BLOGS
El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

Dos claves para comer de fiambrera: planificación y seguridad (I)

Fiambrera_Latente 囧 www.latente.itLos de provincias, como es mi caso, no llegamos a ser del todo conscientes de la importante cantidad de personas que recurre a la fiambrera para solucionar la comida del medio día, en especial en las grandes ciudades. En mi entorno conozco tres o cuatro personas que recurren a ellas de forma prácticamente cotidiana y yo mismo he utilizado este sistema cuando me toca comer en la universidad, algo que procuro que suceda lo menos posible. Y no es tanto por el comer allí (ya sea de fiambrerá o de menú), sino más bien por el hecho de no poder comer en mi casa con mi mujer e hijas, algo que considero (y así lo reconozco) toda una suerte y un privilegio al poder disfrutar de ello. Pero he observado que cuando hablo con gente que vive en Barcelona o Madrid, por ejemplo, son muchos los que terminan por aplicar esta solución de la fiambrera a su día a día.

Bueno que me lío. El caso es que si tu plan de vida no te deja otra opción que el recurrir a la fiambrera, bien sea por los horarios, la economía, la falta de otras ofertas… o por lo que sea, la solución del tupper cotidiano no es en absoluto una mala opción (con frecuencia suele ser la mejor de las posibles). Tiene sus aspectos negativos, como todo, por ejemplo el limitar determinados tipos de preparaciones (platos a la plancha, fritos… que a buen seguro no gozarán de su mejor momento tras 6 horas de fiambrera) pero al mismo tiempo tiene sus ventajas, entre ellas, la mayor, el que tú controlas qué es lo que comes todos los días, y que con una buena planificación puedes tener un menú tan suculento como variado y saludable. Siempre que te des un poco de maña en la cocina, claro.

Y ya que he abierto este melón por la planificación seguiré con ella, ya que junto a la seguridad alimentaria forman ese par de elementos importantes a considerar cuando te has decidido a comer a diario o casi a diario a partir de una fiambrera.

Una planificación saludable y sabrosa para comer de fiambrera

Si yo tuviera que comer a diario recurriendo a una fiambrera lo primero que tendría claro es que solventaría el trámite a partir de un plato único y, si acaso, lo acompañaría con un complemento. La primera máxima para ello es que todos los menús previstos habrían de considerar la inclusión de una importante ración de alimentos vegetales, bien en fresco en forma de ensalada o bien en forma de verduras u hortalizas cocinadas. A partir de este punto planificaría una alternancia del ingrediente principal y que de lunes a viernes, más o menos, fuera como la que sigue: Pasta-pescado-arroz-carne-legumbre… y vuelta a empezar la semana siguiente.

Ejemplos concretos:

Pasta: Macarrones con salsa pesto y trigueros y judías verdes salteadas; Espaghettis con gambas al ajillo; Cuscús con verduritas al curry; Lasaña de espinacas; Fusilli con hortalizas, caballa y encurtidos en ensalada… y así un casi infinito etcétera.

Arroz: Arroz con bacalao; Arroz tres delicias; Arroz con setas, Paella; Ensalada de arroz marinera; Arroz con borraja y almejas… y otro larguísimo etcétera

Legumbres: Lentejas (o garbanzos) con arroz; Garbanzos con espinaca y huevo duro; Ensalada de judías blancas, tomatitos, encurtidos y olivas negras; Lentejas estofadas con chorizo y verduras; Garbanzos con langostinos… y más etcétera.

Carne: Estofado de ternera a la jardinera; Pimientos rellenos de carne; Cerdo agridulce con verduras al horno; Ensalada de perdiz escabechada; Alitas de pollo a la mostaza…

Pescado: Rape a la marinera; Merluza en salsa verde o a la romana; Salmón, Txipirones o calamares en su tinta (acompañados de arroz, claro está); Sepia al ajillo…

 

En aquellos platos en los que no se incluye esa ración importante de vegetales dentro de la receta, las alternativas son básicamente dos. O bien acompañar la comida junto con una ensalada (otra vez las posibilidades son casi infinitas), o bien de algo de verdura que normalmente habremos cocido-horneado-salteado en nuestra casa. De todas formas te sugiero que lleves sin “aliñar” verduras y ensaladas y que en tu kit de comida incluyas un botecito pequeño (el típico de mostaza por ejemplo) en el que hayas metido el aliño correspondiente y que lo añadas en el momento de la comida… pocas cosas hay tan poco apetecibles a mi parecer como un tomate, un pepino o en general una ensalada, aliñados con horas de antelación. Además de todo esto, las cremas frías tipo gazpacho, vichyssoise, cremas de espárragos o clabacín; las sopas o consomés calientes, purés y cremas, etc. podrían constituir un magnífico complemento

En fin, las posibilidades son infinitas. Te sugiero que consultes algunos de los miles de recetarios que, al final, recopilan sus recetas por ingrediente principal. A partir de ahí, tu imaginación y buena mano harán el resto. Porque no olvidemos que para preparar un menú de fiambrera que sea mínimamente aceptable desde un punto de vista gastronómico habrá que tener unas ciertas dotes culinarias.

Y para acabar la comida, ya me conocéis… fruta, una ración estupenda de fruta de temporada, fresca o en forma de macedonia. Esto y una pastillita de chocolate negro con almendras junto a un buen currusco de pan integral creo que sería lo más parecido a sentirme como en casa… salvo por la compañía, claro.

En esta página de Eroski-Consumer tienes buenas ideas a la hora de articular tus menús fiambreros. Ahora bien, la mayor parte de los propuestas incluyen el contar con dos platos (un primero y un segundo) algo que a mi modo de ver no me resulta práctico, pero como digo, para pillar algunas ideas no está nada mal.

Mañana seguiré con el otro aspecto importantísimo a la hora de llevarte la comida al trabajo: la seguridad alimentaria. Nos leemos.

——————————————————

Imagen: Latente 囧 www.latente.it vía Flickr

16 comentarios

  1. Dice ser tonyo_vlc

    Hola!
    Yo soy de ‘tupper’ ya que como en la oficina 4 días a la semana salvo que tenga que realizar alguna intervención en algún cliente. Y reconozco que lo mío es un lujazo: Mi madre me prepara lo que yo llamo ‘tupper sorpresa’. Eso sí, siempre solamente una ración o ‘unipersonal’ como dice ella. Los domingos que voy a comer a su casa, luego me vengo cargado con 4 ‘tuppers’ que ignoro por completo el manjar (comida de madre, imaginate!) que contienen. Por lo que NO sé lo que voy a comer ese día hasta que abro el tupper. Además de que los 4 tuppers son de colores diferentes, me los enumera con post-it para que me los coma de “lo que menos aguanta” a “lo que más aguanta” en la nevera. Y no solamente eso (que ya seguro me estaréis criticando…) es que además, a mi madre, le encanta cocinar, idear y experimentar por lo que practicamente NO repito ‘tupper’ en un mes. Y por supuesto, con ingredientes de temporada. La verdad, en mi oficina, es una expectación y una envidia para el resto de mis compañeros. Que entre que me los hacen, no repito plato y además, el tupper, lleva su presentación culinaria….. (aunque no deberían quejarse que buena fuente de ajoarriero o morteruelo traigo cuando mi madre hace en casa para ellos).
    Que conste, que aunque sé cocinar y se me da bastante bien, al menos eso dicen los amigos, (será por los genes). Me aburre y me cuesta mucho cocinar para mí solo. Y si madre le gusta, me ayuda y además está entretenida… ¿por qué le voy a quitar ese placer?.

    25 junio 2013 | 10:54

  2. Dice ser Sicoloco del casting de Foolyou

    No me gusta,prefiero el bocadillo.

    25 junio 2013 | 11:20

  3. Dice ser UnoQPasa

    Si, la opción de bocadillo diario es lo mejor para tus venas y michelines.

    Añadir que han sacado prácticos utensilios de silicona con los que poder cocinar en la oficina con ayuda de un microondas. Yo los he probado y la verdad es que entre recalentar y cocinar la diferencia de sabor es grande.

    25 junio 2013 | 11:43

  4. Dice ser Alain

    Tonyo, bonito ¿no te da vergu dejar que mamita te prepare el túper de toda la semana?
    ¿Mamita compra los post-it o los hurtas de la oficinita? ¿También te limpia el culete con polvos de talco?

    25 junio 2013 | 11:54

  5. Dice ser Tapón de Mac

    Tonyo lo que tiene es un lujazo! alain envidioso hijodefruta!

    25 junio 2013 | 12:08

  6. Dice ser rg

    UnoQPasa

    ¿Y que le pasa al bocadillo?

    Sabiéndolo elaborar y lo que en él se pone es exactamente igual que lo que puedas poner en un tupper, eso sí, con la salvedad que el tupper sea de cristal, porque de plástico me da asco.

    Un buen bocata no será para diario pero no empezemos a irnos por las ramas con el pan.

    25 junio 2013 | 12:15

  7. Dice ser Rositina

    Que envidia da el primer comentario…
    Yo tambien soy de tupper diario pero yo me lo guiso, yo me lo como, nunca mejor dicho. INtento variar y cada día comer una cosa, aunque sí repito pq si por ejemplo hago pollo en salsa, no hago para un día, lo hago para varios y voy tirando de tupper, y así hay días que no cocino.
    Conozco los utensilios de silicona que comentan, son muuuuy recomendables por lo poco que se tarda en cocinar y lo poco que ensucian.
    Salud.

    25 junio 2013 | 13:04

  8. Dice ser Daniel L.

    Mal: tupper de plástico+microondas, yogur, ensalada transgénica ¿refresco?
    Bien: frasco de cristal, manzana (no transgénica), ensalada (no transgénica).
    ¿cómo podemos saber si lo que compramos es transgénico o no?

    25 junio 2013 | 13:12

  9. Dice ser Tony

    Y ¿si no hay microondas en la oficina? ¿como nos comemos los platos calientes de tu menu?

    25 junio 2013 | 13:45

  10. Dice ser rg

    @Daniel L.

    En realidad es ya casi imposible saberlo debido a las normativas, en especial la norteamericana, y lo transgénico está más presente de lo que se cree.

    De todas formas, cómo sabemos que lo transgénico es malo??

    25 junio 2013 | 14:31

  11. Dice ser Daniel L.

    rg, por noticias como esta:
    https://periodismoalternativoblog.wordpress.com/2013/06/24/cuidado-con-la-soja-el-alimento-transgenico-mas-consumido-en-el-mundo/
    en realidad, la experiencia nos dice que estas empresas buscan antes el negocio que la salud de las personas, como Monsanto, por ejemplo.
    aunque la pregunta debería ser, cómo sabemos que lo transgénico es bueno?

    25 junio 2013 | 14:42

  12. Dice ser lunaticko

    Te falto añadir una desventaja, las emanaciones que produce el plastico que son perjudiciales para la salud humana

    25 junio 2013 | 14:49

  13. Dice ser lunaticko

    Y respecto a los transgenicos, si se puede saber que el maiz es transgenico ya que el 95% de la produccion mundial son semillas de monsanto, y si miras en una gran mayoria de productos todos contienen maiz como cocacola, cereales, mermeladas, salsas de tomate…etc

    25 junio 2013 | 14:57

  14. Dice ser Carles

    Yo como siempre en la oficina, pero tengo un sistema para no tener que estar cocinando a diario.
    Cuando hago platos de cuchara (estofados, lentejas, potajes de legumbres) o incluso verduras y salsas para la pasta, hago en mucha cantidad y pongo las raciones diarias en botes de cristal, cuando la comida está recién hecha, es decir, muy caliente. Los cierro, y se hace el vacío. Después los deposito en la nevera. La comida en estos botes dura semanas e incluso meses.
    Después no hay mas que coger un bote de lo que te apeteczca, abrirlo en la ofi, y calentar. Como recién hecho.
    Ahí lo dejo.

    25 junio 2013 | 15:13

  15. Dice ser and

    Pues no es tan difícil saber si lo que comes es transgénico. En España está en vigor la ley 9/2003, de 25 de abril que obliga a su etiquetado, y si no se hace correctamente lo considera incumplimiento muy grave http://www.boe.es/boe/dias/2003/04/26/pdfs/A16214-16223.pdf. Además la normativa europea 1830/03 te indica expresamente qué frases hay que usar http://eur-lex.europa.eu/LexUriServ/LexUriServ.do?uri=CONSLEG:2003R1830:20081211:ES:PDF. Aquí hay un ejemplo de su uso: http://www.greenpeace.org/espana/ReSizes/OriginalWatermarked/Global/espana/image/transgenicos/harina-de-ma-z-marca-de-do-ar.jpg.

    26 junio 2013 | 10:37

  16. Dice ser and

    Me he leído el artículo de Daniel L.

    Para empezar es de una página de dudosa reputación donde se defienten teorías conspirativas de los iluminati, autoatentados de las torres gemelas, haarp, chemtrails y tonterías similares.

    Sobre este artículo en concreto la verdad es que se echan en falta enlaces que lleven a los artículos que mencionan para que uno mismo los pudiera leer.

    Sobre el estudio de Fitzpatrick, otros investigadores como http://www.annualreviews.org/doi/abs/10.1146/annurev.nutr.24.101603.064950 no encontraron esa relación y otros como http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23060856 lo han refutado.

    Lo que más me ha llamado la atención es la fecha de los estudios, el más reciente que se menciona es del 96. Entonces me he puesto a ver http://es.wikipedia.org/wiki/Soya_transg%C3%A9nica donde dicen que su consumo en EEUU data precísamente del 96, con lo cual difícilmente se habrían podido producir efectos, medirse y publicarse en el mismo año.

    En resumen, ese artículo habla sobre efectos negativos de la soja, efectos que otros investigadores no han visto. Pero lo más imporante es que la soja que analizaban era no transgénica. De lo que se deduce que ese artículo no sirve para probar lo que Daniel L. dice, de hecho no creo que sirva para probar nada.

    30 junio 2013 | 16:23

Los comentarios están cerrados.