BLOGS
Reflexiones de una librera Reflexiones de una librera

Reflexiones de una librera con delirios antropológicosaficionada a diseccionar los hábitos lectores de los españoles

Entradas etiquetadas como ‘harry potter’

¡Dos copias por segundo de ‘Cuentos de Beedle el bardo’!

No hay como un buen sopapo de cifras para que una humilde librera entre en calor un lunes glacial a primera hora. Por eso cuando hace unas horas leíamos en reginaexlibrislandia que durante el pasado diciembre se vendieron un total de dos ejemplares por segundo de Los Cuentos de Beedle el Bardo, de madama J.K.Rowling , la noticia nos dejó KO, y de la tiritona mañanera pasamos a los sudores fríos en décimas de segundo.

Porque, queridos, eso traducido al lenguaje universal de las cifras vienen a ser 4,5 millones de euros que se embolsa organización benéfica que apadrina y financia la madre literaria de Harry Potter. Y eso implica que legiones de harrypottermaiacos de todo el mundo han leído los Cuentos de Beedle el Bardo.

Si eso no es noquear el mercado editorial con un gancho de derecha que venga el mismísimo Toro Salvaje y lo vea, queridos…

En lo que a reginaexlibrislandia respecta he de decir que desde que saqué a la venta el pasado 4 de diciembre los Cuentos de Rowling en castellano y en inglés de hemos mantenido un goteo constante pero no masivo de ventas de ejemplares. Y lo mismo con los siete libros de la saga del aprendiz de mago, cuyos ejemplares van y vienen sin tregua a mis confines.

Así que, las cosas como son, esta reinona bibliófila se sigue descubriendo el pelucón ante la escritora británica.

Por cierto, queridos, ¿leísteis Los Cuentos de Beedle el Bardo? ¿Hasta dónde llegará J.K.Rowling?

Ahí os dejo las preguntas no sin antes brindaros imágenes de ‘la maga’ de las letras anglosajonas leyendo fragmentos de su Beedle:

“¿Cuándo te llegan los Cuentos de Beedle el Bardo, de J.K. Rowling?”

Llegados a este punto empiezo a dudar seriemente de si su ilustrísima J.K. Rowling escribe con pluma o con varita mágica. Desde luego a sus lectores los tiene absolutamente hechizados esta mujer, palabra de Regina.

A dos meses vista del lanzamiento en España de sus Cuentos de Beedle el Bardo, en reginaexlibridslandia ya tengo diez reservas de la edición en castellano y cuatro encargos de la original en inglés.

Y la veda no ha hecho más que abrirse.

Me diréis que esas cifras no son escandalosas, y razón no os falta, queridos. Pero si lo analizamos desde la óptica del ansia lectora de los demandantes mi pelucón y yo nos doblegamos ante la evidencia de que esta mujer hechiza a millones de pares de ojos en todo el planeta. Incluídos los míos, que conste, que además de librera y lectora compulsiva soy humana, a ratos.

Ahora lo que me pregunto es si el volumen que nos trae Salamandra, editora de la saga completa de Harry Potter, pulverizará o no récords de venta de cara a las navidades.

Porque si Cuentos de Beedy el Bardo llega a las librerías el 4 de diciembre, lo hará precedido de un obús publicitario de dimensiones harrypotterianas.

Así que aquí me tenéis, frotando mi bola de cristal y haciendo cábalas sobre el número de ejemplares que debo pedir para abastacer a reginaexlibrislandia como se merece, pero sin pasarme.

Para los interesados, va lo que se sabe de Cuentos de Beedle el Bardo, cortesía de Salamandra:

Se trata de una recopilación de los cinco cuentos infantiles del mundo mágico que Albus Dumbledore le legó a Hermione Granger en la séptima y última entrega de la serie de Harry Potter, donde sólo aparece uno de los cinco cuentos, La fábula de los tres hermanos.

En este volumen se incluyen además de ilustraciones originales de J.K. Rowling, los otros cuatro relatos: La fuente de la buena fortuna, El corazón peludo del hechicero, El mago y el cazo saltarín, y Babbitty Rabbity y su cepa carcajeante.

Los beneficios por las ventas de los Cuentos de Beedle el Bardo será donado a la organización benéfica Children’s High Level Group (CHLG).

En fin, queridos, ¿os haréis con algún ejemplar de Beedle el Bardo? ¿Qué opináis de la jkrowlingmanía? Si fuerais Regina ExLibris, ¿pediríais ejemplares a cientos para el 4 de diciembre?

“Mejor me llevo los de Los Cinco, que a Harry Potter llegará ella solita”

Quizá sea un efecto secundario del oficio librero, pero en reginaexlibrislandia impera el dogma que reza “Soy lo que leo”. No es que correteemos por entre nuestras baldas farfullándolo en plan mántrico, pero a veces alguna anécdota con clientes o comerciales o cualquier noticia de los medios nos devuelve a él.

Y esta semana, en una de esas paradas técnicas mediamañaneras para repostar café, leíamos en la prensa: “Enid Blyton vence a la ‘mamá’ de Harry Potter como autora más querida en el Reino Unido”. Ay, queridos, mi otro librero y yo pasamos de la estupefacción a la euforia a velocidad de crucero, y eso que aún no habíamos metido el morro en la cafeína, ni leído el texto íntegro.

Pero sólo con saber que se trataba del resultado de una encuesta realizada entre 2.000 adultos, para quienes a día de hoy su escritora preferida es Enid Blyton (Los Cinco, Los Siete Secretos, la Serie Secreto, etc), seguida por Roald Dahl (Charlie y la Fábrica de Chocolate; Las Brujas; James y el melocotón gigante, etc) y por J.K.Rowling nos bastaba.

Ojo, pero no por desprestigiar a la madre literaria de Harry Potter ni su gloriosa saga de la que yo misma soy devota, sino porque volvíamos a nuestro citado dogma: ‘Soy lo que leo’. Eso demuestra que las generaciones que han crecido leyendo a Blyton y a Dahl, habrán leído o no la saga de Rowling, pero siguen apegados sentimentalmente a quienes les revelaron la magia de la lectura décadas atrás.

Y hacia ahí, hacia el espacio que ocupa el universo Blyton en reginaexlibrislandia, derivó nuestra charleta de mostrador:

– Regina: Mira, en la balda a ras de suelo está la saga completa de Los Cinco, que son 21 aventuras, y la de Los Siete Secretos… Tráete alguno un momento,

– Librero: Uy, pues si es de reciente edición. Ahora no caigo en cifras ¿las vendemos?

– R.: Sí, salen al mes unos 5 o 6 ejemplares de media.

– L.: Nada comparado con los 20 Harry Potter en el peor mes.

– R.: Ya, pero Los Cinco no tienen película ni merchandising ni nada, van de boca a boca o, mejor, de adulto a niño.

– L.: ¡Madre mía, mira esta cubierta! ¡Es igualita a la que yo tenía!

– R.: La verdad es que no sé qué tiene más mérito: si que una saga de aventuras publicada en llos 40-50-60 del S.XX venda a día de hoy diez millones de ejemplares en el mundo (continúan disponibles en noventa idiomas) sin campañas de publicidad, o el fenómeno mediático a escala planetaria llamada harrypottermanía que mueve cifras astronómicas.

– L: Pues creo que…

Y aquí apareció una mujer que había cogido los dos primeros volúmenes de Harry Potter de las baldas:

– Clienta.: Voy a la playa con mi sobrina de 12 años y, como se aburre, a ver si logro que lea.

– Regina: Muy bien

– C.: Pero estoy perdidísima en libros para esa edad, así que con esto espero no fallar.

– R.: Hombre si quiere puedo recomend….

– C.: ¿ESO de ahí son libros de LOS CINCO? ¿Los de toda la vida?

– R.: Estooooo, sí. Son los mismos, los de Enid Blyton

– C.: Ah, pero entonces ¿aún existen los de Los Cinco?

– R.: Como puede ver, sí, por suerte aquí siguen.

– C.: ¡Dios mío, si yo los devoraba de pequeña! ¡Qué veranos!

– R.: Aunque no lo crea, la gente los compra, normalmente para regalar a parientes menores.

– C.: No me digas más, me llevo dos de Los Cinco en lugar de los de Harry Potter.

– R.: Como quiera, pero… justo hablábamos de eso, ¿puedo preguntarle por qué?

– C.: Eran… son especiales para mí. A Harry Potter llegará tarde o temprano, pero no quiero que se pierda Los Cinco. Por intentarlo que no sea, ¿no?

Y se fue con sus dos volúmenes (Los cinco y el tesoro de la isla; Los cinco se escapan) de la grandísima Enid Blyton.

Ah, visto lo visto hemos colocado las colecciones de Blyton más a la vista en reginaexlibrislandia, para los adultos más olvidadizos.

Y vosotros, queridos, ¿Erais de Los Cinco, de Los Siete Secretos, de La Serie Secreto o de las otras? ¿Sabíais que los libros de Enid Blyton siguen en circulación? ¿Los habéis regalado o recomendado alguna vez?

Para los nostálgicos unas imágenes de la adaptación televisiva de Los Cinco que la televisión británica emitió años atrás:

¡Se abre la veda para Harry Potter y las Reliquias de Muerte!

Para mí quisiera yo ahora una de las escobas voladoras del aprendiz de mago, queridos. Tengo los pies pulverizados, devastados, reblandecidos. Me he pasado la tarde correteando enloquecida a través de reginaexlibrislandia, yendo y viniendo con pilas de ejemplares de Harry Potter y las Reliquias de Muerte.

Los libros llegaron a mis dominios hace más de una semana y, aunque tanto secretismo con respecto a la portadita (teníamos prohibido mostrarla hasta el 21 a las 18:30 horas) me tenía los higadillos a punto de ebullición, reconozco que hoy me lo he pasado en grande.

A primera hora de la tarde saqué sigilosamente los libros y monté una mesa en el corazón de la librería. Cuando terminé, la cubrí con una tela negra y a las 6.30pm ¡TA-CHÁN! la quité a lo Hudini tras hacer desaparecer a su sinuosa ayudante. Que no hubiera gente viéndolo era lo de menos… yo soy así de estupenda.

Mientras miraba mi creación pensaba en el pasado, cuando la harrypottermanía cayó sobre mi entorno como una masa viscosa que lo iba engullendo todo y a todos... pero yo era más rápida.

Al menos hasta que me pilló con la guardia baja y ¡CHOF! me atrapó. Y la verdad es que tardé muy poco en pasar de pegar manotazos para liberarme a chapotear con voracidad por las páginas de madama Rowling. Tiene un don esa mujer, las cosas como son.

Y, claro, en reginaexlibrislandia J.K.Rowlingland tiene su embajada, un auténtico rincón para harrypottermaniaco de todo pelaje y condición. Para ellos hoy ha sido un gran día, la verdad.

¿Se ha vendido? Si, los clientes fueron apareciendo en bandadas… Calculo que vendimos más de cincuenta cosa que, en menos de cuatro horas, no está mal. Imagino que la cosa se animará el fin de semana.

Aunque a mi lo que me conmovía profundamente era la avidez con la que mis clientes se aferraban a su ejemplar y sonreían. Y ya lo que me fascina hasta el delirio es pensar es en la cantidad de lectores que estarán ahora mismo atrapados por entre sus líneas, poseídos por un sentimiento bicéfalo:

“necesito llegar al final vs no quiero que se me acabe Harry”.

Y vosotros, queridos, ¿también tenéis una cita con Harry Potter y las reliquias de Muerte? Aquellos que os lo leísteis en inglés, ¿os haréis también con la edición en castellano?

A vueltas con El niño del pijama de rayas

No pasa un solo día sin que vengan entre diez y doce personas buscando un ejemplar de El niño con el pijama de rayas, del irlandés John Boyne.

La tragedia está en que se van sin él: en noviembre Salamandra lanzó su decimotercera edición y es imposible hacerse con un lote. Imposible. Por eso la siguiente está en el horno, y los libreros volamos en círculos sobre los distribuidores como buitres leonados.

Incluso sin darnos cuenta nos hemos creado una curiosa rutina en torno al dichoso librito:

¿Llegó ya El niño con el pijama de rayas?

No, aún ni rastro del pedido…

Ah, vaya. Bueno, ¿y qué tal la mañana?

Ah, por cierto, también nos hemos quedado sin reservas de la edición en inglés. Un desastre.

Y ahora es cuando entono el Mea Culpa: he sido testigo directo del fenómeno, he estado literalmente rodeada de cientos de ejemplares y mi respuesta intelectual ha sido una total y absoluta apatía. Mi desinterés resulta aplastante. E imperdonable, la verdad.

Yo, que me leo hasta los prospectos de los fármacos, ni me planteé dedicarle unas horas a El niño con el pijama de rayas. ¿Por qué?

Pero creo que ha llegado el momento de ceder. No es la primera vez que me pasa algo así. En plena harrypottermanía me empecinaba en desoír a quienes insistían en que me aventurara en la saga de J.K.Rowling. Y reconozco que acabé rendida a sus pies.

Veamos qué dice la contraportada del libro azul:

Estimado lector, estimada lectora: Aunque el uso habitual de un texto como éste es describir las características de la obra, por una vez nos tomaremos la libertad de hacer una excepción a la norma establecida. No sólo porque el libro que tienes en tus manos es muy difícil de definir, sino porque estamos convencidos de que explicar su contenido estropearía la experiencia de la lectura. Creemos que es importante empezar esta novela sin saber de qué trata. No obstante, si decides embarcarte en la aventura, debes saber que acompañarás a Bruno, un niño de nueve años, cuando se muda con su familia a una casa junto a una cerca. Cercas como ésa existen en muchos sitios del mundo, sólo deseamos que no te encuentres nunca con una. Por último, cabe aclarar que este libro no es sólo para adultos; también lo pueden leer, y sería recomendable que lo hicieran, niños a partir de los trece años de edad.

Qué queréis que os diga, la verdad es que no tiene el efecto canto de sirena en mí. Aunque, eso sí, la crítica parece respaldar el éxito de ventas en más de treinta países.

Decidme, queridos, ¿os habéis leído El niño con el pijama de rayas? ¿Qué os pareció?

Por mi parte prometo entregarme a mi ejemplar libre de prejuicios. De aquí a unos días emitiré mi veredicto.