BLOGS
Reflexiones de una librera Reflexiones de una librera

Reflexiones de una librera con delirios antropológicosaficionada a diseccionar los hábitos lectores de los españoles

Entradas etiquetadas como ‘larsson’

¡Coge tu Millenium 3 y corre!

Para ser una larssonadicta confesa desde hace casi un año y pese a ser un humilde eslabón en la cadena del mercado editorial he de confesar que las cifras que bailan al son de Millenium 3 me dejan total y absolutamente petrificada.

Si cuando me enteré de que la tirada inicial de La Reina en el Palacio de las corrientes de aire iba a ser de 500.000 ejemplares casi me da un colapso múltiple, saber que el día de su lanzamiento en España -el pasado jueves 18 de junio- se vendieron 200.000 unidades me sacó los globos oculares de sus cuencas, literalmente.

Y más si me paro a pensar que en reginaexlibrislandia mi flamante arsenal de 100 ejemplares voló de mis confines dos horas antes de echar el cierre. Sí, queridos, así es.

La estupefacción se apoderó de mi bibliofilia con tal intensidad que hasta hoy he sido incapaz de reaccionar y racionalizar. Para mi desgracia, Reginaexlibrislandia no optó ayer al reparto de una nueva remesa, así que aquí me tenéis hoy, esperando al repartidor metamorfoseada en una gárgola como las de Notre Dame de París, mirando al vacío esperando un milagro.

No sé cuántos de vosotros tendréis ya vuestro ejemplar ni si os habréis abalanzado sobre él, pero lo que no he dejado de pensar es en esos 200.000 afortunados perdidos en las páginas de La Reina en el Palacio de las corrientes de aire al unísono…

… Mmm. Es, cuando menos, inquietante, ¿no creeis, queridos?

Y vosotros, reginaexlibrislandianos de pro, ¿os hicísteis ya con vuestro ejemplar de Millenium 3? ¿Os costó? ¿Os llamó la atención la compra masiva del día 18? ¿Qué tiene Millenium?

No vuelvo a mi desquiciante espera de ejemplares de MIllenium 3 sin deciros que, en cuanto a mi, ya me zambullí en La Reina en el Palacio de las corrientes de aire y que, en la línea de los dos previos –Los hombres que no amaban a las mujeres y La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina– de momento me tiene enganchada. Palabra de Regina. Solo espero que su punto y final constituya mi tercera renovación de votos en la orden de los larssonmaniacos y milleniumadictos de pro.

¿Te gusta la portada de Millenium 3?

Los stieglarssonmaniacos no ganamos para sustos. Si la semana pasada daba cuenta blogera de cómo la lectura de La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina ha desatado la Fermatmanía y reavivado el interés por libros sobre El teorema de Fermat, hace un par de post volvía sobre el ‘Mundo Larsson’ para contaros lo del intolerable baile de fechas de Destino con el lanzamiento del tercer volumen de la trilogía que, os recuerdo, se adelanta cinco días…

… Sí, queridos, La Reina en el Palacio de las corrientes de aire estará en todas las librerías españolas del Providencia Librera mediante el próximo 18 de junio.

Pues bien, no me queda más remedio que volver sobre Millenium porque me acabo de topar con el secreto mejor guardado por Destino después, eso sí, de la sinopsis de La Reina en el Palacio de las corrientes de aire. Me refiero a su portada. Hétela aquí:

Y bien, reginaexlibrislandianos de pro y stieglarssonadictos de vocación, ¿Qué opináis de la nueva portada? ¿Y de las anteriores? Algunos dejásteis comentarios contando cómo os espantaron tanto las portadas de Los hombres que no amaban a las mujeres y de La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina que os pulverizaron cualquier interés por leeros los libros… ¿es así? ¿Tanto impactan estas portadas?

Nuevo baile de fechas con Millenium 3

Creí que no era posible, pero patiné. Me dicen desde la editorial Destino que la tercera y última entrega de la saga Millenium del malogrado Stieg Larsson llegará a las librerías de hoy en un mes, es decir, el próximo 18 de junio, en lugar del 23 de junio, que era la última fecha cerrada por el Grupo Planeta para el lanzamiento de La Reina en el Palacio de las corrientes de aire.

Aquí os reproduzco el escueto comunicado de Destino:

Y yo que pensaba que, de mover la fecha de lanzamiento del libro que esperan ansiosos miles de lectores en España (según Destino de Los hombres que no aman a las mujeres y de La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina ya se han vendido un millón de ejemplares aquí, en la piel de toro) sería para adelantarlo a una fecha entre el 29 de mayo y el 14 de junio o, lo que es lo mismo, en plena Feria del Libro de Madrid para reventar ventas en una de las citas bibliófilo-libreras más importantes del año…

Pero no, ellos van y lo mueven cinco días ‘tontos’ del 23 de junio, martes, al 18 de junio, jueves.

¿Alguien sería tan amable de iluminarme llevando de la mano ‘HACIA LA LUZ’ a esta pequeña Caroline-regina-Librera perdida en este aterrador y confusoPoltergeist editorial?

Porque lo que es yo, visto lo visto mejor dejo de pensar esas cosas, queridos, que me agoto infructuosamente porque cuando se trata de anticiparme a los marquetinianos del mundillo editorial lo cierto es que no doy una.

Y por cierto que, en la página web de la Serie Larsson la editorial no adelanta la sinopsis de La Reina en el Palacio de las Corrientes de aire, sino que en su lugar cuelga un mensaje para los stieglarssonmaniacos que reza:

Y vosotros, reginaexlibrislandianos de pro, ¿cómo recibís ese nuevo baile de fechas en el lanzamiento de Millenium 3? ¿Y eso de no adelantar ni la trama de La Reina en el Palacio de las corrientes de aire?

De Larsson al Teorema de Fermat

Érase una vez un matemático francés llamado Pierre de Fermat que allá por el S.XVII planteó un problema que mantuvo en jaque a pensadores de todo el mundo 350 años, hasta que en 1995 alguien resolvió el escurridizo Teorema de Fermat.

Que el propio Fermat imaginara que la onda expansiva de su enigma tuviera un alcance de más de tres siglos es otra incógnita, pero lo que seguro no fue una de las variables en sus cálculos de probabilidades es que en pleno Siglo XXI su teorema volviera a intrigar a mentes ajenas a la comunidad científica gracias al sueco Stieg Larsson, su trilogía Millenium y, más concretamente, por culpa de Lisbeth Salander.

Sí, queridos, así es. Desde que legiones de lectores acompañaron a Lisbeth Salander por las casi 700 páginas de La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina, en la que la carismática e irreverente hacker mata el tiempo emborronando libretas hasta desvelar la incógnita del Teorema de Fermat, más de uno ha venido ya a reginaexlibrislandia en busca del mismo libro… El último, esta misma tarde:

– Cliente: Hola, ¿tienes El Enigma de Fermat?

– Regina: ¿El de Simon?

– C.: ¿A ver? Un segundo, que me lo apunté por aquí…

– R.: Vale, vale, no hay prisa

– C.: ¡Si, de Simon, en edición de bolsillo! ¿Lo tienes?

– R.: Sí, un segundo.

– C.: ¡Fantástico!

– R.: Estoo, ¿puedo hacerle una pregunta?

– C.: ¡Claro!

– R.: ¿Es usted matemático o aficionado a los números?

– C.: Mmm, pues no exactamente

– R.: Entonces, ¿tiene Lisbeth Salander algo que ver en esto?

– C.: ¡Ja, ja, ja! ¡Me has pillado! Sí, la verdad es que me intrigó con el Teorema de Fermat, así que buscando en Internet di con la referencia y me picó la curiosidad…

– R.: ¿Ja, ja, ja! Lo suponía. Lo cierto es que es el décimo ejemplar que vendo en dos meses de un libro que apenas tenía salida

– C.: ¿No me digas? Hombre, para los que esperamos la tercera entrega es una manera distinta de soportar la espera. la verdad es que de no ser por Larsson y Lisbeth jamás hubiera sabido nada de Fermat.

Y se fue con su ejemplar de El Enigma de Fermat, y yo acudí rauda a reponer mis anaqueles, pensando lo gloriosamente imprevisibles que somos los lectores.

Y, pensándolo bien, queridos, razón no le falta al caballero: ¿qué mejor que El Enigma Fermat para entretenernos con algo ‘diferente’ hasta que salga La reina en el palacio de las corrientes de aire el próximo 23 de junio?

Y vosotros, reginaeslibrislandianos y milleniumadictos de pro, ¿os picó la curiosidad sobre Fermat y su Teorema cuando leísteis La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina? ¿Investigáisteis algo sobre el tema? ¿Creéis que no sólo en mis confines Larrson ha despertado la Fermatmanía?

‘Llévese el capitulo 1º de Milleniun II, que el libro aún no me ha llegado’

La segunda entrega de la trilogía Millenium, del sueco S. Larsson, lleva a la venta en España día y medio…, pero no en reginaexlibrislandia. Nosotros ni hemos olido los ejemplares que esperábamos como agua de mayo.

Y todo porque algún desalmado eslabón de la red distribuidora de la todopoderosa Planeta nos ha obviado en su ruta de reparto. Y a mi se me llevan los demonios, queridos, ¡los demonios!

Llamo y llamo, y ellos me dicen y me repiten que no entienden qué ha podido pasar, que ‘mañana’ entregarán en mis confines a primera hora mis ejemplares de La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina.

No sé si creerles. Cada vez que pienso que no están en mis baldas soy yo, Regina ExLibris, la que efectivamente sueña con ser la chica con una cerilla y un bidón de gasolina, estratégicamente plantada en la sede de Logista, distribuidora del grupo editorial planetario y, y…

Menos mal que, como la Providencia Librera aprieta pero no ahoga, esta vez ha tenido a bien echar mano de mis queridos reginaexlibrislandianos asiduos para recordarme lo maravilloso que es hacer lo que hago en mi librería y la gente que se aficiona a mis baldas.

Me refiero a que de los clientes que han venido expresamente a por sus anhelados ejemplares de La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina han tenido similares reacciones ante mi contrariedad librera:

– Cliente: ¡Hola, Regina!

– Regina: ¡Buenas tardes! ¿Todo bien?

– C.: Sí, y pronto irá a mejor… ¿tienes mi ejemplar de Millenium II?

– R.: Lo siento, pero no. Tenían que haberme llegado ayer, pero hubo un problema con la distribuidora y no tengo ejemplares aquí.

– C.: ¿Pero ya está a la venta, no?

– R.: Sí, salió ayer.

– C.: Vaya, vaya… yo que iba a llevármelo.

– R.: Seguro que en otro sitio lo encuentras, creo que soy la única librería sin stock de La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina

– C.: Bueno, mujer, esas cosas pasan.

– R.: Lo que sí tengo es el primer capítulo del libro, si lo quiere como aperitivo..

– C.: ¿Si? ¡Ja, ja, ja! Venga, dámelo y ya volveré a por el libro esta semana.

Sí, queridos, sí. De la decena de personas que vinieron a reginaexlibrislandia en busca de su ejemplar de la segunda entrega de Larsson, tres simplemente preguntaron si lo tenía ya y los otros siete, tras explicarles mi desastre, decidieron que ‘me esperan’ mientras hacen boca milleniuniana con el primer capitulo del libro.

Un primer capítulo de La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina que, por cierto, os dejo aquí, cortesía de Destino.

Y vosotros, queridos, ¿Os hicísteis ya con vuestro ejemplar de La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina, de Stieg Larsson? ¿Tuvísteis porblemas para localizarlo? ¿Os lo compraréis?

¿Qué es lo primero que miras de un libro?

Como soy de quienes piensan que son los libros quienes escogen a sus lectores, y no al revés, desde mi privilegiada torre de vigía bibliófila me paso horas enteras observando el ritual de apareamiento libro-lector.

Psss, silencio. Un cliente de mediana edad elegantemente vestido se adentra en mis confines y camina hacia una de las mesas donde palpitan arracimados montones de libros.

De todos ellos, ¿cuál será el elegido? ¿qué arma de seducción empleará cada ejemplar? Y entonces la Félix Rodríguez de la Fuente que llevo dentro se abre paso por entre mis múltiples personalidades y aflora en su versión bibliófila al ritmo de la música de cabecera de la mítica serie televisiva para relatar la escena a otro de mis libreros, que pasa el plumero en la balda contigua.

Una media hora después veo al caballero indeciso entre Los hombres que no amaban a las mujeres, del sueco Stieg Larsson, y El Desencantado, de Budd Schulberg dos libros maravillosos que nunca me cansaré de recomendar.

Finalmente se lleva el ejemplar de Los hombres que no amaban a las mujeres, y a mi me intriga saber qué habrá pesado más en su decisión final. ¿Habrá sido esa portada tan escandalosamente cautivadora como inquietante? ¿O tendría buenas referencias de la novela? ¿Y por qué esas dos llamaron más su atención sobre las otras cincuenta de la mesa?

Nunca lo sabremos, aunque se admiten apuestas, queridos. ¿Qué pensáis?

Justo hace poco me topé con los resultados de una encuesta on line que un gran grupo editorial realizó entre 3899 lectores. A la pregunta “¿Qué es lo primero que miras de un libro?” daba cinco opciones de respuesta: a) La Portada. b) El Título. c) La Contraportada. d) El Autor. e) La Editorial.

Pues bien, según el sondeo el 30% de quienes respondieron afirmaban que el título. El 27% que la portada, el 25% que el autor, el 15% la contraportada y, por último, el 3% restante respondió que la Editorial.

Y vosotros, queridos, ¿qué es lo primero que miráis de un libro?