BLOGS
El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

“Dónde está mi servilleta” un ilusionante proyecto editorial que precisa de tu ayuda (si quieres)

Where is my napkin_bookLa semana pasada hice una entrada comentando los rasgos más característicos que tenemos los españoles cuando nos sentamos a la mesa a comer según la perspectiva de un ciudadano inglés que ha pasado (y pasa) bastante tiempo en nuestro país. Lo titulé “Costumbres españolas a la hora de comer, así nos ve un inglés” y mi post tomó como punto de partida esta otra entrada en el blog de Jonathan Pincas.

El caso es que la entrada de Jonathan ha causado un cierto revuelo tanto en su país como en España y, por tanto, ha decidido ahondar en el tema de nuestras costumbres gastronómicas y lo pretende hacer no precisamente con otro post sino con la edición de un libro tituladoWhere’s my napkin? What Differentiates Spanish Eating Habits from the Rest of the World” (¿Dónde está mi servilleta? Características propias de los españoles a la hora de comer que los diferencia del resto del mundo) En este libro se pretende recabar y comentar de forma mucha más extensa todas nuestras particularidades en este terreno.

Para ello Jonathan ha lanzado una campaña en Kickstarter (una página para recaudar fondos) y si todo marcha según lo previsto en breve tendremos un análisis mucho más profundo de aquellas costumbres que se comentaron en el artículo original y mucho más.

La página en la que se puede apoyar este proyecto es esta de aquí: http://www.kickstarter.com/projects/579891664/wheres-my-napkin y con ella se pretende recaudar los “compromisos” que permitan hacer de este proyecto una realidad. Para quienes no estén familiarizados con este tipo de iniciativas os cuento de qué va, reconozco que yo no tenía ni idea de estas cosas hasta que Jonathan me informó.

Where is my napkin_Tshirt

Las personas que estén interesadas se comprometen a aportar una cierta cantidad de dinero a fin de que el proyecto vea la luz. Si se alcanza el mínimo necesario el proyecto se pone en marcha y se hacen efectivos los compromisos (pledges en inglés) de, valga la redundancia, los compromisarios. Y si no se alcanza, no se hace. Es decir, nadie paga nada hasta estar bien seguro que hay suficientes compromisarios con el suficiente capital como para llevarlo adelante.

Si al final sale, los compromisarios recibirán distintas gratificaciones que dependerán de la cantidad aportada (se pueden consultar en la página que he comentado, a la derecha de la pantalla: Libros electrónicos, en papel, firmados por el autor, camisetas…). La página es muy completa, en ella se informa de las razones que impulsan el proyecto, de los futuros contenidos del libro y de los retos y dificultades con que cuenta. Además, por si tienes alguna duda, puedes consultársela directamente a Jonathan a partir de un enlace que posibilita esta acción (abajo del todo en la página señalada). Me consta que habla correcto castellano así que no dudes en dirigirte a él si hay alguna cuestión que no ves clara.

A mí me parece un interesante proyecto que desde luego va a contar con mi apoyo. En este sentido he de aclarar que un servidor no forma parte activa del mismo y que hoy, simplemente, me hago eco de la iniciativa de Jonathan en este blog. Creo que se lo debo, fundamentalmente porque me gusta que le gusten nuestros usos y costumbres; él se considera un amante de nuestra gastronomía y con este proyecto a buen seguro que pondrá en valor muchas de nuestras virtudes. Todo mi apoyo para Jonathan.

2 comentarios

  1. Dice ser Jonathan

    Muchas gracias Juan – a ver si sale adelante….

    04 marzo 2013 | 10:16

Los comentarios están cerrados.