BLOGS
El blog de Lilih Blue El blog de Lilih Blue

Historias de amor, sexo y otros delirios

Archivo de la categoría ‘Sin categoría’

Sexo en el aeropuerto ¿Cuáles son los aeropuertos más ligones?

Querid@s,

Ruego disculpéis mi ausencia estas últimas jornadas. Acabo de deshacer las maletas de una escapada al estado de Colorado que me he autorregalado porque sí. La experiencia ha sido fabulosa, hasta que retrasaron unas cuantas horas mi vuelo de vuelta a Chicago. De tanto esperar y esperar en el aeródromo internacional de Denver me puse a pensar en la combinación de dos palabras que en principio muy poco tendrían que ver la una con la otra: sexo y aeropuerto. El aeropuerto tiene su erótica, desconfiados.

Atrápame si puedes

Vacaciones estivales

En verano los aeropuertos se llenan de pasajeros con destinos dispares. Retrasos en los vuelos, una cervecita en el bar, largas esperas, otra cervecita en otro bar y un buen rollo generalizado que se nota y se siente porque por fin ¡¡nos vamos de vacaciones!! Tanto si vais en busca de un intercambio más que cultural, un ligue de vacaciones o un encuentro fugaz, los aeródromos son escenarios ideales para hacer nuevas amistades. Y es que los aeropuertos son los nuevos bares. No es de extrañar que los aeropuertos sean un foco de amor y sexo, pues 1 de cada 7 turistas que viaja a España ya va piripi cuando sube a bordo, según un estudio realizado el verano pasado por la compañía Jetcost sobre los hábitos y experiencias de los pasajeros de 18 años a la hora de volar a España.

El viajero promedio llega al aeropuerto 3 horas y 52 minutos antes de la salida. Y hasta que embarcan… ¿a qué dedican el tiempo libre? Los resultados más votados fueron beber (alcohol, por supuesto), ir de tiendas, sentarse y esperar hasta la hora de embarque o comer algo. Sorprendentemente un 10% de los encuestados admitió haber tenido un encuentro sexual en el aeropuerto antes de embarcar. Más de las tres cuartas partes de ellos eligieron los baños del aeropuerto (76%), seguido por los cuartos de almacenamiento (21%). De los que eligieron los baños, un 70% reconoció que lo hacían en los de las salas VIP ya que están menos concurridos y más limpios. Otro dato sorprendente es que un 12% de las personas que habían tenido un encuentro sexual en el aeropuerto admitió que habían sido pillados por el personal del aeropuerto o por otros pasajeros. ¡Menudo morbo!

¿Por qué? Un 32% argumentó la euforia pre vacacional y un 27% admitió que quería vivir esa emoción que provoca la incertidumbre de si le van a pillar a uno o no en mitad de la faena.

Sexo a bordo, no tanto

Sexo en el aeropuerto sí, pero solo un 4% admitió haber copulado en el interior de la aeronave mientras surca el cielo rumbo a su correspondiente destino. A un 31% de ellos los habían pillado con las manos en la masa.

Escena en la que la azafata pilla in fraganti a los Recién casados

“Esta encuesta no deja de sorprendernos, sobre todo el hecho de que no se haya pillado a más personas mientras lo hacían. Creo que una de las razones por las que muchas personas están tentadas es por la emoción de saber que no deberían estar haciendo lo que están haciendo y dónde lo están haciendo. Y desde luego creo que es algo mucho mejor que emborracharse” afirma Antoine Michelat, presidente de Jetcost. Absolutamente de acuerdo con el presi.

Happn arrasa en los aeropuertos europeos

Otro estudio realizado el verano pasado por Happn, la app de ligoteo geolocalizada líder en España y en el mundo, ha elaborado un ranking que revela los aeropuertos más ligones del viejo continente. La aplicación sólo permite a los usuarios mandarse mensajes una vez que se han cruzado físicamente y se han dado a like mutuamente. Si esto ocurre se produce lo que mundialmente se conoce como “crush” y se abren la posibilidad de una conversación. Este es el ranking de crushes en los aeropuertos europeos.

La primera posición en el top ten se la lleva Amsterdam Schipol con 302 crushes diarios. Le siguen el aeropuerto de Estambul (250 crushes, 500 personas); Londres (200 crushes, 400 personas); Copenhague (190 crushes, 380 personas) y Oslo ( 180 crushes, 360 personas). En el caso de España, el aeropuerto Adolfo Suárez de Madrid es el aeropuerto español con mayor tendencia a entablar relaciones sexuales y amorosas con un total de 150 crushes.

Tras el equinoccio de la primavera estallará sobre nuestras pieles el solsticio de verano que ya casi tocamos con la yema de los dedos. Si decidís montaos en un avión con destino a cualquier otra parte, estad atentos en el aeropuerto y tened a mano el móvil. A ver qué sucede.

El amor está en el aire

 

A follar a follar que le mundo se va a acabar.

El arte del spanking: guía para dar y recibir una buena azotaina

Querid@s,

El azote es el mayor homenaje que se puede rendir a la más digna, más refinada y más generosa parte de la mujer: las nalgas (Jean Pierre Enard) y su reina es Bettie Page, estrella de cine con una gran cantidad de cortos spankos. ¡Ojo con la dulce Bettie!

El spanking o azoting es todo un arte y forma parte del sado light que tan presente está en nuestras vidas desde que Christian Grey y la señorita Anastasia Steele se lo montasen en la habitación roja de la edulcorada Cincuenta Sombras de Grey. Aunque no lo creáis, el spanking es una práctica mucho más profunda de lo que parece a primera vista. Implica un juego de roles de dominación / sumisión y supone a la vez una fantasía sexual para muchos acólitos del sexo más allá del misionero. Antes de continuar quisiera dejar claro que estamos hablando de azotes consentidos dentro del terreno sexual entre dos personas adultas, en el que la sumisión y la dominación son perfectamente válidas y consentidos entre el spanker (azotador) y el spankee (azotado). Obviamente fuera de la cama y de estos términos, ni un azote ni medio. Mira que me gusta a mí Clark Gable, pero en el largometraje Más allá del Missouri se comporta como un jodido cabrón.

Por si os hubiera contado poco sobre mí, confieso que me fascina que me sorprendan con una azotaina. Me pone que me zurren con fundamento. Eso sí, con una fusta que no duela demasiado o una mano firme pero tierna. Los azotes, también conocidos en la jerga como nalgadas, no tienen nada de malo ni son una práctica enfermiza, por si algun@ se está echando las manos a la cabeza. Y yo no soy ninguna indecente ni enferma degenerada porque me gusten estas cosas ni por admitirlo en público. Y a l@s que os gusten azotar o ser azotad@s tampoco. ¿Que a mí me gustan los azotes? Por supuesto. ¿Que no tienen por qué gustaros a todos? También por supuesto.

La primera vez que me dieron unos azotes me pidieron permiso y eso no me gustó. La segunda fue mucho mejor. Aquel hombre me cogió en brazos con la fuerza de un volcán y me lanzó a la cama como si fuera un zeppelín. Me dio la vuelta y comenzó a acariciarme con firmeza, recorriendo mi cuello con su lengua caliente, mordisqueándome la espalda y apretándome el culo con unas manos que daba gloria sentirlas.

Milo Manara

El arte del azote, Milo Manara

Entonces de sopetón me entraron unas tremendas ganas de que me azotara. Esta ve fui yo quien los pedí. ¿Serías tan amable de darme unos azotes? Se le quedó cara de pastel de boniato, más que nada porque no se lo esperaba. Tardo muy poco en digerir mi petición y enseguida se puso manos a la obra. Le cambió el rostro enseguida.

– ¿En serio puedo azotarte? ofreció con alegría infantil.

– Todo tuyo querido.

Y hasta aquí puedo contaros. Aquel hombre era un maestro del spanking, aunquw no todos lo son. Vayamos pues con unos consejos básicos de spanking para principiantes.

1. Un azote bien dado: Los azotes han de propinarse secos, con contundencia y sin titubear. Así es como se dan los azotes. Para que sea un buen cachete también ha de ser sonoro, que se oiga bien el zas, plas o la onomatopeya de turno. Intentad evitar siempre el refilón, como esas bofetadas de medio lado que me daba mi padre cuando quería corregir mi comportamiento. No apuntaban bien pero me dejaba el rostro escaldad@. Pues lo mismo ocurre con los azotes de refilón, que dejan las nalgas demasiado escocidas. Así que mano firme, que no dura, con los azotes.

The Art of Spnking, Erika Lust

2. En cuanto al ritmo, conviene comenzar suavecito. Azotar no es pegar y las nalgas no son tambores. El spanking tiene una fortísima carga erótica y sexual, significa acariciar y violentar a la vez. Lo que no estáis dando es una paliza de órdago, sino un regalo en forma de placer para que el otro lo disfrute. Nadie tiene que sangrar.

3. Para que no os perdáis, aquí tenéis un esquema de las zonas a azotar. En la anatomía de un spanking básico disciplinario correctivo la distribución es clave. Tratad de distribuirlos equilibradamente entre la totalidad de ambas nalgas.

El 70-80% del spanking debería realizarse en la zona de la nalga propiamente dicha.

El 20-30% de azotes extra en ese pliegue que existe entre las nalgas y las piernas.

El 10-20% con suavidad en la parte superior trasera del muslo. Y nunca se ha de golpear por encima de las nalgas o podrían dañarse los riñones o el coxis. Por supuesto, evitar golpear los genitales.

 

4. Como en todo, una de cal y una de arena. Cambiad el ritmo. Según veáis que el culete se va poniendo rojo como un tomate, azotad con más o menos fuerza. Deteneos para después proseguir con cachetes más cortos. Luego uno suave, uno duro… Repetid la secuencia y de vez en cuando acariciad las nalgas para aliviar la rojez de la piel y dar un poco de tregua mientras besáis sus posaderas, las tocáis, las mordisqueas, las chupáis, las amasáis, las apretáis con mimo. Lo que os venga en gana azotadores.

El bueno de James Spader se lo hace bastante bien a Magie Gyllenhaal en Secretaria (2002), film que marcó el mundo del spanking. Tomad buena nota de esta clase magistral.

5. ¿Cómo colocarse para recibir los azotes?

He aquí sólo algunas de las muchas posiciones del spanking, por no abrumar con demasiada teoría y dejar que paséis lo antes posible a la práctica.

*A cuatro patas sobre la cama, al estilo perrito.*

*Sobre las rodillas del azotador

*De pie, apoyad@ ligeramente sobre alguna superficie.

* Tumbad@ en alguna superficie en la posición en la que se pone a un bebé para cambiarle el pañal.

Existen tantas formas como gustos, encontrad la vuestra. Eso sí, tened en cuenta que las distintas posiciones están estrechamente vinculadas con la intensidad del dolor, que se evalúa de menor a mayor en la escala de Arkham, que va del 1 al 10,5. Según la posición de los músculos de las nalgas, los azotes serán más o menos dolorosos. No sois el Marques de Sade ni estamos aquí para infligir daño a nadie, así que os recomiendo empezar light. A cuatro patas sobre la cama o mientras se practica el sexo con el azotad@ encima, por ejemplo.

6. Instrumentos del spanking: Además de la mano pueden utilizarse instrumentos y juguetes varios como látigos, fustas o varas. Incluso podéis echar mano de raqueta de tenis, zapatilla de deporte, la alpargata de ir por casa o el el cepillo de pelo. También pueden ser útiles como los utensilios de cocina. En la variedad está el gusto. Pero ojo, al igual que ocurre con las posturas del spanking, escocerá más o menos según el objeto empleado para la azotaina. Zurrad con cuidado y medid vuestra fuerza, no se os vaya a ir la mano y la liéis parda.

7. Para meteros más en el papel, os propongo desempeñar algún juego de rol.  Usad vuestra  imaginación, intercambiad papeles convencionales. Policía- mal ciudadano, enfermero-paciente, profesora-colegial o cura-feligresa pecadora. A mí esta última me pone os pelos de punta, pero para el que le ponga el rollo sacrosanto religioso. No seré yo quien juzgue los gustos sexuales de nadie, Dios me libre.

8. Tras la azotaina toca redimirse. Para el alivio y bienestar del spankee conviene aplicar sobre la zona de la nalga afectada loción calmante, prepararle un baño de agua caliente con espuma y velitas de esas que huelen de miedo, descorchar una botella de champagne para celebrar que nadie ha salido herido.

Por si os interesa instruiros más y mejor en estos menesteres, no dudéis en consultar el titulo publicado de Milo Manara, con textos de Jean Pierre Enard, El arte del azote.

A follar a follar que le mundo se va a acabar.

3 fantasías sexuales para este verano. ¡Hazte con la tuya!

Querid@s,

El verano ya llegó. Y con él un inquietante incremento del apetito fantasioso sexual. Ya sabéis a lo que me refiero. Al 75% de los españoles le aumenta el apetito sexual en verano. Son los jóvenes de entre 18 y 39 anos los mas dispuestos a disfrutar nuevas sensaciones en el periodo estival.

Los meses de verano son una época del año en la que existe una mayor predisposición a desatar la pasión y darle rienda suelta a las fantasías sexuales. La razón es bien sencilla. La gente sale más, las terrazas se llenan, las calles se abarrotan de gente y todos andamos más calientes que de costumbre. Al sol del Lorenzo las ocasiones para el encuentro sexual se multiplican exponencialmente; los solteros se comen más roscos y las parejas estables tienen tres veces más relaciones sexuales en verano que en invierno.

Hoy os traigo tres fantasías sexuales ideales para este veranito. Si la canícula resulta insoportable…

1. Sexo al aire libre. Si aprietan el calor y las ganas aprovechemos sin más dilación las bondades con las que la Madre Naturaleza ha tenido a bien obsequiarnos durante nuestro paso por este ingrato valle de lágrimas. Antes de que nos lo carguemos todo, aprovechemos cada arbusto, colina o montaña. Saquémosle el jugo a la playa, el lago, la caminata entre el follaje del domingo o la tienda de campaña durante la escapada rural del fin de semana.

2. Sexo en el agua. Yo sólo con pensarlo se pe pone la piel de gallina.

3. Sexo en la discoteque o en el chiringuito. Después de unos tragos y unos dancings en la pista de baile nada entra tan bien como darse un buen revolcón con alguien que nos encienda.

A follar a follar que el mundo se va a acabar.

¿Cómo es el sexo de los casados?

Querid@s,

¿Cómo es el sexo de los casados?

He observado que después del matrimonio, las personas dejan de ser curiosas decia Antón Chéjov. Gabriel García Márquez consideraba que el problema del matrimonio es que se acaba todas las noches después de hacer el amor, y hay que reconstruirlo todas las mañanas antes del desayuno. Yo creo que el sexo no es la máxima prioridad en una relación de pareja pero si no hay es una mierda. La admiración, la amistad y el respeto van por delante. El sexo puede ser mejor o peor, puede ser modesto y misionero o hacerte que veas las estrellas. Eso si, tiene que haber sexo. Sin sexo, la pareja no tiene sentido alguno. Podemos ser amigos o compañeros, pero nada más. Salvo que seáis asexuales claro, pero en este tema no voy a meterme hoy.

La frecuencia sexual de los casados

Según revela un estudio de la Universidad de Chicago (por aquí sigo) de 1994 publicado en The Wall Street Journal, casi el 80% de las parejas casadas tienen relaciones sexuales varias veces al mes o más. No obstante conviene tomarse los estudios sobre sexualidad humana con relativo escepticismo, porque en lo que a juegos de alcoba se refiere la gente siempre miente. En general, -no me echéis a los lobos-, los hombres se comen una y cuentan veinte. Y las mujeres nos comemos veinte y contamos una. Ironías de la vida.

Dicho lo dicho los datos arrojados por los estudios en la materia revelan que “la frecuencia sexual media es de unos 3,2 encuentros sexuales a la semana en el primer año de convivencia de una pareja. Durante ese primer año, por lo general, está presente el más infalible de los afrodisíacos, el enamoramiento. Tanto ellos como ellas presentan unas ganas locas de estar juntos y enredados en una constante intimidad en el que el resto del mundo no importa. Pero con el paso de los días, las semanas, los meses, los años, el verse la cara todos los días, pasar tanto tiempo juntos que ni siquiera hay tiempo para echarse de menos, va pasando factura.

Durante el tercer año la media de relaciones sexuales desciende a las 1,9 por semana y a partir de ese tercer año la frecuencia sexual de las parejas disminuye drásticamente hasta un irrriosorio 1,1 encuentro semanal. Los tres años simbolizan un hito en la relación, ya que a partir de ese momento el enamoramiento decida plegar alas y se esfuma. Si el amor es sólido, la pareja se consolida, si es un amor de garrafón las parejas experimentan crisis y episodios turbulentos en su relación. Algunas se van al traste y para las que sobreviven, la frecuencia sexual comienza a decaer. El deseo disminuya, al menos uno de los miembros siente deseos de acostarse con otra persona, y la pasión se ahoga entre broncas maritales, facturas y el monstruo de la rutina, a veces intolerable.

Personalmente las cifras se me antojan demasiado escasas, aunque se rumorea que la explicación tiene toda la lógica del mundo. El matrimonio en si no es un factor que afecte negativamente al deseo, lo que sí constituye un elemento decisorio es la convivencia. Cuando no convivimos, las ganas de verse son constantes. Recuerdo cuando yo andaba enamorada por primea y última vez y juro que lo único que quería era estar pegadita a él las 24 horas del día, su compañía siempre me sabia a demasiado poco. Le echaba de menos incluso antes de que se marchara y a todas horas ansiaba que los demás desaparecieran y que nos quedáramos solos para colarme entre sus piernas y dormir pegada a él para toda la vida. Pero cuando los deseos se hacen realidad y realmente tienes que ver, por narices, al otro todos los días, ayy amigos, las cosas cambian. Vaya si cambian.

Como reza el viejo chiste: “¿Por qué el soltero/la soltera está siempre delgad@ y el casado gordo/ la casada gorda? Porque el soltero/la soltera al llegar a casa, abre la nevera y dice: “Siempre lo mismo” y se va a la cama. Mientras que el casado/ la casada , se va a la cama y dice: “Siempre lo mismo”. Y abre la nevera”.

Factores del deseo sexual

La fantasía es el motor principal del deseo sexual. No hay nada mejor para alimentar la libido que fantasear, cuanto más mejor. Nada aviva más el fuero interno que la conquista de pensamientos eróticos. Hasta aquí todo claro, pero otra cosa muy distita y más difícil es mantenerlo en el tiempo. Para eso no basta con quererse, hay que desearse para salvar la monotonía. Sin pasión el amor acaba desvaneciéndose o convirtiéndose en algo que a algunos puede valer como sucedáneo. Amistad, compañía, pero nunca amor. Al menos no del bueno.

¿Y si no hay ganas?

Para muchos casados es una verdadera hazaña echar un polvo con su pareja debido a un porrón de historias: los hijos que no le dejan a uno tiempo para nada, los respectivos trabajos, las rendijas del amor que la pareja se profesa, la falta de tiempo y de tranquilidad, las reyertas maritales…Pfffff, como para agobiarse y que el deseo se esfume pensaréis algunos. Puede ser pero no entiendo que a uno se le extingan definitivamente las ganas de hacer el amor con la persona a la que quiere. El sexo no es una obligación y que me encierren si algún día digo lo contrarioQue un día estoy cansada y no me apetece, vale. Que otro día no le viene en gana a él, pues bien también. Pero cuando la renuncia al sexo es sistemáticamente, cuando las faltas de ganas son constantes, tenemos un problema querid@s. Y de los gordos.

Tanto la vida de soltero como la de casado tienen sus grandezas y sus miserias. Ya lo dijo otro listo, esta vez fue Petronio hace más años que Matusalén. Te puedes casar o quedarte soltero, pero te arrepentirás de las dos cosasEspero que no tenga razón.

¡A follar a follar que el mundo se va a acabar!

El sexo adelgaza, está claro

Querid@s,

Pongámonos un poco físicos hoy.

Las mujeres hacen/hacemos lo imposible por conseguir que parezca que los años no pasen. También los hombres, claro está, pero hoy vengo a hablaros del caso particular de las féminas. Las chicas, y más en estos días pre estivales, nos hacemos con lo último en cremas rejuvenecedoras y tratamientos carísimos, nos apuntamos a extenuantes clases de spinning y nos pasamos a la comida sosa y sin gracia para mantener la línea. Para mí, tonterías. ¿Qué pasa si os digo que existe una manera divertida y placentera de perder peso? Pues existe, porque la mejor manera de deshacerse de los michelines y rejuvenecer se puede conseguir sin moverte de la cama?

La operación bikini ha comenzado y con unas simples sesiones de sexo podemos conseguir quitarnos esos kilitos que nos sobran, solos o en compañía. Con un orgasmo podemos perder hasta 127 calorías, 500 si se practica en la ducha y más de 60 si nos abandonamos a un beso apasionado. Hacer el amor adelgaza, oigan. El sexo consigue acelerar los latidos del corazón, dilata los vasos sanguíneos de las zonas genitales, acelera la respiración y provoca un sinfín de contracciones beneficiosas para la salud. Al fin y al cabo practicando sexo conseguimos lo mismo que con cualquier ejercicio físico.

El órgano que nos mantiene en línea; el clítoris

El clítoris es el único órgano del cuerpo femenino cuya finalidad es producir placer; unas 8.000 terminaciones nerviosas que conectan toda una red de terminaciones nerviosas. ¡Guau! Más impresionante todavía es que el 75% de las mujeres necesiten estimularlo para alcanzar el orgasmo y que sean más propensas ‘‘a llegar’’ solas que en pareja. Visto lo visto no podemos dejar que se nos escapen los orgasmos. Es por eso que la diseñadora y cofundadora de la ya conocida por vosotros Bijoux Indiscrets, Elsa Viegas, desarrolló Twenty One, el diamante vibrador dedicado exclusivamente al placer femenino. Con solo pulsar un botón, Twenty One os pone en bandeja el orgasmo ideal y todos sus beneficios.

 

¿No es una preciosidad? Toda una joya.

Un diamante para ella

Ademas de correros gloriosamente esta joya orgásmica permite dulces sueños, repara el tejido corporal y nos hace parecer más jueves. Es el secreto de la eterna juventud, bueno eterna tampoco, no nos engañemos, pero si alarga la vida uno cuantas primaveras. Con cada orgasmo el apetito se modera y se siente una euforia inmediata gracias a la liberación de las saludables endorfinas. Además el diamante es perfecto para conseguir el aumento de Immunoglobulin A e impulsar nuestro sistema inmune. Perder peso y conseguir una vida saludable nunca fue tan fácil. Basta con saber disfrutar de los “pequeños” placeres de la vida”.

Ya lo decía yo, follar adelgaza. Y bailar también.

A follar a follar que el mundo se va a a acabar.

10 cosas que deberías saber sobre el sexo anal

Autor invitado: Carlos León Bejar

Podría apostar un brazo a que en el cole nunca te llegaron a enseñar educación sexual anal, así que me parece una excelente ocasión para hablar del tema.  En nuestra intimidad la mayoría intentamos explorar cosas nuevas, pero no todo el mundo sabe cómo practicarlo, y cómo disfrutarlo.  La información que disponemos al respecto es muy escasa, así que vamos al lío.

Todos lo podemos disfrutar, y no está atado a un género en concreto.

Solemos tener la concepción errónea que quien practica sexo anal se vuelve gay, o que es un poco raro, o que muy pocas chicas acceden a hacerlo porque se trata de un agujero de “solo salida”.  Según la terapeuta sexual Kat Van Kirk y autora del libro The Married Sex Solution, cualquier persona debería practicar y disfrutar del sexo anal, en muchos países es la principal forma de tener relaciones sexuales donde el control de natalidad no está disponible.

Si te asusta la “materia fecal”, debes saber que en esta zona hay muy poca!, y el aseo debería ser muy parecido al vaginal.  Las malas experiencias no deberían nublar futuros intentos, ya que si lo haces bien, ambos disfrutareis en cantidad.  Se trata de un área con muchísimas terminaciones nerviosas, y ese es el motivo por el cual es muy placentero.

  1. No te pilles un pedo antes de hacerlo, ni lo hagas sin planificación

 Esto suele ser muy típico, me pillo un pedo que lo flipas, y opps! accidentalmente ha entrado por ahí….Así que no consumas sustancias psicotrópicas, ni te emborraches antes de practicarlo, esto debe ser planificado, conversado por ambos, y tenéis que estar de acuerdo en intentarlo.

  1. Utiliza lubricante

Lamentablemente el ano no se auto-lubrica como la vagina, así que debes utilizar un buen lubricante para que la penetración no sea traumática ni dolorosa.  Utiliza uno que sea muy denso a base de agua, y de silicona, te aguantará mucho tiempo, y será difícil de secar.  Si utilizas condón (que es lo más recomendable), no uses lubricantes con aceite, ya que terminan rompiendo el látex.

  1. Las pornos no molan para aprender

Vamos a ver, ver porno es como ver esos vídeos cortos de cocina que se han puesto de moda en Facebook, el chef empieza a hacer todo cojonudamente bien en poco tiempo, y te quedas alucinado viendo como las cebollas están perfectamente cortadas, aparecen todas rebanadas mágicamente sobre la mesa, y no se ensucia nada.  En ninguna porno verás el previo del sexo anal, no verás el lubricante, el tipo que se usa, ni verás a la pareja hablando si quieren probarlo.

Puedes utilizar estas pelis como apoyo estimulante para lograr excitarte, pero nunca para aprender.

  1. Haciendo preliminares: Like a Boss

Si para la penetración vaginal se necesitan preliminares, imagínate para la penetración anal.  Así que acaricia la parte externa del ano, mientras le das placer por otros lados, lame a tu pareja, cáusale excitación, de esta manera lograrás una conexión erótica entre los estímulos que recibe con el placer anal.  Así el receptor se relajará y disfrutará haciéndolo.

  1. El receptor es el que manda

El receptor es que debe controlar la profundidad de la penetración, la velocidad, la posición, y todo!!.  El receptor debe estar lo más cómodo posible para disfrutar de la experiencia.  Es bueno que lo habléis previamente, para que luego no estéis gritando las instrucciones que debéis seguir mientras lo practicáis.

  1. Masturbación durante la penetración

Para las chicas es mucho mejor que se masturben, y estimulen el clítoris mientras son penetradas, ya que el sistema nervioso asociará el placer familiar con la nueva experiencia.  Esto ayuda mucho a relajarse y hacer que el momento en general sea memorable.

  1. Llegar al orgasmo

 Es perfectamente alcanzable el orgasmo anal mediante la estimulación del punto G por medio del trasero.  Aunque puede ser un azar, ya que anatómicamente el punto G podría estar en esa pared y en otras no estar, esto dependerá mucho de cada persona.  Pero fundamentalmente tu pareja debe estar relajada, y debe disfrutar de cada sensación.  El estrés, o los nervios, no ayudarán a alcanzar el orgasmo.

  1. Cambia de condón

 Si vas a pasar del sexo anal al vaginal, asegúrate de cambiar de condón, o asearte muy bien, ya que puedes transmitir bacterias, y causar infecciones graves como una ITU.  Tampoco exageres con el lubricante, de manera que no chorree por todo lado, esto también puede ocasionar infecciones.

  1. Aprieta mucho, y eyaculas deprisa?

Si sufres de eyaculación precoz, explica Charlie Glickman, educador sexual, y autor del libro The Ultimate Guide to Prostate Pleasure, no utilices bajo ningún concepto cremas insensibilizadoras: “Es como que te vayas a quitar una muela, y el odontólogo te inyecte Novocaína, y cuando vas a comer no sientes la cara”.  Se entiende que esto debes disfrutarlo, así que puedes usar condones retardantes, o buscar información sobre cómo evitar la eyaculación precoz.

Tampoco uses insensibilizadores en el ano, ya que si no sientes nada, puedes lastimarte al no saber lo que pasa allí atrás.  Se trata de disfrutar!.

Y vosotros….¿qué opináis del sexo anal?

El olor del deseo sexual…¿Qué son las feromonas y cómo funcionan?

Querid@s,

Creemos erróneamente que en el deseo únicamente influye aquello que percibimos con la vista, ignorando que el funcionamiento del cuerpo y la mente humano se antoja complejo. La realidad es bien distinta ya que en la atracción sexual no todo es amor a primera vista e influyen otros factores sensoriales como el olor, la voz o el contacto de la piel del otro, entre otros, haciendo que los cinco sentidos interpreten su papel en los juegos del amor y la seducción. Nos acercamos a alguien y al instante algo se nos enciende por dentro. Estamos calientes, estamos on fire.

¿Por qué? No es una mera casualidad del amor o el deseo sexual, son la feromonas. Imagino que todos habéis oído mencionar alguna vez algo sobre estos individuos. Pero ¿qué son? y lo que es más importante todavía, ¿cómo funcionan?

El término feromona, acuñado a finales de la década de los años 50, procede de griego: pheran (transferir) y hormas (estímulo). Científicamente se definen como sustancias químicas secretadas por todo ser viviente que envían señales de olor subconscientemente a las personas del sexo opuesto (o no) y que disparan la atracción sexual. Estas señales son detectadas por un órgano que se encuentra dentro de la nariz y que se llama órgano vomero nasal (OVN). Cuando el OVN detecta la feromona envía una señal de respuesta sexual al cerebro y en este momento es cuando surge la atracción.

Hasta hace bien poco se pensaba que las feromonas eran cosa de animales y por lo tanto intrascendentes para el ser humano. Sin embargo investigaciones recientes de la Universidad de Utah han demostrado que las feromonas juegan un papel poderoso en la sexualidad humana. Nuestro olfato no sólo nos permite percibir olores, también tiene un sentido sexual y animal. Cuando el olor de alguien nos enloquece y nos hacen perder los pocos papeles que podemos tener, la culpa siempre es de las feromonas.

A follar a follar que el mundo se va a acabar.

Librería de Orgasmos Reales: así suena un orgasmo femenino de verdad

Querid@s,

Atended. 30 personas escuchan dos orgasmos. ¿Cuál es el real y cuál es el fingido?

El 22,5% de las mujeres españolas no llega al orgasmo nunca o casi nunca durante las relaciones sexuales y muchas se sienten tan presionadas para alcanzarlo (y alcanzarlo del modo en que sus parejas masculinas están esperando) que el 52% acaban por fingirlo de vez en cuando, y el 11,8% siempre, algo de lo que, por supuesto, el 84% de los hombres no son conscientes. ¿Por qué? Aquí hay  algunos por qués. Según Ana Lombardía, Sexologa y Terapeuta de Sex Academy Hay muchas personas con dificultades para llegar al orgasmo en pareja. Muchas de estas personas lo consiguen con facilidad masturbándose a solas pero, cuando están en la cama con sus parejas, no lo consiguen. Aunque es frecuente escuchar esto en boca de mujeres también hay muchos hombres a los que les sucede.” De ahí que “La gran mayoría de las mujeres ha fingido un orgasmo en uno u otro momento de su vida. A veces llega un momento en que estas mujeres se cansan de simular su placer y quieren empezar a disfrutar de verdad.

“Un estudio de Bijoux Indiscrets descubrió la influencia de la ficción en la manera en la que los españoles practicamos sexo y creó la Librería de Orgasmos.”

Bijoux Indiscrets, juguetería sexual a nivel mundial, realizó un estudio donde descubrió que durante el orgasmo, los gritos, gemidos y jadeos, se han convertido en un código propio de comunicación durante el sexo. ‘Ficción vs Realidad en el sexo‘, el primer estudio sexual de España que nos descubre que un 65% de los españoles tiene una visión ficcionada del sexo, ya sea por las películas pornográficas o por las películas románticas.

Además del orgásmico vídeo Bijoux Indiscrets lanzó hace unos meses la Librería de Orgasmos Reales, un lugar que ya ha recibido mas de 1.700.000 visitas y donde las mujeres tienen la posibilidad de subir sus orgasmos grabándolos y compartiendo de forma anónima el sonido de su orgasmo real para iniciar una conversación que permita romper los tabúes sobre la sexualidad femenina.

ANÁLISIS DE RESULTADOS

El proyecto cuenta ya con 750 orgasmos reales que proceden de 51 países diferentes, incluidos algunos conocidos por su cultura represora de la sexualidad femenina como India, China, Arabia Saudí o Pakistán y otros más liberados como Corea del Sur o los países occidentales. De hecho, España, Estados Unidos, Alemania, México y Colombia son las cinco nacionalidades que más han contribuido con sus orgasmos, mientras que Estados Unidos, Alemania, China, España y México han sido sus principales “consumidores“.

El país más activo ha sido España. Los orgasmos reales se han escuchado más de 2,4 millones de veces y han sido compartidos en redes sociales en 4.900 ocasiones. Entre los orgasmos más escuchados se encuentran los titulados “MY TIME IS FOR ME“, “ÉCLAIR” o “PLEASE, DO IT“, que han sido escuchados más de 30.000 veces cada uno. Podéis escucharlos en la biblioteca de orgasmos de Bijoux Indiscrets. Las grabaciones, que eran acompañadas de pequeñas descripciones para dar contexto a nuestro estudio sobre la realidad del sexo, han permitido a Bijoux conocer las preferencias de mujeres de todo el mundo respecto a zonas erógenas, lugares preferidos para practicar relaciones o para masturbarse, e incluso sensaciones y estados de ánimo que provoca un orgasmo. Gracias a un programa llamado Data Art, el sonido de cada orgasmo se convierte en imagen única e irrepetible que puede descargarse, haciendo de cada orgasmo una obras de arte.

Bijoux Indiscrets

“La mayoría de los orgasmos de la librería se alcanzaron en soledad (42%).”

De los orgasmos subidos el 74% de los orgasmos se alcanzaron con la estimulación del clítoris, el 27% con el punto G, el 19% con senos o pechos y un 4% jugando con las piernas. ¿Cómo? Utilizando las manos, 22%, un vibrador, 20% o mediante la penetración, 15%. La mayoría de los orgasmos de la librería se alcanzaron en soledad (42%) pero también hubo parejas (18%) y algunos tríos (1,1%). El 13% se grabaron en la cama, un 4,4% en el sofá, el 1,5% en el suelo o 1,1% en la cocina, así hasta alcanzar una larga lista de lugares que incluye el trabajo (1,9%) o un coche (1,2%). Éxtasis (32%), estremecedor (12%) o impulsividad (9,3%) son los principales conceptos que se asociaron a la práctica del sexo en nuestra plataforma.

Más de 700 mujeres de todo el mundo se han atrevido a grabar y hacer público su orgasmo real. ¿Os atrevéis a dar voz a la diversidad del placer femenino? Sube tu orgasmo aquí mismo y que se corra la voz.

A follar a follar que el mundo se va a acabar.

Dime cómo duermes y te diré cómo eres en el sexo

Querid@s,

Aunque lo ignorarais hasta ahora, la postura y la forma en la que os acurrucáis en el regazo de Morfeo dice mucho de vuestra sexualidad. Estudios y expertos en la materia han detectado hasta seis posiciones y rasgos de comportamiento al mantener relaciones íntimas.

Escena de la cucharita de los protagonistas de Sin Compromiso

1. Postura fetal

Las personas que duermen en posición fetal suelen ser sensibles. Esta postura revela un tipo de individuo que necesita protección y calorcito humano. Los usuarios de esta postura prefieren encuentros románticos y relaciones sexuales en las que haya generosas dosis de detalles. Más que un aquí te pillo aquí te mato. Los susurros al oído, los besos, los abrazos y las caricias son la clave para despertar su líbido.

Curiosamente es la posición preferida de todos nosotros, según los estudios, ¿Será porque en el fondo todo necesitamos amor? Ya lo decía Jesús Puente.

2. Acurrucad@

Tímidas e inseguras, las personas que suelen dormir acurrucadas presentan caracteres más contenidos en el sexo. Les cuesta intimar y desinhibirse cuando mantienen una relación sexual.

3. Con el brazo tras la cabeza

Postura poco habitual, revela una mente inquieta y creativa. Estos individuos suelen llegar lejos en el terreno sexual, rompiendo la monotonía y buscando formas de sorprender a su pareja. Así que, ojito con lo que hacéis.

4. Estirad@ boca arriba

De quien duerme estirado y boca arriba ha de esperarse una personalidad segura, asertiva y desinhibida. Son personas muy abiertas en las cuestiones que les rodean, no únicamente en materia sexual. En el sexo no tienen problemas en experimentar nuevas posturas. Suelen tomar la iniciativa y van directos al grano. Con ellos mejor no andarse con rodeos ni entretenerse demasiado en la fase de los prolegómenos sexuales.

5. Estirad@ boca abajo

Las personas que duermen boca abajo son desconfiadas y controladoras. En el terreno sexual estos rasgos de personalidad se traducen en un comportamiento sexual activo. De los individuos que concilian el sueño boca abajo cabe esperar que sean ellos los que tomen las riendas de los juegos sexuales. Sin embargo, no llevan bien las sorpresas en la cama.

6. Con los codos o rodillas hacia fuera

Estos soñadores conceden una gran relevancia a los preliminares, incluso más que al acto sexual propiamente dicho. Con ellos es aconsejable tomarse las cosas con calma y no ir con las perversas intenciones de un aquí te pillo aquí te mato cualquiera. Esta gente se toma los juegos de alcoba con calma y mimo. Suavecito, despacito, ya tú sabes mi amor. Aunque suelen ser tímidas en un principio, luego se desmelenan, les puede el vigor y llegan a desarrollar una interesante capacidad imaginativa e innovadora. Todo a su tiempo querid@s.

Y vosotros. ¿En qué postura dormís?

A follar a follar que el mundo se va a acabar.