BLOGS

Costumbres españolas a la hora de comer, así nos ve un inglés

Niños comiendo uvas y melón Murillo_remaud_joelNo me digáis que el título de hoy no os recuerda a los chistes de nuestra infancia que comenzaban con “están un inglés un francés y un español…

El caso es que el otro día un compañero twittero, @EstoNoEsComida, (que tiene un interesante blog homónimo, http://estonoescomida.com) difundió por este medio los contenidos de un blog británico dedicado a la cultura gastronómica española, y además de buen rollo, que con la que está cayendo no es tontería. Es decir, en el blog al que me refiero se hace difusión de recetas típicas españolas, sugerencias de tapas (ese elemento que tanto les priva a los extranjeros) garitos que en su país recogen costumbres y platos españoles,  etc.

Pero lo que verdaderamente llamó mi atención del blog es esta entrada en la que se detallan seis puntos, seis (como en los toros) que destacan en nuestras costumbres a la hora de comer, al menos a ojos de este autor británico. ¿Quieres saber cuáles son los rasgos más característicos de los españoles cuando nos sentamos a la mesa, quieres saber cómo nos ven?

Lo cierto es que con muchos de los puntos que se señalan coincido bastante. Somos así, y orgulloso de que así sea. Sin embargo, el autor de nombre Jonathan, destaca algunos detalles que, o bien yo no he tenido la oportunidad de contrastar (cosa que me extrañaría porque soy de aquí de pura cepa, para lo bueno y también para lo malo) o más probablemente este inglesito ha estado en algún sitio en el que lo observado no sea extrapolable al común de los españoles. Veamos los 6 mejores hábitos de los españoles a los ojos de un inglés:

1. El uso inexcusable del pan: Según Jonathan, en las mesas españolas la cubertería se compone de cuchillo, tenedor, cuchara y pan. No puede faltar este último elemento. Comemos pan con todo, y a mí me parece que acierta. Comemos pan con el pescado, con la carne, con los guisos, pero también con platos típicamente ricos en hidratos del carbono ya sea arroz, pasta, etc. (como el propio pan). Se maravilla, esta pobre alma de cántaro (sea dicho Jonathan con todo el cariño) de incluso haber descubierto que consumimos el pan con chocolate, y no se refiere a la crema chocolateada. Chocolate de verdad, con pan de verdad. Bocata de chocolate… y flipa claro (¡ay qué rico!). Se asombra al mismo tiempo, de que en nuestro culto al pan se haya conseguido involucrar a los restaurantes chinos afincados en nuestro territorio: ¡Los restaurantes chinos en España… incluyen el pan en el menú! Pues claro Jonathan ¿qué te pensabas?

Servilleta_Dinner Series

2. Los españoles comen con servilleta. Nos ha jodido, y perdón por la expresión Jonathan, te juro que me caes bien pero a mí lo que me asombra es que el hecho de comer con servilleta te asombre. Reconoces que en el Reino Unido la servilleta no es un elemento muy habitual en la mesa. Haces bien en hacerlo notar porque así, si me dejo caer por allí, no me pillarán desprevenido con este tema. Para poner en valor hasta que punto la servilleta está presente en nuestra cultura haces mención a que los bordes de vasos y copas que usamos durante una comida permanecen limpios a lo largo de toda ella y no como en el caso de los vasos y copas en las mesas inglesas que se muestran grasientos y manchados. En fin, Jonathan, ya te he dicho que me caes bien, no te voy a dar mi parecer al respecto de la apariencia de vuestra cristalería sí, como dices, estás en lo cierto. Puedes imaginártelo.

3. Los españoles bebemos agua en las comidas. ¿Sí? Ojalá bebiéramos más e hiciéramos de esta costumbre un hábito más extendido porque me da la sensación que se está perdiendo a pasos agigantados. Parece claro que frente al escaso consumo de agua como tal que se hace en las mesas británicas, el que se hace en España le llama la atención. El otro día me comentó una alumna de Enfermería que en el Reino Unido, al menos en su experiencia, los niños que ella conoció no bebían agua salvo que esta estuviera aromatizada, saborizada… (ya me entiendes) con alguna zarandaja de fresa, naranja, limón etc. ¡Qué pena!

Jonathan afirma que además es costumbre tener dos recipientes/botellas de agua en la mesa (esto es lo que no me cuadra en absoluto) uno con el agua fría y otro con agua del tiempo… y todo ello con el fin de mezclarlas ya que según él a muchos españoles no nos gusta el agua muy fría. Yo, sinceramente, no he visto esto nunca como una práctica extendida.

4. A los españoles nos gusta practicar la sobremesa. Sí amigo Jonathan sí, nos gusta comer sin perder el culo y luego además disfrutar de una buena conversación con el resto de comensales. Nos gusta por eso comer acompañados y sin que nos encorran. Nos gusta o nos gustaba, lo digo porque la actual tendencia en el reparto de los horarios patrios se está dejando influir con demasiada vehemencia por otros planteamientos noreuropeos,  a mi juicio nada deseables. Nos gusta tanto la sobremesa que no es infrecuente que en algunos días señalados, tal y como tú mismo apuntas, empalmemos la sobremesa de una comida con los aperitivos de la cena. Ya digo que no es lo habitual, pero pasa. ¿Y sabes qué? que esta es una característica, la del disfrute de una buena sobremesa me refiero, presente en el ideario original de un tal Ancel Keys cuando nombró de forma original los descriptores de la conocida como “dieta mediterránea” (Nota: Sé que tengo una cita ineludible con la consabida dieta en este blog. Espero no demorarla demasiado)

5. Los españoles comen a las 15:00. O más bien comíamos, Jonathan. Ya te digo que la escaleta de nuestros horarios diarios está siendo abrumadoramente desplazada por aquella más similar a los vuestros. No hemos llegado a comer por costumbre a las 12:00 pero camino llevamos. No me extraña que te asombre que nosotros nos sentemos a la mesa cuando casi vosotros estáis quitando la colcha de la cama para empiltraros. Ya sabes, Spain is different, y todo eso.

Noticias6. Los españoles comen con el “Telediario”. Así es Jonathan y por eso una buena parte de los “telediarios” más seguidos comienzan a las 15:00 ¿casualidad? No lo creo. Pero también habrás podido comprobar que algunos “telediarios” de algunas cadenas llevan un tiempo comenzando su emisión antes de esa hora. La explicación será, digo yo, dar gusto a todos aquellos que no queriendo comer sin “telediario” lo tienen o lo quieren hacer antes.

Mira, para ratificar de algún modo tú teoría te daré un dato. El otro día entre en un restaurante que tenía en la sala del comedor no sólo la televisión puesta sino también la radio, ambos elementos con un volumen parejo, alto en cualquier caso hasta el punto de hacer incomprensible cualquiera de los dos sonidos, además de molesto. Para mí un hecho demencial, en especial cuando el restaurante al que me refiero se presentaba a un certamen gastronómico. En este sentido he de comentarte que a mí no me gusta comer con la tele puesta, sea lo que sea que haya en ese momento.

 

Y ya está. El resumen de Jonathan me ha gustado bastante, puedes consultarlo íntegro en este enlace. No obstante me gustaría sacar algunas conclusiones rápidamente: A pesar de que nuestro modo de entender el acto alimentario sigue conservando algunos detalles propios y característicos de la manida dieta mediterránea los estamos haciendo desaparecer en favor de otros menos adecuados.

  • Sobre el pan, este alimento está pasando de ser un noble y respetado ingrediente de nuestras vidas a ejercer un papel de endemoniado villano.
  • Cada vez bebemos menos agua y nos hacemos acompañar más de refrescos, zumos y otras martingalas.
  • Nuestros horarios propios están desapareciendo y, a la hora de comer ya da igual que sea el “telediario” o los dibujos de  Bob esponja, el caso es que la tele ha terminado convirtiéndose en un comensal más que deja, por lo general, mudo a todos los demás… Eso si comemos con más gente, porque cada día más hay quien come “por su cuenta”.
  • Y sobre lo de la servilleta, qué quieres que te diga, llámame carca, pero me da la sensación que cada vez las buenas formas en la mesa son menos frecuentes.

Así que ya lo ves, en un pocos añitos si alguna vez te sientan con los ojos tapados en un restaurante o en el seno de una familia cuando está comiendo dudo mucho que sepas distinguir el país en el que te encuentras. Y eso, para mí, es una pena.

Luchemos por recuperar lo que hemos perdido y defendamos con cucharas y dientes lo que aún nos queda.

——————————

Foto 1: remaud_joel (“Dos niños comiendo melón y uvas”. Murillo)

Foto 2: Dinner Series

Foto 3: Francisco Marín

33 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Melisa

    Pues yo he visto en algunos restaurantes eso de que pongan una botella de agua fría y otra del tiempo. Como que te pregunten si quieres tu agua individual fría o del tiempo. O la leche del café fría, caliente o templada. Fuera de nuestras fronteras no he encontrado esa preocupación por la temperatura de los líquidos.

    Me ha encantado tu post.

    26 febrero 2013 | 09:36

  2. Dice ser maria b

    bueno….este jonathan deberia mirar como comen en uk porque yo he vivido dos años alli y tambien en irlanda y eso si que es de pena….comen con cerveza, recuerdo llegar al trabajo y la gente desayunando esos platos con baked beans, morcilla, salchicha de cerdo, huevos y bacon y bebiendo cerveza…y para comer carne con pures varios y gravy y por supuesto cerveza y para cenar mas carne con gravy(que es una salsa pesadisima y odiosa con mucha grasa) y asi la mayoria de las veces, eso lo vivi yo en persona en inglaterra y tambien en irlanda…asi estaban la mayoria de gordos y con problemas de colesterol

    26 febrero 2013 | 10:21

  3. Dice ser Paz

    Yo soy de la submeseta norte y siempre hemos comido con agua del tiempo y/ o vino. Los refrescos y demás, para ocasiones especiales.
    Mi marido es de Levante y sólo toma agua fría y además le parece muy triste comer sólo con agua (!).
    Así que ahora tenemos dos botellas a distinta temperatura jejeje además de cerveza o vino o refrescos para quien quiera.

    Sobre los ingleses, a mí me llamó la atención muchísimo hace 20 años, que pasé unas semanas con una familia inglesa, que bebían con agua ‘coloreada’ y hasta con gin tonic!
    Qué cosas!

    26 febrero 2013 | 10:22

  4. Dice ser Lidia C M

    Que rico el pan con chocolate!!! En mi casa siempre hemos hecho el pan (queso, mantequilla, todo tipo de embutidos, conservas de verduras, mermeladas…) Hay dos cosas que recuerdo de mi infancia como sabores únicos, cuando sacaban el pan del horno, a los niños nos hacian unos panecillos pequeños, les cortaban la punta y les hacian un agujero en la miga, donde echaban un poquito de aceite, aplastaban el pan para que empapara toda la miga y lo dejaban enfriar un poco… ¡la mejor merienda que os podeis imaginar! … y por supuesto esa onza de chocolate (del de fundir, nada de chocolate con leche) y tu trozo de pan, con lo que costaba comerse aquella onza pero que rica. Hoy en dia yo no puedo comer el turron de chocolate sino es con pan … costumbres de niñez.

    26 febrero 2013 | 10:26

  5. Dice ser Paz

    Ah, por cierto! o que sí echo de menos un montón en otros países del norte es el pan. Se me hace rarísimo tener que pedirlo aparte…si es que lo tienen!
    En Italia, Francia y Portugal afortunadamente no es así.
    Aunque también me pareció también curioso en Francia la primera vez que fui, ese amor al pan con mantequilla como aperitivo, yo que sólo lo concebía para el desayuno!

    26 febrero 2013 | 10:27

  6. Dice ser ANTONIO LARROSA

    Seleha olvidado decir que hay millones de españoles que comen en Caritas y comedores así y esa costumbre esta arraigando de una forma impensable hace seis años solamente.

    http://www.antoniolarrosa.com http.narrador.es

    26 febrero 2013 | 10:41

  7. Dice ser Jonathan

    Aqui el Inglesito del articulo original. Gracias por tu resumen, de verdad. Me parece que las conclusiones que sacas son muy acertadas, y generalmente reflejan bien el discurso que se ha producido a raíz de mi post. Es verdad que las costumbres se van pareciendo cada vez mas a lo europeo, y eso quizás sea una pena. No obstante, creo que te has equivocado un pelin con el tono ligeramente condescendiente de tu post. No se si has leido el articulo original o el resumen traducido por el ABC, pero en ningún momento me he mostrado sorprendido, asombrado o maravillado por ninguna de estas costumbres. Eran simples observaciones culturales – si, del punto de vista de un ingles, pero un ingles ‘adoptado’ en España durante muchos años que ha pasado ya de ser extranjero a observador.

    26 febrero 2013 | 10:48

  8. Dice ser Jonathan

    @Maria B – Tu comentario me da pena de verdad. Deberías leer el articulo original. Con esto lo de los resúmenes y traducciones se esta perdiendo el sentido mi post. Este Jonathan sabe perfectamente como comen en Inglaterra. Mi post no era ninguna critica. Eran observaciones – nada mas.

    26 febrero 2013 | 10:53

  9. Dice ser parafashionyo

    Que bueno! Ha dado en el clavo con bastantes cosas ;)

    http://www.parafashionyo.com

    26 febrero 2013 | 10:54

  10. Dice ser AreaEstudiantis

    Cada país tiene su idosincrasia!! Yo recuerdo a un amigo italiano que le llamaba mucho la atención que en los bares tirásemos las servilletas de papel al suelo.

    http://areaestudiantis.com/

    26 febrero 2013 | 11:36

  11. Dice ser igesar75

    El artículo lo clava en el fondo……. pero efectivamente, no en la forma. Destila cierto tufillo a superioridad o arrogancia. Me da la impresión que el autor se ha pensado que “buah el autor del post no me lee ni de coña, así que a poner lo que quiera y como quiera”, y tal y como va el mundo con las cosas de la globalización y la internés, no sé quién es más “alma de cántaro” (sic)….. también con todo el cariño, claro.

    Lo único en lo que estoy un poco en desacuerdo es en lo de las sobremesas. Entre semana y en horario laboral, cuanto más cortas sean, mejor, y comer rápido no tiene por qué ser sinónimo de comer mal. Cuanto antes se coma, antes se saldrá por la tarde de la oficina para ir a recoger a los niños, bañarles, ir a hacer deporte o ir a jugar a la brisca. CON-CI-LIA-CIÓN. En fin de semana, totalmente de acuerdo, pocas cosas hay mejores en la vida que una sobremesa de horas y horas y horas, y si es con una partida de mus y con un gin-tonic pal cuerpo, mejor jejeje.

    Otra costumbre muy hispánica que no se menciona: comer/cenar todos juntos. Al menos a la hora de cenar, que coincide la familia junta, el ritual de poner la mesa, comer, el “qué tal te ha ido en el cole/en la oficina”, etc, se sigue cumplienco (creo). Y al contrario, de mi experiencia propia de haber estado en familias en Irlanda y en Inglaterra, mientras el papá se cogía su cena y se iba al sofá a ver el fútbol o el billar (verídico), el niño ya había cenado media hora antes y la mamá lo había hecho de pie en la encimera a la vez que la preparaba para el resto de la familia. Hablo de las familias en las que he estado yo, obvio, pero me da la impresión de que es igual en una amplia mayoría de familias anglosajonas……

    26 febrero 2013 | 12:20

  12. Dice ser Miguel80

    PUES A MI ME PARECE QUE ACIERTA EN TODO O CASI TODO
    POR OTRA PARTE NO LO VEO COMO CRÍTICA, NO VEO NADA NEGATIVO EN LO QUE DICE.

    26 febrero 2013 | 12:33

  13. Dice ser pet

    Juan has clavado el post!

    Lo de beber sin agua… ufff que mal llevaba ir a casa de amigos y tener que pedir un vaso de agua para cenar! Porque se pueden comer todo un plato de comida sin beber un sorbo de agua! O simplemente nada.

    Lo de las servilletas otra… lo que para mi, como el agua, es algo normal que esté en cualquier mesa, cuando he ido a comer a casa de amigos igual… sin servilletas.

    Cuando mis amigos viene a cenar a casa siempre hay agua, pan, servilletas en la mesa! :) y hacemos sobremesa que me encanta… :)

    Vivo en Uk… no lo habia dicho.

    26 febrero 2013 | 12:52

  14. Dice ser vivian

    De los 6 puntos:
    1. Comer con pan: más razón que un santo! Yo de hecho no como pan, pero cada vez que voy a casa de mis padres y me lo ponen, ñasca-ñasca con cada comida.

    2. Servilleta: supongo que se refiere a servilleta de tela, que de papel las hay en todas partes del mundo. Otra cosa son las buenas maneras de limpiearse de vez en cuando para que, entre otras cosas, los vasos no parezca que los han besado cerdos.

    3. Agua: En mi caso 100%, y cada vez más, por enfermedades y campañas de tráfico acertadas. Yo sí he visto eso de las dos botellas a 2 temperaturas, no es tan raro, o en su defecto que te pregunten cómo la quieres. Hablando en general, tb se bebe vino, gaseosa y veo menos, cerveza y refrescos. Esto tal vez más en verano.

    4. Sobremesa: Sí, cuando hay tiempo, sobre todo fines de semana y en reuniones familiares. Si es entre semana y tienes 40 minutos para comer porque tienes que volver al trabajo o ir corriendo a por la criatura, la comida es más un acto fisiológico que otra cosa. Más en mi caso que como sola (y feliz).

    5. Comer a las 15h. Los fines de semana, sí rotundo y en punto. Según empieza el TD nos sentamos (luego hablo tb de esto). Pero entre semana cuando se puede. El arco está entre las 13,30 y las 15,45h creo yo. Es cierto que en Europa se come a las 13h, horario que me encanta porque es cuando te entra habre. En España es más tarde porque antes hay que tomar “vinos” (fines de semana y festivos).

    6. TD: Rotundamente sí. Si como en casa, lo pongo a pesar de que a veces se te quitan las ganas de comer. Sino pongo otra cosa o me enfrasco en un libro. Me (nos) gusta comer haciendo algo. Pero si estoy en compañía, prefiero hablar y que me cuenten. A mi tampoco me gustan las teles en los restaurantes. Te distraen de la comida y la conversación.

    Jonathan: esl tono condescendiente del que hablas es tan real como que has dado en el clavo con los 6 puntos. Pero es el tono habitual de este bloguero, siempre está como enfadado (con todos mis respetos pero así me lo parece).

    26 febrero 2013 | 12:58

  15. el-nutricionista-de-la-general

    Gracias “Jonathan” por haber participado.

    Leí en su día el artículo tuyo original, es más, del resumen de ABC no he me he enterado hasta hoy de su existencia. Me gustaría que aceptaras mis disculpas por el tono en el que, lo reconozco, he dado una sensación de condescendencia como si nos conociéramos, cuando no es así. Tal y como he comentado en tu blog opino que tu artículo está genial y resume en grandes trazos algunas de nuestras costumbres.

    Tu post, como mencionas, es descrptivo y pone en valor algunos elementos de nuestro patrón de alimentación que yo considero virtudes. Al mismo tiempo he hecho algunos comentarios sobre estas cuestiones que tú destacas con el fin de ponerlo en contexto con la temática de este blog.

    En cuento al estilo empleado, te ruego que me disculpes si te ha parecido inadecuado. Espero tener la ocasión de enmendar mi error a partir de próximas interacciones.

    Un cordial saludo y gracias

    26 febrero 2013 | 13:03

  16. Dice ser vivian

    Y con respecto a Inglaterra yo estuve dos meses de dos años distintos acogida por tres familias distintas. El primer año la familia era una maravilla: cenaban todos juntos, la madre elaboraba la comida, un plato principal y un postre distinto cada día. Al igual que dice María, cuando había carne se acompañaba de la salsa gravy que era opcional, pero tb había mucha guarnición: patatas fritas o asadas, zanahorias, vainas, guisantes… Lo único malo es que me resultaba algo escaso.

    Al año siguiente fui a una familia que tenían un niño de 1,5 años que lo cuidaba una nany de mi edad (17 años). Ni la madre ni el padre estaban hasta la noche y el desayuno y la cena le recayó a la pobre nany que pensaría: “Qué marrón!”. Al final nos hicimos amigas y “preparábamos” la cena juntas, casi siempre pizza congelada pero como entonces eso no se estilaba en España y qué mas quiere una de 17 años que alimentarse de pizza, yo encantadísima! El desayuno eran cereales con leche recién repartida, la más rica que he tomado en mi vida! El packet-lunch sí que lo preparaba la señora pero nada de cocinar, metía cosas que compraba y punto.

    La tercera familia fue un desastre! El mayor dispendio fueron unas tostadas con huevos revueltos. Pasé tanta hambre que me fui a un super a comprar chocolatinas de las cuales me alimentaba. Y escondiéndolas que la niña de 7 años de la familia registraba las cosas que teníamos y se quedaba con lo que le apetecía. Sólo fue una semana y tenía unas ganas locas de volver.

    En fin, que la realidad inglesa es muy variada, desde mi experiencia.

    26 febrero 2013 | 13:29

  17. Dice ser Jonathan

    @el-nutricionista-de-la-general No pasa absolutamente nada – todos tenemos nuestra forma de escribir y a veces las intenciones se pierden entre lineas. Saludos. Jon

    26 febrero 2013 | 13:43

  18. Dice ser anonimo

    entonces porque los ingleses “alucinan” tanto con nuestra cocina tradicional y vinos,sangrias,brandys..etc…
    yo pienso que cuando un ingles va por el centro de londres con su traje de 3000€ y su sandwich de gasolinera(esos envasados al vacio y precocinados) en la mano,y la otra el movil le debe entrar rabia que algunos(ricos o no tan ricos) nos sentemos durante hora y media y disfrutemos de buenos alimentos naturales y sanos como lo es la dieta mediterranea.en mi vida he comido peor que en bognor-regis y londres.ademas esa mala costumbre de ir comiendo porquerias caminando¡eso es ardor de estomago asegurado!
    en fin……………..¡cada uno con su cultura!

    26 febrero 2013 | 15:19

  19. Dice ser Mar71

    La verdad que me ha hecho sonreir este post. Yo llevo desde pequeña “zumbando” de un país a otro, pero mis padres siempre nos hicieron seguir las costumbres españolas. Ahora llevo casi una década viviendo en Zurich y continuando la tradición, trato que mi hijo siga comiendo “a la española”.
    A saber, sí a la servilleta, al pan y al agua. Aunque parezca mentira, aquí también es muy común ir a casa de amigos y que no pongan servilletas (!!!), el pan, yo por ejemplo, nunca lo he visto en casa de mis suegros (suizos), y el agua…..qué empeño en cambiarle el sabor al agua con siropes y demás, especialmente a los niños. Esto último me fastidia horrores, es una batalla tener que siempre especificar que noooo, tu hijo sólo bebe agua con sabor a agua…
    Por lo demás, los horarios, imposible seguirlos, hay veces que hasta he comido a las 11.30…Yo creo, sinceramente, que los horarios españoles guardan más lógica…Aunque se cena muy tarde.
    Lo de ver la tele comiendo, poco para lo que me hubiera gustado a mi. Y si me choca cuando voy a España, ver en los bares la tele puesta sin volumen…me causa ansiedad.

    26 febrero 2013 | 15:34

  20. Dice ser Yesus

    Interesante post!!

    Y en general bastante acertados, los 6 hábitos… porque generalmente, nos ven rodeados de tópicos y en este caso acierta bastante con “como comemos los españoles” o más bien con como comíamos, porque como apuntas… lo de las servilletas se pierde, el agua se cambia por cerveza o cocacola, el pan es un alimento maligno que engorda y lo de comer a las 3 viendo el telediario… cada vez más complicado.

    Saludos!!!

    26 febrero 2013 | 16:00

  21. Dice ser pleasurepacks

    Ojalá se alargasen esas sobremesas hasta la noche todos los días de la semana. Comer es un gran placer.

    http://www.pleasurepacks.es

    26 febrero 2013 | 17:08

  22. Dice ser Armando

    Este post tiene un contenido acertado pero un tono aggressivo totalmente fuera de lugar. El artículo original al que se refiere carece de ningún tipo de maldad, y la respuesta de “el nutricionista” está, sin embargo, escrita como a la defensiva.

    26 febrero 2013 | 17:10

  23. Dice ser Jaimito.

    Nunca he entendido por qué motivo en los restaurantes no se sirve, sistemáticamente, como en Francia, una botella con agua del grifo GRATIS. Aquí, si quieres agua, a pagar por ella. Lamentable.
    Por cierto, menos mal que nos queda algo de capacidad de aprendizaje y estamos abandonando lo de comer a las tres, otro atraso absoluto.

    26 febrero 2013 | 17:24

  24. Dice ser wer

    Pues yo me alegro de que nuestros estúpidos horarios estén desapareciendo, si es que es verdad que están desapareciento, porque al meno yo, sigo teniendo esas dos horas absurdas para comer que no sirven para nada a medio día para luego no salir del trabajo hasta las 7 o las 8.

    ¿Os que acaso os creeis que todo el mundo mundial come a las 12, vuelve al trabajo a las 12:30 y se va para casa a las 17 porque están equivocados y nosotros somos los más listos del mundo mundial?

    26 febrero 2013 | 17:36

  25. Dice ser Perroflauta

    Los ingleses comen con una mano debajo de la mesa. Será para practicar el onanismo, porque de otra modo no veo cómo se puede disfrutar de la comida inglesa.

    26 febrero 2013 | 17:52

  26. Dice ser Ivonne

    Nosé porque se asombran de como comen los Españoles en México es lo mismo sólo que en vez de pan está la tortilla pero no hay nada que nos asombre pués tb se hace la sobre mesa y tomamos un café o un te.

    26 febrero 2013 | 18:49

  27. Dice ser Pedro Carcedo Revenga

    Lo mejor lo de la servilleta. No tenía ni idea de que los ingleses no la usan. Con ella o sin ella les damos cien vueltas a la hora de comer.

    26 febrero 2013 | 19:11

  28. Dice ser Alex

    El señor ingles se ha saltado un dato, en una mesa de una cafetería o restaurante se toma café, ya sea después de comer o a cualquier hora y no hay un café igual. Ejemplo:, un café con leche, largo de café, con la leche templada, en vaso largo, el de al lado un café solo doble sin azúcar, con sacarina, con mucha crema, y cuando lo sirven “quítame un poco de café y ponme más agua”. De locos.

    26 febrero 2013 | 20:27

  29. Dice ser Alex

    Detalle cochino de los ingleses criticados por ellos mismos aunque a servidor en su día le pareció muy buen idea, moqueta en el baño (retrete incluido). Lo cierto es que lo puedes hacer con los pies bien calentitos, abstenerse los que chiringan por todas partes, aguas de todo tipo. Muy poco higiénico para salir de copas y vomitar la cogorza en la taza.

    26 febrero 2013 | 20:30

  30. Dice ser Alex

    Bueno la verdad es que en Inglaterra en las casas se come muy bien y les gustan las cosas ricas como aquí. Desayuno muy bien, cena muy bien, el problema es la comida (lunch), pero si la puedes hacer en casa o en un chiringo pues no está mal, entiendo perfectamente que le gusten las tapas ya que se adapta muy bien a esta comida del mediodía, otra cosa es que te lleves la bolsita con el sandwich y poco más. Particularmente me gusta la idea de ir al curre y salir a las 5 o las 6, con solo media hora para comer, en lugar de estar saliendo a la 1 (13 horas) o a las 2 (14 horas) y volver por la tarde a las 3 o a las 4 o incluso a las 5, para salir cerca de las 8 o las 9. Lo bueno de nuestro horario era que en los comedores escolares los alumnos que no tenían para comer en casa podían hacerlo, pero como ahora les hacen pagar incluso si llevan la comida de fuera (Madrid) pues es de pena. Yo ahora cuando salgo prefiero ir de tapas o raciones y evitar comer dos platos enormes, postre,el pan y toda la bebida, que servidor no sacha. ¡Estoy hecho un figurín!

    26 febrero 2013 | 20:40

  31. Dice ser Marta

    Juan, siempre das la sensación de que estas enfadado, pareces un tipo inteligente por como escribes, pero pienso que crees que si “das caña” tendrás más notoriedad en tus entradas, sin embargo creo que ya nos dan bastantes palos por todos los lados como para estar siempre a la defensivas y con la escopeta cargada. El artículo al que criticas me parece una opinión, no creo que falte a nadie y además en muchas cosas da en la diana.

    26 febrero 2013 | 23:56

  32. Dice ser Brisha

    Entre semana como a las 13.30, obligaciones del curro. Pero los domingos, si o si, se come a las 14.30 (como dios manda,leñe) con su pan, su vino (y agua por supuesto, no hay nada mejor para pasar las comidas), su servilleta (cada uno la suya) y a por el pollo asado (que hago a la vieja usanza) o la paella (para esos dias que el aperitivo me alienta las ganas).

    Y no, no cambiaria por nada del mundo las costumbres culinaria españolas por cualquier otra (y me ha tocado comer en los paises norteños). Principalmente porque es lo que hemos “mamao” y nos hemos criado con ello.

    28 febrero 2013 | 11:53

  33. Dice ser Alvaro

    Juan, considero que el artículo mantiene un tono de cierta superioridad de la cual muchos españoles se vanaglorian, pero no se dan cuenta que caminamos cada día más a una dieta de comida basura y malos modales.

    Yo después de vivir varios años en Inglaterra, considero que los ingleses como conjunto de la sociedad, comen bastante mal, pero hay mucha gente que se preocupa por cómo comer y comen mejor que los españoles. Sobretodo con el auge de los programas de cocina cada vez hay más conciencia y hay más oferta de producto natural y local.

    La gastromía inglesa es más amplia de lo que la gente tiende a pensar, con numerosas variedades de queso, empanadas y una gran oferta de productos e ingredientes exóticos traídos desde sus antiguas colonias. Por desgracia, en Inglaterra no existe el concepto de “Casa Manolo” tal como lo conocemos, y los pub suelen servir comida mediocre. De hecho rara vez se sirven platos como los que cocinaban antes de la guerra mundial, que fue la principal causante del cambio alimenticio del país. Recomiendo ojear libros antiguos de cocina o con recetas tradicionales.

    Para demostrar al mundo la variedad de la gastronomía británica, cree el blog http://www.britishlocalfood.com

    01 marzo 2013 | 13:26

Los comentarios están cerrados.