BLOGS
El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

Escolares norteamericanos protestan en un vídeo musical por la reducción calórica en sus comidas

Pues sí, como lo oyen, algunos estudiantes están descontentos con las nuevas iniciativas gubernamentales que han modificado el contenido energético que los estudiantes reciben en el colegio a la hora de comer. Estas medidas se enmarcan dentro de la campaña genéricamente denominada “Let’s move” (“En marcha”) y está liderada por Michelle Obama. Con ella se trata de poner coto a la epidemia de obesidad infanto-juvenil de los escolares norteamericanos. Algunas de estas medidas consisten en la reducción calórica y en un nuevo replanteamiento del contenido de los alimentos presentes a la hora de la comida.

Pues bien, a algunos de ellos no les ha gustado ni un poquito ya que según ellos el nuevo plan de comedores escolares implica unos cambios poco adecuados a su situación. Entre ellos, la reducción de 200 a 400 kcal por comida, la inclusión de más fruta y verdura, y la única posibilidad de que los alimentos lácteos que se les suministran sean desnatados o bajos en grasa…Y todo ello les hace sentirse hambrientos, sin energía para las actividades escolares y les obliga a que una vez finalizado el colegio tengan que “arrastrarse” hasta casa para que les alimenten sus madres.

Esta protesta capitaneada por estudiantes de la St. Mark’s Charter School en Colwich (Texas) está teniendo un impacto relativamente importante en los medios y en las redes sociales (al menos en su país) ha empleado una conocida canción del grupo “FUN” titulada “We are Young” (“Somos jóvenes” –y no, no tiene nada que ver con aquella homónima del “Dúo Dinámico”-) y la han versionado de manera sublime  a mi modo de ver. Ellos la han titulado “We are Hungry” (“Estamos hambrientos”). En el vídeo plasman a su manera como la falta de sustento les hace desfallecer en las actividades deportivas y como los más pequeños tienen que volver a casa arrastrándose literalmente por la falta de energía. Se puede acceder al vídeo a través directamente de youtube en este enlace y obtener así su letra para una mejor comprensión.

Bien, antes de pasar a comentar de forma concreta algunos de los aspectos de su mensaje, déjenme decirles que me parece un trabajo sensacional y que parte de razón no les falta, además, claro está, de haber escogido para su reivindicación un grupo y en concreto un tema musical que me encantan.

 

A los chavales no les falta razón. En mi opinión es un error el circunscribir el número máximo de calorías que van a recibir todos los estudiantes en el colegio a la hora de comer. El error como ya se habrán fijado es el de “café para todos” ya que a unos les servirá y a otros no. La campaña desarrolla la ley del Acta de Salud y Nutrición Infantil aprobada en 2010 e implica que los estudiantes de secundaria reciban ahora de 750 a 850 kcal por comida frente al mínimo anterior establecido en 825kcal/comida. Por su parte las nuevas directrices llevan a que en el caso de los estudiantes de primaria estos reciban un máximo de entre 550 a 650kcal/comida frente al mínimo anterior situado en 633kcal/comida.  En mi opinión más les valdría fijarse en el contenido de las bandejas que en el monto final de las calorías y, de esta forma, dejar hacer al hambre de cada uno a partir de alimentos más saludables (aunque este tema también está presente en el Acta de Salud y Nutrición Infantil)

Otro aspecto que tiene implicaciones con este tema es que ahora los niños se han visto “sorprendidos” por la necesidad de llevarse desde caso un almuerzo para la media mañana o incluso una merienda… acciones que por mucha tradición que se tenga parece que no es la costumbre actual.

En resumen, la iniciativa me parece genial, es normal que con las nuevas medidas sientan más hambre que la que antes sentían tras haber comido. Pero ahora tienen la oportunidad de hacerlo mejor, con mejores alimentos y también a base de incluir un pequeño almuerzo  a media mañana y una merienda a media tarde, es decir, de comer más veces al día, en vez de ponerse como boas a la hora de la comida y pretender que esa comida les sirva casi para todo el día.

Y ya que estamos, me despido con la versión original del tema de FUN

5 comentarios

  1. Dice ser madre reciente

    El cafe para todos implica que un chavalín sedentario de 12 años tenga le mismo menú que el quarterback de 16 años. No tiene sentido.

    18 octubre 2012 | 11:10

  2. Dice ser ANTONIO LARROSA

    Los niñatos esos están acostumbrados a comer como bestias y yo creo que si entraran en una crisis como la que nosotros tenemos se deberían adaptar a los recortes y dejarse de tonterias y tanto mimo.

    Clica sobre mi nombre

    18 octubre 2012 | 13:07

  3. Dice ser Por supuesto

    Pues lo llevan claro, pues en este mismo blog y en otras partes he leido opnioniones que no se llamarlas mas que dictatonutricionales. No hay manera de zafarse de los extremos. Acabaremos con una cartilla que nos tendran que sellar en los resturantes y en las tiendas:

    “Uy, usted ya se ha comido todas las calorias del mes, ya no le puedo vender nada”

    “Policia Municipal ¿me enseña su cartilla?. Suba a la bascula por favor”

    18 octubre 2012 | 13:29

  4. Dice ser Lola

    El problema de la obesidad en U.S.A. es tremendo. Tengo familia y amistades viviendo ahí. ¡todos están gordos! hasta los niños en edad escolar me resultan demasiado gordos para la edad, pero creo que se debe a que les gusta en demasía las hamburguesas y cosas por el estilo, y como encima ya casi no juegan haciendo ejercicio físico sino que están delante de la play o el ordenador son candidatos a sufrir obesidad cuando sean adultos.

    18 octubre 2012 | 23:25

  5. Dice ser Max

    Si se quieren matar, pues que se maten al fin y al cabo no son el paladín de la democracia.
    Quieren ser gordos, la ley les da ese derecho.

    22 octubre 2012 | 23:10

Los comentarios están cerrados.