Entradas etiquetadas como ‘extremadura’

Un tinto goloso de Extremadura y otro fresco del Jura

19 septiembre 2008

Nuestra primera recomendación de esta semana viene de Extremadura. Para mi un reciente descubrimiento. Es el Mirabel 2006.

La ligazón al mundo del vino le viene a Anders Vinding-Diers por todos sus poros. Su padre es Peter Vinding-Diers, antiguo propietario del Château de Landiras y del Domaine La Grave en Burdeos y después elaborador de vinos en medio mundo, desde Sicilia a Sudáfrica, pasando por Hungría donde elabora el Tokaji Stanza.

Su hermano Hans es asesor en Argentina de vinos como Noemía o Humberto Canale y en Italia de Argiano. Su primo es Peter Sisseck, el creador de Pingus.

Anders, nacido en Sudáfrica, siguió los pasos familiares y ha trabajado en Chile, Argentina, Italia y Francia. Se casa con la española Andrea Sánchez y, tras una temporada en la Toscana, se instalan en Cañamero, donde compran una pequeña finca que plantan de viñedo, siguiendo todas las normas de la agricultura biodinámica. Su trabajo en Extremadura empieza asesorando a Bodegas Ortiz en Almendralejo.

Este Mirabel 2006 es su primer y sorprendente vino. Las uvas no proceden de su finca sino que las ha comprado, seleccionando a fondo. Tiene un 70% de Tempranillo, siendo el resto Cabernet Sauvignon. La crianza ha sido de 6 meses en barricas de roble francés.

Un vino goloso, pero para nada empalagoso, bien equilibrado y en el que se ve un trabajo bien hecho, sin excesos, buscando la elegancia.

Todavía no ha llegado el mejor vino de Anders pero su primer fruto es esperanzador. Estoy seguro de que vamos a disfrutar mucho con él. Su precio está sobre los 20 euros.

El segundo vino nos viene de más lejos, del Jura. Es el Tissot Trousseau Singulier 2005.

El viñedo de Jura es desconocido, incluso en Francia. Ocupa de manera discontinua las laderas mejor expuestas de la cara oeste del macizo de Jura, formando una franja de 80 kilómetros de longitud y entre 2 y 4 de ancho. Situado al este de Francia, limita al Este con Suiza y al Norte con la Côte d’Or de Borgoña.

El clima es semicontinental, marcado por estaciones muy contrastadas. Las horas de sol anuales son pocas y la pluviometría varía entre 1.100 y 1.500 mm/año. La naturaleza geológica del subsuelo está formada en un 90% de margas. Los suelos son sueltos y poco espesos.

Está bodega fue creada por André y Mireille Tissot en 1962. En la actualidad la dirigen Stéphane Tissot y su mujer, Bénédicte. Tienen 35,15 hectáreas de viñedo

Stéphane, calificado por Le Monde como

el vinificador más imaginativo y mejor dotado de Jura desde hace 50 años

hizo su primera vendimia en 1989, cuando únicamente tenía 19 años. Siempre dice que no le costó mucho pues desde pequeño había visto como lo hacía su padre.

Cuando convirtió todo el viñedo en biodinámico todos le tomaron por loco. Sus padres le decían

así no vas a llenar las cubas

Incluso el Comité Técnico de Vinos de Jura le dijo

no es posible tener 30 hectáreas en biodinámica y el tiempo nos dará la razón

Este sistema de trabajo conlleva muchos esfuerzos y tiene un equipo de 15 personas trabajando durante todo el año, que en época de vendimias aumenta hasta 50.

Trousseau es una variedad tardía, lo que facilita que evite las heladas primaverales tan peligrosas en la zona, que necesita de terrenos calcáreos, muy bien expuestos para poder llegar a la maduración. Apenas hay 100 hectáreas de esta variedad.

Trousseau Singulier 2005 procede de las mejores cepas de Troisseau de la bodega. Los rendimientos son muy bajos, en torno a los 25 hectolitros por hectárea y se elaboran unas 8.000 botellas. Después el vino se cría en la cava subterránea durante 1 año en demi-muits, fudres de 600 litros, con sólo un 20% de roble nuevo.

Un vino fresco, original, de marcada acidez y personalidad única. Su precio en tienda, y ya se que no es fácil de conseguir, también está en torno a los 20 euros.