BLOGS
El blog de Lilih Blue El blog de Lilih Blue

Historias de amor, sexo y otros delirios

Archivo de la categoría ‘Sin categoría’

Librería de Orgasmos Reales: así suena un orgasmo femenino de verdad

Querid@s,

Atended. 30 personas escuchan dos orgasmos. ¿Cuál es el real y cuál es el fingido?

El 22,5% de las mujeres españolas no llega al orgasmo nunca o casi nunca durante las relaciones sexuales y muchas se sienten tan presionadas para alcanzarlo (y alcanzarlo del modo en que sus parejas masculinas están esperando) que el 52% acaban por fingirlo de vez en cuando, y el 11,8% siempre, algo de lo que, por supuesto, el 84% de los hombres no son conscientes. ¿Por qué? Aquí hay  algunos por qués. Según Ana Lombardía, Sexologa y Terapeuta de Sex Academy Hay muchas personas con dificultades para llegar al orgasmo en pareja. Muchas de estas personas lo consiguen con facilidad masturbándose a solas pero, cuando están en la cama con sus parejas, no lo consiguen. Aunque es frecuente escuchar esto en boca de mujeres también hay muchos hombres a los que les sucede.” De ahí que “La gran mayoría de las mujeres ha fingido un orgasmo en uno u otro momento de su vida. A veces llega un momento en que estas mujeres se cansan de simular su placer y quieren empezar a disfrutar de verdad.

“Un estudio de Bijoux Indiscrets descubrió la influencia de la ficción en la manera en la que los españoles practicamos sexo y creó la Librería de Orgasmos.”

Bijoux Indiscrets, juguetería sexual a nivel mundial, realizó un estudio donde descubrió que durante el orgasmo, los gritos, gemidos y jadeos, se han convertido en un código propio de comunicación durante el sexo. ‘Ficción vs Realidad en el sexo‘, el primer estudio sexual de España que nos descubre que un 65% de los españoles tiene una visión ficcionada del sexo, ya sea por las películas pornográficas o por las películas románticas.

Además del orgásmico vídeo Bijous Indiscret lanzó hace unos meses la Librería de Orgasmos Reales, un lugar que ya ha recibido mas de 1.700.000 visitas y donde las mujeres tienen la posibilidad de subir sus orgasmos grabándolos y compartiendo de forma anónima el sonido de su orgasmo real para iniciar una conversación que permita romper los tabúes sobre la sexualidad femenina.

ANÁLISIS DE RESULTADOS

El proyecto cuenta ya con 750 orgasmos reales que proceden de 51 países diferentes, incluidos algunos conocidos por su cultura represora de la sexualidad femenina como India, China, Arabia Saudí o Pakistán y otros más liberados como Corea del Sur o los países occidentales. De hecho, España, Estados Unidos, Alemania, México y Colombia son las cinco nacionalidades que más han contribuido con sus orgasmos, mientras que Estados Unidos, Alemania, China, España y México han sido sus principales “consumidores“.

El país más activo ha sido España. Los orgasmos reales se han escuchado más de 2,4 millones de veces y han sido compartidos en redes sociales en 4.900 ocasiones. Entre los orgasmos más escuchados se encuentran los titulados “MY TIME IS FOR ME“, “ÉCLAIR” o “PLEASE, DO IT“, que han sido escuchados más de 30.000 veces cada uno. Podéis escucharlos en la biblioteca de orgasmos de Bijous Indiscrets. Las grabaciones, que eran acompañadas de pequeñas descripciones para dar contexto a nuestro estudio sobre la realidad del sexo, han permitido a Bijoux conocer las preferencias de mujeres de todo el mundo respecto a zonas erógenas, lugares preferidos para practicar relaciones o para masturbarse, e incluso sensaciones y estados de ánimo que provoca un orgasmo. Gracias a un programa llamado Data Art, el sonido de cada orgasmo se convierte en imagen única e irrepetible que puede descargarse, haciendo de cada orgasmo una obras de arte.

Bijjoux Indiscrets

“La mayoría de los orgasmos de la librería se alcanzaron en soledad (42%).”

De los orgasmos subidos el 74% de los orgasmos se alcanzaron con la estimulación del clítoris, el 27% con el punto G, el 19% con senos o pechos y un 4% jugando con las piernas. ¿Cómo? Utilizando las manos, 22%, un vibrador, 20% o mediante la penetración, 15%. La mayoría de los orgasmos de la librería se alcanzaron en soledad (42%) pero también hubo parejas (18%) y algunos tríos (1,1%). El 13% se grabaron en la cama, un 4,4% en el sofá, el 1,5% en el suelo o 1,1% en la cocina, así hasta alcanzar una larga lista de lugares que incluye el trabajo (1,9%) o un coche (1,2%). Éxtasis (32%), estremecedor (12%) o impulsividad (9,3%) son los principales conceptos que se asociaron a la práctica del sexo en nuestra plataforma.

Más de 700 mujeres de todo el mundo se han atrevido a grabar y hacer público su orgasmo real. ¿Os atrevéis a dar voz a la diversidad del placer femenino? Sube tu orgasmo aquí mismo y que se corra la voz.

A follar a follar que el mundo se va a acabar.

Dime cómo duermes y te diré cómo eres en el sexo

Querid@s,

Aunque lo ignorarais hasta ahora, la postura y la forma en la que os acurrucáis en el regazo de Morfeo dice mucho de vuestra sexualidad. Estudios y expertos en la materia han detectado hasta seis posiciones y rasgos de comportamiento al mantener relaciones íntimas.

Escena de la cucharita de los protagonistas de Sin Compromiso

1. Postura fetal

Las personas que duermen en posición fetal suelen ser sensibles. Esta postura revela un tipo de individuo que necesita protección y calorcito humano. Los usuarios de esta postura prefieren encuentros románticos y relaciones sexuales en las que haya generosas dosis de detalles. Más que un aquí te pillo aquí te mato. Los susurros al oído, los besos, los abrazos y las caricias son la clave para despertar su líbido.

Curiosamente es la posición preferida de todos nosotros, según los estudios, ¿Será porque en el fondo todo necesitamos amor? Ya lo decía Jesús Puente.

2. Acurrucad@

Tímidas e inseguras, las personas que suelen dormir acurrucadas presentan caracteres más contenidos en el sexo. Les cuesta intimar y desinhibirse cuando mantienen una relación sexual.

3. Con el brazo tras la cabeza

Postura poco habitual, revela una mente inquieta y creativa. Estos individuos suelen llegar lejos en el terreno sexual, rompiendo la monotonía y buscando formas de sorprender a su pareja. Así que, ojito con lo que hacéis.

4. Estirad@ boca arriba

De quien duerme estirado y boca arriba ha de esperarse una personalidad segura, asertiva y desinhibida. Son personas muy abiertas en las cuestiones que les rodean, no únicamente en materia sexual. En el sexo no tienen problemas en experimentar nuevas posturas. Suelen tomar la iniciativa y van directos al grano. Con ellos mejor no andarse con rodeos ni entretenerse demasiado en la fase de los prolegómenos sexuales.

5. Estirad@ boca abajo

Las personas que duermen boca abajo son desconfiadas y controladoras. En el terreno sexual estos rasgos de personalidad se traducen en un comportamiento sexual activo. De los individuos que concilian el sueño boca abajo cabe esperar que sean ellos los que tomen las riendas de los juegos sexuales. Sin embargo, no llevan bien las sorpresas en la cama.

6. Con los codos o rodillas hacia fuera

Estos soñadores conceden una gran relevancia a los preliminares, incluso más que al acto sexual propiamente dicho. Con ellos es aconsejable tomarse las cosas con calma y no ir con las perversas intenciones de un aquí te pillo aquí te mato cualquiera. Esta gente se toma los juegos de alcoba con calma y mimo. Suavecito, despacito, ya tú sabes mi amor. Aunque suelen ser tímidas en un principio, luego se desmelenan, les puede el vigor y llegan a desarrollar una interesante capacidad imaginativa e innovadora. Todo a su tiempo querid@s.

Y vosotros. ¿En qué postura dormís?

A follar a follar que el mundo se va a acabar.

Mi padre me violó cuando tenía siete años

Raymond Prescott ha sido finalmente encarcelado después de que su hija Layla, de la que abusó durante 20 años, grabase secretamente cómo su violador se jactaba de que el sexo con ella era “el mejor sexo que había tenido”, según el periódico The Sun.

“Mi padre me violó cuando tenía siete años” confiesa Layla.

¿Cómo se digiere una cosa así? La primera vez que abusó de su hija Prescott le dijo que estaba muy orgulloso de ella por “no mojar la cama” y le prometió que le daría un regalo. Solía decirle además que ese sería “su pequeño secreto“. Hay que ser malnacido. Layla, de 31 años, afirma que ella era la favorita de los seis hermanos y que su progenitor, una suerte de “Jekyll y Hyde”, pasó de ser su “mejor amigo” a un completo predador sexual.

Cuando en 2001 Layla habló con la policía por primera vez sus familiares no la creyeron. Por si ya no hubiera tenido suficiente se lo contó a su madre y ella dejó de mirarle y hablarle. “Creo que estaba más avergonzada por no haberse enterado antes. Me creía, pero estaba en shock” declara Layla.

Finalmente retiró los cargos y de nuevo se abandonó al consumo de drogas y alcohol. Digo de nuevo porque cuando tenía sólo siete años su padre le daba cervezas, hábito que adquirió cuando era una adolescente de catorce años. “Bebía mucho, iba borracha al colegio, pero nadie me decía nada porque conseguía ocultarlo” revela Layla.

Después de que Prescott tratara de violarla por última vez en diciembre de 2012, Layla se armó de valor. Logró que su padre confesara las abominaciones perpetradas y lo grabó en su teléfono móvil. En el escalofriante clip que podéis encontrar en este enlace a la noticia del diario inglés The Sun su padre le espeta con un cigarro en la mano: “No puedo tener sexo con nadie más y disfrutarlo, así que quiero tener sexo contigo“.

Con la prueba del delito en su poder acudió a la policía en febrero de 2013 y se puso en marcha la investigación. Prescott fue acusado de cinco cargos de violación yaunque negó los cargos, finalmente ha sido condenado a 12 años de prisión. A pesar de que Prescott ha sido acusado de cinco violaciones a Layla le resulta difícil recordar cuántas veces la violó su padre ya que ha borrado una gran parte de su memoria. Refiriéndose a la condena, Layla dijo: “Es increíble que le hayan caído 12 años.” Estoy de acuerdo contigo Layla. Pocos años, muy pocos. Especialmente si tenemos en cuenta que mientras abusaba de ella gritaba “estoy teniendo sexo con mi propia hija”.

What happens in Vegas stays in Vegas

Querid@s,

Así da la bienvenida al visitante la urbe del pecado fabricada a base de cemento, luces de neón, casinos, barras de striptease y sueños en la que diversión y dinero son los únicos dioses a los que adorar. Las Vegas literalmente parece de cartón piedra cuando uno la pisa por primera vez y la contempla de lejos mientras se aproxima a su locura. Precisamente por la sin city me dejé caer el pasado fin de semana. Yo y otros tantos miles de turistas, pues Las Vegas es el destino vacacional escogido para lunas de miel, escapadas románticas y cómo no, para las consagradas parrandas en las que parece que el lema sea que el mundo se va a acabar mañana y hay que tirar la casa por la ventana.

Todo parece posible en la ciudad del pecado. Salvo matar

El ritual es casi siempre el mismo aunque cada uno vaya a lo suyo; hoy toca desfasar y mañana tocará recuperarse como buenamente se pueda con la esperanza de que los pasos propios le guíen a uno de nuevo a otro puerto en el que pecar. La mayoría de los que se acercan hasta las Vegas lo hacen casi siempre con el fin de desinhibirse (algunos ya vienen desinhibidos) y luego aquí no ha pasado nada. What happens in Vegas stays in Vegas, ya se sabe. Rendición y pecado, eso es Las Vegas. La lujuria, la primera de ellas. La soberbia del cliente que a golpe de tarjeta puede comprar todo lo que se le antoje. La envidia de carnes prietas y cuerpos que rezuman juventud. La pereza del mirón que delega su placer en los juegos sexuales de otros. La avaricia del que quiere beberse la noche y fundirse hasta el último gramo de cocaína. La gula saciando adicciones en cualquier parte. La ira de aquel para el que la rendición a estos pecados es solo un sueño inalcanzable.

Un paseo por el Strip

En la calle más transitada de Las Vegas, The Strip, se suceden letreros de neón de hoteles-casinos y barras de striptease que invitan tanto a hombre como a mujeres a disfrutar del espectáculo. Abundan fiestas maratonianas que no defraudan donde se sirven botellas de fino champagne cuyos precios pueden sacarle a uno los ojos de sus órbitas y casinos con opciones de juego que pueden arruinarte o convertirte en millonario en solo una noche. ¿Alguien da más?

En Las Vegas, y no solo en el Strip, todo es una aventura fascinante en busca de ese sueño americano que uno ya no sabe ni en qué consiste. Al menos yo ya no lo sé. La ciudad del pecado es un tótem, un homenaje a los días de las juergas de drogas, sexo y alcohol sine díe y sin duda simboliza el exceso más o menos legalizado. Neones luminosos que anuncian burdeles y barras de striptease. Una ciudad paradójica en la que a pesar de vender sexo continuamente, la prostitución es ilegal.

La ciudad es un paraíso para el hedonista. También para empedernidos ludópatas, juerguistas, puteros, putas o millonarios a los que les sobre el dinero y deciden desprenderse de un buen fajo de billetes lanzándolos para histeria colectiva del resto de los mortales a la piscina de la pool party del club Encore, por ejemplo, mientras pincha David Guetta.

¿Qué pasa realmente en Las Vegas?

Quizá tendría más sentido plantearse la pregunta de otro modo. ¿Qué no pasa en Las Vegas? Que le pregunten al staff de los hoteles que han visto desfilar todo tipo de personajes y sido testigos oculares de las situaciones más inverosímiles. Los empleados hablan de tener que enfrentarse en sus tareas cotidianas de limpieza a preservativos usados, vómitos, jeringuillas, suites literalmente arrasadas y todo tipo de basura que abandonan huéspedes insensatos y desconsiderados. Seguramente colocados con cocaína o alguna novedosa sustancia psicotrópica. Otros empleados comentan cómo la gente practica sexo en público, en medio de la sala de juegos de algún casino o en las piscinas de los hoteles.

Bajo esa imagen de glamour y diversión que ofrece Las Vegas a primera vista, que no te engañen. La ciudad oculta, y no precisamente en sus profundidades, una realidad oscura y camuflada que ríete tú de la edulcorada trilogía de “Resacón en Las Vegas”. En el submundo de la ciudad siguen abundando excelsas orgías amenizadas a base de drogas de diseño, esclavismo sexual y campamentos subterráneos de mendigos. Estos son otros mundos, pero no olvidemos que también están en Las Vegas.

¿Qué queréis que os diga? Sí vi excesos, muchos y de todo tipo. Vi cómo un americano que celebraba su cumpelaños se fundía 50,000 dólares en una enorme botella de Don Perignon. Contemplé bajarse de una limusina a un caballero acompañado de al menos 7 escorts. Admiré con envidia un par de bellezas mulatas contoneándose completamente desnudas y tapadas únicamente por cubre pezones dorados que aceptaban ser retratadas junto al turista por el módico precio de 5 dólares. Me escandalicé al ver como un joven masturbaba a una joven en una piscina atestada de gente. Pero del mismo modo observé parejas tomando una copa tranquilamente, grupos de amigas paseando por el Strip y familias disfrutando de un picnic de domingo en el Red Rock Canyon. Un padre de familia afirmaba con rotundidad que Si nos olvidamos del Strip, Las Vegas es una ciudad maravillosa y tranquila. Aquí he criado a mis hijos.  

Las Vegas es un microcosmos único en el que convive lo más indeseable y florido de Estados Unidos, y parte del extranjero Y en ese espectro de la sociedad se entremezcla todo lo demás. Para bien o para mal Las Vegas es única y sería una pena que te perdieras el libertinaje de sus noches y el exceso en todas sus versiones posibles. Si tienes tiempo (y dinero) pasea por las calles de la ciudad con más pecadores por kilómetros cuadrados de América y que sea lo que Dios Quiera. Y respira tranquil@, la ciudad sabrá guardar tu secreto.

A follar a follar que el mundo se va a acabar.

¿Que por qué me gustas?

Querid@s,

Me gustas porque desde el primer instante en que te vi me robaste el pulso, el aliento, hasta la respiración.

Me gusta, me gusta tanto es lo que le decía a esas amigas que son mis socias aquella noche, la del 3 de junio de hace ya muchos años antes de meterme en la boca del lobo. No me aguantaba las ganas y te seguí. De repente  y sin avisar entraste en mi vida como un elefante en una cacharrería. A partir de esa noche en la que te metiste en mi cama, te colaste en mi cabeza y en mi corazón. Estaba tan ilusionada. Me alegrabas el día, las quedadas por la tarde en cualquier bar, los partidos de domingo de liga, las fiestas, las noches, los viajes que hacíamos todos juntos. Oír tu nombre significaba un vuelco en el corazón, pensar en ti me ponía cachonda.

Tenía tantas ganas de ti, de noches contigo, conversaciones contigo. Ganas de ese olor a ti y del sabor de los besos contigo. Acaparaste mis días y mis noches. Alerta y pendiente, buscando tu mirada, tu piel, tus besos, tu boca que me quemaba, tu compañía que me trastornaba. Quedarme contigo esa noche, meterme en tu cama y dormir pegadita a ti. Que no se nos hiciera de día. Rabiosa, tierna y completamente abandonada a ti. Te miraba y me mordía los labios de tanto que me gustabas y me sigues gustando.

Me gustas por dentro y por fuera. Me gustas porque eres guapo. Me gustas tanto que me sacas de quicio. Me gustas por ese amor tan grande que tienes y conservas por tu madre, porque eres un amigo leal, por todos los buenos y bonitos sentimientos que sé que tienes. Me gustas porque eres delicado, ingenuo a veces, porque me provocas ternura y unas enormes ganas de cuidarte, aunque no estés enfermo. Porque eres bueno, porque me excitas, porque renunciaría un poquito a mi libertad por estar cerca de ti, porque me gustaría saber cómo es despertarme a tu lado cada día. Porque a tu lado me siento en paz, porque me dormiría en tus brazos y te observaría toda la noche. Me gustas porque no te escondes, porque nunca pretendes ser lo que no eres. Me gustas porque me gustaría ser tu casa y que tú fueras la mía. Por eso y por muchas otras cosas. Me gustas.

Guía útil para mamar como toca

Querid@s,

Qué importante es comer bien. Hablo de venéreos penes o suculentas pollas, qué más dará. Personalmente me considero/soy una comepollas, aunque no me instruí oportunamente hasta bien entrados los treinta. En cuanto a mis flirteos con las bajas pasiones masculinas no te vayas a pensar que me paso el día entregada a la rijosa causa, pero en esta vida a veces lo mejor que una puede hacer en un momento dado es abrir la boca, cerrar los ojos y tragar. Todo. Hasta el fondo. Y que sea lo que Dios quiera.

Linda Lovelace en Garganta Profunda

Mil y una son las motivaciones que nos alientan a aplicarnos con afán y dedicación al versado arte de mamar. Uno o una chupa con capricho y paladar porque es preciosa y sientes un implacable deseo de que sea toda para ti, porque el muy iluminado de tu amante no deja de empujarte la cabeza hacia abajo y ya que estás pues tragas, porque te hallas viviendo uno de esos momentos de tedio y por aquello de amenizar la velada, porque sí y punto pelota, para sentir cómo tus labios conversan con ella y sientes que apenas ha pasado un instante y su inmensidad caliente y humana inunda tu boca, explota todo su ser y acaba desahogándose en tu garganta. O porque simplemente también eres un/a comepollas como yo. Quizás sea la codicia la que se apodera de ti y te abandonas al arte de mamar para que en un quid pro quo de honestidad brutal te pague con la misma moneda y acabe comiéndote él a ti. Un win win que les gusta decir a los americanos. Sean los que sean los tus motivos personales he aquí mi granito de arena al sublime talento de la fellatio a través de esta practiquísima guía para comer sabiamente. Vamos por partes, como diría aquel bárbaro llamado Jack.

Hito número 1: Despójate de los miedos

La polla no es el enemigo. Repítetelo cual mantra sexual en voz alta mientras te miras fijamente en el espejo y te lo crees a pies juntillas. No abandones este cántico genital hasta que cause un impacto total en tu mente, es decir, hasta que le pierdas completamente el miedo al miembro viril. Una vez te sientas como Juan Sin Miedo da un nuevo paso adelante y achucha vigorosamente la idea de estrechar lazos más íntimos con el ella. Ábrete al ejemplar en cuestión y pronto descubrirás que se doblegará ante ti ante la mínima muestra de cariño y afecto.

Una vez te estés riendo en la cara del peligro frota, frota y vuelve a frotar sus pantalones como si fuera un perrito al que tienes mucho cariño. No te entretengas demasiado con las caricias, desabróchale el cinturón (si procede), bájale los pantalones con diligencia y ponte a la faena que la mamada es para hoy.

Hito número 2: Chupar/mamar como si te fuera la vida en ello. ¿Cómo te explicaría yo a lo que me refiero? Un supuesto; digamos que por fin ha llegado el día de la Apocalipsis zombie, en cuyo caso literalmente no hay un mañana para la humanidad, y esa belleza que se muestra ante ti fuera la única y última polla disponible sobre la faz del condenado planeta. ¿Me captas?

Presta atención ahora a la idiosincrasia del pene. Que yo sepa no es una gelatina, no es una pajita o un spaguetti, ni tampoco es un pincho moruno o un flash de la infancia. Simplemente es una polla, de toda la vida. De gran talento o de ridículas dimensiones, pero polla al fin y al cabo. Y como tal has de tratarla. Cógela con garbo, gracia y gentileza. Ya que estás con la actitud añádele una pizca de sensualidad, cuarto y mitad de ganas y toda la pasión que sientes por las cosas bien hechas y por las que te recordarán los tuyos cuando te hayas ido.

Hito número 3: Limpieza de los bajos fondos

Procede sin más dilación a una limpieza épica del cimbrel. Seas dama o caballero has de entregarte al desempeño del francés con carácter saleroso, generoso y dispuesto. Si tal es el brío con el que deleitas a tu pareja sexual probablemente surjan minucias como que se te desencaja la mandíbula o te entran arcadas. Daños colaterales, no le des más importancia y tú a lo tuyo.

Hito número 4: Mirada lasciva al canto. 

En general suele ocurrir que cuando estamos chupando nos da por cerrar los ojos, intuyo que con la intención de concentrarnos por completo en la mamada en sí. Yo te animo a que pruebes lo contrario y mantengas los ojos bien abiertos. Penétrale con una mirada lasciva de esas que dicen hola mi amor soy yo tu lob@, quiero tenerte cerca para comerte mejor mientras te la metes en la boca, la besas con tus labios, la humedeces y te la llevas hasta lo más profundo de la garganta.

Hito número 5: No muerdas, ¿por qué muerdes?

Haz como si no tuvieras dientes y si has de morder que sea únicamente sobre la tela del pantalón o del calzoncillo. Dientes en el prepucio nunca jamás de los jamases. Que duele un huevo y parte del otro.

Hito número 6: ¿Comer huevos?

Gran dilema donde los haya, sí querid@s. El asunto de que a uno le coman las pelotas también es cuestión de gustos. Ya cometamos hace unos meses que existen hombres a los que no les gusta nada que les chupen las pelotas o el pene y despellejamos la rareza de esa desgana por el capricho que supone para la mayoría de los mortales que a uno se la chupen. Antes de ponerte a con laa bolsitas colgantes pregunta al propietario si son comestibles o no. Si la respuesta es afirmativa hunde tu cabeza entre sus piernas y métete una en la boca, chúpala hasta dejarla bien mojada y devuélvela a su sitio. Haz lo mismo con la otra y repite hasta que lo consideres oportuno o hasta que a él se le desgasten las pelotas.

Hito número 7: La mamada propiamente dicha

  1. Primero regálale unos cuantos ósculos y lamidas pequeñitas por todas partes.
  2. Recórrela de arriba a abajo con la lengua. Deja la impronta de tu legua y que se note su humedad y su calor. Repite el recorrido. Puedes empezar ya si quieres a tocarle las pelotas.
  3. Métetela en la boca y chúpala con vigor, decisión y serenidad. Sácala. Repite este proceso e intenta combinar distintas velocidades e intensidades. Un toque de innovación en este sentido te garantizará el éxito.
  4. Es el momento ideal para que intervengan tus manos. Mientras sujetas o masturbas la base del pene con tu mano continúa chupando hasta nueva orden.

¿Y cuándo es eso? Cuando tiemble y crezca hasta que esté tan hinchada y tan dura que parezca que va a explotar. Entonces succiónala y hazle una de garganta profunda. Te recuerdo que sin arcada no hay mamada. Si le dejas con el orgasmo casi a puntito más de una vez recordará tu felación por toda la eternidad. Una vez que toda esa máquina sexual esté a puntito de reventar de ganas prepárate para la gran corrida.

Hito número 8: ¿Y la corrida…adónde va a parar?

La verdad es que casi cualquier sitio vale, pero a todos ellos les pone cantiduvi diseminar su particular leche blanquecina y viscosa en boca, cara, tetas, culo o coño. Básicamente, dónde le dejes. Lo de tragarse el semen, allá cada cual con su dieta. No es estrictamente necesario, pero recuerda que según los estudios beber semen pone el corazón feliz, contento y lleno de alegría. Para tu cultura general, he aquí las múltiples cualidades este producto sin par.

A follar a follar que el mundo se va a acabar.

Las Girlfriends de Richard Prince: Chicas y motos

Querid@s,

El jueves visité curiosa y por primera vez el Instituto de Arte de Chicago. Sin duda una experiencia enriquecedora y, aunque estimulante, algo extenuante después de cuatro horas recorriendo salas y salas magistralmente salpicadas de obras de todos los tiempos. Tropecé con escaso arte que versara sobre el tema que interesa a este blog, aunque pude descubrir por casualidad la obra de un irreverente y revolucionario de la fotografía contemporánea. Richard Prince, ese que se apropia de fotografías ajenas.

Richard Prince

Richard Prince nació en 1949 en la zona del Canal de Panamá. A este pintor y fotógrafo estadounidense que vive y trabaja en la ciudad de Nueva York se le conoce por su particulares apropiaciones y refotografías que consisten en fotografiar obras o fotografía realizadas por otros. El ejemplo más destacado fue su “Sin título (Cowboy)”, una “re-fotografía” que se vendió por más de $1 millón de dólares en la subasta Christie´s de Nueva York en 2005, que situó a Prince en medio del escándalo ya que se apropió de la imagen de otro fotógrafo sin su consentimiento.

Pero esta no es la primera vez que Prince se apropia de una obra. En 1983, en su Spiritual America muestra una fotografía del autor Garry Gross en la que una prepúber Brooke Shields de apenas 10 años de edad aparece de pie en una bañera, maquillada en exceso y desnuda de cintura para arriba. Sin duda, una alusión a la precocidad sexual de las nínfulas. No es de extrañar que su obra haya sido a menudo objeto de acalorada controversia en los círculos de bellas artes. En Cowboys & Girlfriends Prince explora símbolos e imágenes generalizados de la cultura americana para darles la vuelta y mostrarlos desde otra perspectiva, otorgándoles un significado completamente diferente.

La serie Girlfriends surgió a partir de las fotografías que los moteros enviaban a las revistas especializadas de la industria. Las fotografías mostraban a las novias de los moteros subidas en una Harley Davidson. Muchas veces las chicas se dejaban fotografiar desnudas o muy ligeras de ropa. He aquí unas cuantas de esas instantáneas de Girlfriends. Todas ellas sin título.


Para Prince la figura de la mujer y su sensualidad, sexualidad también, es uno de los leiv motiv de su controvertida obra. Además del cuerpo femenino, la temática preferida del estadounidense siempre han sido los marginados, los sin techo y los grupos sociales más castigadas por el hombre blanco en los Estados Unidos. También ocupan su parcela protagonista las tribus urbanas como punks, moteros, camineros, pandilleros, alcohólicos & drogadictos y demás personajes descarados del lado oscuro.

A follar afollar que el mundo se va a acabar.

¿Por qué lo llaman canción cuando quieren decir sexo?

Querid@s,

Trovadores románticos procedentes del Nuevo y el Viejo Mundo se han encargado desde los albores de la historia de la música de componer canciones inspiradoras que versan sobre amor, deseo y juegos de alcoba. La música puede ser en sí misma una fantástica oda al arrebato sexual y amoroso. ¿Acaso no son lo mismo: sexo/amor y música? Frecuentemente ambos mundos van de la mano y algunas bandas logran fundirlas mágicamente en un solo ser. ¿El resultado? Estas canciones que bien podrían ser puro sexo en su versión más acústica. Dadle al play, ajustad el volumen a vuestro gusto y disfrutad de esta play list de lo más imprescindible que espero sea, al menos, un gustito pa vuestras orejas.

Ay qué gustito pa mis orejas – Porretas

Lest Get It On –Marvin Gaye  

Otra del majete y bailongo de Marvin. Sexual Healing

Unas van de sexo y otras de amor…

Let´s do it de Cole Porter

Aunque a ratos los acordes suenen de lo más romántico Price le da caña y pide a gritos que lo está pasando en grande. Que a nadie se le ocurra cortarle el rollo a Mr. Farenheit.

Don´t stop me now – Prince

Close to me – The Cure

Devórame otra vez – Eddie Santiago

¿Quién puede resistirse en una noche de esas que hacen historia al candor de la voz de Eddie Santiago y la lujuriosa letra de esta canción que invita al amartelamiento y acabar,  no hay salida, revolcándose entre las sábanas mojadas? Ideal para esos amantes (quizás vosotros) que no desean otra cosa que comerse y devorarse vivos.

Insolencia – Barrricada

Pussy – Rammstein

Sex Machine – James Brown

Let’s spend the night together –Rolling Stones

Y para rematar la lista os propongo un arrollador tema de unos imprescindibles. Esta vez subid el volumen a tope de decibelios – por aquello de colaborar con la contaminación acústica pero siempre con buena música – y bajad las ventanillas del coche. Si no estáis en el cochee, subios a uno, arrancad motores y a volar.

You shook me all night long – ACDC

Me consta que me he dejado otros tantos temazos incendiarios en el tintero pero tampoco es cuestión de abrumar. Si me colaboráis con vuestra aportaciones os lo agradeceré infinitamente.

A follar a follar que el mundo se va acabar.

Los mejores consejos sexuales para ellas según distintos países

Querid@s,

Vamos a dar una vuelta alrededor del mundo para ver cómo se lo montan en otros países.

¡Aya vamos!

AUSTRALIA dice que la regla número 1 para una buena mamada es utilizar boca y manos a la misma vez.

CHILE dice que nunca se ha de comer coliflor o chocolate antes de practicar sexo. La coliflor produce gases y el chocolate reduce temporalmente la libido y el apetito sexual femeninos.

VIETNAM dice que hay que mantener los ojos abiertos durante el acto sexual.

GRECIA dice que los amantes han de compartir sus fantasías. ¿Sexuales? Estas son las mías.

INDONESIA dice que para hacer el amor, mejor el suelo.

ALEMANIA dice que hay que sujetar el pene con la mano y hacer como quien ajusta un tornillo mientras se masturba el pene de arriba a abajo. La otra mano libre, a los testículos.

ITALIA dice que un poco de sexting cochino antes de una cita siempre es una buena idea.

LITUANIA dice que para una fellatio de élite hay que hacer lo que se conoce como la triple aspiradora: lleva la punta del pene hasta la boca y succiona hasta que se hundan las mejillas. Ve descendiendo hasta la base del pene sin abandonar la succión. ¡Siempre funciona!

FRANCIA dice que únicamente hay que hacer el amor con el hombre que se ama.

Seguimos…

MÉXICO dice que el sexo ha de entenderse como una forma de hacer ejercicio. Desde luego es mucho más divertido que hacer sentadillas.

FILIPINAS dice que cuando tengáis sexo en la ducha él tiene que sentarse en la bañera. Tú arrodíllate dándole la espalda. Déjate hacer mientras echas mano de  la alcachofa de la ducha para una estimulación extra el clítoris.

UCRANIA dice que hay que explorar en solitario el propio cuerpo y las zonas erógenas. Ya en compañía, hacerlas realidad y pasar a la acción.

REINO UNIDO dice que tenemos que dejar de preocuparnos de si nos huele el negocio a flores o si nos sobra o no pelo ahí abajo. A ellos no les importa, eso dicen, y nosotras disfrutaremos más cuando nos olvidemos del asunto.

¡A follar a follar que el mundo se va a acabar!