BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘huesca’

Un joven naturalista pide ayuda para salvar a las golondrinas

Aitor Mora es un joven de 18 años de Binéfar (Huesca) empeñado en salvar a las golondrinas, las benéficas aves que en este mes están comenzando a llegar después de haber pasado casi medio año en sus cuarteles africanos de invierno. Las protege en su pueblo y en toda España, preocupado por el declive cada vez más generalizado de estas especies de aves ligadas a medios agrícolas y urbanos. Él mismo lo explica así:

“Hace casi dos años, alarmado por el descenso poblacional de la golondrina común, decidí tomar cartas en el asunto. Así nació el Proyecto AvIn (Aves Insectívoras), al que se sumaron colaboradores de todo el país. Gracias a ellos, golondrinas, aviones y vencejos ya cuentan con planes a escala local para su conservación, al que esperamos se incorporen más amigos de las aves”. Lee el resto de la entrada »

Matar cigüeñas sale muy barato

©Tatavasco Images

© Tatavasco Images; SEO/BirdLife

¿Te acuerdas del cura de Alcolea de Cinca (Huesca)? ¿Ése que desahució a las cigüeñas de su parroquia? Ocurrió la pasada primavera. Como os conté en su momento, el tal párroco desalojó por las bravas a las 39 parejas de cigüeña blanca en el momento más crítico de su nidificación, cuando ya estaban con huevos y pollos. No contento con tirar estos 39 nidos, electrificó la torre y tejados para garantizar que no regresaran las patilargas. Lo hizo tan a lo salvaje que una de ellas murió de un calambrazo.

“A ver si se hace justicia y crujen a esos sádicos”, comentó un lector.

Pues sí, al final ha habido sentencia gracias a la denuncia que interpuso SEO/BirdLife, pero no se ha hecho justicia.

Como ha informado la veterana entidad conservacionista, la resolución no reconoce la gravedad de los hechos, al sancionar al párroco (José María Huerva Mateo), responsable confeso del estropicio, con una raquítica multa de 500 euros cuando el daño estaba valorado en 13.480 eurosEn realidad mucho más, pues ¿puede valorarse una vida en euros?

La sección de Régimen Jurídico del Servicio Provincial de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente de Huesca solicitó a los técnicos una valoración económica de la infracción, quienes establecieron que del total de la colonia, unos 13 pollos habían muerto a causa de las molestias causadas por las obras. ¡13 pollos muertos de inanición!

No menos grave resulta el hecho de que, además de realizar las obras en el tejado de la iglesia durante un periodo no autorizado, el propio párroco decidió instalar un dispositivo de descargas eléctricas para ahuyentar a las cigüeñas desalojadas y evitar que volvieran. De resultas del invento, una de las cigüeñas sufrió una fuerte descarga y quedó ensartada en la cruz-veleta de hierro de la iglesia.

En el informe veterinario oficial del Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de la Alfranca, al que fue llevado el animal agonizante tras pasar varios días ensartado en el tejado y ser rescatado por los bomberos de la comarca del Cinca Medio, se establece que:

Muy probablemente el accidente se ha visto favorecido por la presencia de un pastor eléctrico recientemente instalado en el tejado de la iglesia” y continúa afirmando que dicho dispositivo “representa un serio peligro para estas aves. El cable del pastor eléctrico está levantado sobre pivotes metálicos, constituyendo una trampa mortal”.

SEO/BirdLife (y cualquiera con dos dedos de frente) considera que la sanción ha sido insuficiente dada la gravedad de los hechos y la valoración oficial realizada. Igualmente tilda de “alarmante y del todo injustificable” que la Dirección Provincial contara con informes emitidos por técnicos de la propia Administración y resolviera el expediente sin tener en cuenta su contenido.

Beneficiosas para los agricultores 

Las cigüeñas han resultado ser unas auténticas devoradoras de cangrejos americanos (según la necropsia del veterinario, el ejemplar que murió tenia el buche lleno de estos invertebrados), topillos y ratones entre otras presas, por lo que son un buen aliado de los agricultores y muy beneficiosas para que las explotaciones sean más rentables.

Prohibido tirar sus nidos

La legislación ambiental prohíbe la retirada de nidos, la destrucción de los mismos o cualquier molestia o afección que repercuta negativamente en la fase reproductora de las aves, por lo que algunas prácticas habituales como la rotura o retirada de nidos de cigüeñas, golondrinas o aviones comunes, o el tapado de mechinales donde se reproducen vencejos, es una infracción administrativa.

Para estos casos se cuenta con medidas alternativas, y en cualquier caso, si se demostrara tras un preceptivo informe técnico que se están produciendo daños al patrimonio monumental o existe riesgo real para las personas, el órgano ambiental competente de la comunidad autónoma correspondiente podría emitir una autorización para realizar los trabajos necesarios, siempre en la época más adecuada (cuando no afecte a la reproducción de las especies protegidas). También podría aautorizar la posible retirada de nidos si no existiese otra solución satisfactoria, pero siempre con permiso.

El vallado eléctrico sigue matando

No hay multa, pero tampoco obligación de retirar ese sanguinario sistema anti cigüeñas. De hecho ahí sigue.

SEO/BirdLife ha solicitado al párroco la retirada del dispositivo eléctrico y su estructura metálica antes de que se produzcan más muertes, y que tras finalizar las obras de rehabilitación estructural de la cubierta, se vuelvan a instalar nidales para las cigüeñas, compensando o minimizando, en la medida de lo posible, los daños causados a una especie protegida.

¿Les hará caso? Lo dudo. Tanto lío por 500 euros. Ningún problema. Se mete mano en el cepillo y asunto resuelto. Y a las cigüeñas, que les den… calambrazos.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

Las cigüeñas también sufren el desahucio y se quedan sin casa

cigüeña_herida
La terrible lacra del desahucio también afecta a las cigüeñas. En Alcolea de Cinca (Huesca), los responsables de la parroquia han desalojado por las bravas a sus 39 grupos familiares alados. No contentos con tirar estos 39 nidos, han electrificado torre y tejados para garantizar que no regresen las patilargas. ¿Se puede ser más bestia?cigüeña atrapada

Aseguran los curas que las populares aves habían provocando, ellas solitas, daños en los tejados por valor de 32.800 euros. Ante ello, el Gobierno regional concedió al párroco permiso para retirar todos los nidos durante el invierno, antes de que se iniciara la época de nidificación.

Pero se ve que los hombres son apañados. Y han instalado por su cuenta y riesgo un pastor eléctrico en las alturas. Les debió parecer una idea genial disuadir a las zancudas a calambrazo limpio.

El resultado ha sido desastroso. Una de ellas, al recibir la descarga, pegó un brinco y se quedó gravemente enganchada en la cruz-veleta, fracturándose un ala. Para su rescate ha sido necesaria la colaboración de los bomberos del Cinca Medio, de los Agentes de Protección de la Naturaleza y de efectivos de la Guardia Civil. El ave ha sido trasladada al Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de “La Alfranca”, donde los especialistas tratan de salvar su vida.

Ecologistas en Acción ha denunciado a los responsable de esta terrible instalación eléctrica por los daños producidos a una especie protegida y exige la retirada de todo el sistema.

Qué lejos quedan esos tiempos, no tan lejanos, en los que la llegada de la cigüeña a los pueblos era consideraba una “bendición divina”.

Las fotos proceden del Blog de Miguel Aso. La primera es un detalle de las heridas sufridas por la pobre cigüeña enganchada.


Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

Tarda tres días en ir de Huesca a Jaén

Tono es un joven quebrantahuesos (Gypaetus barbatus), uno de los buitres más amenazados del planeta. Él no lo sabe, pero se llama así en recuerdo de José Antonio (Tono) Valverde (1926-2003), el padre de Doñana y Cazorla. Tampoco sabe nada de su origen artificioso, que nació hace tres años en un centro de investigación de Austria pero fue liberado en la Sierra de Cazorla (Jaén), pues es la esperanza de un ambicioso proyecto que trata de recuperar su especie en Andalucía, extinguida por los venenos cuando en 1986 se mató al último ejemplar. Igualmente desconoce que esa mochilita a su espalda terminada en una larga antena espía todos sus movimientos 24 horas al día.

Precisamente gracias a ese sofisticado localizador GPS sabemos que Tono está ahora de nuevo en las montañas de Jaén, después de pasar más de siete meses en los Pirineos, tanto en los oscenses como los leridanos e incluso en la vertiente francesa. Y algo aún más sorprendente, que se ha hecho los 560 kilómetros del viaje entre Jaca (Huesca) y el valle de la Sierra de Segura (Jaén) donde fue liberado en mayo de 2006 en apenas tres días. Prácticamente de un tirón, parando sólo para dormir y probablemente sin probar bocado en todo el trayecto ¿No es increíble?

Tono es un viajero. Impetuoso adolescente, no sentará cabeza hasta que con 5, 6 o 7 años encuentre una hembra en Jaén, procedente como él del mismo proyecto de reintroducción promovido por la Consejería de Medio Ambiente y la Fundación Gypaetus. Y saquen adelante descendencia. La primera en medio siglo.

Mientras tanto Tono seguirá vagabundeando por media España, abandonando Andalucía en primavera y regresando allí en otoño, donde ya ha podido reencontrarse con Faust, liberado en 2006 y con Pontones, liberado en 2007, y que a su vez acaba de llegar de un largo paseo por los Picos de Europa, a 700 kilómetros de su casa familiar.

También verá a las cinco jóvenes hembras liberadas este año. Y a Libertad, de su misma quinta y a quien le gusta pasar largas temporadas en La Rioja. Una extraordinaria pájara que en su ruta de retorno llegó a sobrevolar en una ocasión la ciudad de Madrid, pasando justo por encima de la Glorieta de Bilbao. ¿Era simple curiosidad o había quedado con alguien?