BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Estamos matando a nuestros hijos a cucharadas

obesidad

Comparto con el mediático cocinero británico Jamie Oliver su preocupación por nuestros (malos) hábitos alimentarios.

Comparto sus críticas a esa comida de catering que diariamente dan a nuestros hijos en los comedores escolares y luego reforzamos los fines de semana llevándolos a hamburgueserías y pizzerías.

Comparto sus elogios hacia los productos frescos y nutritivos, sus críticas salvajes (y merecidas) hacia la comida preparada, transformada, congelada, trufada de conservantes, antioxidantes, espesantes, colorantes, aromatizantes, estabilizantes, emulgentes, gelificantes, antiespumantes, antipelmazantes, antiaglutinantes, humectantes, correctores, acidulantes, potenciadores, edulcorantes y una larguísima panoplia de productos químicos de síntesis.

Comparto su lucha contra los refrescos azucarados y las leches coloreadas para imitar ese chocolate, fresa o vainilla que no tienen.

He firmado en change.org su petición para que en los colegios de todo el mundo exista una asignatura obligatoria en educación alimentaria; para que entre las competencias básicas de todo joven se incluya el saber hacer al menos 10 recetas de cocina diferente.

Pero también estoy de acuerdo con el dietista-nutricionista y bloguero de 20 Minutos Juan Revenga en que la auténtica revolución de la comida la debemos hacer en nuestras casas.

La culpa es nuestra y de nadie más. Porque en el pecado de este sistema de vida urbano, estresante, frenético, sin tiempo para preparar un guiso y ni tan siquiera para pelar una naranja, llevamos nuestra penitencia, terrible penitencia: 42 millones de niños menores de cinco años padecen sobrepeso u obesidad en el mundo, muchos de ellos con un tipo diabetes que hasta hace poco sólo se desarrollaba a partir de los 40 años.

En un espeluznante reportaje Jamie se lo explicaba así a una madre norteamericana que no paraba de llorar. “Estoy matando a mis hijos con toda esta comida basura”, le venía a decir al cocinero.

Y éste, también lloroso, le respondía: “Es verdad, los estás matando, pero aún estás a tiempo de evitarlo”.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

19 comentarios

  1. Dice ser Maya

    Completamente de acuerdo. Los caterings de los colegios son un crimen, pero es que los niños desayunan, meriendan, cenan en casa y comen los fines de semana… Así que es muy cómodo decir que la culpa es solo de los comedores cuando nada más lejos de la realidad.
    Comer bien y sano no es tan caro como nos quieren hacer ver. Ni tan trabajoso. No hay tiempo para hacer un guiso a diario, eso es bien cierto, pero lleva el mismo tiempo hacer un filete de pollo a la plancha con una ensalada que freir unos nuggets, palitos de pescado o demás fritanga que no lleva nada nutritivo.

    Lo que pasa es que es mucho más cómodo poner un frito o una pizza a un niño para cenar porque se lo comerá sin rechistar, que “pelear” para que pruebe verdura a la plancha, pescado al horno o un plato de lentejas.
    Y lo peor es que mucha gente no es consciente de lo que puede estar perjudicando a sus hijos en forma de enfermedades futuras. Hace falta educación nutricional y voluntad, nada más.

    10 Abril 2015 | 09:16

  2. Dice ser Toño

    Además de todos los aditivos de nombres impronunciables, toda la comida preparada y casi toda la procesada contiene un exceso de sal que las hace aún más apetitosas. Me maravilla la resistencia de la naturaleza humana aunque, como decía la abuela de un amigo, “al final, todo sale”

    10 Abril 2015 | 09:26

  3. Dice ser Tío Gilito

    Vayamos por partes. Lo primero de acuerdo que la comida preparada a veces tienen muchos aditivos, y hay que vigilar y mucho la comida que venden los supermercados. Por ejemplo no he encontrado en supermercado alguno salchichas naturales y muchas con 3, 4 y 5 aditivos. Lo que pasa es que el problema es nuestro. Es tan fácil como no comprar lo que lleve aditivos. Si no se vende porque tiene aditivos, los que venden dice o se los quitamos o dejamos de vender, pero como los seguimos comprando (aunque a mi no me verán picar, lo tengo clarísimo).
    Y por cierto: en todos lados se habla de la obesidad infantil como un problema y el 99% de los niños que me cruzo por la calle cuando camino están todos delgados, y alguna que otra vez de forma muy excepcional te encuentras con alguno\a con sobrepeso. Y además nos olvidamos del estirón ya que los niños obesos que puedas encontrarte tienen probabilidades de al acercarse a la madurez adelgacen rápidamente y sin venir a cuento. Lo que sí se ve más es gente ya cuarentona con sobrepeso, pero porque las constituciones empiezan a cambiar y los cuerpos a no funcionar igual de bien que de jóvenes.

    10 Abril 2015 | 11:03

  4. Dice ser H.

    Gracias a los comedores escolares muchos niños de familias desfavorecidas comen en vacaciones.De lo contrario sus familias no les dan la comida suficiente.
    Suerte a ellos.

    10 Abril 2015 | 11:17

  5. Dice ser Verdad Censored

    No los matan, los convierten en carne de bata blanca, ya veráis que pronto les asignan a cada cliente sus propios “ólogos”, y se repartirán el pastel entre los de siempre.

    Nada nuevo sobre el horizonte, se crea el problema y luego se “vende” la solución que no es tal.

    10 Abril 2015 | 11:23

  6. Dice ser Sundance Kid

    ¡¡¡Quimiofóbicos del mundo, uníos!!!

    10 Abril 2015 | 11:49

  7. Dice ser Julio

    ¿Qué pasa con las pizzas?¿son malas y poco nutritivas? Yo soy padre, y de vez en cuando, cada dos semanas aprox. hago la masa, le pongo tomate frito o natural, queso, jamón, pimiento, alcachofas, atún, huevos, aceite de oliva, especias, etc, no siempre todo, pero se puede ir combinado. Y me lleva menos tiempo que ir al super a comprala hecha. Así que si hablamos de pizzas en sentido negativo, vamos a especificar que tipo de pizzas son las que no se deben comer y cuáles sí (las prefabricadas vs. las naturales). Viva la pizza natural….

    10 Abril 2015 | 11:50

  8. Dice ser Fran

    El problema no es el comedor, que en casa no cocinemos o que no compremos en tiendas de calidad. El problema es que no tenemos tiempo porque hay q trabajar, y si tienes tiempo no tienes trabajo. Por tanto el problema que tenemos que resolver es como ganar lo mismo por la mitad de tiempo invertido, y así poderselo dedicar a nuestros hijos, a la comida , la salud y a nosotros.

    Vemos los problemas finales, pero no como se originan.

    10 Abril 2015 | 12:22

  9. Dice ser Maria

    De acuerdo con Tio Gilito.

    Nos machacan con el problema de la obesidad infantil, y yo veo que mis hijos y todos sus amigos son delgadillos. Quizá uno o dos sean un poco regordetes, pero de obesos nada de nada. De oídas sé que en todo el colegio puede haber un niño con ese problema.

    Es verdad que tienen que comer más sano, menos chuches, más comida casera, eso siempre puede mejorar. Pero este titular me ha parecido uno de los más alarmistas que leído en mucho tiempo.

    10 Abril 2015 | 12:38

  10. Dice ser Maria

    Mi comentario anterior se refiere a España claro. En los USA parece que es distinto, pero sintiéndolo, no los considero “nuestros” hijos, me pillan muy lejos. Me dan pena, pero no está en nuestras manos.

    10 Abril 2015 | 12:40

  11. Dice ser Rita

    La vagancia se ha apoderado de gran parte de la población, padres irresponsables, sí, así de claro, que dan prioridad a la serie cutre de turno antes que hacer y enseñar a sus hijos a cocinar, a preparar sus propios alimentos con ingredientes de la huerta (del “súper” mas cercano). Para ellos es mas fácil abrir una basura envasada en un plástico o descongelar una pizza, y se quedan tan frescos. Necios y mas necios, la moda de hoy día.

    10 Abril 2015 | 12:51

  12. Dice ser Rita

    Fran , eso que dices que no tienes tiempo, no te lo crees ni harto de vino. Lo que ocurre es que no tienes disciplina y tus hijos tampoco la tendrán, no me vengas con monsergas.

    ¡Que son tus hijos coño!, administra tu tiempo con madurez.

    10 Abril 2015 | 12:54

  13. Dice ser Kuna

    El problema es del que ha escrito el artículo. Está traducido del inglés y sacado de contexto. NO hace referencia a los comedores de los colegios en España. Principalmente a los de UK y USA. Para variar. artículos traducidos y que desinforman más que otra cosa.

    Vaya tela

    10 Abril 2015 | 13:15

  14. Dice ser swim

    los animales de granja destinados a servir de carne, mano de obra, consumidores, etc

    siempre han sido alimentados con piensos para engordarles

    se consigue asi ademas del engorde, tambien una dulcificacion y amansamiento del caracter, gracias a los cuales el borrego no protesta, se somete, tira del carro, y cuando ya no produce se le exprime mediante el negocio de las pastillas, cirujias innecesarias a las que libremente se somete debido a su ingenuidad, sumision, confianza en el ssitema , y sobre todo debido a su profunda cobardia despues de todoa una vida sometido , temeroso y condfiado

    10 Abril 2015 | 13:25

  15. Dice ser Marina

    En los comedores escolares españoles no se come mal. Yo he trabajado para un cátering escolar, y había verdura, fruta, legumbres, pasta, carne, pescado, absolutamente todo lo que tiene que entrar en una dieta variada. Los niños españoles por lo general no tienen problemas de peso.
    Aquí llevamos dieta mediterránea, nuestro aceite es de oliva, y no se come tanta porquería y refrescos como en USA. Yo lo veo así.

    10 Abril 2015 | 13:31

  16. Dice ser maya

    Decir que la obesidad en España no es problema y que es cosa de USA me parece la táctica de la avestruz. Aquí en general se come mal, y los niños comen peor todavía porque se les dan salsichas, embutidos, pizzas compradas, se les lleva al macdonalds, etc.

    No me creo que sea un problema de tiempo, ni mucho menos. Ya decía antes que lleva lo mismo hacer una ensalada que una fritanga. Es un problema de comodidad, y claro, más de uno debería haber tenido en cuenta antes de tener hijos que educar es difícil, muy difícil, y requiere mucho tiempo y energía. Si no se quiere hacer, mejor no tener hijos.

    10 Abril 2015 | 14:27

  17. Dice ser Chelo Cansino Torres

    ¿LA CULPA ES NUESTRA O DEL GOBIERNO DE LA JUNTA?
    .
    …No, amigo César-Javier, la culpa de nuestra subnutrición “no es nuestra y de nadie más”. La culpa es de la crisis. Y además me duele mucho que una persona tan sensata como usted afirme eso tan a la fresca. Eso significa que no comprende el sufrimiento de quienes estamos parados y tenemos hijos que alimentar. Sepa usted que nuestra escasa economía se nos va en el alquiler de la vivienda, los recibos de la comunidad, los gastos de los niños, las medicinas y el pequeño fondo monetario por si pasara algo.
    .
    …Esa, y no otra, es la causa por la que compramos menos cereales, verduras, hortalizas y legumbres, y más lácteos, carnes magras, huevos, grasa, dulces y embutidos. Comer bien cuesta caro.Y ya hace tiempo que hemos cambiado la carne de vacuno y el pescado fresco por el pollo y los congelados. Y es verdad: posiblemente mis 2 niños estén desnutridos por la falta de proteínas, calorías, energía y micronutrientes necesarios para pasar el día. Pero antes debo de evitar la amenaza del desahucio.
    .
    …Si usted viviera en Andalucía no hablaría tan a la llana de la alimentación infantil. En Andalucía existen más de 100.000 niños pobres como los míos que se alimentan gracias a los comedores escolares. Eso no significa que el PSOE andaluz sea un santo. Después de 32 años ininterrumpidos de gobierno en la Junta, los socialistas no sólo no han sido capaces de reducir la pobreza infantil, sino que la han aumentado. En gran medida debido a su mala gestión económica y a su falta de sensibilidad social. Frente a los 73 millones de euros destinados el año pasado a ayudas internacionales (3000 mill€ a las agencias paralelas, 47 mill€ para coches oficiales de Egmasa), sólo 16 millones fueron a parar a los niños en grave riesgo de exclusión social. A niños como los míos. Una vergüenza.
    .
    …Le aseguro a usted que, por culpa de la Junta de Andalucía, mis hijos pasan hambre a diario y están peor alimentados. En los comedores escolares le dan de comer mortadela, Chopped, salchichón (del malo), atún de lata, salchichas fritas con arroz hervido, espaguetis o macarrones sin carne picada, tortilla francesa y patatas a lo pobre, ensaladilla sin huevo duro, habas a la cazuela (que son habas contadas) sin jamón, poca verdura (vinagreras), setas pequeñas o pedo de lobo y fruta insípida del Mercadona. De hecho, mi Manolín (el mayor) ya está empezando a criar barriga (sobrepeso) y se pega unos pedos tremendo por ser una dieta de difícil digestión.
    .
    …Amigo César-Javier, la comida de la Junta de Andalucía es escasa y de mala calidad. Lo que está provocando una alarmante desnutrición en nuestros niños andaluces. Los están matando a pitracos, como bien decía la Jamie del reportaje. Y lo malo es que, una servidora, no tiene medios para evitarlo. No tiene…

    12 Abril 2015 | 02:37

  18. Dice ser Informador

    El azúcar nos esta matando. Diabetes, sobrepeso y cáncer son las consecuencias de una industria que parece no tener fin.

    Os invito a ver el siguiente reportaje: http://youtu.be/frsJnB5GQ28

    13 Abril 2015 | 18:34

  19. Dice ser Camilo

    Pues es un circulo vicioso…nos toca ser precavidos de acuerdo a nuestros estilos de vida y pensar a futuro para con nosotros y nuestros hijos!!!

    13 Abril 2015 | 22:35

Los comentarios están cerrados.