BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘tuberculosis’

El vídeo de un joven ganadero indignado se hace viral

El ganadero Nel Cañedo

Algunos se imaginan a los pastores con pelliza de cuero, boina y una radio colgada del cuello como máxima sofisticación técnica, pero por suerte para todos nuestros ganaderos son un colectivo moderno. Y aunque depauperado, desprestigiado, ignorado, empobrecido, asfixiado a partes iguales por la Administración, el mercado global y los bancos, todavía mal que bien resiste e incluso hay jóvenes dispuestos a dejarlo todo e irse al pueblo a cuidar vacas. Pero sin desvincularse de un mundo urbano y conectado por Internet que es igualmente suyo.

Como ha hecho Nel Cañedo, joven asturiano que un buen día decidió dar un giro en su vida y abandonar su Gijón natal para irse a criar ganado a los Picos de Europa. Se instaló en una cabaña en Soñín, muy cerca de los famosos lagos de Covadonga, y se hizo con un rebaño de ovejas y cabras. Con su leche produce Gamonéu del Puerto, uno de los mejores quesos de España. Y con su mala leche, o mejor dicho, ácida versión crítica de la realidad, se está haciendo famoso gracias a los vídeos virales que sube en su cuenta de Facebook.

Lee el resto de la entrada »

Antibióticos hasta en la miel

Un equipo de químicos de la Universidad de Almería ha desarrollado un método que permite detectar la presencia simultánea de 17 antibióticos en la miel en menos de 10 minutos. Lo han usado y ¿qué han encontrado? Antibióticos en nuestras mieles, tanto en las originarias de otros países como en las españolas, a pesar de estar terminantemente prohibida su presencia en toda Europa.

Analizaron 16 muestras de miel, 11 tomadas en supermercados y 5 recogidas a diferentes apicultores particulares de Granada y Almería. En tres de ellas quedaban restos de los antibióticos utilizados como drogas veterinarias para tratar las enfermedades de las abejas. Dos eran marcas comerciales, pero la tercera pertenecía a un apicultor andaluz. Su producto supuestamente natural y ecológico tenía trazas de sarafloxacina, tilosina, sulfadimidina y sulfacloropiridazina.

Los propios investigadores insisten en señalar en que las bajas concentraciones de antibióticos detectadas “no suponen un riesgo directo para el consumidor”, pero advierten de que el uso excesivo o indebido de estos productos veterinarios podría afectar a la seguridad alimentaria. Y a nuestra salud, añado yo. Porque el exceso de antibióticos en todo lo que comemos, carnes, pescados y ahora incluso en las mieles, puede acabar convirtiéndose en una auténtica amenaza sanitaria fantasma.

Su exceso no mata, es verdad, pero los efectos inmunodepresores de estas sustancias, que permiten la adquisición y proliferación de patógenos, con cepas a las que cada vez hacemos más resistentes, nos puede hacer más indefensos ante enfermedades como salmonellas o tuberculosis. También más proclives a sufrir alergias, una enfermedad en preocupante aumento y que ya afecta a un tercio de la población europea.

No es para alarmarse, es cierto. Tan sólo es un aviso. Yo seguiré consumiendo diariamente este sanísimo regalo de las abejas y sus compañeras las flores. Pero les reconozco mi preocupación. Con tanta química y tanta industrialización han conseguido hasta amargarme la miel.