BLOGS
Descorche Descorche

Puede que en el vino no esté la verdad, si es que sólo existe una,pero lo que es seguro es que está el placer y juntos vamos a encontrarlo

Archivo de la categoría ‘Mallorca’

Una Manzanilla Pasada y un tinto de Mallorca

Nos volvemos a Sanlúcar de Barrameda para escoger nuestro primer vino. Es una Manzanilla Pasada. El nombre no me produce especial placer. Si no sabes muy bien de que va la cosa y en un bar te preguntan qué prefieres sin Manzanilla Fina o Manzanilla Pasada, es fácil que escojas, ante la duda, la primera.

Y cometerías un error. La Manzanilla Pasada es la manzanilla más vieja, con más años de crianza casi al límite de un amontillado.

En esta ocasión hemos escogido La Bota de Manzanilla Pasada Nº 10. Ya hemos hablado otra vez del Equipo Navazos, formado por Jesús Barquín y Eduardo Ojeda. Su pasión por los vinos del Marco de Jerez les ha llevado a un proyecto tan apasionante como único, recuperar las viejas botas de vinos casi abandonados para ponerlas, en pequeñas cantidades en manos de los aficionados.

La manzanilla escogida fue seleccionada hace más de 22 años por Rafael Rivas, capataz de La Guita. Fueron 15 botas que el capataz ha mantenido llenas a tocadedos, muy por encima de lo que es habitual en la comarca. La vejez media debe estar entre los 12 y 14 años.

Todos sabéis que no me apasionan las descripciones largas de los vinos, pero voy a hacer una excepción y poner la del gran Eugenio Sáenz de Miera

Precioso color oro viejo con destellos verdosos, limpio y brillante. La nariz es una verdadera amalgama de múltiples aromas y sensaciones. Es intensa, compleja, misteriosa y encantadora. Destaca un carácter punzante y aldehídico con notas de frutos secos, en especial almendras y avellanas, toques especiados, ligeros ahumados y un extraordinario fondo salino e incluso mineral, de algas y yodo, que casi te transporta al Bajo de Guía, a la desembocadura del río Guadalquivir. La boca es sencillamente apabullante. Un prodigio de equilibrio brutal. Sí, es una manzanilla pasada, casi amontillada, pero su frescura y ligereza es tal, que te hace redefinirte el concepto de manzanilla pasada. De paso firme, acidez sutil y final largo, enorme, persistente, que nos deja sensaciones salinas y de frutos secos amargos. Hace que te recrees en la copa. No quieres que se termine nunca. Ya estaba sobre aviso de la enorme calidad de esta manzanilla, pero cuando la probé superó todas mis expectativas. Es la más grande de todas las manzanillas que he probado y uno de los mejores vinos mundiales. Se queda en el recuerdo. Una manzanilla de ensueño

Su precio en tienda está sobre los 27 euros.

De la bodega 4 Kilos en Mallorca ya hablamos también en su día. El proyecto de Françes Grimalt y Sergio Caballero es uno de los más interesantes que ha surgido últimamente.

Para esta semana hemos escogido 12 Voltios 2007, un vino que acaba de salir al mercado y que recibe su nombre porque es el vino más corriente de la bodega. El más corriente pero magnífico.

Está elaborado con un 30% de Syrah, 30% de Merlot, 20% de Cabernet Sauvignon y el otro 20% se lo reparten Callet y Fogoneu. Como veis mucha variedad foránea y poca autóctona, cosa que se va a ir corrigiendo poco a poco, pero no es para nada un vino de estilo internacional.

Tras una preciosa etiqueta, basada en un dibujo de Gary Baseman, se encuentra un vino lleno de fruta, agradable de beber, pese a su juventud, nada pesado.

Su precio en tienda está sobre los 14 euros.

4 kilos, la nueva gran bodega de Mallorca

Una nueva bodega acaba de nacer en las Islas Baleares y viene dispuesta a decir muchas cosas.

El nombre de la bodega es 4 kilos, porque ese ha sido el dinero, en pesetas, que han puesto los dos socios para montarla.

Los socios son Françes Grimalt y Sergio Caballero. Éste último sin ninguna ligazón con el mundo del vino hasta ahora, es uno de tres los fundadores del festival Sónar.

Por su parte, Françes Grimalt fue el hombre clave en la aparición de Ánima Negra, el primer gran vino tinto balear. Acabó enología en 1993 y un año más tarde ya estaba elaborando su primer vino, cuyo éxito les sorprendió hasta a ellos.

Dispuesto a dar un paso adelante abandona el proyecto de Ánima Negra y se junta con Sergio para crear un nuevo vino.

Françes es un enamorado de los viejos viñedos de Callet, Manto Negro o Fogoneu, pero sin renunciar por ello al Cabernet Sauvignon.

Mucho más cuando cuentan con una finca como Son Roig, de 1,2 hectáreas, situada en la zona de Binissalem. Cepas de más de 21 años plantadas en suelo arcillo calcáreo con abundantes piedras en la superficie.

Pero sus esfuerzos se centran en la zona conocida como Call Vermell, por el color rojo de sus suelos producido por el abundante óxido férrico. Viñedos viejos de la zona de Felanitx, viñedos a los que hay que exigir, viñedos excepcionales.

Su filosofía es el máximo trabajo en la viña, sin utilizar ningún tratamiento químico, respetuosos con el terroir, poco intervencionismo en la elaboración para buscar vinos auténticos.

De momento sólo tienen en el mercado 4 Kilos 2006, pero en los primeros meses del año que viene saldrá 12 voltios 2007. Cuando le preguntas a Sergio la razón de este nombre sonríe y dice

es que es el vino más corriente de la bodega.

Corriente pero también muy interesante. No les falta sentido del humor

queremos hacer un vino gamberro

Pero tampoco les faltan sentido común, pasión por el viñedo y conocimiento de la zona.

Por eso, no es arriesgado decir que un grande acaba de nacer.