BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Mortales tendidos eléctricos arrinconan a las avutardas

avutarda

Macho de avutarda muerto tras colisionar contra tendido eléctrico.

La avutarda es la más voluminosa de las especies de la avifauna ibérica y una de las aves voladoras más pesadas que se conocen. Avutarda, avetarda u otis tarda, como se la conoce en latín, en un curioso caso de conservación del nombre vernáculo latino-hispánico desde hace dos milenios recogido ya por los historiadores clásicos Estrabón y Plinio. Es último dice, según recoge Francisco Bernis en su diccionario ornitológico: “otidas… quas Hispania aves tardas appellat“. Así llamadas porque prefieren correr a volar cuando se las molesta, y sólo emprenden vuelo en el último momento.

La razón es clara. Siendo tan corpulentas, el inmenso gasto energético de levantar el vuelo les hace ser muy conservadoras (o vagas) en eso de surcar los aires. Por la misma razón no ascienden demasiado en altura. Sus vuelos son bajos, pesados pero poderosos.

Tanques alados, apenas tienen capacidad para maniobrar en el aire. Por eso vivean en páramos y zonas desarboladas, sin más obstáculos que el cierzo. Hasta que llegamos nosotros. Ahora todas esas planicies están cruzadas por infinidad de tendidos eléctricos de alta tensión, media o baja, pero todos ellos mortales cables invisibles de torreta en torreta con los que fatalmente chocan las pobres aves.

Macho y hembra de avutarda. © Juan Varela /SEOBirdLife

Macho y hembra de avutarda. © Juan Varela /SEOBirdLife

¿Te parece una exageración? En absoluto. Tras un trabajo de más de 20 años, investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC) y de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) han comprobado cómo este tipo de infraestructuras eléctricas afectan a los patrones de migración de las avutardas. Los datos de la investigación, publicada en la revista Conservation Biology, demuestran que más del 20% de los machos de avutarda que migran mueren cada año a causa de las colisiones con los cables.

Para llegar a este resultado los biólogos marcaron 180 machos de avutarda con radio-emisores en 29 grupos reproductores repartidos por la península ibérica para seguir sus desplazamientos durante el resto de su vida.

“La avutarda presenta un patrón de migración parcial: en los mismos grupos coexisten individuos sedentarios y migradores. Esta condición hace que la avutarda represente un modelo excepcional para estudiar aspectos como los riesgos de la migración y sus posibles consecuencias”, apunta a través de una nota de prensa Juan Carlos Alonso, investigador del MNCN responsable del proyecto.

El estudio reveló que la mayor parte de los machos (65%) migraron en verano, mientras que el resto permaneció en sus áreas de reproducción durante toda su vida. Entre los migradores el 21,3% murió por colisiones contra tendidos eléctricos, frente al 6,3% del grupo de sedentarios que murieron por la misma causa, es decir, el riesgo de mortalidad de los primeros fue tres veces mayor.

Esta sangría está provocando profundos cambios en el comportamiento de las aves. Los autores también realizaron censos poblacionales durante el verano a lo largo de 16 años y pudieron confirmar que la proporción de individuos sedentarios ha ido aumentando progresivamente durante el período de estudio, pasando del 17% en 1997 al 45% en 2012.

Cambiando hábitos

Los machos de avutarda común ostentan uno de los records de la naturaleza: con un peso que puede alcanzar hasta los 18 kg, se encuentran entre las aves más pesadas del Planeta con capacidad para volar y efectuar migraciones. Llegado el mes de julio, tras el cortejo, parte de los machos que habitan en la península ibérica realizan una migración estival hacia el norte en búsqueda de ambientes más fríos.

“Los machos inmaduros desarrollan su comportamiento migratorio por aprendizaje social, imitando la conducta de otros machos. Como cada vez hay menos migradores en la población, el fenómeno podría llegar a desaparecer, más si se tiene en cuenta que la red de líneas eléctricas de transporte en España ha experimentado un crecimiento extraordinario en los últimos 50 años: de mil kilómetros en 1960 a más de 40.000 en la actualidad”, subraya Carlos Palacín, primer autor del trabajo.

La avutarda es una joya natural y una inmensa responsabilidad para España, donde se refugia la mitad de su población mundial. Durante siglos fue una codiciada pieza de caza. Protegida en la actualidad, los cables eléctricos están poniendo en serio aprieto a sus poblaciones y obligándoles a cambiar de hábitos, haciéndolas más sedentarias y, con ello, reduciendo el necesario intercambio genético entre sus poblaciones al aumentar la endogamia.

El problema es grave y no sólo afecta a las avutardas. Como ya os he contado en el blog, recientemente nueve entidades relacionadas con la conservación de la naturaleza han creado la Plataforma SOS Tendidos Eléctricos. Con esta acción se pretende alertar a la opinión pública sobre la gravedad del problema de la electrocución y la colisión de la avifauna en los tendidos eléctricos, que causa la muerte anualmente de cientos de miles de aves en España. O actuamos pronto o esto se nos va de las manos.

Artículo citado: Palacín, C., Alonso, J.C., Martín, C.A., Alonso, J.A. 2016. Changes in bird-migration patterns associated with human-induced mortality. Conservation Biology. DOI: 10.1111/cobi.12758

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

 

5 comentarios

  1. Dice ser me rio de janeiro

    ¿Cómo puede ser que me sigan alucinando tus interpretaciones!?!?! Si en un estudio de 16 años de duración mueren el 21 % de los machos estudiados, ¿cuál es tu interpretación?

    “..más del 20% de los machos de avutarda que migran mueren cada año a causa de las colisiones con los cables”

    Madre mia Cesar!!! Si yo fuera miembro de algunas de las asociaciones a las que preteneces te obligaba a realizar un cursito de estadística bósico. Así mi Asociación no sse vería asociada a semejantes interpreteaciones.

    En cuanto a la segunda interpretación donde se defiende un cambio de hábitos debido al aumento de tendido eléctrico, debo decir que me resulta curioso que Society for Conservation Biology publique soberana estulticia. El árticulo dice que como no descubren ningún factor que explique el cambio de hábitos entonces es que la causa es el aumento del tendido eléctrico. Yo voy a apuntar otra serie de posibles factores, podría ser el aumento de la superficie de placas solares, seguro que obtienen una correlación positiva entre ambas variables dado que esta supreficie ha aumentado desde 1997 a 2015. También podría se el aumento del nivel de corrupción de nuestros políticos que crece exponencialmente desde 1978.

    Eureka!!! El aumento de la superficie de placas solares esta altamente correlacionado con el aumento de los niveles de corrupción política!!! Y encima tendré razón, jajaja!!!

    En definitiva, esto es la investigación de hoy en día. Científicos obligados a publicar lo que sea y publicaciones obligadas a coger cualquier artículo.

    Y para rematar, Cesar y sus intepretaciones.

    02 Octubre 2016 | 11:25

  2. Dice ser El Andoba

    Avisa a los animalistas (que para eso cobran) Que pidan que desaparezcan los cables, que multen a los responsables, que hagan manifestaciones y que repartan candiles para iluminarse ….. Ya te vale !!!

    02 Octubre 2016 | 13:06

  3. Dice ser Contestataria

    ¿Pero no quedamos en que se estaban estudiando, con las compañías eléctricas, los “puntos negros” de los tendidos, para evitar estas muertes?, no sé a qué están esperando para solucionar este problema tan grave. Hay muchas formas: señalizarlos, enterrarlos, desviarlos, aislarlos…

    02 Octubre 2016 | 13:43

  4. Dice ser de puebloooo

    Se te ve el plumero a distancia, chaval. Deja que las avutardas estiren el cuello, que ya saben ellas lo que hacen y vete a vivir al monte una temporada, que me parece a mi que mucho estudio y mucha hostia, pero todo puro postureo. Ecologista de salón.

    Por cierto, os poneis de acuerdo todos para escribir estas tonterías? Porque resulta que haciendo una búsqueda por imágenes, he encontrado al menos 10 artículos de diferentes medios hablando de lo mismo… y algunas de puerto rico…

    https://elguadarramista.com/2016/10/01/el-naturalista-y-sus-inseparables-guias-de-aves/
    http://noticiasdelaciencia.com/not/21054/los-tendidos-electricos-ponen-en-riesgo-la-migracion-de-las-aves/
    http://portalelbohio.es/?p=11578
    http://www.eldigitaldeasturias.com/noticias/los-tendidos-electricos-tienen-un-alto-impacto-negativo-en-la-migracion-de-las-aves/
    http://noticierouniversal.com/intelectualidad/como-alteran-las-infraestructuras-la-migracion-de-las-aves/

    Veremos lo que dura esto aquí…

    02 Octubre 2016 | 15:10

  5. Dice ser Aquí puede haber parné...

    El ecolojetismo (por supuesto subvencionado y bien pagado) ahora no quiere tendidos eléctricos como antes no quería presas hidráulicas ,ni tampoco molinos eólicos ,ni energía nuclear ni postes.
    Cuando estos lanzan una campaña para luchar contra algo es que la ecosubvención ya está rastreada y definida.Todo sea por la paguita, el estudio, el proyecto o lo que sea con su correspondiente dotación económica de las arcas del Estado o la la Comunidad Económica Europea.
    Lo huelen, lo rastrean…..

    03 Octubre 2016 | 10:03

Los comentarios están cerrados.