BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Comer en los basureros resulta muy peligroso

NP GREFA 150811 Antídoto buitre negro

Esta semana han aparecido muertos seis ejemplares de buitre negro en el vertedero del Centro de Tratamiento de Residuos de Ávila Norte. Se trata de la mortandad más grave para este especie de las conocidas en los últimos años en Castilla y León y en España.

A falta de una investigación en profundidad y de contar con los datos definitivos de los análisis toxicológicos de los cadáveres, todo parece apuntar a un envenenamiento masivo causado por la ingesta de algún producto tóxico o resto animal contaminado que fue depositado en el basurero de Ávila.

A muchos les sorprenderá, pero los fabulosos buitres negros (Aegypius monachus), esas hermosísimas aves carroñeras tan especiales de nuestra fauna salvaje ibérica, se alimentan en un alto porcentaje de basura. De nuestras basuras. Y al igual que hacen buitres leonados, alimoches, milanos, cigüeñas, cuervos e incluso águilas reales e imperiales, visitan con frecuencia los vertederos en busca de esas carroñas que en lugar de abandonar en el campo, como se siempre se hizo, ahora se llevan a estos modernos “centros ambientales”. Un nuevo hábito alimenticio muy peligroso para ellas.

En los basureros se depositan, además de animales muertos y desechos alimenticios, toda clase de productos tóxicos y peligrosos. También hay ingentes cantidades de plásticos y cuerdas que, para este tipo de aves, pueden convertirse en trampas mortales. Por no hablar de los peligrosos tendidos eléctricos que rodean las instalaciones y donde muchas veces mueren por choque contra ellos o directamente por electrocución.

Como han demostrado los trabajos de seguimiento de esta especie realizados en los últimos años por grupos conservacionistas como SEO/BirdLife, WWF, GREFA o el Colectivo Azálvaro, en colaboración con las comunidades autónomas de Castilla y León y Madrid, diariamente se desplazan a comer en el vertedero abulense decenas de buitres negros y centenares de buitres leonados desde sus colonias de la Sierra del Guadarrama y del Valle de Iruelas, en Gredos. Es su peligroso restaurante.

La situación es anómala y provoca un grave riesgo para estas valiosas especies protegidas. Por ello, las diez organizaciones que forman parte del Programa Antídoto de lucha contra el envenenamiento de la fauna salvaje han hecho un llamamiento al Consorcio Provincial de Residuos de Ávila Norte y a la Consejería regional para que se tomen medidas que impidan que las aves sigan entrando masivamente a este vertedero. También piden la instalación de comederos específicos para los buitres, mantenidos por los ganaderos a modo de muladares, como siempre se hizo, que les disuadan de acudir a basureros.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

 

6 comentarios

  1. Dice ser Puaj

    “Se trata de la mortandaz más grave”

    Por favor…. ¿¿la mortandaZ??

    Qué desprecio a la lengua…

    14 Agosto 2015 | 12:37

  2. Dice ser Sicólogo Astral

    “La mortandaz” es una degeneración del idioma español por parte de los madrileños igual que los laismos. igual que dicen “Madriz” también dicen “mortandaz”. los madrileños están destruyendo el idioma español con su ignorancia paleta.

    14 Agosto 2015 | 15:36

  3. Dice ser Carmela

    No todos podemos ser de Valladolid.

    14 Agosto 2015 | 22:05

  4. Dice ser Basura e inmundícia americana

    Obama incluye a La Mala Rodríguez en su lista de canciones para el verano

    Ver más en: http://www.20minutos.es/#xtor=AD-15&xts=467263

    HABLANDO DE BASURA, EH AQUÍ UNO DE LOS MÁXIMOS EXPONENTES VISIBLES A SEMEJANTE ARTÍCULO.

    BASURA DE LA PEOR, AMÉN.

    PERECERÁN, NO PODRÁN SOPORTAR EL JUÍCIO FINAL.

    15 Agosto 2015 | 06:03

  5. Dice ser wil

    Corrige lo de la mortandaz por favor que me sangran los ojos.

    15 Agosto 2015 | 11:01

  6. Corregido “mortandad” y perdonad la errata.

    16 Agosto 2015 | 17:36

Los comentarios están cerrados.