BLOGS
El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

Los supermercados comercializarán el aceite de oliva en garrafas de 200 litros (broma)

Es broma, es broma, es broma. Para que no quede duda de mi apostasía mediática niego la veracidad del titular de hoy tres veces, como San Pedro.

Lo que no es broma son los contenidos de la noticia del Periódico de Aragón de hace un par de semanas: “El consumo de vino, aceite de oliva, nueces y café favorece la memoria”; y en su interior el disparate a tono con el título de hoy: “La investigación, que ha publicado la revista científica Journal of Alzheimer’s Disease, especifica que el aceite de oliva –un máximo de 600 mililitros al día– favorece la memoria verbal[…] Vaya vaya, nada más y nada menos que 600ml./día; esto, además del desayuno, la merienda y demás que uno pueda incorporar en su día a día nos deja con una ingesta calórica diaria de nada más y nada menos que de cerca de 5.400 kcal/día sólo en lo que respecta al aceite de oliva… menos mal que avisa “como máximo”. Está claro que con estrategias tan útiles como esta seremos unos superobesos sí, pero con una fluidez verbal que riéte tú de la de JFK o de la de Steve Woodmore (que según Wikipedia -no me hagan mucho caso- es el plusmarquista mundial de verborrea)

Muchos de ustedes dirán que no es mas que un error tipográfico, y quizá tengan razón (es muy probable que en vez de 600 ml/día, sean 60) y la cosa no hubiera pasado a mayores si el otro día en un programa de Aragón Radio me llamaron para, en una entrevista, comentar la noticia. En ella se me leyó tal cual el disparate y después me preguntaron… ¿es tan beneficioso el aceite de oliva como ya sabíamos? Es decir, salvando la incertidumbre de cómo llegó al papel (del periódico) el dato, de si salió así de la Agencia, de si un periodista metió la pata, etc. de lo que no cabe duda es que en la radio (o en cualquier sitio) estos datos imposibles deberían llamar la atención de cualquier persona con un mínimo de sentido crítico.

En fin, tras señalar al locutor de la radio la imposibilidad del dato, me tomé la molestia de tratar de averiguar la fuente de la “noticia”, que según el artículo provenía de un estudio publicado en el Journal of Alzheimer’s Disease y, hubo suerte. Resulta que ni el abstract del artículo (resumen) con un título mucho menos sensacionalista que el del periódico (“Polyphenol-Rich Foods in the Mediterranean Diet are Associated with Better Cognitive Function in Elderly Subjects at High Cardiovascular Risk”) ni en el artículo completo se hace referencia a tal cantidad de aceite con el fin de mejorar la memoria verbal.

Además del aceite, como habrán podido comprobar se habla en la noticia periodística de los beneficios en el consumo de vino, de nueces de café, etc. ejemplos todos, al igual que sucede con el aceite de oliva, que sirven como ejemplo de la descontextualización del mensaje saludable a través de la alimentación, haciendo una vez más propaganda de la fiebre del “nutricionismo” que sufre esta sociedad, en vez de la del mensaje coherente, racional y alejado de sensacionalismos que tiene el avance del conocimiento científico en materia de nutrición. Así no va, y así nos irá.

—————-

Foto: jonrawlinson

4 comentarios

  1. Dice ser ANTONIO LARROSA

    ¿Sobre esto delconsumo desmesurado de aceite no habias hablado ya esta misma mañana?

    Clica sobre mi nombre

    16 marzo 2012 | 11:04

  2. Dice ser como adelgazar

    ¡Uy! El lobby del aceite de oliva se va a enfadar mucho … de nuevo. No es la primera vez que leemos las bondades calóricas de este producto. A ver cómo lo arreglamos…

    16 marzo 2012 | 12:05

  3. Dice ser Pedro Moreno

    La industria alimenticia junto con algunos científicos o seudocientíficos de la misma, nos están llevando al más brutal (paroxismo) en temas de alimentación. No digo que no tengan en el fondo algo o mucha de razón al asegurarnos, más bien bombardearnos constantemente con los beneficios para la salud de muchos alimentos de origen vegetal o animal, que antaño estaban poco menos que demonizado, su consumo, como por ejemplo. Pescados azules, todos los productos elaborados con cacao puro, el vino, hasta el aceite de oliva, se decía que era preferible el de girasol, maíz, u otros granos, por aquello de la vitamina “A” etc.etc.
    Pienso yo que ni lo uno ni lo otro. Lo que ocurre es que estamos sometidos a la dictadura de mercados, junto a las grandes superficie, cuya información depende del beneficio económico que uno o varios productos en concreto les reporte en ese momento.
    Volviendo a la realidad de los beneficios para la salud, estoy de acuerdo que por ejemplo las nueces y frutos secos oleaginosos en general, junto al aceite de oliva, según especialistas académicos en alimentación, son grasas insaturadas y mono insaturadas, las cuales son enormemente beneficiosas para eliminar el colesterol malo (LDL) en beneficio del bueno (HDL) además de tener todos estos alimentos notable cantidad de mini ácidos esenciales. Algo indispensable para el correcto desarrollo y funcionamiento del organismo en especial del cerebro.
    Sin embargo el consumo en (exceso) de dichos productos al contener un alto nivel de grasa, aun que estas sean muy buenas y saludables, no dejan de tener su parte pudiera llamarse “negativa” al subir considerablemente el grado de densidad de la sangre, consiguiendo con ello una relativa ralentización en la circulación, llevando con ello un mayor esfuerzo para el corazón. Esto no lo sé por datos médicos, sino por una suma de experiencia y observación a nivel de calle en amigos y familiares de mi entorno.

    19 marzo 2012 | 00:58

  4. Dice ser Best Hosting

    I nearly read all of your post in the site! You really realize my dream and I will do as you say someday!

    19 marzo 2012 | 10:43

Los comentarios están cerrados.