BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

50 experiencias que no te puedes perder en Fuerteventura

Hoy os traigo al blog todo mi orgullo de escritor; el nuevo libro que acabamos de presentar en FITUR Madrid, la Feria Internacional de Turismo. 50 experiencias que no te puedes perder por nada del mundo cuando visites La Oliva, el norteño municipio de la isla de Fuerteventura donde yo vivo. Son las que personalmente recomiendo a los amigos o familiares que me visitan. Rincones muy especiales, paseos, museos, gastronomía, aves, nubes, volcanes, barrancos, cielos estrellados pero, por encima de todo, sensaciones únicas.

No por casualidad, 2017 ha sido declarado por las Naciones Unidas como Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo. Un turismo comprometido con la protección del medio ambiente y las culturas autóctonas, al tiempo que contribuye a generar ingresos y empleo para la población local pues busca lo pequeño, que cuando uno es turista de verdad se convierte en lo grande, lo inolvidable. Es el que yo llamo turismo salvaje, campero, pacífico y pausado.

Esta publicación pretende ser algo diferente a lo hecho hasta ahora en el mundo de la promoción turística. Un libro manejable que cabe en el bolso, textos en cuatro idiomas, geolocalizaciones de los lugares más interesantes a visitar (la mayoría desconocidos para el gran público) y lo que es más importante, con unas fotos espectaculares salidas de las cámaras de Carlos de Saá, el gran fotógrafo majorero.

Como no podía ser de otra manera, el papel utilizado para esta publicación está certificado por FSC, por lo que procede de bosques gestionados de forma sostenible.

Cada experiencia ocupa una doble página de cuidado diseño agrupadas en cinco capítulos: madre naturaleza, buen comer, con raíces, mirando al mar y una vez al año.

Lógicamente no se publicitan lugares medioambientalmente sensibles o de acceso restringido. Pero sí se dan pistas para sacar el máximo partido a algunos sitios perfectamente accesibles e injustamente desconocidos como el mirador de Fuente Tabaire, las caletas de Majanicho, el Faro del Tostón, las llanuras de Tindaya o el palacio de Los Coroneles. También para poder disfrutar sensaciones tan únicas como acariciar nubes, darte un revolcón en la Gran Duna, contemplar el Rayo Verde o seguir el vuelo blanco de una espátula.

Pues sí. Estoy muy contento de que el Ayuntamiento de La Oliva apueste por el ecoturismo, en mi opinión el único turismo posible. Y espero que este libro os guste a todos pero, sobre todo, os resulte útil. Al ser una publicación gratuita, puedes hacerte fácilmente con un ejemplar pidiéndoselo directamente a sus responsables de Turismo.

Como explico en la introducción de la obra, para disfrutar al máximo de estas 50 experiencias tienes que venir preparado. Abre tu mente a nuevas sensaciones irrepetibles. Sueña. Explora. No quieras ser un simple turista, aquel que nunca sabe dónde ha estado. Hazte viajero, aquel que persigue vivencias y no fotografías. Espacios naturales únicos pero también gentes y costumbres inolvidables, pues todo eso y mucho más es La Oliva. Patea. Mira. Huele. Toca. Saborea. Y recuerda: lo importante no es la meta, es el camino. ¿A qué esperas para descubrirlo?

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

Los comentarios están cerrados.