BLOGS
El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

Poner coto a la “infoxicación” alimentaria: decálogo ANIS-FIAB

3 comentarios

  1. Dice ser rg

    Desde luego que la invasión de esa publicidad en temas de salud roza lo bizarro habiendo una legislación tan clara en esto y que tú has publicado a grandes rasgos aqui varias veces.

    Es como decir prohibido pasar y entrar y salir delante de tus narices y con recochineo, es increible ver como la gente compra salud a través de los alimentos por su asquerosa publicidad, interesada, falsa o simplemente tendenciosa.

    El otro día me apetecía comer unos yogures, no me entusiasman y hace unos años que no los tomo pero el resto en casa sí,y cual fue mi cabreo cuando en el estante del super tuve que bucear para encontrar un paquete de yogures NORMALES con su fecha de caducidad bastante próxima,porque hay yogures pa cagar, pa sentirse como superman,para activar las defensas,pal colesterol,pa el esqueleto,para buscar novia:.JODER!!!!! que lo normal es minoritario y lo sospechoso de fraude campa a sus anchas por cantidades y precios astronómicos.

    EL otro día un iluminao de estos temas me puso cara torcida cuando me vió con un brick de zumo de melocotón, de ZUMO no nectar y/o a partir de concentrado cuyos ingredientes eran, textualmente: Melocotones españoles exprimidos. Sin más, lo de españoles es curioso que lo indiquen en ese apartado, anyway…….. pero es que aunque no tengan la misma fibra, textura, sus vitaminas perfectas y demás, un brick de zumo es igual de natural y sano o de bebida basura, según se mire, que la leche tan natural de un brick, se ordeña,se le añade agua,oops, se pasteuriza y se mete en un envase lleno de conspiranóicas leyendas y no tan leyendas.

    DEpende de cómo se quieran entender las cosas puede uno ver convertido un alimento en basura o en la panacea de 0 a 100 en dos patás, y mucha culpa de eso es lo que indicas hoy en tu artículo tan correctamente expuesto.

    Como lo del ketchup y su asociación casi subconsciente a la comida rápida y a la basura, la industria sin regular puede llegar a convencer que mierda es buena según quien,como y cuanto se diga.

    Saludos.

    07 noviembre 2013 | 10:13

  2. Dice ser Laura

    Bueno, no estoy de acuerdo con el punto 2. Hay evidencia para afirmar que hay alimentos (o mejor, productos comestibles) que son malos: los refrescos azucarados, los bollos industriales, chucherías, etc. Naturalmente, no pasa nada por comerlos muy de vez en cuando, pero, precisamente, no hacen daño de vez en cuando porque el resto de la dieta no los contiene. Se puede prescindir totalmente de los alimentos malos sin que haya consecuencias negativas para la salud; en cambio, si los consumimos con cierta frecuencia, a medio o largo plazo puede haber consecuencias negativas para la salud. Es difícil definir lo que es un alimento malo pero, de modo aproximativo, se podría decir que es aquél que, en una cantidad razonable según el tipo de producto que sea, contiene poca variedad de nutrientes para el organismo y/o algunos de sus principales ingredientes se han demostrado nocivos para la salud (por ejmplo, las grasas trans)

    07 noviembre 2013 | 10:46

  3. el-nutricionista-de-la-general

    Hola Laura y gracias por tu comentario,

    Sé por dónde vas y en cierta medida comparto tu opinión. Pero solo en cierta medida. Quizá esta post publicado en su día sirva para entender mi posicionamiento.
    http://blogs.20minutos.es/el-nutricionista-de-la-general/2012/04/03/la-falacia-de-catalogar-los-alimentos-en-buenos-y-malos/

    Un cordial saludo

    07 noviembre 2013 | 11:42

Los comentarios están cerrados.