BLOGS
El confesionario El confesionario

“Observa la verdad y no la traspases. No calumnies a ninguna gente grande o pequeña”, Ptahhotep

¿Hay que informar de las primarias de los partidos?

Ya hace tiempo que me pregunto por qué los medios de comunicación deben (o no) informar de los procesos de primarias de los partidos políticos. La razón es que no dejan de ser votaciones entre socios y simpatizantes de clubes privados, que, si bien acaban teniendo trascendencia pública si consiguen algún tipo de representación en las instituciones, en este estadio inicial de las primarias, no repercuten en la ciudadanía.

¿Por qué los periódicos tienen que dedicar páginas enteras a explicar la precampaña y la campaña electoral de los candidatos a las primarias de un partido? ¿Por qué la prensa debe dedicar espacios en portada para hacerse eco del ganador/perdedor de estos comicios? Personalmente, me llama la atención la poca participación que acostumbran a tener estas elecciones internas de los partidos. Se supone que si alguien es militante es porque se siente identificado con el proyecto de su partido y, por lo tanto, sería lógico pensar que cerca del 100% (o, al menos, un 90%) del censo convocado a las urnas debería ejercer su derecho a voto. Pero, no, lo que las primarias acaban demostrando es que, ni siquiera los que están metidos en política participan activamente en ella, es decir, ni siquiera votan.

En Barcelona, se han producido varios procesos de primarias. En el PSC se hicieron de cara a elegir el candidato a las europeas (al final, acabó con un lío entre los candidatos) y para escoger al alcaldable socialista. Ganó Jaume Collboni, pero, durante las primarias, también hubo algún que otro follón. Más recientemente, ERC ha elegido también quien será su candidato a la alcaldía de la capital catalana, Alfred Bosch. Pongamos este último caso como ejemplo que se reproduce en otras primarias de los otros partidos: no votó ni el 50% de los 2.373 votantes convocados, entre militantes, simpatizantes y “amigos”.

Pedro Sánchez, nuevo líder del PSOE

Pedro Sánchez, nuevo líder del PSOE tras ganar las primarias, rodeado de un enjambre de medios de comunicación. JUANJO MARTÍN/ EFE

¿Qué proporción sobre el total de la población de Barcelona representan esos 2.373 votantes en las primarias de Esquerra Republicana de Catalunya? Una absoluta minoría, pero, aún así, los medios de comunicación informan sobre las primarias. Lo mismo ha pasado con la elección del líder del PSC en Catalunya, Miquel Iceta: el censo de votantes era de solo 20.658 catalanes y, de estos, al final solo votaron el 47% (9.693). Es decir, ni siquiera la mitad de los militantes convocados a las urnas para elegir a su líder acudieron a votar. Dejando de lado a los que pudieran trabajar ese día, estar de vacaciones fuera de Catalunya o enfermos, ¿por qué alguien que paga un carné de un partido no va a votar en las primarias? ¿Qué legitimidad tienen los partidos para convocar a las urnas a la ciudadanía en general cuando llegan unas elecciones generales, autonómicas, municipales o europeas, si ni los propios partidos son capaces de movilizar a la mayoría de sus militantes en unas primarias?

En la elección del nuevo líder del PSOE, Pedro Sánchez, pasó prácticamente lo mismo. Todos los medios hablando durante días de unas elecciones en las que estaban llamados a votar tan solo 198.120 españoles. Al final, la participación fue algo mejor que en otras primarias (65,85%), pero, ¿estos resultados de las primarias no deben hacer reflexionar a los políticos? Ni siquiera son capaces de movilizar a una amplia mayoría de sus militantes. Y eso que tienen el apoyo de los medios de comunicación.

Informar sobre las primarias de un partido es, en cierta manera, como informar sobre las elecciones al FC Barcelona, otro club privado que convoca a las urnas solo a sus socios, pero cuyo proceso electoral traspasa el ámbito privado y llega a la esfera pública. En este caso, me atrevería a decir que con mucha más repercusión, porque, no nos engañemos, en este país el fútbol es Fútbol.

Siguiendo con el símil futbolístico, los procesos de primarias, tal y como se están desarrollando, son como autogoles que se meten los partidos en propia puerta, porque dejan al descubierto sus carencias y su escasa capacidad de movilización, incluso, entre los suyos. Por ello, me pregunto si los medios de comunicación deben (o no) informar sobre este tipo de comicios privados de una forma tan amplia (o desproporcionada) si se tiene en cuenta la repercusión real que tienen sobre la mayoría de la ciudadanía, que no vota.

3 comentarios

  1. Dice ser Teorias

    Es bonito y como el futbol interesa, quien son los que van a jugar a sacar patria y hacer lo mejor para España. Pero si su ídolo es Felipe González. Mejor me olvido de Señor Sánchez.
    González en teoría puede ser el mejor socialista del mundo. Pero el mejor capitalista en la realidad es.

    15 Julio 2014 | 16:36

  2. Dice ser Nubeser

    Teorías tiene más razón que un santo.
    Las primarias en un partido hacen que el pueblo elija, no solo cada 4 años, sino que elija desde abajo.
    En otros países por todos conocidos es el pan de cada día y no creo que sea una mala idea llevar esto a España y sobretodo a uno de los partidos de, en teoría, del pueblo.
    Sobre Felipe Gonzalez no opinaré porque por mis opiniones ahora me pueden caer un par de años de cárcel.

    16 Julio 2014 | 10:21

  3. Dice ser Julian Martinez

    Seres. el mal llamado socialista Felipe González, se da la paradójica al igual que al actual Pedro Sánchez, en el mal llamado PSOE. Digo esto porque los dos, han salido como los guapotes de sus tiempos que nadie conocía y menos como socialistas. Felipe, dejo su historia donde en su mandato se produjeron las primeras estafas millonarias de las antiguas pesetas, con socialismo moderno.

    Del Sr. P. Sánchez, hoy solo tenemos sospechas de los acontecimientos que pueden ocurrir al futuro, en cuanto a lo guapote, si otro Felipe el hermoso que puede sentirse orgulloso y fiel amigo de la corona Borbónica, dejado de lado lo que dicen ser, socialismo y prometen.

    El primero, sabemos quien era y los hechos lo confirmaron, el segundo, esta por ver, pero los pronósticos que hoy se perfilan nos caminan que sufriremos la misma desilusión que con el primero, ya que aquí todo el pueblo en su mayoría piensa que solo se cambia el perro viejo por el nuevo.

    Bueno, no seamos pesimistas puede que todo no este perdido porque la cosa esta tan caliente, que aquí es fácil que nos jodamos todos porque nadie hoy se fía ni confía.

    Los movimientos se verán porque nada mejor es, demostrarlos andando, pero yo sigo pensado que aquí nos han colocado otra vez gato por liebre donde la volveremos a la continuacion de la historia.

    16 Julio 2014 | 10:31

Los comentarios están cerrados.