BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

El consumo de cerezas puede perjudicar seriamente a la naturaleza

Morello_Cherries

 

Soy el primero en admirar la espectacular floración de los cerezos en el norte de Cáceres. Uno de tantos ecoturistas maravillado por ese paisaje, nuestro más ibérico festival Hanami. También soy (cómo no serlo) un entusiasta de la cereza, exquisita fruta directamente asociada a mi niñez y a esos interminables atracones a pie de árbol y bicicleta.

Pero a pesar de ello, o precisamente por ello, y del consejo prudente de mis amigos respecto a lo peligroso de meterse en este tipo de jardines, voy a meterme en este cerezal para denunciar lo que muy pocos amantes del Valle del Jerte saben: el imparable monocultivo de la cereza está acabando con los últimos prados y bosques de montaña de Extremadura, además de matando sus famosas gargantas.

Con un mercado creciente, el negocio está ahora en plantar cuantos más cerezos mejor. El coste medioambiental no importa. El pasado fin de semana, sin ir más lejos, un naturalista extremeño se daba de bruces con la realidad de tamaño desafuero. Tres camiones enormes con grúa retiraban en el robledal de Cabezabellosa, un importante espacio natural protegido como Zona LIC por la UE, robles centenarios arrancados de cuajo para dejar sitio a los cerezos. Lo llaman limpiar el monte. Y nadie les denunciará, a pesar de estar haciéndose en plena época de cría de especies protegidas, porque nadie se atreve a criticar un cultivo tan rentable.

Más de un millón de cerezos tienen la culpa. Las variedades locales han desaparecido, arrinconadas por productivos clones industriales, mientras el cultivo, tradicionalmente de secano, se ha reconvertido a regadío. Este último cambio es responsable de que las famosas gargantas jerteñas ya no sean ríos vivos, agotadas por la sobreexplotación.

Y aquí me ven hoy, mirando a las cerezas con temor, sin más información que mis dudas. ¿Cómo saber si estoy fomentando con este consumo la destrucción de bosques maravillosos? A falta de etiquetas específicas de producción sostenible, sigo con el mismo dilema.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

46 comentarios

  1. Dice ser Ram

    como todas las frutas son los pasteles de la naturaleza, bombas llenas de fructosa que suben el azucar … bonitas son las frutas pero no recomendables para comer

    05 Junio 2015 | 08:22

  2. Dice ser Luis

    A los ecoturistas (como ahora te autodenominas) se os ha olvidado una cosa, y siempre se os olvida,las gentes del campo deben cultivar para poder vivir.
    Y deben trabajar duro para poder vender productos, y ahora el cultivo del cerezo es lo único que es rentable en varias regiones de Extremadura.
    Os propongo una cosa, pagarles vosotros de vuestro bolsillo para que se mantengan esos robles de que hablas y para que no se planten cerezos ¿hace?

    05 Junio 2015 | 08:40

  3. Dice ser SES

    Luis, las cosas no son tan sencillas. Si le pagas a esos agricultores para que no siembren, vendrá otro que necesitara vivir, para lo que es imprescindible destrozar los bosques que son de todos. Habrá que pagarle también, claro. Y el siguiente te llamara desde su casa, “o me pagas o yo también arranco arboles”. El sembrar MAS cerezos no es para vivir, es para ganar MAS. Los que tienen cerezos ya viven, quieren mas, y no les importa destrozar lo que sea, si con ello ganan mas y mas y mas. y no son los que recogen la fruta, precisamente.

    05 Junio 2015 | 08:48

  4. Dice ser JOSEP333

    Ya salió el naturalista de turno. Que si monocultivo de cerezas, que si monocultivo de cereales.

    La gente de campo tiene que vivir. Y USTED TIENE QUE COMER, PORQUE COMO DEJEN DE CULTIVAR PLANTAS LO ÚNICO QUE LE QUEDARÁ PARA COMER SERÁ MIERDA.

    A veces hay que ser duro. Es como el que se queja de que se embalse el agua y se use para producir electricidad, electricidad que usará para hacer el típico “comentario despectivo” sobre la generación eléctrica. Pero claro… no lo escribirá precisamente a mano… o que se pongan generadores eólicos porque ESTROPEAN EL PAISAJE…
    Y por cierto, en mi pueblo, hace años hubo una verdadera fiebre de la cereza y para lo pequeño que es, se plantaron decenas de miles de estos frutales, hoy completamente abandonados.

    05 Junio 2015 | 09:02

  5. Dice ser JOSEP333

    Perdone SES, pero… NO TIENE NI PUTA IDEA DE LO QUE ES SER AGRICULTOR. PERO NI PUTA IDEA.

    Tal como está el patio hoy en día, DEDÍQUESE USTED, SOLO UN PAR DE AÑITOS A LA AGRICULTURA, a ver si sigue teniendo cojones de escribir tanta chorrada. No estoy insultando ni trato de faltarle al respeto; ni mucho menos. Pero a veces, hay que saber de que se está hablando ya que un blablabla sin conocer todos los detalles es algo falso y trivial.

    05 Junio 2015 | 09:08

  6. Dice ser Francisco

    Y lo mismo que con los cerezos pasa con las higueras, que reemplazan sin gracia a los árboles de los castañares. Aunque en este caso muchas veces sustituyen a castaños muertos por causa de no sé que bichito “gracioso” que los seca. Digo yo que se podrían plantar en su lugar nuevos castaños que parece ser la solución, pero no, se plantan higueras que dan más dinero y tardan menos en dar. ¡Qué cambio de paisaje tan espectacular! !Qué cambio de regadío por secano! Y dicen que también hay que arrancar los olivos. ¿Pero no hay nadie que ponga puertas al campo?

    05 Junio 2015 | 09:18

  7. Dice ser pepe ruiz

    Dejad a los agricultores tranquilos, o es que quereis que se mueran de hambre, cultivan con mucho sudor, lo que les es rentable, y se tienen que ajustar a los tiempos.Si tenesi lo que hay que tener, ir una temporada a cultivar en campo y después hablamos.

    05 Junio 2015 | 09:49

  8. Dice ser dadyn

    Josep333 vaya mierda suelta usted por la boca sin argumentar absolutamente nada….vergonzoso…este hombre habla de la gula del empresario, que al fin y al cabo es el que se va a llevar limpio el dinero, ignorante es usted…agricultor de mierda…y se lo digo porque usted también insulta, que puede haber una agricultura sostenida…pero no….a malgastar agua a raudales….para no gastarse un duro en mejores sistemas….

    05 Junio 2015 | 09:51

  9. Dice ser Sicólogo Astral

    De todos los atropellos a la naturaleza el que mejor tolero es de la siembra de las tierras porque es con un buen fin de darnos frutos.

    05 Junio 2015 | 09:59

  10. Dice ser dadyn

    Sicólogo astral si y no…hay miles de maneras de plantar sin malgastar tanta agua, el 70% o más del agua dulce que se gasta es para la agricultura podiendo optimizar mucho muchísima es malgasto…

    05 Junio 2015 | 10:01

  11. Dice ser Paz

    Los que más daño hacen son los ecoturistas, sin ninguna duda.
    Para que ellos puedan disfrutar de un paisaje x o y, no piensan que mucha gente debería morirse de hambre.

    Luis, Josep333 tenéis toda la razón.
    Habría que apoyar a los agricultores, que son al final los que nos dan, literalmente, de comer para que pudieran encontrar la manera más eficiente (eficaz y rentable) de producir.

    05 Junio 2015 | 10:18

  12. Dice ser nekane

    leyendo comentarios se entiende le nivel del país, ..jodé, más claro agua: si no se respeta el suelo se pasa del café para todos a no hay café ni cafeteria ..si es que…
    el agricultor copetente ama la tierra, la entiende, la respeta y la cuida, el de hoy es avaricioso, otro capitalista más, la explota, la esclaviza y… acaba con ella, porque en éste mundo señores: TODO ES MORTAL

    05 Junio 2015 | 11:06

  13. Dice ser nekane

    ..anda que el tal Ram, el primer comentarista
    mejor que no nos toque una cereza que con ese contexto igual nos la contamina
    qué país, jesús, qué país!!!!!

    05 Junio 2015 | 11:22

  14. Dice ser Mar

    Después de leer este articulo,no hago más que pensar en la poca información que se tiene del suelo,que es el motor que hace crecer nuestros bosques,frutales, hortícolas….
    Cuándo Cesar Javier Palacios,habla de monocultivos de cerezos,no está hablando más que de agotamiento del suelo,y de que en un futuro no muy lejano,será imposible vivir del cerezo,por que el suelo ya no responderá. el agotamiento de nutrientes,las plagas incesantes por la mala praxis del monocultivo,harán de la tierra del Jerte, una tierra yerma.
    Evidentemente muchas familias viven del cultivo del cerezo,sin pensar en sus nietos,o generaciones venideras,que no tendrán la oportunidad de utilizar la tierra,para ningún tipo de cultivo, claro ejemplo, los invernaderos de Almería.
    Cerezos,si, claro que si, pero de manera moderada,sin dañar el ecosistema,ni cambiar el paisaje,respetando variedades autóctonas, y por supuesto si caer en el egoísmo de sacar de la tierra robles,y decir que están limpiando el monte.
    Soy agricultora,y se de lo que hablo.Tarde o temprano habrá que lamentarse de esta mala praxis, y para entonces,seguramente no podamos hacer nada.
    Piensen en cómo han encontrado el valle y como les gustaría,que lo encontrarán sus futuras generaciones.

    05 Junio 2015 | 11:46

  15. Dice ser Rural

    Aqui solo hablan ecolojetas y urbanitas que pisan el campo los findes.
    Ecoturistas que viven muy bien en la ciudad en su oficina a salvo del pedrisco, las heladas y
    los bajos precios que pagan a los agricultores.
    Señores, para hablar lo primero es tener conocimiento de causa y ni uno solo de ustedes la tienen.
    Apoyo a los agricultores extremeños por que se lo dura que es la vida en al campo y lo que hay que sudar la frente para que cuatro asfálticos nos digan que no hay que plantar cerezos y dejar todo como está para que vengan ellos los findes a hacer fotos.
    Animo agricultores!!!

    05 Junio 2015 | 12:00

  16. Dice ser Warp

    Las cerezas que he probado este año son ácidas como limones.

    No compro fresas desde hace tres años, todas salen de corcho, sin sabor a fresa y bastante ácidas. No importa el origen, todas son igual de horribles. Con las cerezas la textura sigue siendo la misma, el sabor no, así que imagino que vamos por el mismo camino.

    Aparte, el bosque español siempre ha sido de robles y encinas. En un afán por destruir bosques, tras cada incendio se repueblan con pinos, que arden como teas, supongo que para que ardan con más rapidez. La culpa de esto no la tienen las cerezas, ya llevamos muchas décadas así.

    05 Junio 2015 | 12:25

  17. Dice ser Lola

    Otro ejemplo de destrucción que terminó en completo desastre.
    https://azayas48.wordpress.com/2012/03/27/tapaste/

    05 Junio 2015 | 12:39

  18. Dice ser Ivan

    DEMASIADOS ERRORES PARA UN ARTÍCULO TAN CORTO:

    1- Ha enlazado usted “Valle del Jerte” a “Jerte” en la wikipedia. No tiene sentido. El nombre del Valle es por el río, no por el pueblo. El Valle lo componen 11 municipios, Jerte es solo uno de ellos.

    2- Transformar un cultivo en el Valle del Jerte (lo que se conoce como “cambio de cultivo”) es el último paso de un proceso largo, regulado y sometido a controles medioambientales. Por ejemplo no se puede cultivar según qué a más de tal altitud… Le sugiero que se informe. Por su artículo parecería que en la comarca cada cual hace lo que le viene en gana.

    3- En el Valle del Jerte, como en cualquier otro sitio, cada agricultor obra en SU PROPIEDAD hasta donde la regulación y las leyes le permiten… claro está, pero es que en su “pseudoartículo” da la impresión de que en el Jerte se talan bosques públicos, gargantas y sierras para plantar cerezos… y no es el caso. En absoluto. Confunde usted churras con merinas.

    4- Cabezabellosa ( donde usted cuenta, que le han dicho, que vieron…) arrancar árboles NI SIQUIERA ESTÁ EN EL VALLE DEL JERTE (una falta gravísima de documentación por su parte) Ese municipio pertenece a la comarca de “Trasierra-Tierras de Granadilla”….

    5- En el Valle del Jerte existe un proyecto pionero para garantizar el cauce de gargantas y río y el consumo responsable de agua… entre otras cosas. Los agricultores se han organizado en “comunidades de regantes” y construido balsas (fuera de las gargantas) para guardar agua en periodos de lluvia y usarla en verano… De esto usted tampoco ha oído hablar.

    6- La práctica totalidad del Valle del Jerte (más del 90% de su territorio) se encuentra amparada por alguna figura de protección medioambiental, pues en el confluyen de modo solapado dos redes de espacios protegidos. Por un lado la Red Natura 2000 y por otro la Red de Espacios Naturales Protegidos de Extremadura (RENPEX). Está presente nada menos que en tre LIC (Lugares de Interés Comunitario) una ZEPA (Zona de Especial Protección de Aves) y posee una Reserva Natural: la Garganta de los Infiernos, con un territorio de casi 7.000 hectáreas. Todo ello en una comarca que no es especialmente grande… ni mucho menos…

    7- En el Valle del Jerte se cultivan variedades de cerezas únicas en el mundo. Por lo que tienen una Denominación de Origen Protegida. Son las picotas. Que llevan en el valle siglos. Ni “han desaparecido” ni “están arrinconadas” como usted dice. NI NADA QUE SE LE PAREZCA. Representan cerca del 30% de la superficie dedicada al cerezo y, por su calidad y cantidad, puede decirse que son las variedades más importante en la zona. Són solo 5, mientras que en el Valle se cultivan más de 100 variedades diferentes. ¿Entiende lo ABSURDO de su afirmación?

    Le sugiero que antes de escribir pregunte, antes de opinar se informe, y antes de dedicarse al periodismo baraje usted otras opciones.

    05 Junio 2015 | 12:44

  19. Dice ser agricultor

    Yo soy agricultor, y no hay excusa para arrasar el terreno rustico no agricola, aqui en Huelva arrasaron con parte de doñana y ahora quieren legalizar el destrozo. Lo cierto es que no necesitamos arruinar el monte para vivir bien, lo que se necesita son INSPECCIONES que regulen las barbaridades que se hacen tanto ambientales como de explotacion laboral. Es imposible competir con otros agricultores y grandes empresas agricolas si eres legal, ya que la gran mayoria del sector funciona cometiendo fraudes cada dia sobretodo en temas de la mano de obra.

    Resumiendo, mano dura al sector de la agricultura, regulacion de mercados YA (regulación para que funcionen bien, que la competencia sea legal) y que las multas por las inspecciones sean cada vez más duras a los que reincidan.

    05 Junio 2015 | 13:57

  20. Dice ser Homo asfálticus ecologistae

    (Dedicado especialmente a quienes no comprenden que para comer jamón hay que matar cochinos y a los que para comer cerezas hay que plantar cerezos.)

    El hombre del paleolítico era cazador y recoletor. Su impacto sobre tierra fue mínimo, ,alguna especie extinguida tal vez. La revolución neolítica supuso estabular las antiguas piezas para multiplicarlas y tenerlas siempre a mano y cultivar lo que antes se recogía silvestre. El hombre ha comido siempre animales, ha aprovechado su piel, sus tripas, su leche, sus crias. Lo sigue haciendo. Más que nunca y en cantidades cada vez más grandes . Y para ello ha debido matarlos, ha tenido que sacrificarlos.

    El neolítico supuso el gran salto delante de la humanidad, que todavía no hemos dado en el mar donde , aunque con enorme y terrible eficacia predadora , seguimos aún en el paleolítico. El hombre del neolítico troqueló la naturaleza y el paisaje , causo impactos pero otras especies se aprovecharon de nuevas y mejores fuentes de alimentos. No afectó de manera grave a la tierra.
    El homo asfálticus si. La ha contaminado, cementado, emponzoñado y acogotado hasta ponerla en un serio peligro que amenaza al planeta mismo. El vive, en España más del 80 por 100, en las ciudades. No la trabaja, no cultiva, no cría animales, no la conoce, no ve ni entiende el viejo discurrir de la vida y de la muerte que a cada instante se produce y multiplica.

    Pero ahora, el fin de semana y tras haber asaltado con su hormigón los reductos más salvajes, ha decidido que solo el la comprende, que el y nadie más que el es su amoroso defensor. Y está totalmente dispuesta a librarla de la opresión de los hombres que sobre ella viven. Ha de arrojar de su seno a labradores, ganaderos, cazadores, silvicultores y a todo bicho humano viviente que según el es fuente continua de agresiones. Ha decidido que el hombre rural debe ser extirpado para que la Naturaleza recubre su virginal apostura. Para que el homo urbanus asfálticus pueda acudir los fines de semana y los momentos de relax a disfrutar de ella. La Naturaleza ha de ser y sólo servir para el descanso del guerrero urbano.

    Cualquier científico sabe que ello es una estupidez flagrante y si algo falta en nuestros campos es gente que los cuide y trabaje. Que se necesita labor, que sin ella, sin ganados, sin limpiezas, sin podas , sin rozas llega la broza, se ahoga el bosque y asoma la oreja el fuego. Lo sabe el científico y lo sabe el hombre rural. Pero todo se mueve en contra, toda la supuesta protección parece ir en la dirección exactamente opuesto. De lo que se trata es de echarlos. Como si fueran tantos, como si no fueran cada vez más viejos.
    Publicidad

    O sea, que cuando en realidad a quien debiéramos proteger es a la tierra de tan insidiosa raza , resulta que ella, convertida en casta superior(el urbanus asfálticus ecologistae), erigidos en sumo sacerdotes bendecido por la sagrada verdad revelada por el profeta Ecologistus , sin un voto que les avale ni un escaño que les legitime , son quienes impulsan la leyes y las normas para arrojar a quienes la han cuidado desde siempre.

    Su odio va contra el cazador, contra el agricultor, contra el ganadero . El homo urbanus asfálticus sigue comiéndose los animales que otros estabulan, los peces que otros capturan , los productos que otros cultivan pero no los ve como tales sino como algo envuelto y ya manufacturado que crece en las estanterías de los supermercados. Con la filosofía mentirosa de Disney como bagaje doctrinal, con su ignorancia supina de la Naturaleza como escudo y con la visión esencial del campo como una postal ante las que ellos se arroban en sus bucólicas visitas, nadie más que ellos es el enemigo publico numero uno de un Medio Ambiente que tanto alardean defender y de cuyo cuento, presupuestos y subvenciones viven decenas de miles de burócratas en las ciudades .

    Un día sabremos cuantos parásitos de tan peculiar especie está engordando con el presupuesto, cuantos millones de euros han digerido sus incontables organizaciones, cuantos se han forrado con la maula . Con más sueldos que votos, con más enganches que las garrapatas, con más poder que cualquier elegido por sus convecinos ellos son los auténticos peligros para nuestros campos y nuestras tierras , para las gentes que allí aún sobreviven y para los verdaderos conservacionistas que allí trabajan con ellos codo a codo en la verdad y en la defensa de la Naturaleza.

    05 Junio 2015 | 14:34

  21. Dice ser Rita

    JOSEP333

    Pan ahora para hoy, hambre para mañana. Si destrozas el medio ambiente de esa manera, olvídate del agua subterránea. Pozos por debajo del nivel freático y escasa biodiversidad nos lleva al caos, sí o sí.

    A ver si los ignorante aprenden de una vez que nosotros formamos parte del ecosistema, alterarlo significa tirar piedras sobre nuestro propio tejado. Deje de mirar solo su bolsillo, no somos entidades independientes, dependemos de toda las especies que nos rodeen aunque los paletos piensen lo contrario.

    05 Junio 2015 | 15:08

  22. Dice ser Rita

    Perdón por la mala gramática, voy con prisas.

    05 Junio 2015 | 15:11

  23. Dice ser Paco

    ya todo eso esta muy bien y tal pero a q todos queremos cerezas baratas? los campos de trigo no se han cargado el bosque mediterraneo? todas las cabezas de ganado del mundo consumen lo mismo q 8mil millones de personas… mas de los q somos… para eso hay q producir mucha mucha comida (pq las vacas no pastan en el monte, eso es de heidi) y con eso se destruyen millones de hectareas de bosque… estas dispuesto a dejar de comer carne? mucho menos daño hace la cereza te lo aseguro

    05 Junio 2015 | 16:11

  24. Dice ser kirsch

    Hola a tod@s.
    No sé si soy el mas indicado pero escribiré algo:

    Soy del Valle del Jerte, tengo cerezos y me encanta la naturaleza, y sobre todo lo escrito aqui,como hay de todo, simplemente os doy mi opinión.

    Mas arriba alguien dice que lo de las cerezas del Valle es avaricia y en su mayor parte es cierto,antes era una recolección que la hacian las familias y ahora tienen que contratar cuadrillas de obreros para hacerlo.

    Sé de gente que han sembrado tantos cerezos que no pueden recoger toda la cosecha y ahí tienen que dejar mucha fruta sin recolectar,pues aunque parezca mentira, esas mismas personas siguen sembrando cada año mas y mas cerezos.

    De lo que escribe Cesar sobre las gargantas,nos guste o no,es cierto,no hace muchos años (tengo cuarenta y tantos), en verano,el agua recorria todos los arroyos del Valle,se podia beber en cualquier fuente en el campo,(ahora te lo piensas friamente) y ahora esos arroyos los recorren kms y kms de goma negra puestas sin ningun control.

    Y no hablemos ya de los miles y miles de litros de productos fitosanitarios de todo tipo y colores que se “tiran” a diestro y siniestro ,por todo el Valle,de hecho muchisimos agricultores cuando termina la campaña se bajan del cerezo y se suben a sus tractores para continuar fumigando sus frutales durante practicamente el resto del año,me gustaria saber, por simple curiosidad, que nivel de contaminación tiene el agua(cada vez menos)que corre libremente por nuestro valle.

    El valle ha sido durante muchos años un sitio precioso precisamente por la variedad tan grande de árboles que tenia,sus caminos entre castaños,robles, alisedas,etc.etc,ahora ya es menos bonito y algun dia dejará de serlo.

    Nos guste o no, queridos paisanos, es la triste realidad.

    05 Junio 2015 | 17:59

  25. Dice ser kily

    Lo triste y patético es que haya gente que critique por criticar ,sin tener un conocimiento profundo del tema y haciendo juicios de valor muy a la ligera. En fin…,pasemos un tupido velo, mientras vemos como España se desertifica poco a poco y se convierte en horno.

    05 Junio 2015 | 18:53

  26. Dice ser Para Kirsch

    Tu eres del valle del Jerte como yo soy australiano.Venga ya, que nos conocemos…..

    05 Junio 2015 | 19:05

  27. Dice ser Monsanto is not an after shave

    La humanidad sigue creciendo en número y la necesidad de alimentos aumenta, es un hecho innegable. Pero eso también implica que las personas necesiten dinero para vivir, hay quien vive de las cerezas, y hay quien vive de escribir en un blog, hay quien vive del fundamentalismo ecológico, etc.
    Mi apoyo a quienes viven de la cereza, y si algunos robles centenarios han de ser sustituídos por jóvenes cerezos para que las personas tengan ingresos y para que otras coman cerezas, mi elección es clara: Apuesto por el cerezo. Y lo que es aplicable al cerezo es aplicable a cualquier otro cultivo. Insisto en que la demanda de alimentos aumenta cada día, si, cada día. A quienes dicen que si el suelo se agota y bla bla bla, les digo que hoy existe saber y medios suficientes para que eso no sea un problema. Respecto a las nuevas variedades en detrimento de las autóctonas creo que la productividad es lo que ha de imperar ya que la demanda de alimentos aumenta a diario, hay que producir y conseguir que los cultivos sean rentables. Lo demás es demagogia de occidentales sobrealimentados, no digo obesos y con una economía que excede las necesidades básicas, o sea fundamentalistas ecológicos de salón.

    05 Junio 2015 | 21:20

  28. Dice ser La del valle que vive en Madrid

    Señor ecologista o amante de la naturaleza o mejor dicho : ser humano que adora la naturaleza y viene al valle en su todocaminos ( por si hay que hacer alguna ruta), come vegano y arregla el mundo desde su zona de confort delante de su mac o su iphone , permitame decirle algo:
    Con todos mis respetos, usted ha cometido un gran error que a la vez es un gran acierto.
    Ha dado una publicidad del valle del jerte espectacular, y aunque de primeras piense usted que esto va a hacer daño a la forma de vivir de muchísimas familias , siento decepcionarle pero esta publicación en su blog de un periodico de se lee bastante a nivel nacional va a revertir de manera muy positiva a mi adorado VALLE DEL JERTE al que acudo cuando quiero y disfruto de lugares jncreibles y sensaciones muy gratas de las que usted JAMÁS EN SU VIDA PODRA EXPERIMENTAR.
    el valle tiene recursos para lo que esta por venir y permitame una ultima puntualizacion : EL VALLE QUE USTED CREE CONOCER ESTA PREPARADO PARA USTED, PURO POSTUREO.
    GRACIAS

    06 Junio 2015 | 01:52

  29. Dice ser roetnig

    el autor de este articulo ha demostrado ser un perfecto ignorante…

    06 Junio 2015 | 03:57

  30. Dice ser Rita

    roetnig

    El ignorante es usted, pero como tal no puedo reconocerlo.

    06 Junio 2015 | 04:07

  31. Dice ser Ramón

    Yo creo que lo que más perjudica a la naturaleza son los ecolojetas cazasubvenciones….

    06 Junio 2015 | 09:18

  32. Dice ser Martín

    Felicito al autor de “homo asfálticus ecologistae”, por definirlos exáctamente como son.
    Un diez.

    06 Junio 2015 | 12:22

  33. Dice ser M.N.B.

    Lo esencial es entender que quienes han cuidado el campo durante milenios son los verdaderos protectores de la naturaleza. Contraponer protección con agricultoress, ganaderos, cazadores, pescadores o silvicultores, es un error dramático, ya reconocido científica y mundialmente que sólo conlleva al desastre. Pretender que la naturaleza ha de ser tutelada por los que no saben nada de ella, el homo asfalticus ecologistae, como dicen los verdaderos conservacionistas, es el peligro mayor que hoy tiene el medio ambiente.

    06 Junio 2015 | 17:59

  34. Dice ser GERARDO MORENO MARCOS

    Percibir el Valle del Jerte como un monocultivo que está acabando con sus valores naturales es una opción, basada en una percepción personal que cada cual tenga, pero es una percepción muy alejada de la realidad de los datos objetivos. Cultivos de cerezos, junto con cultivos de olivos, castaños y otros frutales no suman el 10% de la superficie del valle del Jerte. Superficie similar a la ocupada por los pastos de montaña.
    Los bosques caducifolios y marcescentes, con distintos grados de madurez y con mayor o menor presencia de sotobosque arbustivo suman el 44% de la superficie del valle. Un 22%está ocupado por distintas formaciones arbustivas …. Si se tomara uno la molestia de documentarse sobre la evolución del paisaje en el valle del Jerte, por ejemplo consultando la serie histórica de fotografías aéreas (disponibles en diversos geoportales (e.g. http://ideextremadura.com/IDEEXVisor/), observaría fácilmente que en esta comarca (como en tantas comarcas montañosas y marginales) la superficie forestal no ha dejado de crecer desde mediados del siglo XX y actualmente los bosques son muchos más abundantes de lo que fueron en década anteriores.
    Los problemas de las comarcas agrícolas son muchos, y más aún en las pocas montañosas que aún practican la agricultura de base familiar, problemas ambientales y de rentabildidad, pero ni mucho menos la agricultura o el cultivo del cerezo está acabando con los espacios naturales del valle del Jerte.
    A mi me preocupa más el preocupante abandono de la agricultura y la ganadería de tantas comarcas de nuestro territorio.

    08 Junio 2015 | 23:30

  35. Dice ser Ren

    (Dejando mi opinión con el riesgo de estar errada). No he leído todos los comentarios pero, independientemente de que tipo sea, el monocultivo es un error. Por una temporada estará bien, pero será sólo una temporada, después vienen los problemas y son difíciles de solucionar, no hay un plan B. Cuando se acaba el recurso que explotas entras en una crisis de la que es más difícil remontar porque no cuentas con nada más…

    09 Junio 2015 | 01:01

  36. Dice ser vallenata

    Después de leer todos los comentarios, totalmente de acuerdo con Ivan y con Gerardo Moreno, biólogo reconocido y profesor de Ingenieria forestal de la Universidad de Extremadura.
    Solo añadir una cosa a lo que ha dicho Ivan. Algunos como Mar y Kirsch habláis de grandes plantaciones de cerezas, de agotamiento de la tierra, de agricultores que plantan más cerezas que las que pueden coger.
    La agricultura en el Valle del Jerte es familiar, No creo que haya más de 4/5 familias por pueblo que hagan ese tipo de agricultura de la que habláis.
    La mayoría de las familias tienen 2, 5, 7 finquitas que han heredado, algún cachito que han comprado, y que trabajan durante todo el año, que en campaña si hay suerte tiene que contratar a alguien que les ayude porque si tienes menos seguramente no te de para vivir de ello.

    09 Junio 2015 | 10:16

  37. Dice ser Tania

    Gracias a los agricultores tu comes verduras y frutas, en el valle no dejan cortar así por que si robles centenarios como tu dices a no ser que estén enfermos,y para ser periodista deberías de informarte mejor de todo antes de echar mierda sobre esta fruta de la que comen durante todo el año miles de familias a las cuales puedes hacer mucho daño soltando información a medias.

    09 Junio 2015 | 11:01

  38. Dice ser Sara

    Como agricultora del Valle del Jerte me parece vergonzoso como usted nos perjudica.Muchos como yo no vivimos de la cereza si no que es un ingreso extra que nos ayuda a seguir viviendo en invierno, que aqui los inviernos son muy largos.No se puede hacer una idea de lo que vale mantener esos cerezos hasta que recojemos el fruto, que no todo es ganar. Es muy facil hablar y perjudicar. La cereza mantiene a miles de familias a las que usted ahora mismo esta perjudicando.

    09 Junio 2015 | 11:39

  39. Dice ser gabi

    Al final de su articulo dice: Sin mas información que mis dudas. Bien pues yo le digo sus dudas para usted ,con su opinión lo que puede hacer es crear dudas en muchos otros que gracias a que comen cerezas nuestro Valle no se ha despoblado y sigue subsistiendo a pesar de gente ecoturistas como usted.

    09 Junio 2015 | 18:14

  40. Dice ser Ana

    Me parece vergonzoso k este señor, x llamarle d alguna manera, se atreva a hablar del Valle del Jerte asi. Muchas familias vivimos d la agricultura. Para que tu y el resto d ciudadanos podais comer unas buenas cerezas, nosotros tenemos k trabajar durante todo el año e invertir muxo dinero. Xk no te planteas la mierda d precio k.se nos paga x ello a nosotros, k somos los k trabajamos durante todo el año y el precio k paga el ciudadano x un kilo?? Otra kosa, kuando hables del Valle del Jerte, informate primero k pueblos lo forman, ya k Cabezabellosa no tiene nada k ver kn el.Valle. Y por ultimo, kualkier siembra, sea del tipo k sea es tratado kuando es necesario y no kreo k perjudike para nada la naturaleza ya k yo veo el Valle precioso sus 4 estaciones del año kn sus cerezos, castaños, robles, higueras, ciruelos, parras y muxo mas. Ahh y respecto a lo del agua, deberias d saber k hay comunidades d regantes k controlan.la forma y cantidad d regadío y x la k hemos pagao muxo dinero para k funcione todo correctamente, k os pensais k aki todo son ganancias.

    09 Junio 2015 | 18:34

  41. Dice ser Mónica

    En primer lugar, me parece muy bien que usted opine, que transmita su opinión subjetiva y sus dudas. Pero si es usted un periodista, al menos hágalo con rigor, con datos y argumentos debidamente razonados, que para algo tiene usted un blog que muchos lectores leeran y en los que ejercerá algún tipo de influencia. Y si es usted profesional, aprenda de Ana Pastor, la periodista, que expone los datos para generar una opinión, no la condicione.
    Me parece un título muy desafortunado, al igual que muchos de los comentarios que realiza, ya que ni siquiera se ha molestado en contrastar su opinión, y la ha soltado así, a las buenas.
    Pues yo no, llevo todo el día dándole vueltas mientras recogía cerezas, esas que usted invita a no comprar porque ponen en peligro el medio ambiente.
    Tal y como usted a expuesto su opinión, y muchas personas han contrapuesto argumentos, ahora expreso yo la mía.
    Soy jóven, y he vivido prácticamente en el valle toda mi vida, pero también he viajado y he visto mundo y estudiado. Aclaro esto, porque el autor y algunas personas que han comentado, parecen dibujarnos a los agricultores como personas ávaras que lo único que queremos es enriquecernos rápidamente con las cerezas y que no nos importa para nada el medio en el que vivimos, ni sus aguas, ni su fauna, ni nada. Pues aunque algunos así puede haber, como en todas partes, está muy equivocado, y para muestra un botón. Los habitantes del valle, cada vez son más conscientes de los problemas medioambientales de la región, de los problemas que genera el monocultivo y lo que puede suponer para la economía y desarrollo de la zona. Le aseguro que somos más conscientes que usted. Por eso me parece una falta de respeto ningunear a todos esos agricultores y no agricultores del valle que aman su tierra más de lo que usted lo hace, que la cuidan, la trabajan y buscan el equilibrio y la sostenibilidad, sí, porque esto no es Almería o Huelva como algunos han dicho, el suelo no está sobreexplotado, ni lleno de invernaderos para buscar un cultivo intensivo. Porque usted señor autor, ni se ha molestado en explicar como es el cultivo en la zona, y para quienes no lo conozcan ya genera confusión a través de sus comentarios.
    El valle tiene sus cultivos en pequeñas parcelas situadas en bancales, es una economía familiar principalmente, y aunque genere muchos beneficios, que los genera, también genera muchos puestos de trabajo y tiene muchos gastos durante todo el año. Así que, que no nos pinten como ricos porque la mayoría de la gente tiene que complementarlo, con otras actividades agrícolas, otros cultivos, sí, porque también cultivamos castaños, cada día más por si no estaba usted informado, o con el turismo por ejemplo.
    Y ahí, entro yo, que vivo de ambas cosas, y las complemento, y busco su sostenibilidad, como muchos otros habitantes del valle. El desarrollo del turismo va de la mano de la agricultura de la cereza, y por eso, en un destino turistico como es el valle, cada día se controla más todo. Para que usted disfrute como ecoturista, ha habido gente que ha dedicado su vida a cultivar los cerezos que han puesto en el mapa al Valle del Jerte.
    No se trata de criminalizarlos como me parece que usted hace, sino de buscar el desarrollo de ambos, la sostenibilidad, y en esto trabaja mucha gente cada día.
    Usted también habla de nuestros ríos agotados. Por supuesto, en verano su caudal baja. Sobretodo en años de sequía, que le vamos a hacer. Este problema se está afrontando por parte de los agricultores a través de comunidades de regantes, para construir balsas y regular el consumo. En cualquier caso, el consumo de agua de los municipios también es cada vez mayor.
    Pero me llama la atención, de todas las cosas que usted no habla. No dice nada de que el monocultivo de la cereza ha conseguido que se produzca arraigo de la población jóven, como yo, en una zona rural, que ya sabemos que en las zonas rurales los jóvenes tenemos menos oportunidades, creando autoempleo, sí, a través de fincas nuevas puede ser, pero es que no le puedo decir a mi familia que no coman ellos para comer yo…. También, que gracias al arraigo y creación de empleo ha aumentado la natalidad con tendencias de crecimiento, que no es poco.
    No habla de que el turismo en ciertos espacios naturales de la zona también hay que regularlo, sobretodo en ciertos momentos del año, porque en Cerezo en Flor o en Verano también hay fauna y flora que se ve afectada por el exceso de turistas en momentos puntuales, como pueden ser Los Pilones.
    No sé, creo que es un suma y sigue. Argumente que no le gusta el monocultivo con datos de rigor como los que le da Gerardo Moreno, escriba una crítica constructiva y exponga su opinión sin decir que no se consuman cerezas, porque es muy desafortunado y poco profesional.

    09 Junio 2015 | 18:53

  42. Dice ser Mónica

    Y por cierto, al señor de las cerezas ácidas. Si usted supiese de cerezas, sabría que hay variedades más dulces y otras más ácidas. No todas las cerezas saben igual.

    09 Junio 2015 | 18:58

  43. Dice ser cerecero

    Me parece a mi que lo unico que ha acertado esque no tiene mas informacion que sus propias dudas… Que bonitos los bosques y los prados y si no fuera por la cereza los pueblos abandonados….

    09 Junio 2015 | 23:14

  44. Dice ser delvalle

    Bueno, bueno, que deciros ahora a tanta opinión, pero ahí va la mía. Agricultora y trabajadora de cooperativa hace mucho años.
    * Denominación de origen, picota, la famosa ambrunés, pero ¿usted compra picota en los mercados? no, en el valle se desraba cereza para hacerla pasar por picota, no hay ambruneses con los calibres que hay ahora, ni las navalindas resisten ya, y las demás variedades están desapareciendo, pico limón colorado, pico colorado, pico negro, ¿alquien las tiene ya?, el bloguero no miente cuando dice “Las variedades locales han desaparecido, arrinconadas por productivos clones industriales”, ¿Dónde están las mollares, jarandillanas y así un largo etc? El mercado, sobre todo el extranjero quiere más calibre, y para más calibre hace falta más veneno y agua y eso no lo podéis negar ninguno del valle.
    Cultivo familiar, madre del amor hermoso, si los jóvenes gracias a las becas estudian fuera y agradezco enormemente esa ayuda los matrimonios no pueden coger ni por la gracia de dios 20.000 kilos de cerezas y así hago una media que los hay que otros las doblan y otros no llegan, para ser sinceros. Cevesa, empresa de transporte que en época cerecera nos trae de Madrid personas de otros países, muchos, muchos sin dar de alta, hasta Madrid rutas desde Rumanía directas que solo vienen estos dos meses fuertes, Por no hablar de nuestros vecinos portugueses que siempre cumplen y vuelven, aunque vivan en cuadras, asentamientos o debajo del puente más cercano, es dinero y el agricultor los necesita como agua de mayo, aquí por dios que caiga en otro mes el agua por cierto.
    Cooperativas y agrupaciones, explotación del personal, cerezas que pasan días para ser calibradas, incluso semanas, se limpian, se bañan, se endurecen y al mercado, o ¿alguien que haya trabajado en esto lo va a negar?, hay experiencias que podrían dar para decenas de artículos como este.
    Hace años mi familia para regar los cerecinos jóvenes se traía el agua en garrafas desde la garganta más cercana, ahora están secas o ese agua lleva tanto veneno que nos da miedo regar con eso. No hay abejas, no hay mariposas, no hay animales que entes veíamos de niños, eso sí, las alergias son el pan de cada día en gente cada vez más jóvenes, Venenos que se echan al cerezo y no nos los regalan, importantes farmacéuticas y empresas de tener esas patentes para que cualquier polvo nos cueste bien caro, y léase esto con ironía pero es así.
    Ya hay cerezas por toda España, y es una suerte ya que cuando aquí llueve y no las hay gordas y perfectas se compran fueran y se las cambia la pegatina, y repito, esto es así en todas las empresas de ventas de cerezas, hay que cumplir con los contratos firmados y cerezas son cerezas, pero no serán nunca las picotas del Valle del Jerte. El artículo no está mal escrito, si no mal entendido. Es tan solo mi opinión.

    10 Junio 2015 | 23:57

  45. Dice ser Pepe

    Me parece que falta sensibilidad en la mentslidad de agricultores,obviamente hay cientificos para estudiar métodos más respetuosos,pero lo d siempre,el agricultor es el que falla y sobre el que cae la culpa,el de abajo hace lo que puede ante las afixias d empresarios..

    13 Junio 2015 | 13:21

  46. Dice ser La cereza mecánica ó jackpot cherry

    Mi enhorabuena al periodista, porque vista las dispares opiniones, entre aparentemente intereses cruzados y las notables repercusiones de diversa índole que afectan a diversas economías del valle del Jerte, su patrimonio natural, el medio ambiente y la salud humana; este es un tema de necesario amplio debate y la posterior aplicación de medidas correctoras que aporten soluciones en las que prime y se consiga el bien común mediante un desarrollo sostenible, sin excluir absolutamente a ningún grupo.
    El modo de conseguirlo requiere de distintas vías que promuevan planes de sostenibilidad y desarrollo que han de llevarse a cabo a través de la propia Agrupación, las distintas cooperativas, Soprodevaje, ayuntamientos, colegios, el CAEM con el INIA, la Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía; subsecuentemente, la Agencia del Medio Ambiente; también, la Consejería de Salud y política Social, y la implicación de la propia Junta de Extremadura; así como de los diversos grupos políticos, plataformas ciudadanas, la asociación de turismo Tujerte, asociaciones de Mujeres Rurales, grupos ecologistas, la SEO, grupos de agricultura ecológica, la SEAE, la Confederación Hidrográfica del Tajo, viveristas, productores y comercializadores de maquinaria agrícola, fertilizantes, fitosanitarios y otros agroquímicos, y finalizo con un etcétera por si se me olvida algien. Además de también – ¿cómo no?- teniendo en cuenta la opinión de los consumidores finales de cereza y/o de los de productos turísticos de naturaleza.
    El Valle del Jerte ha demostrado repetidas veces estar a la altura de los tiempos e incluso muchas veces han sido visionarios, teniendo una gran capacidad para la promoción de intereses comunes, ya sean agrícolas, turísticos y culturales. Así pues, veo a sus habitantes e instituciones capacitados para ello. Pues tengo la impresión – corríjanme si me equivoco- que por encima de todos estos actores e interesados priman las acciones e intereses de productoras y comercializadoras de agroquímicos foráneas ajenas al bienestar real, en cuerpo y conciencia, del consumidor final; y que si los cooperativistas no aplican sus unilateralmente dictaminados protocolos no certifican el producto para la consiguiente venta en los mercados internacionales – repito, corríjanme si me equivoco.
    Mi aportación personal al controvertido tema del monocultivo del cerezo en el el Valle del Jerte, es que conozco una posible solución que evitaría el uso del herbicida glifosato, recientemente catalogado en base a estudios de la Agencia Internacional de Investigación sobre Cancer por la OMS, como “un probable carcinógeno para los seres humanos” siendo reclasificado en el Grupo 2 A pese a la oposición del Grupo Especial de Trabajo sobre Glifosato, sustentado por intereses económicos, como pueden ser los de la transnacional Monsanto.
    Cabe hacer un paréntesis y mencionar en este punto, la final aceptación actual por parte de toda la sociedad del ya más que evidente hecho del cambio climático; cuando años atrás- y no olvidemos las palabras de nuestro actual presidente- se negaba e ignoraba cuando en aquel entonces ya había probados indicios y era admitido por la práctica totalidad de la comunidad científica, y solo se empeñaban en transmitir a la sociedad grupos ecologistas tachados como parias. Mientras, se negaba en el resto de todos los ámbitos de la sociedad gracias a las trabas y tretas, con falsos informes de verdades medias, subvencionados por parte de las petroleras. Recordemos que por aquel entonces la persona más poderosa del mundo por ampliación de privado negocio inicio una guerra; que a día de hoy persistente. Acabamos de vivir el Mayo más caluroso en España en 50 años, se arrebata el plantío y a día de hoy parece Octubre La verdad aunque maltrecha y coja siempre acaba llegando – Cervantes.
    Volviendo al glifosato, lo que es seguro, es que este potente herbicida, allí donde se aplica, destruye prácticamente casi toda la cadena trófica al eliminar su gran base, organismos primarios movilizadores de nutrientes y transformadores de la energía solar para el resto de los seres vivos. Luego, mediante el uso de fungicidas e insecticidas, también se bloquea el recurso primario que podría ser el cerezo para otros organismos. Como objetivo final se consigue un producto final excelente, sobre todo en vistosidad y tamaño. En este punto propongo focalizarse un poco en el cultivo alternativo del cerezo que hoy por hoy no excluirá ni sustituirá ni de lejos al convencional mayoritario, que se difundan y apliquen técnicas agroecológicas entre agricultores interesados- que sé que los hay. Y también en el consumidor final- el peridista qué abre – o reavíava- este debate, bien lo demuestra. Las técnicas agroecológicas son a su vez creadoras de nuevos nichos de mercado y explotación de nuevos recursos. El agricultor no gana tanto dinero como parece, simplemente lo mueve de un lado a otro como cajones de cerezas. Puedo regalaros una idea ¿Qué les parece que en el Valle del Jerte se produjesen y manufacturaran compuestos fertilizantes y fitosanitarios ecológicos mediante el cultivo de herbáceas con estas propiedades? Plantas con principios activos biocidas o ahuyentadores de insectos y/u hongos, así como movilizadoras-condensadoras de nutrientes. Válgame esto de quizás hasta ahora desapercibido para muchos pero significativo ejemplo de lo que se puede lograr. El modo de prescindir del glifosato me lo reservo por ahora. Por favor, jerteños, dejad de decir qué vais a curar la hierba, cuando en realidad la estáis matando. Mi alternativa al glifosato supondría un ahorro económico y de carga de trabajo para el agricultor, además de una garantía de salud para el mismo y el resto de la población. Esta otra técnica agroecológica generaría nuevos recursos a explotar. Como también, la no contraposición con el turismo de naturaleza, en auge y cada vez más y mejor informado. El Valle del Jerte se podría convertir en la mayor fábrica de cerezas con base en la industria agroquímica a cielo abierto del mundo. No menospreciemos la adaptabilidad y estabilidad que ofrece la diversificación en la economía. El motivo de no compartirlo es porque siempre he sido excluido pese a mis capacidades, formación y experiencia en mi propia tierra. Si alguno tiene la curiosidad de cuál puede ser el sustituto al glifosato e intenta dar con él; le animo, pues el merito también será mío pues le estoy diciendo que poder se puede hacer, y a día de hoy me consta que no se aplica pues no ha sido noticia. Así doy por terminada mi más que generosa pues de ninguna manera remunerada y no desinteresada exposición.

    15 Junio 2015 | 17:44

Los comentarios están cerrados.