BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

¿Beberse la orina cura el cáncer?

Bigot,_Trophime_-_A_Doctor_Examining_Urine

Nunca olvidaremos a Azarías, el entrañable personaje de Los Santos Inocentes, la novela de Miguel Delibes a quien bordó el querido Paco Rabal en la famosa película de Mario Camus.

“Me orino las manos cada mañana pa’ que no se me agrieten”.

Y su hermana la Régula (Terele Pávez) le miraba con cara de asco y le decía:

“Semejante puerco, ¿no ves que estás criando miseria y se la pegas a la criatura?”.

Sin embargo era verdad. La orina, rica en urea, es un remedio excelente contra las grietas de la piel. El pobre Azarías no hacía otra cosa que repetir lo que siempre hicimos seguramente desde tiempos prehistóricos, mearse las manos. Pero claro, no tenía cremas de urea al 5% que ahora obtenemos por medios químicos mucho más asépticos.

Viene esto a cuento por la tendencia, últimamente renovada con fuerza inusitada entre los amigos de lo natural y lo magufo, de utilizar la propia orina para supuestos fines medicinales. Orinoterapia la llaman. Y aseguran sus defensores que se trata de un líquido casi milagroso, capaz de regular la tensión arterial, mejorar las defensas, tonificar, servir como potente antidepresivo, aumentar la potencia sexual y no sé cuántas cosas más incluido, por supuesto, curar el cáncer. ¿Para qué tirarlo entonces por el retrete cuándo puede mejorar nuestra vida? Pues porque es mentira.

Como tantos otros de esos remedios tan básicos como increíbles que pululan por las redes, rechazo soluciones sencillas para problemas tremendamente complicados y que, a la larga y a la corta, son tan eficaces como peregrinar de rodillas a un apartado santuario: puro placebo.

Placebo viene de complacer, causar placer. Y yo, amante como soy de los placeres mundanos, sigo sin encontrarle el gustillo a beber mi “agüita amarilla, cálida y tibia”. Prefiero la cerveza.

9 comentarios

  1. Dice ser Quizás

    No sé si por vía oral será muy efectiva, pero estadísticamente el cáncer es mucho menos frecuente entre quienes tienen los riñones enfermos y tienen elevadas tasas de urea en sangre. Igual no cura, pero tal vez ayuda a prevenir

    Por cierto, será casualidad pero no he conocido a nadie de mi entorno con cáncer si tenía problemas renales

    30 Enero 2015 | 08:12

  2. Dice ser Yesus

    Ya lo decía Txumari Alfaro…Beber orina tiene múltiples virtudes!
    Y Bear Grylls (el último superviviente) cada vez que va a un desierto, no pierde la oportunidad de bebérsela…

    Yo prefiero cervecita… igual color, pero más fresquita y mejor sabor.

    ¡Buen finde!

    30 Enero 2015 | 09:35

  3. Dice ser Sicólogo Astrál

    Si te echas orina por los ojos se curan las legañas.

    30 Enero 2015 | 11:15

  4. Dice ser Francisco Gonzáles

    La Orina es super efectiva en multiples dolencias; desde mi experiencia de 20 años tomandola a diario, solo decir que funciona. Y no es placebo, no. Para los ojos no hay colirio que le iguale. Para lesiones y dolencias musculares, heridas abiertas, golpes, hongos, oidos, todo se beneficia. La orina, no sé si está de moda, pero su uso es milenario. Y millones de personas en el mundo la conocen y usan como metodo higiénico y de salud. Solo añadir, que si no la conocemos más, es porque Nadie puede ganar dinero con Tu orina.
    Por eso, quizas, ¿nadie la recomienda; porque no pueden venderla?
    Un abrazo

    30 Enero 2015 | 12:28

  5. Dice ser Rimanlo

    ¿Debemos entender César Javier que la cerveza es “un líquido casi milagroso, capaz de regular la tensión arterial, mejorar las defensas, tonificar, servir como potente antidepresivo, aumentar la potencia sexual y no sé cuántas cosas más incluido, por supuesto, curar el cáncer”, como pareces afirmar en tu conclusión? ¿Fuentes para todas tus afirmaciones ex-cátedra?

    30 Enero 2015 | 17:08

  6. Dice ser Pues nada..

    Me imagino Francisco Gonzales que al beberte la orina todos los días le añadirás un poco de zumo….y unas aceitunas..más que nada para que el aperitivo sea placentero…

    30 Enero 2015 | 19:04

  7. Dice ser José Luis Reyes Criado

    HABLEMOS DEL PIPÍ Y DEL POPÓ
    .
    …Pues sí, querido César, por ahí se habla de que son muchas las bondades de nuestra orina. Demasiadas. Tanto es así que los chinos la usan para proteger la piel del rostro de los bebés. Los franceses (en especial, los guarros), para curarse la faringitis estreptocócica. Los granjeros mexicanos, para curar los huesos rotos con cataplasmas de orina y polvo de maíz quemado. Y, antiguamente, los aztecas, para limpiar heridas, prevenir infecciones e incluso acabar con los problemas estomacales o intestinales tomándolo a manera de infusión. Ya sabe, con su bolsita y todo. Para blanquearse los dientes la usaban los romanos, etc. La lista es interminable.
    .
    …Es verdad que la orina se puede beber, sin embargo, no está demostrado científicamente su valor terapéutico. Como buen televidente que soy del canal Discovery Max, puedo dar fe de que el señor Bear Grylls, conocido también como “El último superviviente”, ha ingerido en más de una ocasión su propia orina para evitar la deshidratación en situaciones de verdadera supervivencia. Pero este marine de las fuerzas especiales británicas también advierte del peligro de su ingesta en personas hipertensas (debido al exceso de sodio), o simplemente por sus bacterias y virus.
    .
    …De manera que coincido con usted en buscar la sanación del cuerpo en los remedios de la medicina actual, relegando el pipí a otros menesteres. Por ejemplo a una fantástica lluvia dorada con la pareja sentimental. Coincidirá conmigo, querido César, en que no hay nada como miccionar en público, orinarse encima, observar cómo orina una linda señorita o ser orinado por una dama. La lluvia dorada es el súmmum de las parafilias sexuales, el gran juego del poder y la sumisión, y crea una conexión más intima con la pareja. Practicándolo, uno se siente como el angelote de una fuente. Es estupendo. Pero que le voy a contar a usted que no sepa. ¡Con la de mundo que tiene recorrido…!
    .
    …Por cierto que ”los amigos de los natural y lo magufo”, como usted dice, cada día se superan a sí mismos. Ahora han puesto de moda la llamada cacoterapia, un tipo de terapia practicada en Latinoamérica para purificar la piel y dejarla más suave. Como ya puede intuir por la nomenclatura, su ingrediente principal es la caca, que puede ser propia o ajena. Si me permite, en internet en encontrado una receta muy buena para eliminar toxinas que se la quiero dedicar a la señora De Cospedal (PP), últimamente con malísimo cutis desde que Luis Bárcenas ha salido de la cárcel. Ahí va.
    .
    …Señora Secretaria General del PP y Presidenta de Castilla-La Mancha, ponga a hervir un poco de agua en una cazoleta y añádale un tronquito de caca, de esa que tenga más a mano, de la suya mismo. A ser posible que haya estado 2 días en reposo a temperatura ambiente. Agréguele una cucharadita de sal y, mientras se va deshaciendo el agua con la caca, lávese el duro rostro con jabón neutro, séquelo y proceda a hacer vaporizaciones con el humo de la cazoleta. 5 minutos por la mañana y otros 5 antes de acostarse. Ya sabe, toallita encima de la cabeza y a esperar que el vapor le abra los poros.
    .
    …Otro remedio: bata caca fresca en las noches, agréguele limón y un poco de yogur natural, mézclelo bien y aplíqueselo en la cara, como una mascarilla. Déjese el emplasto toda la noche y lávese al día siguiente. Ha de hacerlo, señora Cospedal, cada 3 días. Ya verá qué rostro tan radiante lucirá por Génova, superará al de don Luis.

    31 Enero 2015 | 01:08

  8. Dice ser Sol

    Al respecto del artículo, las razones que argumentan los pro-ingestión de urina,
    http://www.vanderbilt.edu/AnS/psychology/health_psychology/Urine_Therapy.htm

    un poco cogidas con pinzas

    31 Enero 2015 | 23:43

  9. Dice ser patricia

    no me creo nada.Si la orina fuera tan buena el cuerpo no la desecharia

    02 Febrero 2015 | 12:53

Los comentarios están cerrados.