, hoy me temo que discrepo con usted en un punto, concretamente en el de la seguridad alimentaria. Habla de que hoy por hoy el grado de seguridad de la industria alimentaria no podría ser mayor, y yo me pregunto, qué opina entonces de la gripe aviar, el mal de las vacas locas, la intoxicación de los pepinos, ultimamente los productos congelados tóxicos por un pesticida en Japón y sin duda un largo etc. cuya consecuencia no ha llegado a alarma social???.

    21 enero 2014 | 11:03

  6. Dice ser andresrguez

    La principal responsable es la prensa porque desde el primer momento se lanzó a la carroña http://cienciasycosas.wordpress.com/2013/12/16/del-vomitivo-periodismo-de-suicidios-al-periodismo-de-comida-caducada/

    21 enero 2014 | 11:34

  7. el-nutricionista-de-la-general

    Hola elpedidohostelería,

    Yo no he dicho lo que usted pone en mi boca. A partir de ahí poco sustento le veo a su argumentación.

    Gracias

    21 enero 2014 | 11:36

  8. Dice ser Eva PPC

    Esto demuestra, por infinita vez, que las verdades de las noticias, solo Dios, si es que lo hay, y los responsables las saben.
    Ni siquiera ahora, en los tiempos que corren, llegamos a conocer a ciencia cierta, la VERDAD.
    Que país de mentiras!!!

    21 enero 2014 | 12:25

  9. Dice ser Brisha

    Cadena alimentaria de buena calidad? Casi excelente???

    Algunos ejemplos:

    * Corre un bulo (o es real?) que Pepsi usa embriones humanos (si, si, humanos) para darle ese “sabor” a sus productos.. (Ejem, ejem…)
    * TelePizza reutiliza productos de mala calidad/caducados/pillados de la basura para elaborar sus pizzas en tiempos de crisis (esto lo “solto” por la red un ex-trabajador hace 2 años)
    * El codigo de los cartones de leche indican que su contenido ha vuelto a la fabrica N veces (esto creo que ya hiciste un articulo)…

    Y un larrrggoooo numero de historias que alguna vez nos han comentado o enviado a nuestro correo..

    Exceso de informacion? Verdades? Mentiras dichas por la competencia?

    Sea como fuere nuestro sistema de control alimentario es bueno (no se suelen ver muchas noticias sobre estos temas) pero aun deja que desear para ser perfecto. Al menos, asi lo creo yo.

    21 enero 2014 | 12:53

  10. Dice ser Miguel Angel

    Estoy de acuerdo con lo que comenta “elpedidohosteleria”. Me ha gustado mucho la entrada de hoy pero denominar a la seguridad alimentaria como excelente me parece excesivo, cuanto menos. Obviamente es muchísimo mejor que hace 30 o 40 años, eso está clarísimo pero que las grandes “multimafionales” alimentarias juegan con nosotros y, sobre todo, con políticos responsables de nuestra salud también.

    Un saludo y de nuevo, enhorabuena por tu entrada y en general por tu blog, siempre interesante.

    21 enero 2014 | 13:12

  11. Dice ser pepens

    Brishna, viendo que te tomas en cuenta bulos absurdos como los de los embriones humanos en la Pepsi, creo que deja más que desear tu educación que la seguridad alimentaria.

    21 enero 2014 | 14:38

  12. Dice ser mari mar

    Totalmente deacuerdo en que ésa pobre niña de 13 años, única superviviente de esta tragedia, se merece un TOTAL y ABSOLUTO respeto.

    21 enero 2014 | 18:01

Los comentarios están cerrados.