BLOGS
El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

El sueño de Robert: no alimentarse, pero sí nutrirse

robrhinehartLa expresión “hay gente para todo” a veces se queda corta. Hay un joven estadounidense, Robert Rhinehart, de 24 años y programador para más señas, que se ha propuesto dejar de comer alimentos y pasar de alimentarse para directamente, “nutrirse”. O al menos así se lo cuenta él al mundo a partir de su blog al que no ha dudado en titular Mostly harmless -“Principalmente inofensivo” en español-. En esta entrada plantea el tema y su decisión de dejar de comer (How I Stopped Eating Food –Como dejé de comer comida-) y en esta otra evalúa sus sensaciones tras dos meses de pruebas (Two Months of Soylent –Dos meses de Soylent-)

Así, Robert elabora e ingiere un bebedizo de su invención al que ha bautizado como “soylent” (en claro homenaje a la película de ciencia ficción “Soylent Green” de la que ya te hablé someramente en este post) a base de vitaminas, minerales, proteínas, lípidos e hidratos de carbono “puros” con él que sustituye no toda, pero si una importantísima cantidad de alimentos en el día a día.

Conviene prestar atención a las motivaciones que le han llevado a tomar esta decisión. Según él mismo y como revela en esta entrevista, Rob estaba harto de “perder tiempocomprando, preparando y cocinando los alimentos, y se preguntaba por qué estando la ciencia tan adelantada, el acto alimentario era tan  poco eficiente en cuanto a la inversión del tiempo requerido siendo que el objetivo principal era el nutrirse. Con este hecho como principal aliciente y tras un periodo autodidacta de búsqueda de información llegó a la conclusión que los nutrientes propios de los alimentos bien podrían conseguirse en estado puro y, mezclándolos de forma apropiada, conseguir un producto que le mantuviera en buen estado de salud sin tener que invertir más tiempo en las tediosas labores de preparar los alimentos.

En cuanto al placer que la mayoría de los humanos obtenemos en el consumo de alimentos, él tiene claro que hay otras personas que disfrutan de la comida más que él, y reconoce que en su caso asume el acto alimentario como una actividad de ocio, algo así como ir al cine. Se explica diciendo que, cuando se entiende así, uno puede ir al cine de tiempo en tiempo, pero no tres veces al día, tal y como sí sucede con el hecho de alimentarse, que hay que hacerlo varias veces al día y todos los días. En cualquier caso no ha renunciado a comer comida. Lo hace solo cuando verdaderamente le apetece o cuando sale con los amigos a tomar algo, y afirma que el haberse decantado por la opción del “soylent” no implica dejar de consumir alimentos, del mismo modo que el uso del correo electrónico no obliga a nadie a dejar de hablar.

Además, otro aliciente que ha encontrado es el ahorro. La compra de todas las sustancias con las que compone su papilla y su elaboración requieren, según él, de menos gasto económico ya que además sus facturas de luz y electricidad son ahora mucho más bajas.

¿Que es exactamente el “soylent” de Robert?

En sus propias palabras se trata de:

“todo lo que el cuerpo necesita, que nosotros sepamos [no duda en afirmar], como vitaminas, minerales y macronutrientes como aminoácidos esenciales, hidratos de carbono y grasa […]. También añadí –dice- algunos elementos no esenciales como antioxidantes y probióticos. Últimamente he estado experimentando con nootrópicos”.

Robert ha ido jugueteando con la composición de su preparado y variando tanto la cantidad de algunos micronutrientes (vitaminas y minerales) como de los principios inmediatos.

Soylent_Rob Rhinehart

En su versión más reciente, lo que ingiere diariamente de “soylent” le aportan cerca de 2.600 kcal (empezó con cerca de 1.500 kcal/día, pero la cosa no le “funcionaba”: adelgazó demasiado, perdía energía…) y su mezcla contiene 409g de carbohidratos, 65 g de grasa y 102 g de proteína, lo que hace un reparto de macronutrientes sobre el Valor Energético Total de: 62%; 22% y 15% respetivamente. Algo que así sobre el papel resulta relativamente adecuado y que yo nunca hubiera apostado por que se animara a hacerlo así. En este apartado es preciso señalar que empezó con una mezcla que incluía más proteínas en el reparto relativo de macronutrientes pero esto a él no le funcionaba bien.

Una de las cosas que más me mosquean de este tema es la cantidad de fibra. Robert afirma que lo que mejor le va es incorporar 1,2g/día de fibra, una cifra muy por debajo de todas las recomendaciones, aunque claro, esas recomendaciones son para quienes comen comida. Sin embargo, me parece que el bueno de Robert no ha hecho bien los cálculos, ya que con 409g de carbohidratos, la mayoría según él a base de oligosacáridos, la suma de la fibra total creo que debería salirle más que esos 1,2g.

Sea como fuere, dice que se encuentra bien y que está contento con los resultados tanto de salud como económicos. Una de las cosas más curiosas que le ha pasado ha sido el constatar toda la cantidad de gente que se ha preocupado por él al saber de su experimento… le resulta chocante (y tiene toda la razón) que cuando se alimentaba antes a base de precocinados y demás, con una dieta que seguro era deficitaria en diversos nutrientes, nadie le advertía del riesgo que corría y sin embargo ahora todo son preocupaciones y llamadas de atención, precisamente ahora cuando se supone que ingiere justo lo que debe.

¿Corre algún riesgo Robert?

En resumen, no sé en qué acabará esto, seguiremos las andanzas de esta especie de astronauta en la Tierra a ver cómo evoluciona. En principio ya hay mucha gente (enfermos) que se alimentan así, la única diferencia es que en vez de preparárselo ellos se compra a empresas especializadas en nutrición enteral. Con lo cual, uno de los riesgos que corre Robert es que no haya tenido algo en cuenta o que se equivoque en la mezcla, aunque esta última posibilidad también la tienen los preparados comerciales. Además, los pacientes que reciben nutrición enteral presentan con frecuencia algunas complicaciones clásicas, en especial relacionadas con el balance de electrolitos, tanto por exceso como por defecto (sodio y potasio) y algunos déficits de micronutrientes (todo ello dejando de lado las cuestiones relativas a la administración de estos preparados en los pacientes que suele realizarse por sonda y que no es el caso de Robert). Al mismo tiempo, suele haber una frecuencia relativamente alta de diarreas y estreñimiento (incluso en ciclos alternos)

Yo desde luego no podría (salvo fuerza mayor) seguir su sistema; en principio he de reconocer que me gusta comer y no me cuesta esfuerzo el rollo este de comprar, preparar, cocinar, etc., la verdad es que me compensa. Además, este tema me parece el máximo exponente de nutricionismo llevado a sus últimas consecuencias y he de reconocer que sin demasiadas pruebas en la mano, no me entusiasma. No obstante, le deseo lo mejor.

——————————–

Fotos: Rhinehart/Vice

18 comentarios

  1. Dice ser maria b

    la gente ya no sabe que hacer….si este tio pasara hambre no se le ocurriría jamas hacer algo asi…tiene demasiado tiempo libre. Los humanos geneticamente estamos diseñados para ingerir alimentos y masticar por eso tenemos dientes, por eso nuestro organismo esta preparado para ello, ya esta bien de tanta estupidez…

    21 marzo 2013 | 09:42

  2. Dice ser auriculoterapia

    Si bien el batido en cuestión parece totalmente desequilibrado desde el punto de vista nutricional, creo que el chaval éste está muy por delante del resto y sin duda pasará a la Historia como el primer “nutricionista” que usó el sentido común. La realidad que vivimos es la que es: el acceso a la comida en abundancia nos ha traído sobrepeso, obesidad y demasiadas enfermedades. Probablemente olvidarse de comer para centrarse en la Nutrición sea lo más acertado.

    21 marzo 2013 | 10:33

  3. Dice ser parafashionyo

    A este hombre se la ha ido la cabeza….

    http://www.parafashionyo.com

    21 marzo 2013 | 11:06

  4. Dice ser mari mar

    Me parece una reacción obsesiba y enfermiza.

    Aparte, se está perdiendo muchas cosas, como saborear y disfrutar de la comida y la principal: disfrutar de élla como anexo social.
    Una copita de vino antes de comer, con una tapita de buen queso……………una cervezita bien fría al solecito con un tomatito aliñado……….un tocinillo de cielo casero con un té con vainilla……..un chipito de ron con miel con un poco de nata y canela espolvoreada……si además , esto lo compartes con amigos o familiares,o los peques…………en general , con gente entrañable….
    ¡ Cuánto se está perdiendo este muchacho……¡

    21 marzo 2013 | 11:18

  5. Dice ser Virginia

    Bravo…sin duda este chaval pasará a la historia claro que sí.
    Es que no entendéis nada… para qué vas a preocuparte por comer bien, variado y equilibrado como toda la vida, como todos los seres vivos pudiendo endiñarte la comida en forma de batido?? Claro!! no vamos a consentir que nuestro sistema intestinal se canse y tenga que funcionar ¿estamos locos?
    Pero yo tengo una idea aún más genial y no solo pasaré a la historia sino que seré premio Nobel (por lo menos) Mejor alimentemonos todos vía parenteral y au! y punto, se acabo eso de tener que perder tiempo y energías haciendote un batido.
    Espectacular…

    21 marzo 2013 | 11:27

  6. Dice ser Meiko

    Pues ya se apañará si le pasa algo malo. Y si le pasa algo bueno, lo mismo.
    Es su decisión. A mi, sinceramente, me da igual lo que haga con su vida, porque no hace daño a nadie.

    21 marzo 2013 | 12:04

  7. Dice ser Warp

    Un bluff de un payaso que por lo visto no tiene suficientes seguidores en Twitter y tiene que llamar la atención de alguna forma. Miente porque no es cierto que no coma “comida”. Ingiere un batido y desde el punto de vista estricto eso es comida, además, él mismo dice que de vez en cuando come otras cosas. Me da que es como los respiracionistas, mucho morro para una estupidez como un piano. Y le digo que si lo que quiere es “eficiencia científica”, pegarse un tiro en la sien y caer muerto en el campo es lo más eficiente: no consume recursos de ningún tipo (algo de pólvora y plomo, pero podemos prescindir de eso) ni los consumirá en el futuro, es ecológico porque su cadáver alimentará a un montón de seres vivos, devolverá su nitrógeno y otros elementos (malamente asimilados con un batido de color caca) y desde luego, ya podrá decir que ahora seguro que ha dejado de comer comida…

    21 marzo 2013 | 13:11

  8. Dice ser Warp

    Como el placer de la comida no le interesa, asumo que otros placeres tampoco le interesan. Entonces, supongo que no practicará sexo ya que es muy poco eficiente: gastas un montón de energía en la búsqueda de pareja, cortejo, coito… acordarte de cumpleaños, San Valentín, aniversarios, regalos, bodas, rupturas, divorcios… Es más fácil donar semen para la reproducción (la masturbación ¿para qué, si el placer te da igual) ¡Imagínate el tiempo que tendrá para trabajar! Será la perfecta abeja obrera: no se reproduce, apenas se alimenta y sólo produce para la comunidad. Sólo le falta dejar de dormir…

    21 marzo 2013 | 13:17

  9. Dice ser Raul

    Creo que no han entendido bien.

    1. Este chico no deja de comer, lo que hace es comer menos “comida” y tomar más nutrientes esenciales. Además, muestra análisis de su evolución y es positiva.

    2. Y por lo que he leído, no quiere decir exactamente que no le guste comer, dice que la mayoría de las veces no tiene tiempo para prepararse la comida, dinero para comprar o pensar en que comer, si será bueno o malo, evitando así productos pre-cocinados con sus conservantes y demás sustancias y pseudo-alimentos (muchos de ellos cancerígenos).

    3. Se ahorra luz, agua, gas, tiempo y dinero (no es lo mismo una compra de 200€ de comida al mes que una de 30€ o 50€ en polvos para batidos) con lo cual le sobrará mucho dinero para invitar a cenar a un restaurante caro a su novia o amigos.

    4. Voy más allá, se puede incluso mitigar el hambre en el tercer mundo para aquellos que no puedan “masticar” (aún teniendo dientes), es mas sencillo conseguir agua y mezclarlo con estos polvos, que enviar comida solida, ya que es mayor peso, mayor bulto con lo cual mucho más dinero y esfuerzo.

    Conclusión: Para mi no es sustituir la comida, más bien reducir mucho la de porqueria que comemos y complementar con estos nutrientes.

    21 marzo 2013 | 13:17

  10. Dice ser Carlos

    A mí me parece bastante bien lo que hace este chico. Es una opción personal respetable. Entiendo que hay gente que no disfruta de la comida, ¿por qué no? Nos han inculcado que la comida es uno de los mayores placeres que existen, pero hay gente que lo ve como un acto cotidiano de nutrición, sin ir más allá.

    Una cosa es seguro, toda la gente que criticáis, coméis porquerías el súpermercado, eso seguro que ya os lo habéis imaginado; desde el fast food hasta la comida que en teoría es sana… tratada con pesticidas y demás. Otra cosa, muy poca gente sabe qué es un carbohidrato y los consume alocadamente, no saben distinguir de un carbohidratos refinados que no aportan casi ningún nutriente, salvo calorías huecas, ya que no tienen ni vitaminas, minerales ni fibra, caso el pan blanco, arroz blanco, pasta…, que al final se reduce en “pienso” que te ceba. ¿Eso es comer bien? Sí, sí, aportan mucha energía, diréis, pero… ¿sabíais que lo que os produce es una hipoglucemia? Es decir, un aumento brusco de glucosa en sangre, provocando luego una bajada brusca de ésta gracias a la acción de la insulina, con el riesgo posterior de acabar con una diabetes…
    Así que los que tanto criticáis, sobre todo el autor de este blog, cuya entrada no hay sido del todo objetiva, primero mirad qué coméis vosotros, a ver si coméis sano… Hoy en día, salvo que tengáis una huerta propia y tengáis conocimientos de nutrición, es imposible hacer una dieta sana y balanceada.

    Al menos este chico se ha preocupado por saber qué micronutrientes son necesarios al día para tener una alimentación completa. Yo también echo en falta la fibra, pero supongo que acabará corrigiéndolo.

    Comer para la mayoría es un placer tan intenso que a veces es una fijación: nos pasamos la vida comiendo, que si cenas, comidas sociales, fiestas alrededor de comida que han producido un alarmante incremento de población obesa y diabética.

    21 marzo 2013 | 14:00

  11. Dice ser anonimo

    tarado!con lo que se disfruta comiendo con moderacion cosas buenas.

    21 marzo 2013 | 14:08

  12. Dice ser EJC4444

    Puede parecer una locura a muchos pero llegados a este punto, y después de oir esta mañana la noticia de envenenamiento por mercurio “en este nuestro país”, me parece que a este chico lo entiendo muy bien. Además los que estáis tachándolo de loco y que le sobra el tiempo os recomiendo que leáis la noticia completa pues en ningún momento ha dejado de comer “comida” sino que lo hace como ocio, cuando tiene tiempo y sale por ahí.
    Nos machacan constantemente con la cantidad de grasas “malas” que comemos y que no necesitamos, hay demasiados productos que tenemos por todas partes que son dañinos, bollos, dulces, mcdonals, etc., etc. Noticias de alimentos contaminados… Que alguien me diga si la fruta y verdura que come (y tiene una media de 30/40 años) tiene el mismo sabor que la que comíamos hace 20 años. No, no lo es, no la dejan madurar, tiene una apariencia fantástica pero no está madura y no tiene sabor. En cualquier época del año encontramos todo tipo de fruta al contrario que antes que solo encontrabas la de temporada y estaba buenísima. Todo es demasiado artificial. Hoy han dicho que el mercurio se encuentra en un montón de alimentos.
    No me extraña lo que ha hecho este chico. Tal vez si tuviera los mismos conocimientos yo también lo haría.

    21 marzo 2013 | 14:10

  13. Dice ser digo yo

    EJC4444 estoy contigo, no sabes lo que me cuesta encontrar fruta jugosa y que sepa bien, esto es, cuando la encuentro.
    A mí todo el rollo de buscar prepar comida, etc, me parece parte de la vida, en nuestro pasado, cazábamos, recolectábamos, desollábamos, cocinábamos. Es lo que hay

    21 marzo 2013 | 14:18

  14. Dice ser clara

    a mi me haría ruidos la barriga durante todo el día :S

    21 marzo 2013 | 14:55

  15. Dice ser chica

    mari mar, me parece que no te has leido el articulo.
    por otra parte, si los gatos y perros estan toda la vida comiendo el mismo pienso y viven tan agusto. ¿por que nosotros no podemos hacer lo mismo?

    21 marzo 2013 | 14:55

  16. Dice ser chica

    Warp, ¿que dices? se te ha ido? solo dice que casi no come y se toma batidos completos en su lugar. comer no es un placer para él, y eso no implicar que tenga otros placeres o aficciones.
    joe, que cortitos sois

    21 marzo 2013 | 15:00

  17. Dice ser Kastle

    Es lo que tiene, los españoles nos echamos las manos a la cabeza por ver que no quiere comer, pero es que si nosotros no estuviéramos en este país que es donde mejor se come en todo el planeta (por materia prima y hábitos) quizás opinásemos similar.

    El tipo hace lo que cree conveniente, se ve un tipo racional, tal es así que ha decidido racionalizar el hecho de comer hasta tal punto de llevarlo a un proceso puramente nutritivo. El problema de todo esto viene a ser que al final terminaremos por ser “muñecos” que han de hablar de “procesos” en vez de animales que han de hablar de instintos.

    Soy de la opinión que hemos superado nuestro punto álgido de evolución, que nuestra evolución ha sido hacia un ser más inteligente y racional pero más débil, debilidad que sofocamos mediante la inteligencia aplicada (ciencia). Soy de la opinión que deberíamos volver 30 años atrás y formar y fomentar una sociedad más unida, más compadre, más camada… menos individual, menos dependiente de terceros…

    21 marzo 2013 | 16:10

  18. Dice ser apppffff

    “La mayoría según él a base de oligosacáridos, la suma de la fibra total creo que debería salirle más que esos 1,2g”

    Los oligosacáridos, por definición, no contienen fibra.

    Revísate los apuntes

    21 marzo 2013 | 20:22

Los comentarios están cerrados.