BLOGS

¿Y si marco los libros que recomiendo?

El ser humano es, como la Rosa del epitafio de Rilke, contradicción pura y, claro, una no iba a ser menos por mucho pelucón ni corazón bibliófilo que tenga ni Providencia Librera que me ampare.

Porque, veréis, mientras me sigo planteando la opción de erradicar de mis confines las etiquetas adhesivas con los precios en mis libros resulta que me ha dado por ponerme a sopesar el colocar pegatinas en aquellas lecturas que recomiendo.

La idea me la disparó a bocajarro hace unas horas un reginaexlibrislandiano asiduo y, dado que no he encontrado casquillo alguno ni dejo de darle vueltas a la sugerencia, para mi que la bala se me ha acomodado en la masa gris.

En fin, que la cosa fue así, poco antes de mi tercer café mañanero y a punto de finalizar mi bacanal de papeleo diaria una voz amiga me sacudió a traición:

- Cliente: Oye, Regina, una cosa…

- Regina: ¡Sí, claro, dime!

- C.: ¿Has pensado en poner pegatinas o algo así en los libros que recomiendas?

- R.: ¿Perdona?

- C.: Sí, que además de tu rincón de “Si te gusta X, prueba con Y” quizá podrías marcar con algún tipo de distintivo las lecturas que merecen la pena de todo eso que tienes desparramado por las mesas, ¿no crees?

- R: ¿Mmmmm, algo como “Regina recomienda”?

- C.: Pues sí, algo así. Lo vi en una librería en París el pasado fin de semana y me encantó…

- R.: Hombre, no parece mala idea, aunque lo que me chirría es lo de las pegatinas. ¿O ya te olvidaste que sigo con eso de plantar lectores de códigos de barras por la librería y acabar con las malditas etiquetas?

- C.: Sí, ya, pero… no sé, Regina, yo cuando lo vi, ya te digo, me gustó mucho

- R.: Pero quizás algún otro distintivo, no sé…

En ese momento le vibró el bolsillo y se esfumó para atender una urgencia, dejándome a mi con la duda enquistada en el pelucón.

Y vosotros, queridos, ¿cómo veis eso de que marque con alguna pegatina o similar esos títulos que recomiendo? ¿Os molestaría como clientes? ¿Lo veis práctico? ¿Se os ocurre alguna otra manera de ‘marcar’ esos libros sin recurrir a los adhesivos?

18 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Rubén

    A mí siempre me ha gustado que me recomienden libros, ya sea a nivel personal, por foros o en la misma tienda. Es una manera sencilla de conocer autores que no has leído, y según otras sugerencias que hayas seguido hacerte idea de si el libro tiene puede tener “algo” que valga la pena (sin entrar en gustos personales) o la recomendación es una simple técnica de venta más.Y cuando hablo de sugerencias me refiero a libros no especialmente conocidos o ya con algunos años. Las novedades, y todavía más las novedades de autores consagrados se publicitan solas o las va buscando uno mismo sin mayor problema.Sobre lo de las pegatinas, mientras sean de las que se quitan fácilmente y no dejan rastro de papel ni pegamento no hay problema, pero con las que se parten o dejan la contraportada pringosa de pegamento, no puedo con ellas.

    30 noviembre -0001 | 0:00

  2. Dice ser Martín

    Tu verás, pero si después de tanto marear la perdiz con que las etiquetas de los precios son horribles y estropean los libros y pongo mejor un lector de códigos … ahora vas y pones pegatinas propias pues habrá que pensar que el problema no erá lo de que se estropeaba el libro sino que no apetecía poner las pegatinas de los precios.Quizás sea mejor que pongas una sección de la libreria que se llame “lecturas recomendadas por esta libreria” o algo así y allí pongas un ejemplar de los susodichos, para que si a alguien le interesan los busque en la libreria. Desde luego sería la zona de la librería que yo visitaría primero.

    19 diciembre 2008 | 19:50

  3. Dice ser Pedro

    Si no quieres poner pegatinas puedes poner una pieza de cartulina o papel que sobresalga del libro por arriba o por un lado. En algunas librerías usan este método para marcar los precios también. Normalmente ponen un marcador de cartulina dentro del libro, de un color que llame la atención, dejando que sobresalga un trozo. Ahí puedes poner el logo de la librería, o ‘Libro Recomendado’ o lo que quieras…Puedes también poner carteles por la tienda donde ponga: ‘los libros con este marcador, están recomendados por la librera’… o algo parecido.Cuando vendas el libro recoges el marcador y lo metes en otro ejemplar. :)

    19 diciembre 2008 | 21:49

  4. Dice ser wdw

    Post-its?

    19 diciembre 2008 | 23:32

  5. Dice ser Y&

    Hace tiempo, en una librería ya desaparecida, el librero marcaba los libros con pequeñas pegatinas redondas de colores, que hacían referencia a sus precios, precios que a su vez, se indicaban en un cartelón: 500 ptas, mil pesetas,…Por otro lado, creo que las recomendaciones son armas de doble filo; que tú las valores no significa que otros las valores de igual manera.Una última reflexión: yo echo de menos el distintivo de una librería en sus títulos, es como si la librería formara parte de su historia; la última que puso una pegatina con su nombre en la guarda, fue cuando compré “Los cuentos de Beedle el Bardo”, una pegatina naranja. Quien dice pegatina, dice sello estampado.Un saludo ;)

    19 diciembre 2008 | 23:53

  6. Dice ser Matasiete

    Si te ayuda a vender más, o a perder menos el tiempo en explicaciones, adelante. Lo primero es el negocio.Pero para un lector, digamos, con cierto criterio, me parece que está de más. No sabría yo donde acaba la recomendación y dónde empieza el consejo remunerado.Mucho mejor idea es la de los lectores afines, que ya existe en la red. Seguro que se podría aplicar algún metódo del tipo “el que compró este también se llevó aquel”, si lo que de verdad queremos es ayudar al cliente.

    20 diciembre 2008 | 1:12

  7. Las pegatinas tampoco no, además creo que son más productivas e interesantes las charlas sobre el libro, lo de marcarlos me parece muy impersonalbesitos

    20 diciembre 2008 | 2:03

  8. Dice ser flyn

    Pues yo estoy con Martìn. Mejor una secciòn aparte. Posrìa ser un cartelito con recomendaciones en la caja o unos marcapàginas de regalo donde viniesen las recomendaciones. Yo, la verdad , no haria ni caso. Me dan igual las recomendaciones. Tampoco me gusta recomendar y aunque me lo pidan no lo suelo hacer. Lo de las pegatinas , uf! A mì tb me disgustan esas bandas rojas publicitarias que llevan algunos. ¿còmo se llaman, por cierto?

    20 diciembre 2008 | 10:42

  9. Dice ser looiss

    A mi me gusta mucho ver la etiqueta del precio..sobre todo cuando los libros van envejeciendo….ver que te ha costado 500 ptas.. jeje o 25 ptas…veremos a ver con los euros porque han pasado 8 años y aún no veo la diferencia….y q sigamos sin verla…por favor …

    20 diciembre 2008 | 13:22

  10. Dice ser Josep

    ¿pegatinas en la portada? ¡nooo!Basta un cartelito en el estante o mesa, con un breve texto explicando la recomendación.por cierto, sobre las pegatinas del precio, quiero contar mi caso:Me gusta pasar ratos en la librería mirando libros, compro 2 o 3 al mes, y muchos de ellos son por impulso. Pero ese impulso suele ir modulado por el “efecto precio”. Quien compra un libro al año puede que no le importe el precio, pero cuando se consume cantidad de letras también hay que hacer cantidad de números. Yo quiero ver los precios, en una hora mirando libros puedo hacer 20 viajes al lector de códigos y los consiguientes 20 ejercicios de memoria para recordar dónde estaba el libro.Hace años frecuentaba una gran librería en la cual los precios iban en una ficha-tarjeta detrás de la portada o contraportada. El librero la sacaba y luego la ponía en otro ejemplar, anotando la fecha y cambiando el precio cuando correspondía. Ningún problema para mi, solo alguna vez las tarjetas no estaban y había que preguntar. Más tarde, la librería puso etiquetas adhesivas, pequeñas, se podían quitar con cuidado y según la superfície, si quedaban restos de adhesivo, fregando con goma de borrar y un poco de alcohol. Si los compraba para regalo, antes de envolverlo, en la tienda arrancaban superficialmente el precio usando cinta adhesiva, dejando la base blanca de la pegatina.Pues bien, hace unos años pusieron lectores de códigos de barras, uno por planta (una librería grande, de 2 plantas). Después de comprobar el sistema unos días…CAMBIÉ DE LIBRERÍA Y NO HE VUELTO.

    20 diciembre 2008 | 13:50

  11. Dice ser bhou

    A mi me parece una gran idea porque muchas veces se acude a comprar sin una idea fija de lo q se quiere y siempre viene bien una recomendacion de alguien experto en la materia.

    20 diciembre 2008 | 15:27

  12. Dice ser Id

    Coje una mesa, colócale un cartel que ponga “lecturas recomendadas” y colócas allí un par de ejemplares de cada.Eso no hace falta verlo en París, lo hacen casi todas las librerías que he visto (por lo menos en Galicia)

    20 diciembre 2008 | 15:36

  13. Dice ser La mujer Quijote

    ¿Regina recomienda? ¿A quién? ¿La recomendación es tan impersonal que se pude solucionar con una pegatina, sección o lo que sea? ¿Me recomendarías lo mismo a mi, que a flyn, id, matasiete, Pedro, etc.? Para mi, la recomendación no sólo depende del libro, depende de la persona a quien se recomienda. Una excelente recomendación para una persona determinada puede ser una auténtica metedura de pata para otra. Yo no pondría absolutamente nada y lo dejaría todo al contacto personal librero-cliente. Algunas librerías ya tienen cosas así. La multinacional francesa tiene la pinza con el cartel “imprescindible” que suele adornar a muchas obras absolutamente prescindibles. Otras grandes cadenas de editoriales tienen en sus web la recomendación del tipo “quien compró esto también compró” que normalmente mezcla churras con merinas. Existe otro tipo de recomendación, la de “nuestros clientes recomiendan” que a fin de cuentas no deja de ser una lista de los más vendidos.Lo dicho, quien quiera una recomendación, que pregunte, el trato personal evitará muchos errores.

    20 diciembre 2008 | 19:58

  14. Dice ser Amaia

    en lugar de poner pegatinas en los libros pon un cartelito indicador colgando de la estanteria donde está el libro. además esto, creo, ya mucho más la atención…

    20 diciembre 2008 | 20:34

  15. Dice ser Blank

    Amazon realiza recomendaciones de este tipo, basándose en el historial de compras del cliente. Es una recomendación totalmente mecánica, y falla más que una escopeta de feria.Otra cosa es la recomendación del librero, basada en su propio criterio. Los libreros que conozco son personas cultivadas y con buen gusto, y sus recomendaciones son un servicio de valor añadido para la clientela. Un buen librero es una bendición, y me parece preferible su recomendación a las manidas listas de “más vendidos”, que siempre destacan lo que menos necesidad tiene de destacarse.Eso sí, Regina, evita las pegatinas. Son un incordio y llegan a estropear las portadas de los libros. Quizá baste con una selección hecha en estantería, o una lista tipo cartel. Aunque, claro está, habría que ver la reacción de los representantes de las editoriales.

    22 diciembre 2008 | 8:58

  16. Dice ser laura

    Con una faja, que tenga un diseño chulo. Puede llevar tu logo y en ella escribir lo que te parezca oportuno.

    23 diciembre 2008 | 10:29

  17. Dice ser CountVonCount

    La idea es buena, aunque personalmente valoro mucho más el trato humano…

    26 diciembre 2008 | 2:27

  18. Dice ser Javier

    Como se ha dicho más o menos en algún comentario antes, yo pondría una especie de punto de libro con algún literal estilo “Recomendado”, “Lectura recomendada” o similar.Me encanta tu blog. Es genial. Muchos ánimos para seguir así.

    29 diciembre 2008 | 10:52

Los comentarios están cerrados.