BLOGS
El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

Extravagancias de la publicidad engañosa, ¡gracias Berto!

La publicidad de algunos alimentos ralla lo surrealista: productos que parecen una cosa, pero que en verdad son otra; alimentos procesados con ingredientes anunciados a bombo y platillo que en realidad tienen una presencia anecdótica… y luego las cosas, como digo, surrealistas.

No quiero destripar anticipadamente el contenido de esta fenomenal denuncia-reflexión que explica Berto de manera sublime en el video de a continuación. Así que te dejo con él para que te eches unas risas… o para que llores, porque el asunto tiene tela. (Actualización 24/03/2014: el vídeo ya no está disponible en youtube, lo puedes ver, de momento aquí, en Fangazing)

 

Ya ves pan rallado elaborado con pan recién hecho… sorprendente, cuando menos.

También quiero hoy aportar mi granito de arena en este terreno y sacar a colación por ejemplo la frecuente publicidad engañosa que hace una conocida empresa de sopas y concentrados en al menos dos de sus productos. Al igual que Berto yo tampoco voy a mencionar marcas, baste decir que se trata de un ave, supongo que de las del tipo que son fecundadas por la marca sugerida por Berto, pero en una versión albina, eso sí.

Veamos, en ambos casos se trata de anunciar de forma destacada la presencia de determinados ingredientes en la composición de una sopa y un caldo, y que luego, en la declaración de ingredientes su cantidad es ridícula.

Sopa con pollo de corral

El primer ejemplo alude a un preparado de sopa de sobre con pasta que afirma de manera destacada que el producto está elaborado con pollo de corral. Si se le da la vuelta al envase, se comprueba que ése pollo de corral está presente en un glorioso 0,7%… por si acaso, en la imagen que acompaña a los ingredientes, el pretendido pollo de corral se sitúa en tercer lugar detrás de la pasta “maravilla” y la cebolla. Pero en realidad, según la lista de ingredientes, este preparado para sopa lleva más “potenciador de sabor” (glutamato monosódico) que el susodicho pollo… algo muy, pero que muy “casero” y “natural”.

Pero aún hay más, en otro de los productos de esta marca, un “caldo casero para paella” se afirma que está elaborado con gamba de Huelva, sin embargo es fácil comprobar que la utilización de este tipo de gambas, tal y como se declara en los ingredientes, es de un 0,3% en el caldo utilizado para su elaboración (el producto final está constituido por un 95% de caldo de pescado y un 5% de sofrito). Así, que si las gambas son el 0,3% del 95% del total, tenemos que la cantidad relativa de gamba de Huelva utilizada para la elaboración de este producto es de 0,28%. “Con gambas (en plural) de Huelva”, ya… ¿con cuantas gambas en concreto? ¿De verdad creen señores de la empresa desconocida que fabrica caldos y sopas que esto es como para anunciarlo?

Caldo casero para paella

Si llamativo resulta el comprobar lo que ahora te cuento no menos sorprendente es el constatar el anuncio que esta conocida marca tiene actualmente en la parrilla publicitaria de televisión. En él un conocido presentador hace gala de la cualidad casera de sus productos… Tal y como también se hace destacar en los propios envases.

Pues no señores, su producto no es casero ni porque lo ponga en la caja ni porque lo diga un presentador… y mucho menos si entre los ingredientes encontramos “aromas naturales”, “aromas naturales de marisco” (ambos aromas por separado) y resulta que entre las advertencias se añade que puede contener trazas de huevo y leche. Señores, no sé cómo harán ustedes el caldo para paella en sus propias casas, pero en la mía no disponemos de aromas de nada (por muy naturales que sean) al tiempo que no encontrará trazas ni de huevo, ni de leche en la paella. Y por su parte, el caldo de pollo con el que elaboramos una sopa de pasta en mi casa no contiene ni glutamato monosódico, ni “aromas”; y además les garantizo que esa sopa no contendrá trazas ni de leche, ni de soja, ni de pescado, ni de crustáceos. Ya sé que esa información está ahí para poner sobre aviso a aquellas personas que son alérgicas a esos elementos, pero déjenme decirles que con ello se da muy poca impresión de “casero“.

Si dependiera de mí les propondría para los premios Goldener Windbeutel (“profiterol dorado”) que cada año celebra Foodwatch (una organización alemana que vela por los intereses de los consumidores en aquel país) y que reconoce con ellos “las mentiras más insolentes en cuestiones publicitarias”.

Recordemos que por muy poco menos, al menos así me lo parece a mí, en el año 2002 una conocida marca de patatas fritas sufrió una mediática condena por anunciar que en su receta, el ingrediente “esencial” era el aceite de oliva cuando se demostró (tras la correspondiente denuncia) que tan solo el 2% del aceite presente en aquellas patatas era de oliva.

——————————————–

Nota: Además de al propio Berto, tengo que agradecer en buena parte esta entrada, una vez más, a mi buen amigo Miguel Justribó (@migueljustribo)

21 comentarios

  1. Dice ser Lidia

    Esto pasa muy a menudo sí, otro ejemplo son los yogures de soja (con un 1, 3-1,6%) de soja. ¿?

    04 diciembre 2013 | 11:27

  2. Dice ser fredy

    Muy buen artículo. Grande Berto. Tóman a la gente por estúpida. Y la publicidad en tv, no digamos… siempre mostrando gente muy felíz y sonriente porque consume tal o cual producto… Lo que hay es una gran falta de control. Las empresas y los publicistas deberían dedicarse a informar sobre el producto y no ha hacer el ridículo.

    04 diciembre 2013 | 11:31

  3. ¡Glorioso! (es lo primero que he pensado). Gracias a Berto y a Juan (perdón por la confianza en el trato), sois los dos magníficos explicando lo que todos vemos pero no sabemos transmitir al mundo.
    ¡¡Juan Revenga sigue así cada día por favor!!

    04 diciembre 2013 | 11:49

  4. Dice ser blanca

    ¿Quién huevos (de corral) controla esto? ¿nadie?… Si alguien lo hace y cobra de los impuestos que pagamos….. debería estar hasta fuera de la lista del paro, por tocarse “los huevos de corral”.

    Si no lo controla nadie, nos están envenenando impune y tranquilamente, eso sí, hay que dejar de fumar y hacer ejercicio que el colesterol es mú malo, la OMS advierte.

    ¡Sí Señor ahí, con un par de huevos de corral artificial!.

    04 diciembre 2013 | 11:55

  5. Dice ser lauri

    Leche materna hasta las dos años, lo mejor de lo mejor, para que los críos se llenen de defensas frente a “los aromas naturales y los glutamatos” que por otra parte ya ingirió la madre que le dio de mamar.

    No es solo cuestión de la publicidad, es que nos lo creemos toooodo, hay que ver cómo miran por nuestra salud y la de nuestros hijos.

    Todo es lo mismo, cuestión de intereses.

    04 diciembre 2013 | 12:05

  6. Dice ser RAE

    Por dios lo surrealista no se ralla con ningún rallador de queso es RAYA,
    9. intr. Dicho de una cosa: Asemejarse a otra, acercarse a igualarla. Rayar EN lo ridículo.

    Periodistas con errores ortográficos = arquitectos que no saben lo que es un ladrillo.

    04 diciembre 2013 | 12:14

  7. Dice ser Sheila

    Yo hace no mucho denuncié a esta misma marca a la OCU porque en su anuncia decían que las ensaladas con su pasta no se ponían mustias como pasaba con otras, y al poner el ejemplo en el mismo anuncio se veía claro que la ensalada que mostraban no estaba hecha de pasta sino de lechuga!! Pues claro que la de lechuga se pone mustia, pero yo hace años cuando iba a la unversidad me llevaba en tupper infinidad de ensaladas de pasta y nunca se pusieron mustias ni se pasaron, así que anuncian algo que no es para novedoso y además mostrando un vulgar engaño

    04 diciembre 2013 | 12:15

  8. el-nutricionista-de-la-general

    Hola RAE, gracias por tu comentario… dos aclaraciones:
    1º “Ralla” está puesto en cursiva desde el principio, a modo de guiño por lo que va a venir
    2º No soy periodista (también queda claro en la página, en “Sobre mí”) y aunque lo fuera, hasta el mejor escribano echa un borrón… Tengo muchos, no lo negaré, pero este no ha sido uno de ellos.
    Saludos!

    04 diciembre 2013 | 12:28

  9. Dice ser luis

    Hombre “ralla lo surrealista”, el “ralla” al estar en cursiva, creo que va de coña por alusión al “pan rallado” y no como falta ortográfica.

    04 diciembre 2013 | 13:12

  10. Dice ser crismin

    Dentro de poco:
    fumar-mata comer-también = no fumes, no bebas, no comas, no respires, así nada te mata, solo te mueres.

    04 diciembre 2013 | 13:15

  11. Dice ser Mar

    Y por esta razón, prefiero dedicar el domingo a cocinar. Sí uno se organiza bien, se puede dejar hecha casi toda la comida de la semana…

    04 diciembre 2013 | 13:22

  12. Dice ser Javi

    Gracias Juan por traer este post, la verdad es que nunca me habia fijado en esas cosas pero una vez más vemos que estamos engañados por todos lados.

    04 diciembre 2013 | 14:24

  13. Dice ser Tupper

    Lo que comenta Berto sobre el pan rayado. es curioso, pero hace mas de 15 años estuve en una fabrica de comida precocinada congelada, Me llamo la atencion ver como salian las barras de pan,(las que comemos todos) directamente del horno a una cinta que las llevaba a un molino. Yo pensaba que serian excedentes o algo asi, pero cuando lo comente me explicaron que no, que era la forma normal de hacer el pan rayado que luego usaban en sus preparados.

    04 diciembre 2013 | 14:42

  14. Dice ser Manuel Mieres

    Al ser caldo, por mucho pollo que se eche, el porcentaje final disuelto es minimo, como en cualquier caldo.

    04 diciembre 2013 | 18:06

  15. Dice ser Lola

    Me ha parecido estupendo, es verdad somos idiotas, nos lo creemos todo.

    04 diciembre 2013 | 18:11

  16. Dice ser Erneston J. Rodri

    Hombre RAE, si tanto sabes de lingüística y de ortografía deberías de haber aprendido que se utiliza la letra cursiva o subrayada, al igual que algo puesto entre comillas, con la mera intención de captar la vista del lector hacía esa palabra y generalmente se pone así de intención y mal escrito. O sea es una ironía del bloguero hacia el pan ese “rallao rayao que ni es recién hecho ni na de na, jejee”. Un saludo. Y volviendo al tema….. Creo que hace tiempo se hizo una ley para penar este tipo de publicidades engañosas, ¿no?, ah que estamos en España y eso de la leyes depende de con quien y como se las suelen pasar por el forro de los huevos(de corral) como bien decía otro antes.

    04 diciembre 2013 | 22:27

  17. Dice ser Angel Vázquez

    Gracias Berto por tus comentarios tan acertados, la verdad es que no creo que nos engañen, somos nosotros los que consciente o inconscientemente nos dejamos engañar por publicidades engañosas.
    Tengo que reconocer que la mayoría somos unos huevones y no unos leones.
    Gracias de nuevo por hacernos ver la realidad con sentido del humor.

    05 diciembre 2013 | 00:02

  18. Dice ser Gadia

    Yo una vez compré un puré de patatas con leche, ilusa de mí, porque pensé que llevaría leche y cuando me pongo a hacer el puré siguiendo las instrucciones Tachán!!!! Tenía que echarle yo leche!!!!! Así evidentemente el puré de patatas tendría leche, pero porque se la eché yo!!!!!!!!!!!!

    Es indignante.

    05 diciembre 2013 | 16:45

  19. Dice ser Noelia

    ¿Por qué Berto Romero lleva gafas sin cristales? Yo pensaba que las necesitaba, que no era un modernillo de esos de ahora XD Ahora en serio, ahora es cuando os habéis dado cuenta de los engaños publicitarios?

    05 diciembre 2013 | 16:54

  20. Dice ser Thorzan

    También hay casos en los que se insinúa, así como diciendo… pero sin garantizar. Y claro, no se les puede acusar de mentir:
    http://tutube.tumblr.com/post/63822094326

    06 diciembre 2013 | 17:56

  21. Dice ser Mosca

    Yo una vez estaba todo preocupado porque me había saltado la vigilia ya que había echado una pastilla de caldo de carne a una salsa de tomate. Pero luego me tranquilicé porque no tenía nada de carne.

    09 diciembre 2013 | 12:08

Los comentarios están cerrados.