BLOGS
El blog de Lilih Blue El blog de Lilih Blue

Historias de amor, sexo y otros delirios

Ligar en los tiempos del Tinder

Querid@s,

Siempre he sido reacia a usar las nuevas tecnologías para ligar, echar un polvo o simplemente conocer a alguien sin objetivo elucubrado, pero sentía curiosidad por asomarme a estas plataformas que cada vez van ganando más adeptos. Fue así como descubrí que Tinder es un pozo sin fondo. Me descargué esta aplicación de la que todo el mundo habla y que el logo (una llama de fuego) nos advierte de que nos adentramos en un mundo que puede ser muy caliente y que sube más aún de temperatura a medida que se acercan las noches, cuando todos los gatos son pardos. El sábado ya está echando chispas. Pero no sólo sirve para buscar a alguien desconocido, sin compromisos y sin complicaciones o a alguien que avive nuestro fuego. Tiene muchos usos, tantos como personas, incluso tantos como estados de ánimo o momentos. Hay quien busca algo serio, hay quien va en busca del rollo de una noche,  otros sólo buscan amigos…

Tinder

Pero lo que me sorprendió es que muchísima gente busca apaciguar su soledad. Es otro resquicio para la gente que se siente sola. Uno más de tantos que van apareciendo en esta era de la (in) comunicación. Qué curioso encontrar a tanta gente buscando que haya alguien al otro lado para responder, simplemente demandando una mera presencia. Muchos usuarios solo se quedarían chateando por el programa, ni siquiera están especialmente interesados en quedar cara a cara. Parece que solo ese contacto les alivia.

Para entender todos estos motivos y alejar estigmas, imaginé un bar. En los bares, a cualquier hora, hay gente que sabe qué busca o no, qué  compañía quiere o no, que sabe por qué o no está ahí. Y supongo que este es otro espacio exactamente igual que un bar, pero virtual.

Asuntos prácticos para quien lo desconozca

Lo único que vemos de la otra persona y lo único que los demás ven de nosotras es lo que queremos que se vea.

  • 1 foto principal
  • Unas cuantas más
  • Amigos en común de Facebook  (de primer y segundo grado)
  • Unas líneas sobre nosotras.

Las fotografías

¿Qué me dicen de esas fotos de él en el coche con el cinturón abrochado? ¿Te ha pillado en un atasco o qué? Hay mucha gente que parece no entender que no hay segundas oportunidades para causar una buena primera impresión

¿Y los posados junto a un bólido o una Harley Davidson? No cuela, salvo que seas Michael Knight.

Ya no puedo tolerar el fenómeno Selfie. En Tinder. Pongámonos en situación. Dice llamarse  Paco. Lógicamente tanto selfie me hace pensar que Paco no tiene amigos que le saquen una foto decente. Ni abuela tiene Paco, porque encima resulta que ha decidido quitarse el top en un supuesto acto de solidaridad para con las féminas heterosexuales que se dejan caer por Tinder y luce torso desnudo, pelo en pecho y posa frente al espejo rematando la faena con unos morritos. Paco, ¿Quién te ha dicho..? ¿En qué momento has pensado que esa foto mola?

Pero esto no es todo amig@s. Qué pasa con esas imágenes en las que el que dice ser Ramón sale en una foto grupal de 25 personas en la que obviamente buscas al tal Ramón, pero no hay manera de localizarlo. La siguiente foto retrata al supuesto Ramón junto con 10 personas más. Sigues sin encontrar a Ramón. Lo siento amigo, hace mucho que dejé de jugar al escondite.

¿Y esas fotos en las que el tal Pascual aparece con una mujer posando felizmente. Se abrazados, se cogen de la mano o aparecen en evidente actitud cariñosa. Pascual, sí me van los tríos. Pero gracias. Como ven, hay mucha gente tarada (no exquisitamente) y hay que localizarla antes de que sea demasiado tarde. Pero esas fotos tienen sus propias historias detrás: sonrisas, miedos, cuentos, pieles…. Esto se nos olvida porque es más fácil deshumanizar. Las distancias cortas asustan, pero si dejamos que ese miedo nos venza, se nos olvidará seducir y sólo seremos capaces de comprar visiones deslizando el dedo que catapulta. O no.

Continuará…

Que follen mucho y mejor.

7 comentarios

  1. Dice ser Pedro

    Pues yo hace un par de meses la instale en el movil y he conocido a una chica maravillosa. Estamos un poco alejados, pero ya nos hemos visto en persona un par de veces y la cosa va bastante bien. Y con ganas de seguir avanzando.
    Me pilló en un momento en el que lo estaba pasando un poco mal y fue como algo que me llenó de vida otra vez.

    18 Noviembre 2015 | 08:56

  2. Dice ser Lauren

    Jajaja! Me ha encantado tu forma de inventariar las fotografías. Al final, es la elección más importante, ya que como muy bien has dicho, NO HAY UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD PARA UNA PRIMERA IMPRESIÓN.

    A porpósito… Nadie es tan feo como en la foto de su DNI, ti tan guapo como en las que sube a las redes.

    Gracias por alegrarme el día con una nueva entrada!!

    18 Noviembre 2015 | 11:21

  3. Dice ser cadista

    Pues yo la instale y no ha habido manera de conocer a nadie. ¿Sera que soy muy feo? :'(

    18 Noviembre 2015 | 16:54

  4. Dice ser As d ♥

    Me quedo con los kinder y así ya me imagino el tipo de sorpresa q me va a caer.

    19 Noviembre 2015 | 09:01

  5. Dice ser Carmen Cita

    Yo de verdad no sé que le ve la gente a Tinder. Que todo el mundo pueda ver tu perfil y que sepa que estás buscando pareja o sexo te hace parecer un desesperado/a . Además luego te llevas unas decepciones impresionantes. Prefiero 1000 veces algo tipo http://flirtover.com que es muchísimo más discreto y no vas aireando tu vida personal al público

    19 Noviembre 2015 | 09:31

  6. Dice ser Elisha

    Yo me instalé la app con el fin de conocer a alguien fuera de mi círculo. No tenía el propósito de quedar con nadie. Conocí a un chico y estuvimos hablando un par de semanas pero tanto él como yo pensamos que quedar iba a ser una tontería porque no nos veíamos más allá de como amigos. A los pocos meses volví a juguetear con la aplicación y en esa ocasión conocí a un chico y después de unas semanas hablando decidimos quedar. Llevamos un año saliendo juntos y cada vez va a mejor la cosa, sin esta aplicación jamás lo hubiese conocido porque no vivimos en la misma ciudad. Siempre recordaré que estuve a punto de darle a no me gusta por un par de fotos al igual que sé que por su timidez el nunca habría venido a hablar conmigo si nos hubiésemos visto en persona.
    Es una decepción cuando conoces a alguien y resulta que no te llena nada. Tinder ayuda a subsanar esas primeras preguntas incómodas de las primeras citas…lo demás ya depende de lo que busque cada uno.

    20 Noviembre 2015 | 13:24

Los comentarios están cerrados.