BLOGS
El blog de Lilih Blue El blog de Lilih Blue

Historias de amor, sexo y otros delirios

Sexo, mujeres y literatura erótica

Hace unos días alguien me preguntó que por qué creía yo que en España costaba tanto hablar abiertamente de sexo, sobre todo si se trataba de mujeres. No me hizo falta pensar mucho para responderle que, desde mi experiencia, no podía compartir en absoluto dicha afirmación. Al contrario, son ellas a quienes he encontrado casi siempre dispuestas a abordar temas sexuales y contar sus secretos más íntimos, ya tuvieran 20, 30, 40 o 60 años.

Obviamente el lenguaje no era el mismo de unas a otras y varía mucho en función de la edad, pero el mundo se ha movido y las mujeres se han sacudido de encima muchos años de oscuridad y prejuicios. La mayoría no sienten vergüenza a la hora de compartir sus fantasías y experiencias con compañeras y amigas. Así lo demuestra un estudio sobre hábitos de salud sexual realizado recientemente en España. El informe, para el que se entrevistó a 3.000 personas, concluía que el 66% de las mujeres hablaba de su sexualidad de forma clara y sincera. Los hombres, por el contrario, a diferencia de lo que se piensa, hablan poco de sus relaciones sexuales. Según el estudio, solo el 15% admitió hablar abiertamente de sexo con sus compañeros y amigos. Aunque aquí sería importante no confundir hablar de mujeres con hablar de la vida sexual de uno, con detalles sobre deseos, miedos y quejas incluidos. De esto último, parece ser, es de lo que a ellos les cuesta hablar.

PORTADA DEL LIBRO DIARIO DE UNA NINFÓMANA

PORTADA DEL LIBRO DIARIO DE UNA NINFÓMANA

Prueba de esta salida del armario de la sexualidad femenina es el boom de la literatura erótica escrita por y para mujeres que estamos viendo en los últimos años. Aunque existir, lo que se dice existir, el erotismo escrito siempre ha existido, al menos desde la antigua Grecia. Además de varios textos anteriores, hacia el siglo II a. C. se atribuye a Luciano la escritura del libro pornográfico más antiguo, Los diálogos de las cortesana. La Antigua Roma también es rica en este género literario, cultivado entre el siglo II a. C y principios del siglo I, y en la antigua China circularon diversos manuales didácticos sobre la práctica sexual. Luego llegó el Kamasutra, en el siglo IV, y Las mil y una noches, en el IX, por poner otros ejemplos. La Edad Media, en cambio, fue una época difícil para el erotismo y la sexualidad en general, pero luego vinieron el Renacimiento y la liberación que supusieron los siglos XVI y XVII, Decameron incluido. De la mano de la Ilustración y la revolución francesa llegó el Marqués de Sade, pero en el XIX el puritanismo inglés hizo surgir una nueva corriente, el Romanticismo, que idealizaba el dolor y el sufrimiento psíquico como ingredientes inherentes al amor pasional. Madame Bovary y Cumbres Borrascosas lo representan a la perfección.

El siglo XX, por su parte, arrojó auténticas joyas de la literatura erótica, desde el polémico El amante de Lady Chatterley hasta Las edades de Lulú, pasando por Emmanuelle, Historia de O o Lolita, por citar algunos. En 2003 la francesa Valérie Tasso revolucionó el panorama editorial con su libro Diario de una ninfómana, donde relataba sus vivencias de carácter sexual en el mundo de la alta dirección de empresas, su relación con un maltratador y su experiencia como acompañante de alto standing. La obra vino cuestionar de forma radical los arquetipos sexuales y los criterios morales impuestos. Pero el auténtico boom de la literatura erótica para mujeres llegó con la trilogía Cincuenta sombras de Grey, de E. L. James, cuyo primer libro se publicó en 2011 y se convirtió en un auténtico fenómeno de superventas. Desde entonces, este tipo de libros no se han parado de publicar: La canción de Nora, de la directora de cine porno Erika Lust, La Sumisa, de Tara Sue, Diario de una sumisa, de Sophie Morgan, La máscara de Venus, de Venus O’Hara… Y así hasta formar una lista interminable. Parece, además, que el fenómeno ha venido para quedarse. ¿Qué pensarían Corín Tellado y Victoria Holt?

31 comentarios

  1. Dice ser Sierra_1

    Me gustaría saber a ver si alguna mujer me lo aclara que diferencia hay entre ir leyendo el playboy o el penthouse en el metro o ir leyendo 50 sombras de grey.

    Curiosamente las reacciones son completamente distintas… a mi me han llegado a mirar mal por ir leyendo “el jueves” en cuanto salen alguna viñeta calentita y eso que son dibujos…

    29 Mayo 2014 | 11:14

  2. Dice ser Kat Von Ess

    Pues me alegro que la cosa esté cambiando y se hablé más abiertamente de sexo. Os recomiendo qe echéis un vistazo a la página a niamanisumisa.com vale la plena echarle un ojo(o dos)

    29 Mayo 2014 | 11:32

  3. Dice ser uasssss ooommmmmaiigaaaad

    El día que me ponga a escribir un libro erótico de la vergüenza que va a dar a muchxs lectores no van a poder ni acabar de leerlo. Y no se aparatará mucho del pensamiento de las mentes cuando nadie las ve, pero las cosas,,, que son así.

    29 Mayo 2014 | 12:44

  4. Dice ser Manuel

    Los hombres somos muy celosos de nuestra intimidad. Rara vez hablamos de detalles de nuestras relaciones sexuales, aunque si nos gusta mucho hablar de mujeres con los amigos y nos gusta intercambiarnos fotos como esta por “guaspap”: http://goo.gl/lhpjU7 Pero son cosas diferentes. Una cosa es hablar de tías buenas y otra cosa es tu pareja, que es intocable. Por cierto, esos libros eróticos que comentas le gustan a las mujeres pero yo he leído varios y me parecen sosos y aburridísimos.

    29 Mayo 2014 | 12:45

  5. Dice ser Stewart Cops

    Para Sierra_1, no deberia haber diferencia alguna, salvo que ante la duda o el desconocimiento, sigue siendo mejor valorada la persona que porta un libro entre sus manos, que una revista o cómic (y encima si es de un contenido grafico erotico, tal como describes), el hecho que esas personas tengan un concepto del sexo más o menos sano, estara ligada a su educacion o a su personalidad.
    El hecho que el sexo este expresado tanto en imagenes reales como en dibujos, tiene una finalidad similar, el problema es que percepcion tienen esas personas al recibir esa informacion, y cuales pueden ser las causas de tal rechazo.

    “A veces parecemos ignorantes, al rechazar nuestra naturaleza más pura…que es el desnudo” por JOSEP M. NEFF

    29 Mayo 2014 | 13:09

  6. Dice ser Mapalor

    Me encanta la literatura erótica, es algo que he heredado de mi madre, pionera de la lectura de este tipo de libros. La recuerdo leyendo en su sofá preferido el libro erótico de la semana ocultando su portada con la sobrecubierta de otro que si estaba aceptado socialmente. Le sigo regalando de vez en cuando una “novela romántica” como ella le llama, y afortunadamente ya no la esconde como hace 40 años.
    http://www.sexcoolshop.com/131-libros

    29 Mayo 2014 | 13:14

  7. Dice ser Robertti Gamarra

    Creo que todo el mundo, con indiferencia del sexo, disfruta contando las intimidades de su relación, o de sus actos sexuales, porque de eso se alimentan muchas conversaciones.
    http://ow.ly/xnQ96

    29 Mayo 2014 | 13:16

  8. Dice ser Doňa Francisca

    Las sombras d Grey son muy blanditas, ahora estoy con, ” Pideme lo q quieras” y dentro d lo cachondon, va q va.

    29 Mayo 2014 | 13:30

  9. Dice ser Sicoloco Del Castin De Foolyou

    Yo no quiero leer,yo quiero chupár.ansio chupár.

    29 Mayo 2014 | 14:15

  10. Dice ser Cristina

    Estoy de acuerdo con que las mujeres hablan más de sexo. Yo siempre he hablado de ello de manera abierta con cualquiera de mis amigas.

    Pero es que no se puede comparar Madame Bovary o Wuthering Highs con 50 Sombras de Grey. Porque lo primero es LITERATURA y lo segundo es un derroche de papel sin sentido.
    Cualquiera con criterio que haya leído la trilogía de E.L. James sabe que la historia es una porquería, pero la narración todavía más. Otra cosa es que guste, que no es sinónimo de calidad, como mucha gente se cree.
    Además transmite unas ideas machistas tan descaradas que no me puedo creer que mujeres que van de “yo lo que quiero es la igualdad” luego vayan buscando un Christian Grey en su vida, lo cual implicaría sumisión y obediencia absoluta (y no me refiero sólo a la cama), dependencia de él y olvidarse de cualquier persona que no sea él.
    Y no he leído las “copias” e imitaciones posteriores, pero me hago una idea. A mí no me resulta erótico en absoluto, de hecho según lo leo me da hasta vergüenza ver tantas tonterías juntas tan mal escritas.

    29 Mayo 2014 | 14:17

  11. Dice ser NuevoLoquo

    Aunque muchas de esas “obras” tienen poco de literarias, bienvenidas sean.

    29 Mayo 2014 | 14:25

  12. Dice ser Antonio Larrosa

    Este blog se asusta de mis comentarios sexuales y me los borra . ¡Menuda mierda de blog sexual!

    Clica sobre mi nombre

    29 Mayo 2014 | 15:22

  13. Dice ser marges

    Todos los excesos aburren, y es lo que pasa ahora con la cantidad de “literatura” erótica y porno que está a la venta. La verdad es que ya son un poco cansinos y repetitivos.

    29 Mayo 2014 | 15:25

  14. Dice ser Maya Braun

    Yo creo que las mujeres verbalizamos las relaciones sexuales y el erotismo exactamente igual que los hombres, quizás más, aunque de una forma muy distinta a ellos. Soy escritora erótica, tengo una web de relatos y poesía erótica, http://elnaviodevenus.com, con contenido en muchos casos, muy explícito. Trato todos los días con multitud de lectores y autores de ambos sexos, que se manifiestan sobre temas sexuales con total naturalidad y abiertamente. Como debe ser. De hecho, el tráfico de visitas en mi web dice que tengo un 53 % de lectores hombres y un 47 % de mujeres. Casi mitad y mitad. Y todos comparten sus experiencias sin nungún tabú. Creo que la diferencia estriba en qué buscamos cuando leemos literatura erótica. Hombres y mujeres encontramos el morbo y la excitación en situaciones bien distintas. A ambos nos encanta el sexo, disfrutarlo, leerlo, sentirlo, excitarnos, fantasear, hacer volar nuestros deseos, pero las necesidades a la hora de consumir literatura erótica son distintas. Es decir, que mientras los hombres buscan y les excita el cómo se hace el sexo, a las mujeres nos excita más qué se siente mientras se practica el sexo. Yo, a veces, lo comparo con una actuación de patinaje artístico que ha de ser valorada por los jueces, está la impresión técnica y la impresión artística. Pues es lo mismo, mientras a los hombres les excita la impresión técnica, las posturas, la intensidad con que se practica, etc, a las mujeres nos excita lo que se siente en las posturas, el deseo, la piel, la emoción. Saber conjugar las dos formas de entender el sexo hace que una historia erótica tenga éxito. Ya no existen los tabúes, afortunadamente, y por mi experiencia profesional, a todos y todas nos encanta hablar de sexo, es muy divertido y muy muy sano.

    29 Mayo 2014 | 16:19

  15. Dice ser Yomismo

    Ah pero, ¿las mujeres tienen deseo sexual?

    29 Mayo 2014 | 17:28

  16. Dice ser Maya Braun

    Yomismo, pero por supuesto que las mujeres tenemos deseo sexual, y te aseguro que mucho más desarrollado que los hombres. Lo que creo que los hombres no nos habéis pillado el punto de cómo hacer que ese deseo suba a la superficie. Para nosotras no sirve el pim pam pum, aunque, bien es cierto, que en muchas ocasiones es estupendo.

    29 Mayo 2014 | 18:56

  17. Dice ser Maya Braun

    Claro que las mujeres tenemos deseo sexual, yomismo. Incluso mucho más desarrollado que los hombres. El problema viene cuando no se saben tocar las teclas adecuadas, y lo digo en todos los aspectos, no sólo en una habilidad digital. Creo que quien se plantea eso es por desconocimiento o por dejadez. Muchas veces los fracasos en las relaciones sexuales vienen motivados por el desinterés en las necesidades y morbos del otro. Nos acostumbramos a satisfacer las nuestras y dejamos de lado las de nuestra pareja. Y puedo garantizar que una mujer encendida es un tsunami de nivel 5. Sólo hay que saber encenderla.

    29 Mayo 2014 | 19:23

  18. Dice ser luciernaga

    50 sombras de grey es un tostón de libro, igual q crepúsculo pero cambiando el vampiro por el sádico, me pareció malísimo Y diario de una ninfómana tampoco me gustó, superficial y aburrido. Aunque sobre gustos no hay nada escrito….yo no los recomendaría. 50 sombras de aburrimiento!! bufff

    29 Mayo 2014 | 20:14

  19. Dice ser Yomismo

    Maya Braun: no me creo nada.

    29 Mayo 2014 | 23:40

  20. La literatura es lo que más activa la imaginación, eso hace que leer sea estimulante. Si se trata de literatura erótica, entonces es excitante.
    Leer y sexo, dos de las MEJORES COSAS QUE SE PUEDEN HACER.

    30 Mayo 2014 | 15:35

  21. Dice ser maya braun

    Estoy contigo JuguetesEroticos365. La literatura erótica es una de las mejores actividades para activar la fantasía, el deseo. Y si se hace en pareja, al igual que se ve porno en compañía como juego y preámbulo, una buena lectura erótica puede ser tremendamente efectiva como inicio a una relación sexual.

    31 Mayo 2014 | 18:19

  22. Dice ser Sherezada

    HOLA, DE HECHO YO ESCRIBO LITERATURA ERÓTICA Y AFORTUNADAMENTE LA GENTE QUE ME RODEA INCLUYENDO A MI PAREJA LO HAN TOMADO MUY BIEN; MI PAREJA ES QUIEN LEYENDO ALGO QUE ESCRIBÍ UN DÍA ME IMPULSÓ A QUE LO SIGUIERA HACIENDO. ES UNA ACTIVIDAD QUE ME RELAJA Y ME AGRADA SABER QUE A LA GENTE QUE LOS HA LEÍDO LES HA AGRADADO. EN FACEBOOK SE LLAMA EROTISMO Y FANTASÍAS https://www.facebook.com/pages/Erotismo-Y-Fantas%C3%ADas/207456472735585

    02 Junio 2014 | 06:29

  23. Dice ser jorge

    No se esto es liberación sexual o que el porno, ya muy instalado en los hombres, se está introducciendo en las mujeres de forma paulatina atraves de un pseudoporno que, como el otro, sule ser bastante malejo y cada ver peor.

    Las Edades de Lulú me pareció muy excitante, el Diario de una Ninfómana” ya me parecio un porno malo a cargo de una Tasso que había visto muchas veces en la tele y creí que tenía algo interesante que contar: joder por joder todo lo que se le ponía por delante, como una puta callejera. No pude pasar de la página veintitantos. Tengo vecinas mucho mas sensuales con una simple sonrisa de buenos días.

    Las 50 sombras de Grey, si alguien me las resume, gracias, no me apetece ni hojear el libro……… sls………….

    04 Junio 2014 | 11:05

  24. Dice ser novela policiaca

    No quiero parecer demasiado condescendiente, pero me ha encantado este blog.

    04 Junio 2014 | 16:40

  25. Dice ser Pasionalia

    Creo que habéis cometido un grave error al compararnos con los hombres.

    Tal vez sea cierto que entre nosotras hablemos más de estos temas que ellos, pero ¿qué ocurre cuando se tiene que hablar delante de un público mixto?

    Al contrario que ellos, nos callamos y no decimos nada, incluso podemos llegar a ruborizarnos, mientras que ellos no sienten apenas pudor en hablar de estos temas.

    Por ello considero que, efectivamente, en España, a las mujeres nos cuesta hablar abiertamente de sexo.

    ¡Olvidémonos de tabúes y hablemos con libertad!

    04 Junio 2014 | 19:05

  26. Dice ser erwin

    Sinceramente no he leido 50 sombras de grey pero si que es verdad que apartir de la aparicion del libro muchas fueron las personas que probaron el bondage, generalmente las compradoras fueron mujeres. Tambien si que es verdad que las mujeres tocan el tema con una naturalidad que a mi mismo me daba verguenza, pero por suerte poco a poco fui venciendo ell tabu, por el sur de america, mas precisamente buenos aires existen represas y no barreras con ese tema,jeje. Cuando toque el tema de juguetes sexuales, ohhh parece que habian visto al anticristo.. Creo que comer arroz solo todo los dias cansa, mejor con diferentes acompañamientos..

    04 Junio 2014 | 20:52

  27. “Esta semana alguien me preguntó si el feminismo seguía siendo necesario en los tiempos en los que vivimos.

    El argumentario para justificar la no necesidad del feminismos en nuestra sociedad actual fue el que he escuchado miles, por no decir millones de veces: Que si la Constitución y su artículo catorce, que si la “discriminación positiva” que se está dando, que si las mujeres somos unas maltratadoras psicológicas, que pretendemos que nos “mantengan”, que si hay tantas denuncias por violencia de género es por los medios que exageran mucho y sólo sacan los casos de mujeres pero también hay hombres maltratados y no salen en los telediarios, que si los “pobres hombres” se encuentran acorralados y ya no saben cómo relacionarse con nosotras porque temen ser denunciados a la mínima broma que nos pueden gastar,…y así un largo etcétera.

    Aseguro a quien pueda leer esto que hice un ejercicio de paciencia voluntaria para escuchar (de nuevo) este argumentarlo por ver si alguna novedad pero sólo había una y no estaba en el mensaje, sino en quien lo sustentaba: Una mujer joven, de unos apenas veinte años.

    Y voy a comenzar mi respuesta diciendo lo mismo que le dije a ella: que soy feminista por convicción y que mi pretensión es que los derechos humanos de hombres y mujeres sean realmente los mismos en todas partes y desmaquillar y desnudar las desigualdades para hacerlas visibles y corregirlas. Que no me vale el llamado “derecho natural” que justifica que somos diferentes porque la naturaleza nos ha hecho diferentes.

    A partir de ahí intenté (creo que sin mucho éxito al menos de inmediato) explicarle a esta joven que el feminismo no sólo era necesario, sino que es imprescindible si realmente nos creemos que somos una sociedad democrática.

    Y es necesario porque aunque no se quiera ver, seguimos tratando de forma desigual a niñas que a niños incluso antes de nacer, porque nos socializamos de manera desigual y por tanto asumimos roles desiguales. Porque el patriarcado pervive en cada rincón de nuestra mente e incluso de nuestros corazones permitiendo incluso que haya gente que justifique la mayor de las desigualdades: el terrorismo machista. Porque sigue habiendo instituciones como la iglesia católica que niega explícitamente derechos a las mujeres y sigue considerándonos como subsidiarias de los hombres, y otras como la RAE que considera, a través de sus definiciones, que las madres no engendramos sólo parimos. Porque se siguen pisoteando nuestros derechos y libertades, como por ejemplo nuestro derecho a decidir sobre nuestro propio cuerpo y nuestra maternidad. Porque se nos siguen relegando a puestos de segunda o tercera categoría en los espacios de toma de decisiones. Porque seguimos cobrando menos por realizar el mismo trabajo. Porque aunque las aulas universitarias están llenas de mujeres, son los hombres quienes las dirigen. Porque aunque las mujeres tenemos una mayor expectativa de vida, los estudios sobre salud se siguen realizando mayoritariamente sobre los hombres. Porque la historia nos sigue ocultando las obras de arte y aportaciones de todo tipo realizadas por mujeres. Porque nuestros cuerpos de mujeres son utilizados como campos de batalla allá donde los hombres lo deciden, sea en un conflicto armado o en un conflicto de pareja. Porque nuestros cuerpos de mujeres son secuestrados y maltratados para ser explotados sexualmente en otros países o lugares del mundo. Porque los derechos humanos de las mujeres son pisoteados sistemáticamente en muchas zonas del mundo e incluso de nuestro mundo particular. Porque en los espacios simbólicos que nos imponen ya existe toda esa desigualdad y violencia simbólica o estructural desde antes de nacer. Porque la pobreza de ceba en mujeres y niñas. Porque nos matan por ser mujeres.

    Y así muchísimos argumentos más que se podrían resumir en uno: Mientras exista una sola mujer en el mundo a quien hayan pisoteado uno sólo de sus derechos humanos, el feminismo no sólo será necesario, será imprescindible”.

    Tere Mollá

    07 Junio 2014 | 01:40

  28. Dice ser Ana López-Brea

    tienes toda la razon y comparto totalmente tus comentarios
    felicidades

    07 Junio 2014 | 08:33

  29. Dice ser sexxxmarket

    Desde la irrupción de 50 sombras de Grey muchas mujeres han liberado su libido y sus fantasias sexuales, por eso la literatura erótica despierta aún más el interés entre las mujeres unido a su fantastica imaginación sexual.

    08 Junio 2014 | 10:41

  30. Dice ser Debatidor

    ya era hora que se perdiera un poco los tabues y comenzaramos a dar normalidad a una cosa que parece que era solo de hombres.
    Creo que eliminando esas barreras que nos separan dariamos normalidad a una cosa que se disfruta en pareja de la misma manera.

    Apostillo erwin, toda la razon, no toquemos juguetes sexuales que parecemos que hablamos de obsesos del sexo y no de cosas nuevas e innovadoras.

    Habra que darle alegria al asunto con respeto para todos….. No

    09 Junio 2014 | 00:00

  31. Dice ser C. R."la profa"

    Lillih Blue, espero q no te importe que use tu texto sobre los orígenes de la literatura erótica “femenina” en el taller de Historia que imparto como voluntraria.en una Fundación con sede en Madrid que ayuda a migrantes.
    Una de mis alumnas, ya sobrepasados los 65 años, fue quien me pidió que hablara de literatura erótica, tras haberle encantado las “50 SOMBRAS de GREY” : Resulta que alguien de su entorno le había tildado de salida o algo así, pero en clase le dijimos que era maravilloso que tuviera ese gusto (a su edad todavía, debimos pensar pero nos lo callamos) y ese escape que libera tantas tensiones.
    Me han parecido muy interesantes tu texto y los comentarios, bastante sensatos y sin caer en el mal gusto.Yo personalmente pienso que la fantasía en el papel puede ser mucho más intensa y satisfactoria que la fantasía hecha realidad. Recuerdo haber leído la confesión de una gran escritora norteamericana que contaba que su mayor fantasía erótica era SENTIRSE VIOLADA, pero que por eso ERA UNA FANTASÍA, algo que en realidad no quería que se cumpliera. Pues igual puede pasar con un hombre, al que no le pides lo que puedes en tu imaginación añorar o desarrollar: en la realidad ¡¡¡podría ser un desastre!!! Saludos y gracias, C.R.”la profa”

    19 Junio 2014 | 23:49

Los comentarios están cerrados.