BLOGS
El blog de Lilih Blue El blog de Lilih Blue

Historias de amor, sexo y otros delirios

La última confidencia del escritor Hugo Mendoza, mi primer #UnoalMes

Querid@s,

A veces inventamos personas,

y las inventamos tan bien y tan a nuestra medida

que se hace muy difícil olvidarlas.

y muy doloroso.

Es como si mataras algo en tu  interior,

porque, en efecto, solo es allí donde han habitado.

(La última confidencia del escritor Hugo Mendoza, Joaquín Camps.)

Una vez al mes, no más, les propondré una lectura que a mí me haya tocado. El alma, las entrañas. Por supuesto, no tienen que hacerme caso si no quieren. #UnoalMes. La primera es La última confidencia del escritor Hugo Mendoza. Escrita por el valenciano Joaquín Camps. Es novato en el delicado arte de escribir novelas. Les dejo con el booktrailer.

¿Qué les parece un atractivo profesor de universidad, inteligente, simpático, y algo castigador al que la viuda del desaparecido escritor Hugo Mendoza, le encarga una disparatada investigación? Averiguar si sigue vivo en algún rincón del mundo, porque a pesar de haber fallecido, cada 3 de diciembre a la maltrecha viuda le llega como siempre sin remite un nuevo manuscrito póstumo. Víctor Vega es el nombre de este profesor de literatura que se embarcará en un aventura altamente peligrosa. Por el camino, descubrirá verdades ¿inconfesables? y se enamorará como nunca de una misteriosa mujer. Una historia policíaca, sin policías. Una historia de amor sin amantes.

Este libro es de los que te hace mirar hacia adentro, que es donde más duele mirar. Son mil historias en una. Historias que ojalá no ocurrieran en el mundo, pero ahí están atormentándonos. No hay bajadas, sólo cuestas hacia arriba y empinadas tensiones dramáticas. Los lectores sólo podemos ser yonkis de las palabras. Con ganas de que no se termine. Siempre con mono de más.

Y aquí está el pedazo de hombre responsable de su autoría. Joaquín Camps

Joaquín Camps, autor de La última confidencia del escritor Hugo Mendoza

Les cuento que fue el libro que regalaron a todos los invitados en los últimos Premios Plantea. El año que viene los franceses y los polacos ya podrán disfrutarla en sus lenguas natales de este y una famosa productora estadounidense ya le ha comprado al Sr. Camps una opción sobre derechos para rodar una serie basada en el libro. Como ven, no es moco de pavo.

Si les ha picado la curiosidad y quieren catar antes de comprar, aquí pueden descargarse las 80 primeras páginas. Cortesía del escritor.

Y aquí el pasaje que más me gusta. La desgarradora carta de una difunta madre a su hija. Probablemente uno de los pasajes más conmovedores de La última Confidencia del Escritor Hugo Mendoza.

“Te aseguro que ahí fuera hay uno maravilloso que te está esperando, que te está esperando a ti. Lo difícil será distinguir quién es ese hombre, y esa es la razón por la que te he escrito esta carta: cariño, cásate con alguien que sepa conversar, y que mientras conversa contigo, sepa acariciarte. Cuando envejezcáis juntos lo único que quedará es eso, charla y caricias. El resto de cosas que te gustan o te gustarán de los hombres, aunque ahora no lo creas, no son más que trampas frívolas que la madre naturaleza, que no es tan sabia como dicen, nos pone a las mujeres en el camino hacia nuestra felicidad. Olvídate de si es guapo y viril, olvídate de si es osado y atrevido, de sus galanteos de pavo real. La vida es como el sol que drena las uvas volviéndolas pasas: nos envejece, nos seca hasta dejar tan solo nuestra esencia. Y será entonces, cuando una mañana te despiertes ya anciana y veas la uva pasa que habitas, y también veas la uva pasa que tienes tendida a tu lado en la cama, será entonces cuando te darás cuenta de que acertaste el día que decidiste casarte con alguien que sabía conversar, y que mientras conversaba, te sabía acariciar. Y te alegrarás de haber sido capaz de mandar al infierno a las amigas que te decían que era feo, o gordo, o apocado, o temeroso. Hazme caso, te lo dice tu madre, que es la que más te quiere en el mundo, y que ha muerto girándose por las mañanas en la cama para encontrarse tan solo con la compañía de la soledad. Recuérdalo, hay ahí fuera un hombre maravilloso esperándote. Sé consciente de ello cuando andes por el mundo y alguien que no te merezca te haga llorar lágrimas de desamor. Por desgracia, cariño mío, eso pasará antes o después. Un beso desde dondequiera que yo esté cuando tú leas esta carta. Tu madre que te quiere, Elena.”

Suculenta y feliz lectura. Regalo que no fallará en sus chimeneas las próximas Navidades.

Que follen mucho y mejor.

5 comentarios

  1. Dice ser zurulleros de mierda

    La forma de censura del 20 zurullos consiste en censurar al usuario directamente, sin que lo note, sus comentarios aprecen solo en su ordenador cuando tiene iniciada la sesión, pero los demás no pueden verlo.

    Que rastrero es el Fanegas de Torresandino

    29 Noviembre 2015 | 11:25

  2. Dice ser Tekle

    Recuerdo haber comentado en este blog cuando lo llevaba otra persona. Enviabas tu comentario y aparecía 20 horas después, no 20 minutos, y eso si a la administradora le parecía bien. Obvio que dejé de comentar. A buena hora voy a esperar a que la señora o el señor de turno tenga un minuto para echarle un vistazo a su blog, en un diario público, y juzgue si sí o si no… tela.

    Entre eso, los ridículos captchas, y la simpática fórmula de despedida despedida de la blogger…

    No tengo otra cosa mejor que hacer que leer a este pedazo de hombre… empiecen sin mí. Gracias por la recomendación.

    29 Noviembre 2015 | 13:56

  3. Dice ser Julia

    ‘Verdades inconfesables’ se antoja interesante ¿No les parece?. Además por estas fechas se agradecen las sugerencias y las ideas para regalar. ¡Gracias!
    A mí me pasa, que no hay momento de bajón que no me diga a mi misma que si hubiera hecho caso a mi madre, ya sería una mujer casada feliz o no feliz, pero mi vida sería otra historia diferente, la que a veces echo de menos y otras no, pero es que siempre me ha pasado con los hombres que más me han importado en la vida que por el que yo apostaba a fuerte porque me gustaba a morir, pues no me daba lo que necesitaba y al final todo quedaba en nada y dolor, vamos la vida misma y aquellos hombres que no me interesan por lo que sea, por su físico o por carecer de cualidades interesantes para mí, no se me despegan.

    29 Noviembre 2015 | 19:17

  4. Dice ser Taxus

    Qué haríamos sin las mamás…son insustituibles. Tenían que ser todas eternas. La mía la primera. La adoro hasta el infinito y más; aunque con ello no me libre de que cada dos por tres me meta unas chapas de pelotas. Sus consejos, -los de la mía y los de la de casi todos-, pues no son siempre fórmulas magistrales para afrontar la vida. Mucho menos los temas candentes como el amoreee. Lo hacen con buena intención, tá claro. Quieren lo mejor para nosotros, sí, pero desde sus experiencia vital. No me vale. Prefiero ir a la aventura por mi vida, que para eso es mía y no acepto sugerencias para según qué.

    La retahíla estaaa del hombre feo siempre es muy güeno bondadoso y el hombre guapetón es un cabrón, y me ha salido una pareado, es más antigua que el mundo. Con las ellas, lo mismito, eeeeh? No hago diferencias. La guapa sieeempre resulta ser malérrima y la feocha todo bondá. Así que, a vosotras no sé, y lo siento mucho por la señoruca que escribe la sentida carta a su niña, pero a mí una hembra cultivadísima, pero también fea, gorda, apocada, remilgá, ejem, por mucho que me dé palique, embelese con sus palabritas, -ya puede sacarme brillo de tanto frotar- que como no tenga otros atributos a la vista rotundos e indiscutiblessss para conquistarme, se queda recitando al mismísimo Rabindranath Tagore, que yo me marco un agur Ben Hur que se caga la perra. Lo siento mucho palabra de honorrr, pero enterita para su mamá.

    Me apunto el libro del valenciano Joaquín y me leo las 80 de cortesía a ver si me engancha la trama. Otras cosas más difíciles se han visto, te vayas a pensar. “Ahogada en llamas” de Jesús Ruiz Mantilla -súper recomendable. Me lo regalaron en una historia de trabajo. Me arranqué con el librico pensando que la cosa iba de sexo y llamaradas, lo típico, y joder, al final ná que ver con lo que pensaba, pero me cautivó. Hice un viaje en el tiempo, cojonudo, por historias y rincones que conozco al dedillo, repasando episodios que había escuchado en mi casa cuando niño a los abuelos.

    Buenas y frías noches. Por cierto, el culo que me salta a la derecha, de quién es? Curiosidad no más. Mira que yo soy más de tetas, pero ese culo tiene un mordisco im-presionante.

    29 Noviembre 2015 | 21:56

  5. Dice ser nekane

    El libro no se como estará pero a mi el escritor se me parece a Octavio Acebes el futurólogo, es sólo mi parecer.

    Tenía muchas ganas de que volviera este blog porque se agradece tener un lugar donde distraerse y leer cosas diferentes.

    A los comentarios de zurulleros y de Tekle les diría que si no les gusta lo que hay pues chicos no vengais por aquí, porque venir sólo a poner pegas es tontería.

    30 Noviembre 2015 | 18:57

Los comentarios están cerrados.