BLOGS

Entradas etiquetadas como ‘maltrato animal’

La crisis hace menos taurinos a los españoles

25 abril 2012

A pesar de la crisis, los estadios de fútbol de Primera División han ganado en España medio millón de espectadores en los últimos tres años. Frente a ello, los toros, el antiguo espectáculo rey de los españoles, están de capa caída. Según datos del Instituto IG Investiga, el 67% de los españoles es contrario a las corridas de toros. ¿La razón? Cada vez son menos los aficionados a la sangre y la tortura de animales.

En la capital del Pisuerga no se han enterado aún de este cambio y celebran el Pregón Taurino “Ciudad de Valladolid”. El elegido para tan poco edificante loa ha sido el escritor y periodista José Carlos Arévalo, director del semanario de información taurina “6Toros6″. Un profesional que, de acuerdo con Agroinformación, ha lamentado la “delicada situación” de la ganadería de bravo como consecuencia de la crisis, y la “absoluta indiferencia” con que se asiste a la progresiva reducción de “todo un patrimonio zootécnico” [sic].

Dice Arévalo que se ha reducido de forma importante la cifra de festejos en plazas donde solían reclamar su presencia, generalmente sostenidas con dinero público de ayuntamientos y diputaciones que ahora, por razones presupuestarias, no pueden. No es suficiente, por lo tanto, la aportación que reciben del Estado de más de 600 millones de euros anuales en concepto de subvención, como ha criticado el partido animalista Pacma.

A pesar de ello, o precisamente por ello, mientras el Gobierno recorta en partidas básicas como la educación y la sanidad, el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, anuncia que aprobará un plan para el fomento de la tauromaquia. Y no es por nada señor ministro, pero los toros ni son cultura ni son deporte, y hay que tener muy poca educación para hacer lo que le hacen a esos pobres animales.

También puedes encontrarme en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/cronicaverde)

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share

Brutalidad salvaje en una granja de cerdos murciana

27 febrero 2012

Dicen que del cerdo nos gusta hasta los andares. Y no sólo como productores de proteína barata en forma de filetes, chorizos o jamones serranos. Son tan genéticamente parecidos a los humanos que resultan los más indicados para utilizarlos en donaciones de órganos, piel y válvulas cardíacas. Con sus páncreas fabricamos insulina para nuestros diabéticos, con su tiroides medicamentos hormonales, con su mucosidad intestinal heparina.

Siempre nos han salvado la vida y lo siguen haciendo ahora a pesar de tratarles desde siempre como a cerdos en laboratorios y granjas. Pero lo último, lo del salvaje maltrato practicado en una granja porcina en El Escobar, perteneciente al municipio de Fuente Álamo (Murcia), sobrepasa todos los horrores.

En esa granja los trabajadores golpean con barras de hierro a las cerdas en la cabeza, matan a los animales que no les sirven con grandes espadas que clavan repetidas veces en sus costados hasta que los animales mueren tras varios minutos agonizando, a algunas cerdas preñadas, tras golpearles en la cabeza les abren el abdomen con una cuchilla estando aún vivas para sacarle los lechones y dejarlas morir desangrándose, los trabajadores también matan a golpes a los lechones estampándolos contra el suelo y tienen otros comportamientos brutales y sádicos con los animales, tal y como se comprueba en el vídeo que Igualdad Animal ha publicado. No he podido ver ni el primer minuto.

La denuncia de Igualdad Animal ha conseguido que el Seprona investigue a esa granja. Con mucha suerte, a sus responsables les caerá una multa y puede que alguna pena de prisión, aunque lo dudo. Con el revuelo mediático, la empresa de embutidos que les compraba la carne seguramente rescindirá el contrato. Pero hay una pregunta que me aterra hacerme: ¿Esa granja es la excepción o una norma de maltrato ganadero?

 

ACTUALIZACIÓN (29/2/2012): Detenidos cuatro trabajadores que maltrataban cerdos en una granja de Murcia. Esperemos que la sentencia sea tan contundente como esas varas de hierro que utilizaban los muy salvajes para torturar a los pobres animales.

Ciberacción: ¡Exige el cierre de la granja de cerdos El Escobar por brutalidad hacia los animales!

También puedes encontrarme en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/cronicaverde)

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share

 

Indignación contra el futbolista que mató a una lechuza de una patada

02 marzo 2011

En Colombia está indignados. Durante el partido de liga celebrado en la localidad de Barranquilla entre los equipos de fútbol Junior y Deportivo Pereira, una lechuza apareció por el campo atraída por los focos que a esas horas iluminaban el campo de juego. Al contrario que en España, allí la gente considera a estas aves nocturnas emisarias de la buena suerte. Y en concreto en ese estadio, su aparición se tiene como símbolo y talismán contra las derrotas, pues aseguran que nunca han perdido un partido en el que se haya visto volando al estrigiforme.

El caso es que el pasado domingo apareció la benéfica rapaz por la zona pero, deslumbrada, cayó al césped. Y un apresurado jugador del equipo contrario, por nombre Luis “Lucho” Moreno, la sacó del campo de una patada como quien despeja un balón.

La bronca que se montó fue descomunal. El arbitró se vio obligado a detener el juego para tranquilizar a los jugadores y permitir que el animal fuera urgentemente evacuado a una clínica veterinaria. Pero de nada le valieron los auxilios y hasta el oxígeno administrado. Al final la lechuza ha muerto. Probablemente más por culpa del estrés motivado por tanto interés que por el patadón.

Para colmo de males, el pateador de lechuzas era panameño, y no son pocas las voces que se han levantado en Colombia pidiendo su expulsión del país. Las redes sociales echan chispas contra el maltratador de animales, que no sabe ya qué hacer para pedir perdón. El interfecto asegura haberlo hecho “con el fin de hacerla volar”, pero se le fue la mano (la pierna). En declaraciones recogidas por el diario Marca, el jugador reconoce el error:

“Mi intención sólo era sacarla del campo. Tal vez no medí la fuerza de la patada”.

No acaba aquí la historia. Muerto el pobre animal, un periodista deportivo defendió que la lechuza fuera disecada y colocada en una urna de cristal en el estadio:

“La lechuza, símbolo de sabiduría, se convertirá así en un recuerdo permanente de las consecuencias de la violencia, tanto contra los animales como contra los seres humanos”.

Desgraciadamente, los veterinarios le han practicado la necropsia al pájaro y su cadáver no podrá ser utilizado para tan loables fines.

Aquí os dejo el vídeo con la noticia de la agresión, tal y como fue emitido por una televisión colombiana.

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share

Lanzan una pava desde lo alto del campanario “por tradición”

09 febrero 2011

Unos, los más jóvenes y enamorados, pelan la pava, y otros, los más bestias, la tiran desde lo alto del campanario. Estos últimos son los vecinos de Cazalilla (Jaén), quienes cada año, por San Blas (3 de febrero), lanzan desde los 35 metros de la torre de la parroquia un pobre animal que, incapaz de volar, aterriza como puede entre las manos de una enfervorizada multitud de vecinos que esperan la caída de la pava para llevársela a casa, ahora sí pelarla, y comérsela.

Saben que es ilegal pero les da igual. Cada año la Junta de Andalucía sanciona con 2.001 euros a la persona que arroja al animal al vacío, por maltratador, pero antes todo el vecindario ha depositado el dinero en una cuenta bancaria donde ingresan donativos o el resultado de la compra de colgaduras como las que este año lucían diversos balcones de las casas en las que se leía “Cazalilla con la tradición y la pava“.

Es más. Repiten la salvajada en agosto, durante la ‘Fiesta del Emigrante’, para que los cazalilleros que viven fuera y regresan de vacaciones también puedan disfrutar de la fiesta. Aunque este verano debieron suspender el lanzamiento porque no se había recaudado suficiente dinero. Y una cosa es mantener las tradiciones y otra muy diferente palmar pasta.

Evidentemente, si la Junta, en lugar de multarles con 2.000 euros, les pusiera una multa de 200.000, se les acababa la tradición y la tontería. Es lo que tienen estas sanciones ridículas. Las pagas gustoso con tal de demostrar lo bestia que son los de tu pueblo.

Con este vídeo de Canal Sur os podéis hacer una idea de los argumentos que exhiben los defensores de la “tradición”.