BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘especulacion’

Icíar Bollaín escribe en La Crónica Verde para defender los olivos monumentales

Firma invitada: Icíar Bollaín – directora de cine

Hoy viernes, 6 de mayo de 2016, la directora madrileña estrena su última película, “El Olivo“. En ella denuncia el expolio de árboles monumentales y el desarraigo provocado por la burbuja inmobiliaria en el levante español. Este texto que puedes leer a continuación lo ha escrito para nuestro blog de La Crónica Verde.

Olivos de la vida

La directora Icíar Bollaín durante el estreno de la película " El Olivo " en Madrid.Acabemos con el expolio de los olivos milenarios. Hasta hace muy poco yo no tenía mayor relación con ellos que verlos en infinidad de rotondas o jardines de lujo.  Olivos de troncos enormes y retorcidos, casi más escultura que árbol, que en el boom de los años 2000 se convirtieron en elementos decorativos, yendo a parar algunos hasta China. Lee el resto de la entrada »

Icíar Bollaín: “Con el arranque de olivos monumentales perdemos un patrimonio único”

Icíar_Bollaín

Este viernes 6 de mayo se estrena El olivo, de Icíar Bollaín, una bellísima película que denuncia el expolio patrimonial que supone el arranque de olivos milenarios para abastecer un mercado especulativo de rotondas, campos de golf y chalés de millonarios. Lee el resto de la entrada »

Acabemos con el expolio de los viejos olivos centenarios

Olivo

Cientos de olivos centenarios del sur de Europa, algunos con más de mil años de edad, son cada año arrancados de cuajo y vendidos como adornos para jardines, urbanizaciones, rotondas y campos de golf en países tan lejanos como Estados Unidos o los Emiratos Árabes. Un alto porcentaje no soporta el trasplante y muere por el camino, pero el elevado margen comercial logrado asume con alegría las pérdidas.

Por eso te pido que me ayudes a detener a este expolio. He iniciado una ciberacción en Change.org para solicitar al Parlamento Europeo que se comprometa a proteger estas joyas de nuestro patrimonio, no sólo en España sino en toda la Unión, poniendo así punto y final a tan vergonzoso comercio. Lee el resto de la entrada »

El picudo amenaza de muerte al palmeral de Elche

Palmeral Elche

El palmeral de Elche (Alicante), el más grande y bello de Europa, se muere. Un terrible escarabajo asiático lo está devorando sin que hagamos otra cosa que contabilizar sus víctimas. La plaga del picudo rojo (Rhynchophorus ferrugineus) avanza imparable a un ritmo cada vez más vertiginoso. 50 árboles al mes sólo en el palmeral histórico, plantado por los árabes hace doce siglos y declarado por la Unesco ¿inútilmente? Patrimonio de la Humanidad. El desastre es total. En todo el municipio llevan taladas este año 27.816 palmeras. 165.000 desde 2010.

Una sola hembra del voraz insecto vive hasta tres meses, tiene puestas de 300 a 500 huevos y es capaz de volar decenas de kilómetros en busca de nuevos árboles. Lee el resto de la entrada »

Maten, contaminen y construyan en nuestros parques nacionales

Cervus_elaphus

© Wikimedia Commons

¿Para qué sirven los Parques Nacionales? Según afirma el Ministerio de Medio Ambiente en su página oficial:

La finalidad de los parques nacionales es asegurar su conservación, y posibilitar su uso público y la mejora del conocimiento científico de sus valores naturales y culturales, así como fomentar una conciencia social conservacionista, el intercambio de conocimientos y experiencias en materia de desarrollo sostenible, la formación y cualificación de los profesionales que trabajan en ella y su incorporación y participación en redes y programas internacionales.

¡Qué bien suena la letra! ¡Pero cómo chirría la música!, la realidad de una política de aniquilación sistemática de nuestras joyas de la Corona ambiental. Transferidos a las Comunidades Autónomas, reducidos sus presupuestos al mínimo, reforzado tan sólo su interés turístico pero no la defensa del bien común y la protección de la naturaleza, finalmente acaban de entregarse a los grandes propietarios para que sigan utilizando sus fincas como cortijos de señoritos donde todo está permitido.

Para vergüenza de muchos y hazmerreír de todos, estos lugares únicos han quedado finalmente desprotegidos ante la caza después de que el grupo popular en el Senado votara en solitario una enmienda que mantiene esa y otras actividades injustificables en contra de la opinión de la sociedad civil, la comunidad científica e incluso 11 de los 15 directores de los parques nacionales. Unos espacios únicos con un siglo de historia conservacionista, visitados cada año por 10 millones de personas y que apenas ocupan un 0,7% del territorio español.

El PP modifica así, al dictado de la casta, una ley que databa de 2007 y que entonces contó con el apoyo de todos los grupos políticos.

Pero si entramos en el detalle aún hay más desvergüenza. Como en el caso del Parque Nacional de Cabañeros, donde además de favorecer ahora las grandes cacerías se ha autorizado una serie de tropelías que ayer mismo denunciaron ante la Fiscalía de Medio Ambiente las ONG Ecologistas en Acción, SEO/BirdLife y WWF.

Las obras denunciadas son dos. Por un lado, la remodelación de una lujosa mansión y la construcción de una pista de acceso de 1,5 kilómetros en pleno corazón del Parque Nacional. Esta finca es propiedad de la familia del naviero Alejandro Aznar, marido de la polémica presidenta del Círculo de Empresarios, Mónica de Oriol. Ésa a la que no le gusta contratar mujeres en edad de procrear.

Por otro lado, la construcción en otra finca, Valleleor, de un vallado cinegético de más de 4,5 kilómetros y 2 metros de altura, de los cuales 1,1 kilómetros transcurren dentro del espacio protegido. En este caso el coto de caza es propiedad de la empresa Percacer, cuyo administrador solidario es el empresario Alberto Cortina. ¿Te suena el nombre? Se hizo tristemente famoso junto con su primo Alberto Alcocer como Los Albertos. Ambos fueron condenados tres años de prisión por estafa y falsedad en el escándalo de las Torres KIO de Madrid en 1988, pero que finalmente no la cumplieron por considerarse prescritos los hechos.

Y en Canarias, en una espacio marítimo único, en contra de los técnicos, los canarios y el sentido común, el gobierno envía a la Armada para defender los intereses económicos de una multinacional sin importar el peligro ambiental y económico, atacando a ecologistas y a todo aquel que les haga perder negocio como si los militares fueran matones a sueldo, sólo que esos sueldos y esa fragata la pagamos entre todos y el beneficio no pasará de la puerta giratoria.

Definitivamente, este país ha perdido el norte y la cordura.

El vídeo viral de SEO/BirdLIFE sobre Red Natura 2000 cada día es más realista.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

Un David de Jumilla vence al Goliat de las urbanizaciones

CaravaggioDavidGoliathVienna

Pascual Carrión es David, un pastor y agricultor de Jumilla (Murcia). Goliat tiene muchas cabezas, políticas y económicas, con la fuerza descomunal que hasta hace poco exhibían las grandes constructoras españolas.

El gigante eligió las tierras de Pascual y las de otros como él para promover la macrourbanización Santa Ana del Monte Jumilla-Golf. Campos deportivos y piscinas aparte, suponía levantar 20.000 chalés, casi tantos como habitantes tiene el pueblo. Suelo suficiente había. El dinero se suponía que llegaría solo. ¿Y el agua? Como el dinero, también se suponía.

Un estupendo reportaje de Vidal Coy en El Confidencial explica los detalles de la titánica lucha de este hombre contra la burbuja inmobiliaria que amenazaba las tierras de su familia, sus cabras, sus ovejas y sus olivos. Le llegaron a ofrecer 2,6 millones de euros y los rechazó. En su lugar se ha gastado un dineral en juicios. Pero al final el bueno de David derrotó de una pedrada en la frente al fanfarrón de Goliat. El Tribunal Superior de Justicia de Murcia ha anulado tan demencial proyecto. ¿La razón? No hay agua para tanta gente. Y la que hay es de mala calidad.

Nos quedan pocos como Pascual. Luchadores contracorriente. Desconfiados. Valientes. Cuánto mejor nos habría ido si hace unos años les hubiéramos hecho caso. Urbanizaciones, hipotecas, desahucios, crisis. Pero no escarmentamos y seguimos igual.

Ahora ponemos a la venta espacios únicos de propiedad pública como un 10% del parque natural de Los Alcornocales (Cádiz). Una de las joyas forestales de Europa donde se quiere levantar un hotel de cinco estrellas, dos campos de golf y un aeródromo privado.

El mismo humo, la misma irresponsabilidad de liquidar nuestro futuro. Luego vendrá un David, o un niño, y nos lo dirá a la cara: ¡Pero si estáis desnudos!

Puedes firmar en Change.org una petición colectiva para que el Gobierno de España paralice la venta de parte de este tesoro que es el Parque Natural de los Alcornocales. Yo ya lo he hecho.

Imagen: David con la cabeza de Goliat. Caravaggio, 1607. Museo de Historia del Arte de Viena, Austria.

Otras entradas relacionadas:

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

La naturaleza también depende del color de los cristales

gafas

Una de las experiencias más esperpénticas de mi vida fue asistir como periodista a la inauguración de una gran urbanización en Majanicho, en el norte de Fuerteventura. Rodeado de azafatas, aduladores y numerosas botellas de champán francés, el promotor inmobiliario agarraba el micrófono cual predicador para glosar su particular milagro:

“Antes aquí no había nada y en un par de años hemos levantado un emporio turístico”,

aseguraba ufano.

¿Nada?, me preguntaba yo. Y veía horrorizado esos arenales urbanizados donde hasta hacía muy poco reinaba la hubara (Chlamydotis undulata), una avutarda del desierto. Espacios vírgenes a los que la crisis del ladrillo ha convertido ahora en un triste erial de viviendas a medio construir.

Reflexionando en positivo, reconocía apesadumbrado que la percepción de la realidad es algo muy, pero que muy personal. Como ocurre con el bosque. Reserva natural para unos, reserva maderera para otros, y montón de árboles para la mayoría.

Otro ejemplo son los barbechos. Pocos, muy pocos, aprecian la importancia de dejar descansar un par de años las tierras de cultivo, sin labrarlas, a la espera de futuras cosechas bien surtidas. La mayoría se lamentará ante el supuesto abandono del campo, entregado a los rastrojos. U optará, si es agricultor moderno, por gastar ingentes cantidades de abonos y fertilizantes. Sin embargo, el ornitólogo valorará la presencia de campos incultos para el desarrollo feliz de aves esteparias como el sisón  (Tetrax tetrax).

Al final llegamos a lo de siempre: la educación. Fundamental para distinguir un campo abandonado de uno en barbecho, de apreciar la importancia de la avutarda y del sisón, la cultura, el paisaje, el arte o las tradiciones. Todo encierra un valor superior al directamente económico, aunque hace falta tener los conocimientos mínimos para apreciarlo. O las gafas. Porque como decía Campoamor:

“En este mundo traidor

nada hay verdad ni mentira;

todo es según el color

del cristal con que se mira”.

Otras entradas relacionadas:

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

Ganaderos proponen declarar Ávila “libre de lobos” y piden su aniquilamiento

Hay noticias tan amargas como la hiel. Tan tristes como una despedida, la del sentido común que, sin duda, les falta a los representantes de las organizaciones agrarias abulenses UPA-COAG. Unos señores que en estos días de poderosa luna llena invernal han enviado mociones a 22 ayuntamientos de la provincia de Ávila para que declaren sus términos
municipales como terreno “libre de lobos”. Ajenos a que Europa prohíbe cazar a este cánido al sur del río Duero.

“En Ávila no pueden convivir los lobos con la ganadería extensiva”, ha dicho sin rubor Jesús González Veneros, secretario de Ganadería de UPA, tal y como recoge Avilared.com González Veneros aludió en una rueda de prensa al “derecho a vivir de las vacas y ovejas, que a veces quedan malheridas y hay que llamar al veterinario para que las mate porque están agonizando”.

O el lobo o el ganadero”, esgrimen, tras calcular que los ataques han provocado este año la muerte de un centenar de animales.

La alcaldesa de Navalmoral de la Sierra, Gloria García, ya ha expresado su apoyo a dicha medida. “Está muy bien proteger al lobo, pero también hay que defender a la población rural”, señaló la regidora, quien confesó su preocupación por la despoblación que puede provocar esta situación.

Provoca sonrojo que la terrible crisis de la ganadería la paguen los lobos y nadie haga responsable de ella a la especulación de los piensos y de la leche, a la importación de productos baratos de terceros países, a la caída del consumo, al envejecimiento de la población rural, a la falta de pastores. Da vergüenza acusar al lobo de todo lo malo y olvidarse de exigir a la Junta de Castilla y León medidas compensatorias por mantener a esa joya de la naturaleza, además del pago rápido y ventajoso de los daños provocados por una valiosa especie protegida. Y da además lástima que después de tantos años de educación ambiental, de tantas subvenciones, de tantos programas de revalorización del mundo rural, vuelvan los argumentos del tiro y el veneno, de la erradicación. Pena porque quizá acabarán con los lobos, pero sin ellos sus explotaciones no mejorarán. Y yo desde luego, puestos a elegir a quién comprar la carne, lo tengo muy claro. A esos lobicidas ni 100 gramos.

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

El planeta camina hacia los 10.000 millones de habitantes

Dos interesantes aplicaciones informáticas permiten jugar con las cifras del disparatado crecimiento de nuestra especie. La primera está alojada en la página de la BBC y se titula El mundo en siete mil millones. La otra es igualmente impresionante: 7.000 millones y tú.

Gracias a ellas sé que cuando yo nací hice el número 3.272.716.412 de los que en ese instante vivíamos en el planeta. Ahora somos más del doble. Desde mi llegada han nacido 6.084.489.564 personas y han muerto 2.306.614.829, con lo que en el momento de escribir estas líneas somos ya 7.050.584.237 habitantes. Y seguimos creciendo sin parar.

Empezamos el siglo XX siendo poco más de 1.000 millones, pero ya éramos 6.000 millones en el año 2000 y se espera que el siglo XXI acabará con algo más de 10.000 millones. Mientras lees esta columna ya han nacido 350 personas más. Nuestro planeta gana así 1.000 millones de personas cada 14 años.

¿Habrá comida y vida digna (casa, trabajo, dinero, vacaciones) para todos? Parece complicado.

Es verdad que últimamente el crecimiento se ha moderado, pero seguimos sin saber cuál es el límite poblacional de la Tierra. Porque como advirtió Ban Ki-moon cuando nació el niño 7.000 millones (niña, filipina), “a más población, mayor presión sobre la tierra, la energía, la comida y el agua”.

Por esta razón, si hay ahora mismo un negocio con futuro es el del acaparamiento de tierras. Millones de hectáreas han pasado en los últimos años a manos de inversores sin escrúpulos, ávidos de recursos. Sólo en África, los últimos megaproyectos tienen una extensión superior a los 67 millones de hectáreas, la superficie conjunta de Italia y Alemania. Agrocombustibles, agua, alimentos, pastos,… todo vale para especular con el hambre. Y cada vez valdrá más, pues cada vez tendremos más hambre.

¿Queréis saber mi opinión sobre todo esto? Pues ya con permiso de la nueva revisión del diccionario de la Real Academia de la Lengua, tan sólo se me ocurre una reflexión: Acojona.

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/cronicaverde)

 

España bloquea el pelotazo urbanístico de Gadafi en Málaga

El Gobierno español ha bloqueado el proyecto urbanístico de Gadafi en una inmensa finca de Sierra Bermeja (Málaga) para la que se pide su declaración como Parque Nacional.

La congelación de todos los bienes del líder libio afecta a su pretensión de construir un campo de golf, un palacio de congresos y 1.200 viviendas de lujo en un lugar de gran importancia ambiental. De nada le ha valido usar como tapadera el Lybian Foreign Bank (Forebank), banco público del país norteafricano, para tratar de urbanizar una parte de las 7.000 hectáreas de terreno que se extienden entre los términos municipales de Júzcar, Pujerra y Benahavís, el mayor latifundio de la costa occidental malagueña.

Adquirida por el sanguinario coronel en 1995, la decisión le llega cuando más cerca estaba de poder obtener la autorización regional a su particular pelotazo urbanístico malagueño. 6.500 hectáreas de la finca “La Resinera” están protegidas por su importancia natural , pero las 500 hectáreas restantes, localizadas en el término municipal de Benahavís, están en trámite de ser reclasificadas por la Junta de Andalucía como suelo urbanizable no sectorizado al considerarse el proyecto “de interés turístico”.

Paralelamente, la plataforma “Sierra Bermeja, Parque Nacional” ha solicitado al Gobierno español la expropiación forzosa de esta finca y su inclusión en el futuro Parque Nacional de las “Sierras Bermejas Malagueñas”. Según los ecologistas, los terrenos están afectados por un LIC, el de las sierras Bermeja y Real, y una Reserva de la Biosfera (la reserva intercontinental Andalucía – Marruecos), lo que revela su altísimo valor ambiental.

Otros grupos políticos van más allá y solicitan que ese bloqueo de los bienes se extienda a otras posesiones más urbanas, como las viviendas que la familia Gadafi posee en Marbella, Sevilla y Granada, a las que sus miembros acuden con cierta asiduidad.

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share