BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Primer videoclip murciano para proteger una especie amenazada

Garbancillo

Me encantan. Ya sabéis que soy muy fan de los entusiastas promotores del proyecto LIFE+ del Garbancillo de Tallante, oficialmente denominado  “Conservación de Astragalus nitidiflorus en su hábitat potencial en la Región de Murcia“. Una planta endémica que vive exclusivamente en el Campo de Cartagena y con una historia fascinante para la botánica. Después de haber estado desaparecida durante 95 años, en 2004 fue redescubierta para formar parte de la identidad de las poblaciones de Tallante y  Los Puertos de Santa Bárbara, su única zona conocida de distribución mundial. 

garbancillo (1)Un garbancillo sin garbanzos (se parece por la forma, pero nada que ver con nuestra leguminosa) que protege el desconocido y muy valioso paisaje de los volcanes cartageneros.

¿Cómo explicar a la población local la importancia de una humilde plantita que no sirve ni para adornar macetas? El equipo de divulgación del proyecto científico, dirigido por la Universidad Politécnica de Cartagena, ha promovido una amplia variedad de actividades populares posibles, incluyendo maratones, concursos gastronómicos, campos de trabajo y hasta bicicletadas. Pero su última acción supera todo lo inimaginable: grabar un videoclip.

Han contando con la participación del divertido grupo musical Materia Primo, responsable de componer un tema dedicado en exclusiva al garbancillo de Tallante. Es una rumba titulada “Astragalus nitidiflorus”, especie que, explica el pegadizo estribillo: «No se puede comer, no se puede pisar, sombra no me da». Pero nos gusta y nos sentimos orgullosos de ella.

La música es, como diría mi amiga Odile Rodríguez de la Fuente, “la repera“. Lo es aún más la forma en la que han logrado integrar a los vecinos en la producción del vídeo, en el que se integran como figurantes y hasta cocinan unas ricas migas para artistas, productora y resto de ayudantes, y se suman al concierto final que el grupo Materia Primo ofreció al final del día en la plaza de la ermita de Tallante con el fin de tomar más imágenes de este pueblo. E incluso cuentan con camión tuneado a modo de escenario portátil que incluye los muy serios y pomposos logos de la Unión Europea.

Echad un vistazo al vídeo y dadme vuestra opinión ¿No es una maravilla?

Ahora, eso sí. Habrá que ver la cara de los burócratas de la Comisión Europea cuando los del proyecto LIFE les presenten tan brutal iniciativa de divulgación medioambiental. Seguramente reafirmará su idea de que los españoles estamos muy locos. Pues sí señores, maravillosamente locos.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

3 comentarios

  1. Dice ser lector

    Se conserva esta planta y se asesina a los hijos de los humanos en el vientre a la carta.
    Me parece bien que se intente conservar y proteger, así debería ser la vida humana, igual que esta planta.

    21 Julio 2015 | 19:39

  2. Dice ser José M. Cuenca Toribio

    IDEAS PARA PROTEGER AL ASTRAGALUS
    .
    …Pues sí, amigo César-Javier, cuente usted conmigo para promocionar la plantita cartagenera (el “Astragalus nitidiflorus” o la “Singarbanzo”). Pero para conseguirlo, todos sabemos que es necesario avalarle alguna utilidad. ¡Así es el mundo de materialista! Lo hablábamos el otro día a propósito de los incendios y el abandono de los montes. Si la gente no tiene en los bosques su medio de vida, los bosques se abandonan y acaban ardiendo. Pues algo muy similar ocurre aquí. Por eso un servidor se ha propuesto encontrarle a la fea ramita una serie de estupendas aplicaciones. Ya verá cómo, una vez puestas en marcha, el Astragalus será el ramajo estrella de Cartagena, se crearán huertas especializadas y aumentará el turismo en la ciudad.
    .
    …1º) Bienvenido el Artragalus a la gastronomía cartagenera. Y usted dirá con sorpresa: “¿cómo es eso, si el astragalus no se come?” Y yo le respondo: “efectivamente no se come”. Pero ¿acaso usted se come el plato donde su señora le sirve semanalmente las alubias? (O el palito de madera donde va montado el sabroso helado de crocanti) Quiero pensar que no. Y sin embargo, ¡qué imprescindible resulta para portar los alimentos! ¡Y cuánto adorna si además está hecho de porcelana y tiene pintada en el borde la ramita de un ciruelo (o de un Astragalus)! Pues ahí tiene la clave.
    .
    …Pero todavía se puede llegar más lejos con el ornamento, amigo César-Javier. Cogemos un plato típico de Cartagena, por ejemplo, el Caldero, que es un arroz de pescado, y lo cocinamos de la siguiente manera: freímos unas ñoras y algunos tomates troceados en una olla y le añadimos pimentón. Picamos después en un mortero una cabeza de ajos y las ñoras, y se añade al sofrito con 4 litros de agua y un poco de sal. Cuando empiece a hervir se le añade la morralla y las doradas, limpias y cortadas a trozos. Y se deja hervir un cuarto de hora. Una vez hecho el caldo, y bien colado, se trasvasa a una paellera donde lo coceremos con el arroz.
    .
    …Una vez en su punto (cremoso) lo servimos aparte. En un lado el arroz; en otro, la fuente de doradas con el caldo, 2 dientes de ajos picados y ¡atención! Un ramito de perejil. Pues bien, sustitúyase este ramito de perejil, que no aporta nada a la tierra, por una ramita de Astragalus y ya tendrá usted integrado en un plato típico de Cartagena su gastronomía con su flora. Porque no todo lo que se sirve en un plato ha de comerse. ¿O es que acaso usted se comería el ramito de perejil de la olla? Sería el único. Como tampoco nadie se zampa la piel de los ajos que se sirven con las tradicionales migas.
    .
    …Los demás platos típicos de Cartagena (ensalada cantonal, pulpo a la cartagenera, el bonito con tomate, el campero…) también podrían culminarse con esta leguminosa de la tierra. ¡Que tampoco es tan fea! Porque pintada con spray de colores y perfumada con agua de rosas podría perfectamente formar parte de los parterres más distinguidos de Madrid. O alegrar las solapas más importantes del Congreso. O embutirse en los escotes más apretados de Cartagena. Y usted me reprochará: “Pero, oiga, es que así de perfumada y colorista no es la dichosa ramita cartagenera, sino más bien tirando a fea. Usted la está disfrazando de lo que no es”. A lo que yo le respondería: “de ninguna manera, ¿acaso las mujeres no son flores perfumadas y pintadas a diario? ¿Y no son por eso las mismas y las queremos igual?”

    22 Julio 2015 | 00:52

  3. Dice ser Verdad

    Eh, paleto ecolojeta, no informas de que a los ganaderos presuntamente acusados de fraude en las indemnizaciones por ataques del lobo por las mafias ecolojetas subvencionadas les estan declarando inocentes. Se ve que no te interesa la verdad sino que solo te mueve tu misantropia y odio a la raza humana, que es lo que se esconde tras cada ecolojeta de ciudad, aparte de un afan insano por vivir sin trabajar y cobrar subvenciones para no dar un palo al agua en la vida. Retratado quedas tu y todos los paletos de ciudad que se tragan las falacias de los ecolojetas subvencionados.

    23 Julio 2015 | 22:43

Los comentarios están cerrados.