BLOGS
El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

¿A cuánto está el kilo de billete en este avión?

Obesidad en avión_Davezilla was takenLa posibilidad llevaba planeando (nunca mejor dicho) desde hace tiempo en el mundo de las aerolíneas. El hecho de que el precio del billete de avión dependa del peso del usuario es una medida que se viene barajando o sugiriendo de tiempo en tiempo por algunas compañías aéreas. Muchas veces con bastante cachondeo, sin ir más lejos aquí tienes una estrategia publicitaria sobre una aerolínea falsa cuyo principal alegación consistía en anunciar que establecería el precio del billete en base al peso del viajero (todo terminó por ser sólo una artimaña publicitaria con el fin de hacer ver el posible gancho de un medio de comunicación para futuros anunciantes). O esta otra, una inocentada por parte Ryanair en la que la compañía obligaría a que el personal de cabina adelgazara con el fin de ahorrar combustible, entre otras medidas como la de poner menos hielos en las bebidas que se sirvan frías, etc.

Pero todo llega y lo que ayer era una broma o una publicidad más o menos falta de escrúpulos hoy se hace realidad. Finalmente la aerolínea SamoaAir ha puesto en práctica esta medida: El precio del billete oscilará en virtud de la tara del viajero, entendiendo esta como la suma de su peso corporal más el de su equipaje.

La cuestión tiene sus claroscuros. Por un lado está la discriminación que se hace en virtud de las características personales de cada uno y eso no es bonito, a mí al menos no me gusta u observo estas medidas con una cierta aprensión.

Pero sin embargo, por otro, no me digas que no parecen injustas algunas las actuales políticas de las aerolíneas con respecto al “peso”. Me explico y te pongo un par de ejemplos. Tradicionalmente por el precio del billete uno puede facturar equis kilos de peso, y si se pasa, se paga más. Resulta que mi peso es de 74 kilos y el de mi querida esposa 60 (pongo lo de querida porque es verdad… ¡ah! y porque me lee) y sin embargo la cantidad de kilos que tenemos derecho a facturar en el equipaje es el mismo… ¿no sería más justo que a mi santa le permitieran facturar por el mismo precio 14 kilos más que a mí (o a mí 14 menos)? Y eso teniendo en cuenta que la diferencia no es excesivamente grande, las hay mucho mayores. Por ejemplo, en nuestro último viaje en avión vimos a un… un… (sinceramente no sabría como denominarlo) digamos que a un angelito que pesaría no menos de 200 kilos, grande en todas sus dimensiones, que ocupaba, como podía e incrustado en su asiento, una única plaza. ¿Pagaría este hombre el mismo precio que nosotros suponiendo que lo hubiéramos contratado por el mismo medio? Supongo que sí. Así que, teniendo en cuenta que la diferencia media de peso con el resto de pasajeros rondaría los 140 kilos no deja de ser una situación sorprendente. Al final, según este argumento parece razonable que el precio del billete dependa de la masa total que el usuario aporta al avión con independencia que sea de su propio peso o de equipaje.

Además, sobre la actualidad de Samoa Air hay un elemento para la reflexión, se trata de que precisamente Samoa está en una de las regiones, en realidad toda la zona de la micronesia, con mayor tasa de obesidad del planeta ¿será casualidad? Para que te hagas una idea Samoa ocupa el sexto lugar entre los países con mayor IMC medio tanto para hombres como para mujeres. Por delante de Samoa se encuentran países de su misma zona como Nauru (¿te suena? debería), Islas Cook, Tonga, Niuie y en el caso de los varones, también Estados Unidos.

Me temo que algún día, y no es una broma, los remedios adelgazantes exprés tipo dietas milagro y similares terminen por usar el argumento de “Pierda peso con la Dieta-Jet y ahorre en sus billetes de avión”. Tiempo al tiempo. Otro aspecto negativo es que la medida termine por extenderse y además de abarcar a todas las compañías aéreas empiecen a sumarse los trenes, autobuses, transportes públicos… ¿Te imaginas el precio del taxi en virtud del peso que has dado al sentarte? (no sé que opinará de esto mi compañero en el blog “Ni libre ni ocupado” Daniel Díaz)

El lado positivo podría buscarse en que así es probable que la gente que se va de vacaciones en avión se controle más durante este periodo (momento típico del año en el que más kilos se ganan) viendo que si engorda durante las mismas, el billete de vuelta se incremente de forma sensible con respecto al de la ida.

El debate está abierto.

—————————–

Foto: Davezilla was taken

PD: Tengo que agradecer a diversos compañer@s de las redes sociales el que me hicieran llegar esta noticia, en especial a @Meryweri  y a Laura Saavedra

 

10 comentarios

  1. Dice ser Lokilla

    No me parece mal, pero tendría que ser una cómputo precio asiento- IMC pasajero. No es lo mismo que pese 100kg una señora que mide 1.60 y está abandonada, que un chaval de 20 años y dos metros de altura, que hace deporte. Ahí no sería justo.
    O que cobren lo mismo a todos pero a los que no superen “x” les dejen cargar más equipaje hasta un límite. La idea es buena, pero hay que perfilarla.

    05 abril 2013 | 10:03

  2. Dice ser Jeanra

    La idea es una mierda.

    Entiendo que si yo pago más o menos también podré ir mas o menos cómodo. Porque vamos pagar mas por ir mas incomodo es la puñeta.

    Como dice lokilla, una señora de 160 cm que pese 100 kg, seguramente que tien un volumen corporal muy grande, y la van a meter en el mismo asiento pagando más dinero. Es decir, que la única que gana es la compañia, yo que estoy al lado voy a tener que aguantar igual.

    05 abril 2013 | 14:04

  3. Dice ser Portero Inglés

    Mala noticia, para mi personalmente. Y no precisamente por pesar demasiado, sino por lo contrario. Como pongan esto, voy a tener viaje tras viaje de trabajo, ya que así mi empresa ahorrará dinero.

    Voy a tener que replantearme en ponerme a dieta para engordar.

    Un saludo.

    05 abril 2013 | 14:16

  4. Dice ser AirBlog

    A mi me parece un grave error y explicaré el por que.

    A mi por ejemplo que mido 1’95 de altura y peso 88 kilos no me importaría pagar más por mi billete, si realmente luego me dan un asiento acorde a mi peso y mi tamaño, ya que actualmente cuando viajo en avión voy muy incomodo por que ni si quiera puedo tener las piernas dobladas, si no que tengo que girarlas un poco por que las rodillas me chocan con el asiento de delante si me siento como se supone que uno debe de sentarse.

    Es decir, ¿por que tengo que pagar más por medir y pesar más cuando mi asiento y el espacio que dispongo en el es exactamente el mismo que al resto de pasajeros?.

    Lo que no están diciendo es que precisamente los que actualmente viajamos más incomodos por nuestra altura y peso, ahora encima vamos a pagar más, sin que ello implique ninguna ventaja a la hora de ofrecernos un asiento más adaptado a nuestro peso y tamaño.

    Lo lógico seria que si voy a pagar más por que peso y mido más, a cambio me den un asiento también con unos centímetro más de espacio, ¿pero por que pagar más cuando a cambio te dan el mismo espacio de asiento que al que paga menos?.

    Además no todo el que pesa más es por que esta gordo, si no también puede ser que pese más por ser altos, y por ejemplo una persona delgada de 2 metros va a pesarte 90 kilos, y contra lo obesidad se puede luchar y es algo que uno puede cambiar, ¿pero y el ser alto?

    05 abril 2013 | 14:48

  5. Dice ser Tia de SobrinoS

    Es sencillamente una discriminación por talla y para mi es inaceptable. No hay debate posible.

    05 abril 2013 | 15:28

  6. Dice ser Marcos

    En este caso se trata de una compañía muy pequeña que vuela entre las islas del archipiélagos en aviones que tampoco es que sean demasiado grandes (al menos eso parece viendo el vídeo), por lo que se queda solo en la anécdota.

    Pero hacer esto en líneas comerciales nacionales o internacionales sería imposible, simplemente la ley lo impediría.

    Es como si se quisiera cobrar más por su billete a alguien por tener el pelo rubio, o por ser de otra raza, no seria aceptable.

    Esta claro que la mayoría de gente obesa lo es por que no se cuida, pero también hay gente que lo es por enfermedad, o por que simplemente es su constitución, o por que es una persona alta y por eso pesa más.

    Por lo tanto seria una discriminación que va en contra de los derechos humanos.

    05 abril 2013 | 15:39

  7. Dice ser ANTONIO LARROSA

    Enviar más peso es más costoso en todos los sentidos no es lo mismo enviar un kilo que cuarente toneladas , asi que me parece lógico que el que más pese pague más , como se hace con los paquetes postales.

    http://www.antoniolarrosa.com

    06 abril 2013 | 16:03

  8. Dice ser eva

    Que razon tienes AirBlog, y seguro que te joderia mas, ver que al lado, tienes una senyora que mide (supongamos) 1.55 y pese 50 kilos y viaje con sus hijos gemelos (supongamos) que cada uno pese 17 kilos y junto con el equipaje sean los mismos kilos que tu, (y paguen lo mismo) pero ellos viajan en 3 asientos y les den tres comidas.
    Para ser justos, seria, sentar a los gemelos en cada rodilla de la mama, y comer los tres de un unico menu.
    Por eso es que no tiene mucho sentido esta tarifa, y que pasa si los compras por internet, y has perdido peso hasta el dia que te vayas, quien te devuelbe el dinero?

    07 abril 2013 | 03:34

  9. Dice ser eva

    ” Devuelve” upps

    07 abril 2013 | 03:38

  10. Dice ser yo misma

    Teniendo en cuenta que los billetes de avión los puede comprar cada uno en su casa por internet y que las básculas en los aeropuertos están en la zona de facturación y no en la de embarque…¿En qué momento piensan estas compañías comprobar el peso de los pasajeros para cargar el plus por ser más o menos gordos??¿
    Me parece que hay un problema de logística muy grande para poder aplicar estas medidas…

    07 abril 2013 | 18:23

Los comentarios están cerrados.