BLOGS
Reflexiones de una librera Reflexiones de una librera

Reflexiones de una librera con delirios antropológicosaficionada a diseccionar los hábitos lectores de los españoles

“Murakami, mi amor”

Cuando pienso en las tareas diarias que, como librera, me competen en la librería me viene a la cabeza un caleidoscopio. Si, queridos, ese cilindro preñado de piezas inconexas que requiere el giro adecuado para ver la imagen final.

Recepcionar mercancía, puntear, cotejar albaranes y facturas, etiquetar, colocar, atender, preparar pedidos y encargos de clientes así como avisarles de su estado son las piezas, pero sólo llevarlas al día te da la visión de una reginaexlibrislandia impecable.

Por eso esta Regina que suscribe se desdobla en otras siete cada jornada. Pero aunque lucho en cada frente con igual bravura hay algo que cuido especialmente: los encargos de los clientes.

Si me comprometo con alguien a localizarle un libro jamás descuido la misión. Soy tan maniática que me lo tomo como algo personal. Cuando tengo que decirles que el libro está descatalogado o en proceso de reedición hasta se me quiebra la voz.

Pero si el parte es positivo la llamada es solo el pregón que anuncia la gran fiesta: cuando vienen a por su ejemplar. Y aquí la dimensión de la bacanal es proporcional a lo difícil que me resultara conseguir el libro.

Y hoy en reginaexlibrislandia hubo más confeti que en el día grande del Carnaval de Río de Janeiro. Y todo porque un cliente tuvo por fin en sus manos, tras meses de búsqueda infructuosa, su ejemplar de La caza del carnero salvaje, de H. Murakami

Del autor nipón Tusquets ha editado en castellano Tokio Blues, Crónica del pájaro que da cuerda al mundo, Al sur de la frontera al oeste del sol, Kafka en la orilla y Sputnik mi amor (que ya os recomendé, aunque cualquiera de Murakami es candela pura). Y Anagrama tiene La caza del carnero salvaje, pero no es fácil de encontrar.

Lo sé porque yo me volví loca en su día, así que entendí su alegría. Dramaticemos la escena para que os hagais una idea. Se abre el telón y aparece una pareja de enamorados (Cliente y Regina ExLibris) que acaban de ser padres de un bebé (La caza del carnero salvaje):

Él observa a la madre y al bebé con una mirada cargada de felicidad espolvoreada de desconcierto, porque no acaba de creerse que ese sea su hijo. Y ella, radiante y orgullosa, proyecta el haz de luz de sus ojos primero sobre uno, luego sobre el otro. Un silencio apacible y denso como un velo les aísla para que todo se ralentice y la escena de felicidad compartida se congele en sus memorias sin interferencias. Él pregunta por el nombre que le pondrán, y ella responde a media voz: “Murakami, mi amor”.

Fue fabuloso, queridos. Y para rematar le di algo que me acababa de llegar: el cuadernillo del primer capítulo de la nueva novela de Murakami, Sauce ciego, mujer tranquila, que sale el próximo 6 de febrero. El caballero estaba como flotando… y la imagen que me reveló tras el cierre mi caleidoscopio deslumbraba más que el faro de Alejandría.

Y vosotros, ¿encargáis libros? ¿Os avisan? Si no lo hacéis, ¿por qué? ¿Tenéis alguna anécdota?

13 comentarios

  1. Dice ser marketa

    Sí, yo encargo, porque tengo mi librero preferido, y porque todavía no me ha fallado nunca. La librería está en frente de mi casa, llena de libros sin aparente orden, aunque Pedro lo encuentre todo a la primera y sin consultar el ordenador. No entiendo cómo lo hace, pero es así. Además, creo que ya lo dije alguna vez, cuenta anécdotas específicas de tal o cual escritor,…Mi última adquisición fue un libro de Saramago, me preguntó si lo quería en portugués o en español, contesté que en español, me dijo que buena elección, porque la traducción al ser de su propia mujer, es muy fiel y buena. Claro, lo primero que hice fue ver cómo se llamaba la otra parte de ese tándem perfecto: Pilar del Río y es española. No creo que lo olvide… y así mil anécdotas.Por cierto, qué manía la mía de marcar todos mis libros con mi nombre, fecha y lugar de compra. ¿os pasa a vosotros?

    30 Noviembre -0001 | 0:00

  2. Dice ser Alexiei

    A pesar de lo magnífico del blog y de esta entrada en particular, casi no te perdono que hayas empleado la barbaridad esa de “recepcionar” por la simple y hermosa “recibir”. Ea.

    18 Enero 2008 | 8:00

  3. Dice ser Lilith

    Yo no suelo encargar libros, antes me recorro un montón de sitios buscando, para mi llegar al punto de encargar es muy difícil..no se si será por cabezonería, algo maniaco, el hecho de pensar que no me van a llamar o por timidez o quizás por todo un poco, el caso es que me cuesta mucho hacerlo.

    18 Enero 2008 | 9:30

  4. Dice ser Roger G. Asmas

    Recibir un libro es una cosa y recepcionarlo (que es una palabra fea de narices por muy coloquial y usada que esté) es otra muy distinta. Muy distinta.Cuando recibes un libro, lo abres, lo h/ojeas, etc. pero cuando lo recepcionas y tienes que rellenar la ficha, comprobar el precio, puntear el albarán, asignarle ubicación…. etc. entonces, lo estás recepcionado, como se hace en los hoteles con los huéspedes, pero en plan masivo.A mí de este Murakami el libro que más me ha gustado es “Crónica del pájaro que da cuerda al mundo”. Ahí está el autor enterito y es muy bueno.No he leído este de Anagrama que tanta satisfacción te proporcionó, lo haré en breve.Enhorabuena, Regina, me encantan tus comentarios.

    18 Enero 2008 | 10:47

  5. Dice ser Hugo G.

    Buenas de nuevo!Pues la verdad, sí que soy de encargar libros y normalmente cuando lo hago suelo llevar apuntada una lista de varios títulos.Los encargos los hago bien en grandes superficies comerciales o en una librería de las de toda la vida (aunque bastante grande) que tenemos aquí en Alicante.¿A modo de anécdota? Pues decir que sorprendentemente (aunque si te paras a pensarlo no lo es tanto) las grandesuperficies son las que más fallan con los pedidos (en ese aspecto la FNAC me ha decepcionado bastante).Como curiosidad apuntar que en la librería que comentaba arriba, te avisan de la llegada de tu pedido mediante un SMS al móvil.

    18 Enero 2008 | 11:20

  6. Dice ser YO

    Pues yo prefiero rebuscar, perderme en librerias desconocidas, mercadillos y sitios asi… Cuando por fin encuentras algo que has estado buscando durante mucho tiempo… es como descubrir el cofre del tesoro!!!

    18 Enero 2008 | 11:37

  7. Dice ser sprcc

    Yo cuando quiero algún libro de murakami acabo recurriendo a comprar en inglés desde amazon.comSiento este ataque a los libros en castellano, pero en muchos autores tardan años en traducir los títulos, mientras que la versión en inglés es inmediata (o casi).Además las editoriales anglosajonas ya se han dado cuenta de que no tiene sentido retrasar la edición de bolsillo sólo para ganar ventas en la edición de tapa dura.Yo, que por temas de espacio -me caben 2/3 veces más libros en la misma estantería-, dinero -me cuesta la mitad- y comodidad-leer de pie en el metro un volumen de kilo y medio tamaño A4 no es práctico- sólo compro ediciones de bolsillo, agradezco poder acceder al libro en el momento que se escribe, y no un año después.

    18 Enero 2008 | 11:42

  8. Dice ser Blank

    Encargo si es preciso. La búsqueda de un ejemplar puede ser un ejercicio estéril, dependiendo de lo que se quiera encontrar.Por razones comprensibles, las librerías tienen un cierto número de títulos, y esos títulos se repiten en todas ellas. Patear puede ser un ejercicio estéril, en el que el lector se pregunte por la uniformización editorial. Y el contenido de las librerías de viejo es siempre incierto. Así que no es raro que convenga encargar.Sería muy bueno avanzar en el camino de la especialización, un poco al estilo de Marcial Pons. Pero, aún así, seguro que siempre habrá necesidad de encargar al librero, o adquirir en el extranjero a través de Internet.

    18 Enero 2008 | 14:17

  9. Dice ser Miranda

    Yo aún estoy esperando que me llamen por un libro que encargué en 1995…Afortunadamente, mientras tanto me ha dado tiempo a aprender inglés y comprarme el librito en Amazon. No encargo por ese mal recuerdo, porque me da corte hablar con el librero, y además siempre pienso que a lo mejor lo encuentro antes por ahí y la verdad, me hace más ilusión.Y coincido con el comentario de lo muchísimo que tardan las editoriales españolas en traducir. Harry Potter y las novelas de Boris Akunin, por ejemplo, han salido en casi todos los idiomas antes que aquí. Acabas perdiendo la paciencia y te vas a internet.

    18 Enero 2008 | 17:20

  10. Dice ser Pivalak

    Encargar, lo que se dice encargar a un librero, la verdad es que lo estoy dejando en desuso. El motivo principal: internet, donde no solo se pueden hacer pedidos a sitios como Amazon o la Fnac para que te envíen el ejemplar en cuanto tengan existencias, sino que también se pueden buscar librerías alternativas más o menos lejanas donde aún se encuentre disponible el libro en cuestión.La anécdota más curiosa que he tenido últimamente encargando se remonta a hace un par de semanas. Tras descubrir una librería en mi nuevo vecindario, me dispuse a pedirles que me consiguieran cierta novela de la que andaba detrás. No obstante, frente a otros libreros que buscan cuidar a sus clientes para evitar perderlos ante las grandes superficies, la respuesta que obtuve fue impagable: “no, nosotros no te lo podemos pedir, pero prueba en Casa del Libro que seguro que ellos lo tienen”.

    18 Enero 2008 | 19:33

  11. Dice ser Pablo A.

    Yo sí que suelo encargarle libros a Álvaro, mi librero habitual. Me gusta esa librería. Y me resulta más gratificante pasar por allí, ver lo que hay, llevarme algo que no pensaba cuando voy a encargar el último antojo.Mi librero cuando me ve con mis anotaciones suele decir: “verás que libro más raro se te ha ocurrido leer ahora”. Ahora mismo estoy esperando “España, Perdiste” de Casciari.

    20 Enero 2008 | 22:30

  12. Dice ser Neutral

    La verdad es que prefiero rebuscar en librerias, ferias y rastrillos. Puede que no encuentre lo que ando buscando pero encuentro buenos compañeros por el camino.

    28 Enero 2008 | 12:15

  13. Dice ser Elizabeth Horalek

    Hola a todosPues si, yo leo de todo un poco. AHora estoy en los de MURAKAMi, he leído dos y conseguí tres que están en lista de espera pero mientras tanto me gusta también cambiar de temas y de sociedades. Terminé el del COMETAS EN ELCIELo de KAled Housseini, interesante, triste, amoroso…Vale la pena. Tengo en mi mes de noche el de COLOMBIA ERÒTICA a ver qué se dice sobre este tema.. y asi.Saludos a todos y sigamos leyendo..

    16 Septiembre 2008 | 14:19

Los comentarios están cerrados.