BLOGS
El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

¿Cuántos pimientos has comprado, papá? Sobre la excelencia del producto autóctono

LugoTal y como comenté, la semana pasada anduve por cuestiones de trabajo por tierras gallegas, más en concreto en Lugo.

Aunque la programación suele ser “intensa” en este tipo de encuentros siempre trato de encontrar un hueco para hacer turismo por la ciudad en la que me halle, pero más en concreto para aprovechar y hacer una compra de productos autóctonos a poder ser en el mercado, en este caso en el mercado de la calle Quiroga Ballesteros junto a la plaza de Santo Domingo.

Así, mí maleta de vuelta pesaba considerablemente más que a la ida, en esta ocasión no me importó demasiado ya que me desplacé en coche y eso siempre facilita el hecho del aprovisionamiento. De esta forma volví con unos cuantos kilos de patatas, media vuelta de chorizos ahumados, una buena maza de lacón con grelos, diversos quesos (Tetilla, Arzúa-Ulloa…), el obligado membrillo casero, un estupendo manojo de nabizas recién recolectadas (aun no es tiempo de grelos) una buena bolsa de pimientos de Herbón -A Coruña- (para que me entiendas, los mal llamados de Padrón) y un par de hogazas de un pan absolutamente soberbio (una de centeno y la otra de trigo entero).

Ayer, las niñas andaban dando cuenta a la hora de comer (día de colegio) de estos pimientos cuando llegué yo a casa. De primero habían comido ensalada de patata con tomate (aun quedan del pueblo), encurtidos y mayonesa, y de segundo solomillo de cerdo a la plancha con los consabidos pimientos… Les pregunté a ver que tal la comida y como toda respuesta de ambas, al unísono, recibí una espléndida y sonriente mirada al tiempo que “bizcaban” los ojos en una expresiva mueca de absoluto deleite. Y luego su pregunta… ¿cuántos pimientos trajiste, papá, cuántos quedan; porqué ésta patata es tan rica, cómo la has hecho? (la patata además del aceite de oliva “de siempre” estaba cocida y punto).

Ya en mi plato he de reconocer que pocas veces tengo la ocasión de probar una patata como la gallega cuando la compro en Galicia (y no, no es una redundancia). Su textura y sabor son francamente genuinos y difícilmente reproducibles en otras patatas. Sí, ya sé que en la mayor parte de  capitales de provincia se puede comprar patata Gallaga… pero yo la verdad es que nunca he dado con aquella como la que uno mismo se trae obteniéndola en origen. Será mala suerte, no lo dudo, pero así es…

Pan Lugo (640x480)

En cuanto al pan, puedo decir sin temor a equivocarme que es el mejor pan que he probado en mi vida. De corteza dura y gruesa, la miga compacta, prieta, con un intenso aroma a levadura y a genuina fermentación. Un pan que de lo duradero que es casi parece eterno, ideal para comer tal cual, y excepcional si se tuesta. Una delicia con la que distraer el resto de manjares.

Sea como fuere y hablando con mi mujer con el plato delante sobre cuál sería la región en la que nos gustaría quedarnos a vivir considerando solo la suculencia de sus productos más autóctonos, terminamos por coincidir que una de esas regiones candidatas sería sin lugar a duda Galicia… por sus carnes y derivados más genuinos, por sus pescados y mariscos excepcionales, sin olvidarse de la patata y el pan (ya sabes que en mi casa hay un especial culto al pan) y sus magníficas verduras, en especial las de las familias de las crucíferas (berzas, coles variadas, grelos, nabizas…) etc. Pero no se puede tener de todo… otras verduras absolutamente deliciosas no son el fuerte de Galicia, ni tampoco el tema de las frutas.

Lo cierto es que a lo largo y ancho de España tenemos unos productos absolutamente maravillosos y que opino debiéramos explotar más en detrimento, claro está, de los platos y productos preparados… pero para eso hay que tener un mínimo interés por la cocina.

En fin, haz si quieres en los comentarios una defensa a ultranza de tu región preferida en este sentido y dinos en base a qué suculentos productos realizas tu elección.

9 comentarios

  1. Dice ser Rubén

    Estoy de acuerdo en que las patatas gallegas que aquí se venden no merecen la pena porque son caras y no hay tanta diferencia. Recomiendo las Oatatas Gourmet de Ahorra Más. Salen 2,5 kg por 2,75 euros pero son muy buenas para guisar.

    22 octubre 2013 | 10:35

  2. Sin duda comprar productos autóctonos en el lugar de producción sería lo ideal, pero, por diversos motivos, no todo el mundo puede permitírselo. Para tod@s aquell@s que no pueden “llegarse” a las zonas españolas que deleitan su paladar les recomendamos que se pasen por nuestro Directorio Especializado para la Hostelería y la Alimentación dónde encontrarán miles de proveedores y tiendas online de productos originarios de todos los puntos de España.

    22 octubre 2013 | 10:37

  3. Dice ser Mi dieta Cojea

    Ya te vale ¿eh?
    ¡Que aquí son las 11:55, hora de comer!

    Espero que hayas disfrutado todo eso en familia, que al fin y al cabo es lo importante 😉

    22 octubre 2013 | 11:56

  4. Dice ser Mismamente yo

    Y deberías conseguir huevos de casa gallegos, son totalmente diferentes a los demás. Debe ser que aquí alimentamos a las gallinas, además de con grano, con berzas y caracoles.

    Yo, que soy gallega y vivo en Galicia, cada cierto tiempo cojo en coche y conduzco un par de horitas hasta Mombuey (Zamora) a comprar embutidos, legumbres y pimentón. Entre cosas locales y las que voy a buscar, lleno la despensa de productos de calidad y, a pesar del diésel, me ahorro dinero porque aquí productos de esa calidad sólo los consigo en ciertos grandes almacenes a un precio muy superior.

    22 octubre 2013 | 13:12

  5. Dice ser ANTONIO LARROSA

    Debes bien comer si no quieres fallecer

    22 octubre 2013 | 14:58

  6. Dice ser Nuria

    Sin duda todo lo que dices en tu artículo es exhaustivamente cierto, como suele ocurrir casi siempre, así que después de haber leído tu opinión sobre los productos gallegos, mi humilde recomendación es que te pases por El Bierzo (cerquita de Galicia, como ya sabrás). Imagínate una mezcla de lo mejor de la gastronomía de Galicia, con lo mejor de los producto de Castilla y León. Te aseguro que te abrazas al que tienes al lado y estás llorando de la emoción un par de días…

    22 octubre 2013 | 17:09

  7. Dice ser @Nuria

    Sí, es cierto, vuestros percebes son cojonudos

    22 octubre 2013 | 17:26

  8. Dice ser artysabor

    Y que me decís del Jamón el vino y el queso

    22 octubre 2013 | 19:03

  9. Dice ser Noetheriana

    Pero lo mejor es el pan, sin duda (me has tocado la fibra sensible con lo del pan). Cuando paso algún tiempo fuera de Galicia es lo que más echo de menos. Los otros alimentos pueden encontrarse fuera o sustituírse por otros similares. Pero el pan … tiene que ser el de aquí, comprado aquí, y preferiblemente en Lugo o en Ourense.

    23 octubre 2013 | 00:02

Los comentarios están cerrados.