BLOGS

Entradas etiquetadas como ‘rias’

Un Godello y un Caiño: la Galicia más verdadera

05 septiembre 2008

Los vinos recomendados para esta semana nos vienen desde Galicia. El primero es Gaba do Xil Godello 2007, un vino elaborado por Telmo Rodríguez, que como ya dije es mi socio en Alma Vinos Únicos, en Valdeorras.

Esta zona fue uno de los primeros sitios que atrajeron la atención de Telmo pero su proyecto no empieza hasta el año 2003. La base de todo está en el término llamado “La Falcoeira”, en el municipio de Santa Cruz, considerado durante años uno de los mejores lugares para elaborar vino y ahora en plena decadencia. Allí se ha hecho un gran trabajo de recuperación de las antiguas terrazas y muros, respetando al máximo la antigua forma de trabajar.

De momento las uvas con las que se elabora el vino todavía no proceden de estos viñedos sino de viejas cepas del mismo pueblo.

Gaba do Xil 2007 explica de forma sencilla la complejidad de la Godello de Valdeorras, una uva de marcada personalidad. Aquí no vamos a encontrar aromas de levaduras, ni frutas exóticas, lo que destaca es la autenticidad, la nitidez de la uva. Su precio en tienda está sobre 8,30 euros.

El siguiente vino es un tinto, uno de esos tintos de Galicia que tanto me gustan. Goliardo Caiño 2006 está elaborado por la bodega Forja del Salnés, situada en el pueblo de Meaño.

Una bodega pequeña pero que cuenta con una preciosa colección de viñas viejas. Rodrigo Méndez es un apasionado de las viejas viñas a las que cuida y mima con cariño y pasión.

Su abuelo, Francisco Méndez, fue uno de los fundadores de la DO Rías Baixas. Enamorado de las uvas tintas plantó hace muchos años Loureiro Tinto, Caiño y Espadeiro en la fincas A Tellería y Ameiro, situadas en la ladera de la ría de Dena, con suelos arcillosos y presencia de cantos rodados y gran cantidad de cuarzo. Aunque en su momento le consideraron loco él siempre soñó con elaborar un gran vino tinto. Murió en 2001 sin poder hacerlo pero sus nietos lo han conseguido. De esta cosecha se han elaborado únicamente 1.200 botellas.

Voy a copiar la preciosa descripción del vino que hace Pitu Roca, el gran sumiller de El Celler de Can Roca, en su habitual columna en El Magazine.

Viñedos fríos, viñedos atlánticos. Como los de este vino, el Goliardo Caíño en el Salnés, que viste de color cereza brillante, aunque la percepción visual sea aguada. Se abre sin contundencia pero con limpidez: los aromas balsámicos de eucalipto enriquecen una secuencia de cítricos, frambuesas y grosellas. Tiene agilidad táctil, es vibrante, vertical, penetrante. El retronasal envuelve con compota de cítricos y florales, bergamota y fresitas de bosque, con vegetales sombríos de bosque de hayas. La sensación final es una caricia salina y sensual, de cristalina elegancia. Es un guiño desde el final del camino a los monjes de Cluny, allá en Borgoña, donde empieza el camino

Pinchad en el enlace porque merece la pena. Poco más puedo añadir. Su precio en tienda supera por poco los 26 euros, pero es un gasto muy justificado. Lástima que haya tan pocas botellas.