BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Diez consejos para pasar calor en casa ahorrando energía

Para estar caliente en casa no es necesario tener la calefacción siempre a tope. Todo lo contrario. Una casa bien preparada no sólo es más confortable sino que además resulta mucho más económica. A la larga, la inversión que hagas en ella para mejorar su eficiencia energética te saldrá a cuenta.

Desde el Colegio de Aparejadores de Madrid están difundiendo un útil listado de consejos que puedes poner en práctica este invierno en tu hogar.

Resumidos los diez consejos son los siguientes:

  1. Comprueba el aislamiento de tu casa. Los huecos de las paredes en las viviendas del hogar dejan escapar mucha de la energía que pagamos en nuestra factura de la luz. Por eso os recomendamos comprobar si contamos con fugas a través de las ventanas de nuestro hogar, y si nuestra casa cuenta con un correcto aislamiento.
    • Un ejemplo son los dobles acristalamientos, que no sólo evitan los ruidos del exterior sino que además retienen el calor dentro de las estancias y evitan que el mismo se pierda rápidamente. Ventanas con rotura de puente térmico, o bien ventanas sin rotura pero con un suficiente nivel de estanquidad, o las ventanas dobles, son elementos imprescindibles para combatir las bajas temperaturas minimizando los consumos energéticos. Además, es interesante la utilización de vidrios con baja transmisión térmica.
    • Un bajo factor solar (relación entre la energía que entra en una sala a través del cristal y la energía solar que incide en la superficie exterior de dicho vidrio perpendicularmente) facilita que las ventanas con orientaciones sur, sureste y suroeste permitan que las radiaciones solares entren en nuestras estancias reduciéndose el consumo energético.
    • Las ventanas son los elementos de la vivienda que más pérdidas energéticas provocan. Un metro cuadrado de hueco puede perder cinco veces más energía que la misma superficie de cerramiento.
    • Además hay que vigilar el aislamiento de las puertas, ya que ejercen de aislantes entre diferentes habitaciones de la vivienda y hacia el exterior.
    • Y el nivel de aislamiento de las partes ciegas o cerramientos ha de estar acorde con el de los huecos; no es bueno tener unos huecos muy aislados mientras que las fachadas carecen del mismo.
  2. Los mejores suelos contra el frío. Aprovechando que es invierno, queremos explicar la mejor elección en suelos resistentes a la humedad y al frío, tanto en interiores como en exteriores. Para zonas sensibles y donde las condiciones meteorológicas y atmosféricas afectan al suelo (zonas expuestas a las lluvias o altas temperaturas), una de las opciones más recomendable es poner tarimas de exteriores. La madera es el material cálido por excelencia, y de agradable uso durante el invierno.
    • La tecnología actual permite fabricar materiales casi a la carta. Un ejemplo puede ser la tarima tecnológica alveolar, una propuesta de exterior con avanzado diseño y excelentes propiedades de perdurabilidad y resistencia ante adversidades climatológicas, y a la exposición prolongada al frío o al calor o condiciones de humedad extrema.
    • En cuanto a interiores, los suelos de madera, además de aportar un aire natural y confortable, resultan muy cálidos en invierno.
    • Tanto para exteriores como para interiores la madera ha de estar tratada adecuadamente, recomendando además que procedan de en su origen se haya producido una gestión forestal ambiental apropiada.
  3. Mantén la temperatura de los suelos, fachadas y cubierta. Los suelos, fachadas y cubierta son una fuente de pérdida energética, tanto los suelos que se encuentran en contacto con el terreno, con el exterior o con locales sin calefacción, como garajes, almacenes o desvanes. Si tu vivienda se encuentra en uno de estos casos, vigila el aislamiento de los mismos.
    • El mercado ofrece sistemas de todo tipo, como por ejemplo las variedades llamadas suelo seco que incorporan aislamiento térmico en sus placas, reducen considerablemente las pérdidas energéticas y su tiempo de secado en la puesta en obra es mínimo.
    • De igual forma en fachadas y cubiertas, un aislamiento adecuado colocado por el exterior o el interior, en función de las posibilidades técnicas y de la zona climática en que se encuentre el edificio, ya que puede condicionar dicha opción en base a las necesidades de calor y refrigeración, son formas de evitar que el frío se introduzca en la vivienda.
    • Conviene no olvidar la posible necesidad de incorporar barreras de vapor para evitar que condensaciones intersticiales deterioren las características de los mencionados aislamientos.
  4. Sistemas de climatización eficientes. Un mantenimiento correcto es imprescindible para obtener el mayor rendimiento posible de nuestros equipos, hecho que redundará en ahorros de energía. Si nuestros equipos ya están cumpliendo su vida útil y nos planteamos su sustitución, en el mercado nos encontraremos con tecnologías cada vez más eficientes y debido a ello menos contaminantes para el medio ambiente: sistemas de condensación, bombas de calor, equipos de bajo NOX, biomasa, etc. Si además se está pensando en realizar una inversión de mayor alcance que la sustitución exclusiva del equipo generador, el suelo radiante puede ser una opción a tener en cuenta.
  5. Aprovecha tu terraza también en invierno. Una terraza es un elemento de la vivienda muy codiciado, por eso es importante sacarle partido todo el año. Las terrazas ya no son solo para el verano. En la temporada invernal la posibilidad de cerrar la misma mediante elementos practicables permite un uso continuo de un espacio amplio y beneficioso en la mayoría de los casos, que además puede ser relativamente fácil atemperar térmicamente. El cierre de estos elementos beneficia a los espacios colindantes que ya no van a estar en contacto con el exterior en los meses más fríos, con la consiguiente reducción de pérdidas interiores de calor que facilitarán alcanzar el nivel de confort requerido con menor consumo de energía.
  6. Paneles solares para producir energía térmica en casa. En España tenemos la suerte de tener días soleados con muchas horas de luz y escasas precipitaciones incluso durante los meses de invierno. Así, en muchas ciudades se producen alrededor de 4.000 horas de luz al año, recurso que podemos utilizar para producir calor. Mediante la instalación de paneles solares que contribuyan a la producción de agua caliente sanitaria con energía renovable, se puede ahorrar en consumo energético al no tener que usar otras fuentes energéticas no renovables.
  7. Adecuar el horario del uso con la regulación de los equipos. De poco sirve exigir a los equipos el máximo rendimiento en momentos en los que estamos ventilando nuestra vivienda, o estamos durmiendo, o simplemente estamos fuera de ella. Conciliar nuestra estancia en la misma y la actividad que desarrollamos, con las mayores exigencias de los equipos climatizadores redundará en una mayor eficacia y el correspondiente ahorro. Un termostato programable regulará la temperatura impidiendo que sobrepase los límites que fijemos según el horario y uso.
  8. Ventilación controlada y adecuada. Una ventilación excesiva incide negativamente en los consumos de la energía. Interesa realizarla en las horas centrales del día, que es cuando la temperatura exterior suele ser más elevada. La holgura entre la persiana y la parte inferior del cajón de la misma o bien el cargadero del hueco, pueden ser puntos conflictivos que es necesario revisar.
  9. En lugares donde no hay calefacción, coloca aislamiento en las tuberías. Las tuberías que se congelan más frecuentemente son las que están expuestas al frío intenso, como las de las piscinas, las de los patios, jardines, o sótanos. Pero también en algunas zonas las tuberías interiores que estén expuestas pueden llegar a congelarse. Por eso, antes de que pase tenemos que hacer algo. Por ejemplo, proteger las tuberías con aislamiento de espesor adecuado para cada situación. Así, evitaremos que se congelen y estallen.
  10. Audita tu edificio y aprovecha los Programas de Ayudas. Para calibrar el estado de nuestro edificio no hay nada como una auditoría, y en concreto el Informe de Evaluación del Edificio (IEE). Se trata de un informe cumplimentado mediante herramienta informática que reglamentariamente tiene tres partes: inspección técnica, accesibilidad y certificado de eficiencia energética con las correspondientes propuestas de medidas de mejora, y optativamente puede incorporar por ahora la evaluación del comportamiento en acústica.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

3 comentarios

  1. Dice ser Ignotis parentibus

    El de los gitanos y andaluces es más que suficiente. Batir palmas y zapatear (sudas de cojones)

    09 Enero 2017 | 15:06

  2. Dice ser Francisco de Asís de Ureñas

    3 CONSEJOS MÁS PARA AHORRAR ENERGÍA
    .
    …Preocupante, amigo César-Javier. Teníamos poco con la subida del gas que ahora nos suben la factura de la luz. ¡Y mucho! Según dicen los periódicos, la mayor subida desde 2008. ¡Y un 25% más cara! Según dicen los expertos (porque aquí todo dios habla pero nadie propone soluciones), esa subida se debe a una menor productividad de las centrales hidráulicas y eólicas, por la falta de lluvia y viento durante la Navidad.
    .
    …El caso es que el Gobierno de la derecha nos la vuelve a meter doblada, ahora que no tenemos izquierda fuerte o la poca que hay colabora con Rajoy. Primero encareció la vida subiendo el IPC (1,2%) por encima de las pensiones (0,25%). Después la jugarreta de los carburantes, el gas, la telefonía, internet, la vivienda, el tabaco, el alcohol y las bebidas azucaradas. Ahora nos viene el sablazo de la factura de la luz. Y por supuesto seguimos con el empleo precario, los bajos salarios y la eventualidad laboral. Esto es el PPSOE.
    .
    …En resumen: hay que ahorrar energía, aunque sólo sea para que el Gobierno no se salga con la suya. ¿Cómo? Usted da aquí unos consejos formidables: suelos de madera, aislamiento térmico en paredes y cubiertas, sistemas de climatización eficientes, paneles solares, uso racional de la energía, etc. Un humilde servidor aporta tres soluciones más: vivir en pareja, tomar alimentos apropiados e instalar una tienda de campaña doméstica.
    .
    …VIVIR EN PAREJA. Según un estudio antropológico realizado en 2015 en la Universidad norteamericana de Wichita (Kansas), vivir con nuestra pareja en un piso o apartamento, no sólo libera oxitocinas (la conocida como hormona del amor), refuerza el vínculo afectivo, atempera el cortisol (la hormona del estrés), reduce la inflamación intestinal y la presión arterial, sino que aumenta la temperatura ambiente de la vivienda al aumentar la de los enamorados. Las razones se encuentran en permanente subida de la adrenalina y la catecolamina, instaladas ambas en los tejidos genitales. Es decir, que estando enamorad@s nunca pasaremos frío.
    .
    …TOMAR ALIMENTOS APROPIADOS. Por ejemplo, la pimienta de Cayena, rica en cáspida, que es un producto increíblemente picante y hace subir la temperatura al momento. También producen sensación de calor, mucho calor, con sudoraciones fuertes y picores prepuciales, el chile thai, la hierba piri-piri, el pimiento rocoto o el chile habanero. Estos productos bien condimentados pueden ayudarnos a combatir las bajas temperaturas invernales. Por supuesto, no están recomendados para las personas afectas de hemorroides, fisuras, anos imperforados o con abscesos anorrectales muy dolorosos.
    .
    …TIENDAS DE CAMPAÑA DOMÉSTICAS. En noches con temperaturas muy bajas, volvamos a nuestra infancia. Hagamos tiendas de campaña nocturnas en alguna sala desocupada de nuestra vivienda. Para ello únicamente nos tendremos que ayudar de mesas y sillas. Mínimo necesitaremos 3 mantas. Una para el techo, otra para el suelo y la última para taparnos. Si además escogemos como compañera ‘’scout’’ a nuestra primita la del pueblo, mejor que mejor. El calor estará más que asegurado… y la tienda de campaña, también.

    09 Enero 2017 | 23:12

  3. Dice ser Ignotis parentibus

    Francisco de Asís

    Todo mentira.

    Lo de los scout resulta hasta gracioso. tres mantas y toda la familia dentro de la tienda a calentarse como los animales. Se te ha olvidado incluir las linternas y las bombonas de camping gas.

    10 Enero 2017 | 14:50

Los comentarios están cerrados.