BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Leer muchos libros protege los bosques y lucha contra el cambio climático

unnamed

Esta tarde modero una mesa redonda en Liber, la Feria Internacional del Libro, que en 2016 se celebra en Barcelona. El tema no puede ser más interesante: “Libros que salvan bosques: la responsabilidad medioambiental en el mundo editorial“. Me acompañarán en el debate dos pesos pesados del sector. Gonzalo Anguita, director ejecutivo de FSC España, y Ángel Pérez, director de Producción Editorial de Penguin Random House Grupo Editorial.

Muchos de vosotros os preguntaréis: ¿Cómo va a salvar bosques una industria que tala millones de árboles para producir el papel con el que publica sus libros?

Esa misma duda la he tenido yo muchos años. Ahorra papel y salvarás árboles. No imprimas los correos si no es absolutamente necesario. La mejor manera de proteger el bosque es no cortar un solo árbol. Pero estaba equivocado. Porque en un mundo tan mercantilista como el nuestro, si nadie compra madera para hacer papel y muebles, el precio de esta materia prima caerá por los suelos; dejará de tener una mínima rentabilidad. Y si un bosque no da dinero ya no interesa. No lo cuidamos ni lo plantamos. Lo quemamos, lo talamos y lo dedicamos a cultivar soja, girasol o urbanizaciones. Las gentes que viven junto a él, muchas de ellas comunidades indígenas, serán expulsadas a las ciudades o reconvertidas en granjeros.

Nos olvidamos que no siempre cortar un árbol es una tragedia. Y que existe la silvicultura, conjunto de actividades relacionadas con el cultivo, el cuidado y la explotación sostenible de los bosques y los montes. Cortas uno, plantas 10 o favoreces una regeneración natural muy superior a la extraída.

¿Pero cómo saber si de verdad esos árboles se han cortado con inteligencia y no forman parte del suicida negocio de las talas masivas que están deforestando el Planeta? Pues con una marca seria que lo supervise y certifique. Así nació en 1993 el Forest Stewardship Council (FSC), creado por un grupo de empresas consumidoras y comercializadoras de madera, junto con representantes de organizaciones ambientalistas y de derechos humanos, preocupados por el problema cada vez mayor de la deforestación, la degradación del medio ambiente y la exclusión social.logo

Hablaremos en Liber de manejo cuidadoso de las masas boscosas, ya sean naturales o plantadas. Y de editoriales que han apostado por utilizar pasta de papel cuyo origen está certificado por FSC como prueba de que el papel utilizado en sus publicaciones procede de “bosques y plantaciones gestionados con los más altos estándares ambientales, garantizando una explotación de los recursos sostenible con el medio ambiente y beneficiosa para las personas.

Y ya os adelanto la conclusión más importante. Los libros salvan árboles cuando las editoriales vigilan el origen de sus materias primas. Y nos lo exhiben orgullosas en la página de créditos de cada publicación. Eso sí, añadiendo la marca FSC junto con el código exacto de la cadena de custodia de ese papel; nada de frases grandilocuentes que todavía ponen algunos tales como “Este libro está hecho con materias primas sostenibles provenientes de bosques bien gestionados”. ¡Porque tú lo digas!. Somos consumidores responsables y no confiamos en las buenas palabras de una empresa. Queremos pruebas. Y la mejor de todas es llevar impreso el sello con el famoso logo del árbol.

“Penguin Random House Grupo Editorial ha apostado claramente por esta línea de respeto medioambiental”, me cuenta Carlota del Amo, su directora de Comunicación Corporativa. De hecho, hace dos años fue el primer grupo editorial español en obtener la certificación medioambiental del FSC para todas sus publicaciones. Papel de buen origen que además se obtenga mediante procesos totalmente libres del contaminante cloro. Ese es el camino.

El valor medioambiental de una biblioteca

¿Y qué tienen que ver los libros con la lucha contra el cambio climático? Pues también mucho. El libro es un increíble almacén de CO2 que nos ayuda a luchar contra el cambio climático y que se mantiene con los sucesivos reciclajes. Un kilo de papel almacena 1,3 kilos de CO2, por lo que podemos afirmar que las grandes bibliotecas son en realidad grandes sumideros de dióxido de carbono.

Así que ya sabes. Sé ecologista activo y sigue leyendo libros de papel, muchos libros de papel. Pero del bueno, el certificado. Busca el logo.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

4 comentarios

  1. Dice ser aplícate el cuento

    Tu argumento es demoledor, ahora aplicarlo a la caza ,la pesca y demás actividades del mundo rural .veras porque aquí cada vez que dices alguna tontería amarillista de la caza ,se dice que necesaria Y que cuida delentorno etc etc

    15 Octubre 2016 | 21:18

  2. Dice ser wil

    La coherencia no es lo tuyo Cesar.

    15 Octubre 2016 | 23:46

  3. Dice ser Francisco de Asís de Ureñas

    ¿Y POR QUÉ NO CON EL PAPEL HIGIÉNICO?
    .
    …Querido César-Javier, el fenómeno del papel reciclado no es nuevo, se trató de imponer en España hace muchos años y no triunfó. ¿O ya no se acuerda de cuando nos daban en el instituto esos folios amarillentos con puntitos de colores para los exámenes? No triunfaron porque eran demasiado fláccidos, antiestéticos y no se escribía bien en ellos. Un desastre. La Administración pública fue la primera que los descartó para sus oficinas. Además, los libros editados con papel reciclado tienen menos años de vida. ¿Lo sabía? Un desastre.
    .
    …Pero, mire, ya puestos, sí resultaría muy útil para los rollos de papel higiénico. ¿Sabía que cada hogar español gasta una media de 107 kilos de papel higiénico al año? Y en la fabricación del rollo higiénico (también llamado papel de baño, papel sanitario, papel toilette, papel palpo o confort y papel de c ulo) todavía se utilizan grandes cantidades de pulpa virgen de los árboles. Es decir, que a más demanda de papel, más tala de árboles.
    .
    …Por eso, cuando voy al baño, hago como usted: nada de papel higiénico, uso el bidé para salvar vidas. Cosa que la gente no hace. Sólo el año pasado, los españoles gastaron 24,6 euros más por hogar en papel higiénico (que incluye las toallitas humedecidas, el rollo de papel de hogar, las servilletas de papel y los pañuelos para mocos y gafas) que en 2014, lo cual obligó al aumento de la producción de estos productos en un 3’5%. Resultado: más tala de árboles.
    .
    …Según TNS Wordlpanel, los gallegos fueron los consumidores más compulsivos de papel higiénico, con 142’4 rollos por hogar y año. Le siguieron los vascos con 115 rollos. Después Andalucía con 107 rollos; Cataluña, 100,9; Madrid 102 y Valencia 101,3.
    .
    …Debemos acabar con esos dispendios de papel por 2 razones: 1) la preservación de nuestros bosques; 2) porque el uso desmesurado de papel higiénico no garantiza el aseo personal de quien lo gasta. Sólo lo enmascara.
    .
    …Y una buena solución sería ésa, la del compromiso de Forest Stewardship Council (FSC), de sustituir su obra editorial por la higiénica. Eso sí, ofreciendo a los consumidores un producto reciclado de gran calidad, ya que iría destinado a zonas muy sensibles del hombre (¡y la mujer!). Ni sustancias químicas ni amoniacos; suave al tacto; colores alegres, elegantes, dinámicos, con algún que otro arabesco, marca de agua, olor a aloe vera, varias capas y hasta microcápsulas de crema hidratante. ¿Qué le parece la idea?
    .
    …Así que cambiemos el eslogan: ‘’Hacer mucha c aca [pis, tener catarro, otitis, pelar la pava con la novia] protege los bosques y lucha contra la capa de ozono’’.

    19 Octubre 2016 | 23:34

  4. Dice ser Antonio Larrosa

    Los libros digitales son mejores y son el futuro ya que no hay que destruir árboles para hacer papel ni tener una gran biblioteca para almacenarlos ya que en el espacio de un libro cabe una memoria de muchos megas y un millón de libros electrónicos.

    EL EVANGELIO DEL CENTURIÓN
    no es mi novela más vendida
    pero si la más leida
    lee gratis el borrador en mi web
    antoniolarrosa.com

    21 Octubre 2016 | 01:35

Los comentarios están cerrados.