BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘avila’

Los viejos castaños de El Tiemblo, amenazados de éxito

Son unos árboles bellísimos en un bosque de ensueño. Pero pueden morir de éxito. Durante más de 500 años los castaños centenarios de El Tiemblo (Ávila) alimentaron a los vecinos con buenas castañas. El más viejo y grande todos ellos, El Abuelo, podía dar refugio entre su tronco ahuecado a un pastor con todo su rebaño de cabras. Pero eso era antes. Ahora acoge a tantos turistas día sí y día también que su salud se está deteriorando. Porque con los árboles centenarios hay amores que matan. Lee el resto de la entrada »

Las grullas de Sibelius buscan un oso en Ávila

Grullas

Continuamos la crónica de la ruta de las aves Bird Flyway. 1.700 kilómetros de norte a sur siguiendo a los ánsares escandinavos en su viaje hacia el sur de España. La primera estación fue en la laguna de La Nava (Palencia) y la segunda el Urdaibai Bird Center (UBC).

Tercera estación: la Reserva Ornitológica de la Laguna de El Oso, en las abulenses tierras de La Moraña. Una fría llanura cerealista a casi 900 metros de altitud, más propia para ver avutardas, pero salpicada de numerosos lavajos o lagunas que sirven de refugio a muchas aves migratorias. Aquí nos interesan los gansos, a quienes estamos siguiendo en su periplo hacia el sur peninsular, pero también buscamos grullas, cada vez más frecuentes por estos lares. Lee el resto de la entrada »

Comer en los basureros resulta muy peligroso

NP GREFA 150811 Antídoto buitre negro

Esta semana han aparecido muertos seis ejemplares de buitre negro en el vertedero del Centro de Tratamiento de Residuos de Ávila Norte. Se trata de la mortandad más grave para este especie de las conocidas en los últimos años en Castilla y León y en España.

A falta de una investigación en profundidad y de contar con los datos definitivos de los análisis toxicológicos de los cadáveres, todo parece apuntar a un envenenamiento masivo causado por la ingesta de algún producto tóxico o resto animal contaminado que fue depositado en el basurero de Ávila. Lee el resto de la entrada »

Rebuznos que salvan lobos y ovejas

Burro_en_El_Bierzo

El proyecto europeo Wolf pretende fomentar el uso de burras para proteger al ganado de los lobos. “WOLF: Wild Life & Farmers” (Vida Salvaje & Mundo Rural) es un proyecto de cooperación interterritorial y trasnacional donde once Grupos de Acción Local (GAL) españoles de Asturias, Castilla y León y Galicia, más GALs de Estonia, Portugal y Rumanía, tratan de llevar a cabo una labor de concertación medioambiental, económica y social entre agentes y colectivos implicados en la problemática sobre la coexistencia entre la vida salvaje (oso y lobo) y la agroganadería.

¿Burras contra lobos? Efectivamente. Ya os he contado en La Crónica Verde cómo estos equinos protegen el ganado como si fuera de su familia. Con sus grandes orejas detectan al lobo antes que una vaca o una oveja y rebuznan alertando de su presencia. Incluso si las cosas se ponen feas y el ataque es inminente, sus coces tienen un contundente efecto disuasorio. Ante una defensa enconada del rebaño los lobos, que no son nada tontos, deciden buscarse unas presas peor protegidas.

Esta práctica, conocida desde hace miles de años por los ganaderos de Namibia (allí contra leopardos), ya se ha implantado con éxito en los Alpes suizos, en Estados Unidos e incluso en Galicia. Ahora se pretende desarrollar en Castilla y León, nada menos que con burras de la raza zamorano-leonesa. Su empleo reducirá los ataques de los lobos hambrientos al ganado y de los ganaderos cabreados a los lobos. También ayudará a la conservación de una raza autóctona en peligro como es la zamorano-leonesa.

Esta iniciativa, surgida del propio sector rural, choca frontalmente con la actitud oficial de una región empeñada en exterminar al lobo. Sin ir más lejos, hoy mismo el presidente de la Asociación Lobo Marley, Luis Miguel Domínguez, presentó ante la Fiscalía de Ávila una denuncia contra la Diputación Provincial (presidente y 23 diputados) por haber aprobado en un pleno la declaración oficial de la provincia como “zona libre de lobos“, y haber solicitado a la Junta de Castilla y León la eliminación de los apenas 30 ejemplares existentes. Una más que probable prevaricación, pues la especie está protegida por la Unión Europea al sur del río Duero.

Esos políticos sí que rebuznan, y no las eficientes burras zamoranas.

Foto: Wikimedia Commons

Otras entradas relacionadas:

La histeria exterminadora pone en peligro a los lobos

Lobo

El conflicto del lobo está desquiciado. La crisis ganadera lo ha convertido en inocente responsable de todos los males. Un sambenito injusto frente a los auténticos problemas del sector como el encarecimiento de los piensos, la caída de precios o la competencia desleal de terceros países. Pero sin el apoyo de la gente del campo es imposible conservar la naturaleza.

Parecía un paso en la buena dirección el que la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (ASAJA) de Ávila recibiera el año pasado una subvención de 64.000 euros de la Fundación Biodiversidad (Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente) para su proyecto “La ganadería extensiva como pieza clave para la conservación del lobo”. Una experiencia piloto destinada a instalar pastores eléctricos y tener perros mastines como elementos disuasorios a los ataques de estos cánidos salvajes.

Cobrado el dinero, los mismos ganaderos promueven ahora mociones en todos los ayuntamientos para que se declare Ávila “zona libre de lobos”. Con la Diputación a la cabeza, 82 municipios, incluida la capital, la han aprobado ya, ajenos a que promulgar la erradicación de una especie protegida es, cuando menos, un delito de prevaricación. Como exigir una “zona libre de impuestos” o una “zona libre de multas”. Como pedir la eliminación de águilas imperiales, linces u osos.

Malos ejemplos. A su rebufo, Salamanca se apunta a la histeria exterminadora. Esta semana se vio un lobo cerca de una carretera y rápidamente ASAJA (sí, la de la subvención) exigió su caza y captura. Quizá también exijan la exhibición pública del cadáver. Como escarmiento.

Frente a tan dura realidad las buenas noticias se diluyen. Reconocimientos internacionales como el logrado también en estos días por las gentes, ganaderos incluidos, de la Sierra de La Culebra. Mérito ensalzado nada menos que por el periódico económico Financial Times, que dedica un amplio reportaje al creciente turismo de ver lobos. Inédita, pero cada vez más importante fuente económica para esas tierras zamoranas. Y es que todo es compatible, menos el odio irracional.


Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

Ganaderos proponen declarar Ávila “libre de lobos” y piden su aniquilamiento

Hay noticias tan amargas como la hiel. Tan tristes como una despedida, la del sentido común que, sin duda, les falta a los representantes de las organizaciones agrarias abulenses UPA-COAG. Unos señores que en estos días de poderosa luna llena invernal han enviado mociones a 22 ayuntamientos de la provincia de Ávila para que declaren sus términos
municipales como terreno “libre de lobos”. Ajenos a que Europa prohíbe cazar a este cánido al sur del río Duero.

“En Ávila no pueden convivir los lobos con la ganadería extensiva”, ha dicho sin rubor Jesús González Veneros, secretario de Ganadería de UPA, tal y como recoge Avilared.com González Veneros aludió en una rueda de prensa al “derecho a vivir de las vacas y ovejas, que a veces quedan malheridas y hay que llamar al veterinario para que las mate porque están agonizando”.

O el lobo o el ganadero”, esgrimen, tras calcular que los ataques han provocado este año la muerte de un centenar de animales.

La alcaldesa de Navalmoral de la Sierra, Gloria García, ya ha expresado su apoyo a dicha medida. “Está muy bien proteger al lobo, pero también hay que defender a la población rural”, señaló la regidora, quien confesó su preocupación por la despoblación que puede provocar esta situación.

Provoca sonrojo que la terrible crisis de la ganadería la paguen los lobos y nadie haga responsable de ella a la especulación de los piensos y de la leche, a la importación de productos baratos de terceros países, a la caída del consumo, al envejecimiento de la población rural, a la falta de pastores. Da vergüenza acusar al lobo de todo lo malo y olvidarse de exigir a la Junta de Castilla y León medidas compensatorias por mantener a esa joya de la naturaleza, además del pago rápido y ventajoso de los daños provocados por una valiosa especie protegida. Y da además lástima que después de tantos años de educación ambiental, de tantas subvenciones, de tantos programas de revalorización del mundo rural, vuelvan los argumentos del tiro y el veneno, de la erradicación. Pena porque quizá acabarán con los lobos, pero sin ellos sus explotaciones no mejorarán. Y yo desde luego, puestos a elegir a quién comprar la carne, lo tengo muy claro. A esos lobicidas ni 100 gramos.

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

Envenenadas dos águilas imperiales en Ávila

El veneno, el asesino múltiple de la calavera y los dos fémures cruzados, ha vuelto a actuar, esta vez en Ávila. Dos ejemplares de águila imperial ibérica (Aquila adalberti), junto a un buitre negro, un milano real y un milano negro, han sido localizados la pasada semana en los términos municipales de Riocabado y Pozanco. Nuevamente la ponzoña criminal siega la vida a las rapaces más amenazadas.

Del águila imperial, nuestra joya natural más espectacular, apenas nos quedan 250 parejas en todo el Planeta. El buitre negro, elegido este año Ave del Año, mantiene el luto de su precaria situación. Y el milano real, ese acróbata de los campos, sigue cayendo poco a poco en el profundo pozo de la extinción.

Una vez más os pido vuestra ayuda. Necesitamos acabar con esta lacra, con esta locura asesina incontrolada que igual mata especies protegidas que perros, tan peligrosa para los animales como para nosotros mismos.

¿Cómo podemos ayudar a erradicarlo? En primer lugar, convenciendo a ganaderos y cazadores cabreados de que el veneno no soluciona nada y lo empeora todo.

En segundo lugar, denunciando todo posible envenenamiento que conozcamos. Así evitaremos más muertes inútiles y ayudaremos a llevar a la cárcel al envenenador.

Si encuentras un animal muerto no se te ocurra tocarlo. Avisa rápidamente al Seprona de la Guardia Civil (teléfono 062 o 112) o a los agentes de Medio Ambiente de tu comunidad autónoma. También puedes comunicar el caso al teléfono gratuito del Programa Antídoto: 900 713 182. Hay que acabar con esta locura.

—–

Foto superior, imagen de una de las dos águilas imperiales muertas por envenamiento en La Moraña abulense (Ávila Digital). Foto inferior, un espectacular adulto junto a su pollo.

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share

Muere el olmo más místico de Ávila

No conoció a Santa Teresa de Jesús, pero este abuelo bicentenario estaba impregnado de su adusta espiritualidad.

“Nada te turbe, nada te espante. Todo se pasa”, repetía el hermoso olmo de San Vicente, compañero inseparable de la basílica románica a la que escoltaba, sombra en la muralla, árbol de la palabra, confidente de los abulenses, de sus alegrías y tristezas susurradas a media voz a la salida de misa.

Hoy finalmente enmudeció, asfixiado por un hongo asesino, el de la grafiosis, criminal responsable de la muerte de millones de olmos en España, de prácticamente todos. Ejemplar imponente e importante, me entero de su triste defunción por el Boletín Oficial de Castilla y León del pasado jueves 11 de diciembre. Allí, en la página 24.565 se anuncia su muerte vilmente, excluyéndolo del Catálogo de Especímenes Vegetales de Singular Relevancia de la región, retirándole la protección porque ha muerto y, como especifica el confuso documento administrativo, “su situación actual es irrecuperable”.

¿Árbol protegido? ¿De quién? ¿Lo protegió alguien de las obras de urbanización de la zona, cuando le abrieron zanjas a su alrededor partiéndole el alma, sus raíces, e incrustándole en un estrecho alcorque de granito? ¿Lo protegió alguien de la llegada inminente del hongo, dándole algún tratamiento preventivo, colocando trampas para evitar que el escarabajo que transmite el mal no entrara en sus ramas? ¿Lo protegió alguien de nosotros, de nuestra contaminación, de nuestros desechos, de nuestra indiferencia? Nadie lo hizo y ahora es tarde para buscar soluciones.

Y lo más triste es que seguimos sin aprender de nuestros errores. En la ciudad de Ávila los olmos de La Santa, los de la Ronda Vieja y los del Paseo del Rastro están igualmente afectados por la plaga y se encuentran muy dañados. Sólo el viejo olmo del Rastro sigue de momento resistiendo. De momento.

Vaya ridículas protecciones. El Boletín Oficial se ha convertido en un obituario de los árboles singulares protegidos. Hoy el olmo de San Vicente, ayer el castaño milenario de Sotillo de Sanabria. ¿Cuál será el siguiente?