BLOGS
El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

¿Dónde encontrar información confiable sobre tablas de composición de alimentos?

Son diversas las personas que me consultan acerca de la posibilidad de poder encontrar una fuente fiable de información sobre composición de alimentos.

La primera advertencia que hay que hacer a este respecto es el tener en consideración que, pese a contar con una buena tabla de composición de alimentos, al consultarla, esta nos aportará una información relativa o aproximada de, por ejemplo, un jamón que tengamos sobre nuestro plato (o cualquier otro alimento). Es decir, hay que ser consciente de que los datos que tenemos en el papel (o en la pantalla de ordenador, los de la tabla) son de un jamón concreto que en su día fue analizado. O también, también cabe la posibilidad, que sean los de una media de los distintos valores nutricionales que el autor de la tabla hizo de distintos jamones. Por consiguiente, no será salvo por casualidad que los datos coincidan exactamente con nuestro jamón, el que nos terminaremos comiendo junto con una magnífica rebanada de pan con aceite de oliva. Los datos de las tablas de composición de alimentos son, por tanto, orientativos.

Bueno, más en concreto, existen diversas web que ofrecen esta información, sin embargo algunas de ellas tienen el inconveniente de no ofrecer la información referente al origen de los datos que aportan y, en estos casos y a mí juicio, no son fuentes confiables. Esto se contrasta con relativa facilidad si se tiene alguna idea sobre el tema y se observan en poco tiempo algunos disparates en los datos de este tipo de páginas web. Así pues, me ahorraré en esta entrada las referencias a este tipo de páginas. En Internet, yo recomendaría acudir a consultar dos páginas web concretas. Cada una de ellas con sus ventajas, pero también no exentas de inconvenientes:

  • La Base de Datos Española de Composición de Alimentos conocida como BEDCA y alojada en la web de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN). Sus principales ventajas es que es de origen español, que contiene alimentos típicamente españoles, al menos en principio. Entre sus principales inconvenientes destacada la limitación de alimentos disponibles para la consulta. Surgida hace un par de años más o menos, en su “nacimiento” se aseguró que periódicamente se le incorporarían nuevas entradas, nuevos alimentos, que la irían enriqueciendo. Sin embargo, a día de hoy deja bastante que desear en este sentido (por ejemplo, si se quiere contrastar la información nutricional del plátano, es imposible, no aparece). Es de esperar que con el paso del tiempo este aspecto mejore, aunque me da la impresión, por el tiempo que lleva y por el seguimiento que periódicamente de ella hago, que el tema está un poco, demasiado, parado.

  • Sin lugar a dudas la base de datos más útil y que tiene más posibilidades de consulta en red tiene es, a mí juicio, la del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos de América (USDA Database). Su mayor ventaja, la inmensa cantidad de datos y de entradas que contiene. Sus principales inconvenientes son dos, por un lado que es complicada de consultar para quien no está familiarizado con ella y, por el otro, que está en inglés y que para muchas personas supone una dificultad añadida. Cuando digo “complicada en su consulta” me refiero a que para encontrar un determinado alimento hay que ser muy conciso en la búsqueda, ya que de otra forma, un criterio de búsqueda “general” ofrecerá múltiples resultados relacionados con la búsqueda. Por ejemplo, buscar por “manzana” ofrecerá muchos resultados relativos a si es con piel o sin ella, cocida, asada… o cruda, triturada, en conserva o natural, en zumo, pulpa, deshidratada… una maravilla para quien sepa algo de inglés y tenga claro lo que busca, y un tormento para el resto.

No obstante para todas aquellas personas especialmente interesadas en este tipo de herramientas la mejor recomendación que puede hacerse es la de que se hagan con una base de datos de alimentos física (en forma de libro y/o CD) que se puede encontrar en librerías especializadas. Las más utilizadas en España son las de:

Que sea de provecho.

—————————

Foto 1: Jayel Aheram

3 comentarios

  1. Dice ser Programas Gratis

    En ningún sitio… no se puede uno fiar de nada. Si vemos lo que llevan muchos alimentos no los comeríamos.

    21 mayo 2012 | 09:49

  2. Dice ser Whatsapp App

    Haber si nos podemos fiar…

    21 mayo 2012 | 09:55

  3. Dice ser Carla

    Deberían ser las propias empresas distribuidoras las que proporcionasen esa información. Y si no dan datos correctos, pues a sancionar.

    Carla
    http://www.lasbolaschinas.com

    21 mayo 2012 | 16:09

Los comentarios están cerrados.