BLOGS
El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

“Mugre rosa” o “pink-slime” en la carne picada

“Pink-slime” o “mugre rosa” son términos que hacen referencia a un producto elaborado a partir de carne y otros elementos de origen animal y que a día de hoy está generando bastante revuelo en los Estados Unidos.

La traducción es libre, y responde a la forma con la que la mayor parte de los medios han traducido al castellano la expresión “pink-slime”, que en una traducción literal significaría algo así como lodo, cieno o barro rosa.

¿Qué es “pink-slime”?

Se trata de un término peyorativo con el que se ha definido “la carne magra de vacuno con textura fina” o lo que también se ha dado en llamar “carne refinada”. En realidad es un producto diseñado para aprovechar al máximo la carne que pueda quedar en la canal tras el despiece. Estos “recortes” se calientan, se centrifugan con el fin de eliminar la grasa, y la masa resultante se trata con hidróxido de amonio en forma de gas para higienizarla e inactivar los posibles patógenos. Por último se corta en porciones, se comprime y se congela para un uso posterior. Para descubrir el origen de la expresión hay que remontarse a finales de 2009 cuando en un artículo de investigación del New York Times se hacía referencia al producto así obtenido con el mencionado término (ver página 3).

En este video se explica en parte la elaboración de la “carne refinada” o pink-slime.

¿Por qué la polémica?

Al parecer se ha puesto de manifiesto que este producto está presente en el 70% de los alimentos elaborados con carne picada que se pueden encontrar en el mercado estadounidense. Pero hay más, según parece, una iniciativa gubernamental plantea poner al alcance de 32 millones de escolares el pink-slime en los comedores escolares de colegios públicos. Para muchos usuarios este producto dista mucho de ser saludable, entre ellos Jamie Olivier, el famoso y mediático cocinero inglés al que podemos ver en el siguiente video, que ha tomado el estandarte ciudadano para defender su poca idoneidad como alimento.

Gran parte del problema lo tiene ahora la industria alimentaria estadounidense y su administración sanitaria que se ven presionadas por la opinión popular para frenar su uso. Un uso, que por otra parte se viene realizando desde hace unos cuantos años y que mueve una importante cantidad de dinero. Se estima que la comercialización de pink-slime reporta a los productores de carne cerca de 101 dólares por res sacrificada; si se toma en consideración que en Estados Unidos se sacrifican cerca de 34 millones de cabezas de vacuno al año con fines alimentarios, las repercusiones económicas de la utilización o no de este tipo de procesos y sus implicaciones salariales, laborales y sociales pueden ser descomunales.

¿Qué es lo que dice la administración sanitaria?

Por su parte el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) del que dependen las cuestiones sanitarias relativas a los alimentos sostiene que la carne magra de vacuno con textura fina (o LFTB -lean finely textured beef-) es segura y que se trata de un “producto más magro” que la carne picada habitual. Por tanto la USDA sostiene que su utilización resulta crucial en la batalla para terminar con la obesidad infantil y que esta es una de las razones por las que han hecho da la LFTB un elemento básico en programa de almuerzos escolares dado que, además, es un producto más barato.

Uno de los aspectos que más indigna a la población general al respecto del tema es que con la legislación en la mano los productos comercializados con carne picada que contengan LFTB (carne refinada o pink-slime) no tienen la obligación de ir etiquetados al respecto. Según la USDA, es carne, es segura y por tanto no es necesaria una mayor mención a su presencia en el etiquetado.

A modo de reflexión me gustaría que se tuviera en consideración que aquellos productos que se consideran seguros por parte de la administración no tienen por qué ser al mismo tiempo idóneos para su consumo. Lo “seguro” desde el punto de vista sanitario no tiene por qué ser sinónimo de “aceptable” nutricionalmente hablando, muy en especial cuando el producto no va etiquetado y el consumidor no tiene posibilidad de elección al respecto.

Por último, un par o tres de preguntas: Me gustaría saber porque la alimentación escolar suele ser entendida en no pocas ocasiones como una especie de vertedero alimentario plagado de productos de segunda categoría y baja calidad y, en resumen, alimentos “demasiado” baratos. Y además, ¿acaso no hay otra forma de comer carne de vacuno “segura” sin tener que recurrir a estas estrategias?, ¿está este tipo de producto presente en la carne picada que se comercializa en España?

———————

Foto: Danielle Scott

 

9 comentarios

  1. Dice ser felps

    Hay información de que eso se utiliza en España?

    Por eso y por otros motivos he dejado de comer en “fast foods”…comida basura!!!!

    09 abril 2012 | 10:40

  2. No, en España no se usa; al menos con el vacuno, porque existe una cosa que se llama MER, instaurada a raiz de las vacas locas, que obliga a desechar la columna y todas las partes de donde se podría hacer el rebañado, marcarlas con tinte azul y eliminarlas. De hecho hay que pagar por el marcaje la recogida de esas partes, por lo que el matadero no sólo no puede ganar esos cinetoipico euros por res sino que los tiene que pagar.

    España en materia de vacuno es mucho más segura que EEUU, donde por ejemplo está permitido hormonar a las reses con acetato de trembolona, algo absolutamente prohibido en Europa. Ojo, que la carne argentina si puede estar hormonada y no necesita pasar controles al llegar a España ni presentar trazabilidad (cosas del señor Cañete)… mientras que la española si los pasa y tiene que costearlos. Ya véis como se protege al producto nacional.

    09 abril 2012 | 11:16

  3. Dice ser Álex

    Quizá no de vacuno, pero en España sí que se usa otra masa rosa procedente del pollo: es la ‘carne separada mecánicamente’ que se saca de los retazos, carcasas, etc y se trata también con amoniaco dando lugar a una masa rosa con la que se hacen por ejemplo las salchichas de frankfurt que comen los chavales.

    Por otra parte me asombra el desvergonzado cinismo de la USDA diciendo que el uso de la LFTB es fundamental para la lucha contra la obesidad

    Hoy en día está aceptado por la comunidad científica que la epidemia de obesidad que asola los EUA es fruto del consumo cada vez mayor de azúcar y fructosa y no del de grasas, que se ha ido reduciendo progresivamente en los últimos años.

    Aquí tenéis un vídeo en el que se explica con detalle los procesos metabólicos que demuestran esta relación:

    http://youtu.be/dBnniua6-oM

    09 abril 2012 | 12:09

  4. Dice ser ANDRESITO

    Y la cantidad de soja que le ponen. Te venden carne de vacuno y 1/3 es harina de soja.

    09 abril 2012 | 12:34

  5. Dice ser Sicologo Del Casting De Foolyou

    No entiendo lo que es esto de la bazofia rosa ¿acaso es que muelen los restos que quedan por el suelo o son los restos que no valen del animal los que muelen?

    09 abril 2012 | 12:52

  6. Dice ser gargo

    Lo mejor de todo para evitar tanta polemica y no me pille la mierda de pruebas que hacen con todos nosotros , deje hace mucho tiempo de entrar en ningun “restaurant” Norteamericano , les recuerdo que ni tienen tradicion en comida …solo inventos de comida rapida y de mala calidad , asi estan , ni el pavo les salva de su propia mierda …asi cuando ponen un restaurante de cualquier otro pais con costumbres de ese pais tienen tanto exito .. salen de la monotonia de no tener patron alimenticio sano….a ver cuantas lentejas judias garbanzos o cualquier otra legumbre que son sanas …solo carnes de mala calidad

    09 abril 2012 | 13:43

  7. Dice ser Carla

    Que miedo! Por favor que nos pongan en las etiquetas de los productos lo que realmente estamos comprando, y luego ya decidiremos los consumidores lo que nos llebvamos a casa.

    Carla
    http://www.lasbolaschinas.com

    09 abril 2012 | 15:42

  8. Dice ser JAVIER

    El problema del exceso de manipulación de la carne, como es el caso de las carnes picadas, es que inevitablemente se contaminan y rompen el el proceso la cadena de frío, aunque sea por poco tiempo. Algún carnicero me ha reconocido que usan la carne “de más tiempo” para hacer embutidos, pues las especias ocultan los sabores y olores.
    Desde hace tiempo yo mismo me hago embutidos y cecinas. Es lo mejor si se dispone de un poco de tiempo.
    Un saludo.

    10 abril 2012 | 04:49

  9. Dice ser como adelgazar

    Es una pena ver los potingues que se añaden a la mayor parte de los alimentos que se comercializan. Ya no es que alteren el número de calorías, es que dañan la salud. La mejor carne picada la que nos pica el carnicero delante nuestro.

    11 abril 2012 | 00:08

Los comentarios están cerrados.