BLOGS
El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

“Por una comida sana, tú decides”. Un proyecto de la Universidad de Navarra

Hay algunos eslóganes que me gustan y uno de ellos es este:

 

 

 

En él se hace descansar en cada uno la responsabilidad de alimentarse de forma correcta. Vale que no es muy pegadizo, hay que reconocerlo, pero transmite un mensaje adecuado teniendo en consideración que no pocas personas y en no pocas ocasiones suelen hacer recaer el infortunio de su mala alimentación en otros factores circunstanciales. Factores que, es cierto, pueden condicionar en cierta medida las opciones de cada uno, pero que no suelen ser determinantes. El factor determinante casi siempre es nuestra voluntad. Una voluntad instruida, una voluntad educada y una voluntad previsora. No valdría por tanto decir eso de: “Como no voy a comer hoy a casa y tampoco me he traído nada, me pillo de la máquina un par de bolsas de patatas fritas, una chocolatina y dos refrescos… porque es lo único que hay“. Una voluntad con las características antedichas (instruida, educada y previsora) habría previsto y elegido mejor ante la posibilidad de quedarnos a comer ése día en el curro.

 

El eslogan en cuestión da nombre a un proyecto de la Universidad de Navarra que tiene por objetivo el promover la mejora de los hábitos alimentarios. Los profesionales al frente de del proyecto pertenecen el Área de Medicina del Trabajo del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales de la Clínica Universidad de Navarra y de los departamentos de Medicina Preventiva y Salud Pública y de Ciencias de la Alimentación, Fisiología y Toxicología de la Universidad de Navarra. Esta campaña tiene su página web y la pueden consultar en este enlace.

A pesar de que hay algunos detalles muy puntuales en el proyecto con los que no coincido, en líneas generales me gusta mucho. En especial una de las primeras iniciativas llevadas a cabo que consiste en instalar una máquina expendedora (vending) que incluye en su oferta exclusivamente una variedad de alimentos y bebidas “saludables” (nótese que lo he puesto entre comillas ya que considero que la saludabilidad no depende tanto del alimento en sí mismo si no del uso que le demos en términos de frecuencia y cantidad -puedes consultar este enlace al respecto de este concepto). El caso es que algunos de los productos que ofrece son: ensaladas, frutos secos, productos bajos en grasa, fruta fresca, cereales integrales, palitos de pan, agua, bebidas isotónicas o refrescos sin azúcar, entre otros.

No estaría mal que este tipo de iniciativas se empezaran a extender y que en aquellos espacios públicos típicos, la población de máquinas expendedoras estuviera marcada por la presencia de las de este tipo y no tanto de las que ya conocemos. De momento me parece más que merecido el reconocer y aplaudir este tipo de prácticas campañas.

Si te ha interesado esta entrada, quizá te interese consultar esta otra: La campaña de NY contra la comida basura: Centros sanitarios en el punto de mira.

———————————-

Foto: hostelvending.com

6 comentarios

  1. Dice ser ANTONIO LARROSA

    Sin duda la iniciativa es buena, pero no para repetirla diariamente. Prefiero comer en casa.

    Clica sobre mi nombre

    07 noviembre 2012 | 09:48

  2. Dice ser Alberto

    Y yo buscando los detalles puntuales con los que no coincides…¿qué utilicen al médico de cabecerea en lugar del D-N?
    Las medidas que pretenden implementar…nada nuevo (aunque no por ello no útiles).
    Me ha sorprendido bastante la pirámide de la dieta mediterránea que hay en su página (en recomendaciones nutricionales)…¿por qué no hay leche en ningún sitio y, sobre todo, qué hacen las patatas a la altura de las carnes rojas? o_O

    07 noviembre 2012 | 10:11

  3. el-nutricionista-de-la-general

    Hola “Alberto”, gracias por tus comentarios

    No, no se trata de la no utilización del d-n, ya que la UN suele considerar en bastante estima el trabajo de este profesional. Sin embargo, como bien apuntas tú, mis no coincidencias van en una línea muy parecida a las que tú apuntas, la presencia de ésa pirámide como promotora de unos adecuados hábitos alimentarios, máxime cuando el vino (sí ya lo sé, con todas sus “moderadas” advertencias) sigue estando presente en la misma. Saludos y gracias.

    07 noviembre 2012 | 10:35

  4. Dice ser pollito

    Me hace gracia lo de las máquinas expendedoras de “comida sana”. A ese respecto, suscribo una cosa muy sensata que leí en un artículo referido a máquinas similares que se instalaron en los colegios del Reino Unido:

    “Cuando la solución que damos al sobrepeso de la población escolar es proporcionarles “snacks” saludables en vez de “snacks” cargados de sal y azúcar, nos estamos equivocando lamentablemente. Los niños no comen “snacks” porque tengan hambre, los comen porque son sabrosos y baratos. […] Los que proponen la idea de los “snacks saludables” en los colegios, es obvio que no tienen hijos. ¿Se imagina ud. a su hijo de 10 años o adolescente poniendo dos libras para conseguir humus o palitos de zanahoria? Yo desde luego a los míos no. Mi mujer se acuerda de que en su escuela había una máquina con manzanas. Nadie comía manzanas. Lo único positivo que le veo a esa idea que así nuestros niños no tomarán comida entre horas en el colegio… Un momento, eso sí que es una gran idea”.

    Article Source: http://EzineArticles.com/6617201

    Pues eso, ¿no sería mejor simplemente acostumbrarse a no comer entre horas? Cada vez hay más estudios que cuestionan esa idea tan extendida de que hay que estar todo el día comiendo.

    07 noviembre 2012 | 13:59

  5. Dice ser Click aquí

    Yo tambien quiero comer sano http://adf.ly/Dtf9u

    07 noviembre 2012 | 14:33

  6. el-nutricionista-de-la-general

    Gracias “pollito” por tus comentarios, no te falta razón.

    Y gracias por el enlace (la fuente). De todas formas hemos de considerar que al menos en lo que respecta a la entrada de hoy en el blog, se trata de máquinas situadas en un entorno para adultos. En cualquier caso, como te he dicho la reflexión que haces está más que acertada. Felicidades.

    Saludos cordiales

    07 noviembre 2012 | 16:20

Los comentarios están cerrados.