BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

La fiebre del oro sucio enferma a Asturias

protesta-ecologista-contra-la-mina

Protesta ecologista contra la mina de Salave. © Plataforma ORO NO

Los romanos llegaron primero. Y encontraron oro en esas recónditas tierras de Salave, en Tapia de Casariego (Asturias). Como en Las Médulas, utilizaron la fuerza del agua para demoler la montaña y poder extraer fácilmente el preciado mineral. Ruina montium lo llamaban.

Esa misma ruina, pero social y económica, es la que trata de resucitar la empresa canadiense Asturgold, animada por los beneficios de un filón que, asegura en su página web, “es el yacimiento aurífero más grande sin explotar de Europa occidental y será un referente mundial en gestión medioambiental y desarrollo tecnológico”. Dos millones de onzas de oro de difícil extracción que desde los tiempos de Augusto buscan bolsillo.

salave-mina250x200

Primero quisieron abrir un gigantesco boquete en uno de los tramos costeros mejor conservados de España. Como no les dejaron, ahora proponen abrir galerías que destruirán el paisaje y valiosas lagunas de la antigua explotación romana.

Sus promesas de dar trabajo a 500 personas (o a 200) en 13 años, no acaban de convencer a la mayoría de los habitantes de una comarca que, ante todo, quiere seguir viviendo como hasta ahora. Con calidad y aprovechando los recursos agroganaderos, turísticos y pesqueros de esa tierra maravillosa. Pero otros sufren la fiebre del oro sucio y ya sueñan con una solitaria década de trabajos fáciles y sueldos elevados.

La empresa minera que promueve esta mina está a la espera de recibir el resultado de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) de su proyecto. Y pese a los 3 informes desfavorables de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, es muy probable que finalmente el Principado de Asturias publique un Declaración de Impacto Ambiental positiva. No hace falta recordar que ya estamos en la antesala de las próximas elecciones regionales y locales, donde este tipo de noticias de trabajo fácil tienen un fuerte tirón publicitario.

El problema es que volvemos a ser pobres ¿Lo dejamos de ser alguna vez? Y sin empresas punteras en I+D sólo podemos ofrecer a ese ente extraño denominado “mercado” nuestros maltrechos recursos naturales, hipotecando con ello el futuro en post de espejismos de pandereta. Oro en Salave, cobre y zinc en Aznalcóllar (otra vez Doñana en peligro), magnesita en Zilbeti, petróleo en Canarias. Demasiada fiebre por el dinero fácil y pocos antipiréticos de sostenibilidad o cordura.

¿Firmas contra esta mina? Yo ya lo he hecho, respondiendo a la petición hecha por la Plataforma ORO NO en Change.org. Y si te interesa el tema puedes consultar el blog de esta activa asociación.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

14 comentarios

  1. Dice ser LuisB

    Una barbaridad arrasar esa zona de Asturias y contaminarla durante décadas

    para que funciona una mina de oro durante unos años.

    10 Octubre 2014 | 10:15

  2. Dice ser ecoloJeta

    No quereis oro, hierro, wolframio, petroleo, etc, etc ni minas ni canteras. Por tanto no quereis tlfs moviles, ni ordenadores, ni electricidad, ni coches, ni casas ni nada que se parezca a algo civilizado…

    ¿Pq no os vais a vivir a una cueva perdida en el monte y comeis hierbecillas?, ¿Que tal si os lo haceis ver por un especialista en psiquiatria?

    Nada contamina más que la IGNORANCIA

    10 Octubre 2014 | 10:36

  3. Dice ser POLITICOS_ASESINOS

    ¿Cuanto dinero de ese oro le van a untar a los políticos asesinos del medioambiente? ¿CUANTO?

    ¿HABEIS VISTO EL PROGRAMA DE DISCOVERY MAX “LA FIEBRE DEL ORO”?

    Echadle un vistazo por Youtube, echadle, y mirad como han dejado hermosos bosques y parajes de Cánada. Todo levantado como si fuera una gravera.

    Ellos a buscar el oro, a llevarse los beneficios, a untar a los POLITICOS y después todos los contribuyentes a pagar del dinero público los desaguisados capitalistas.

    10 Octubre 2014 | 10:45

  4. Dice ser ECOastur

    Para ecoloJeta

    Su postura (y la de muchos econoJetas como usted) es o aceptas el mercado o te vas a vivir a un monte. Es decir, o conmigo o contra mí. Sin posibilidad de pensar en si es posible cambiar lo establecido. “Esto funciona así” “Si no te gusta, ya sabes” Son frases dignas de una educación medieval y las nuevas generaciones rechazamos estos mantras dictatoriales.

    Le recomiendo que visite Asturias y en particular la zona de la costa que va desde Cabo Peñas a Vegadeo. En un fin de semana la recorrerá y entonces entenderá por qué es increible que hayamos llegado a estas cotas de autodestrucción para justificar el pensamiento de unos pocos como usted.

    Y por último, el gobierno asturiano (PSOE) como TODOS los demás gobiernos regionales no antepone los intereses de sus habitantes a los de las empresas externas. Hay una cultura, implantada por la política actual, de bendecir toda inversión extranjera sin calcular el coste medioambiental y paisajístico que suponen.

    Salga más de su cueva, Señor “ecoloJeta”…

    10 Octubre 2014 | 10:57

  5. Dice ser alotofbeercans

    El problema es que el proyecto de papel puede pintar la explotación como un paraiso en la Tierra … para luego poder hacer lo que les de la gana. Nadie de la administración va a hacer un seguimiento de todo el proceso, con lo cual en la práctica, tienen via libre para dejar la zona arrasada, como hacen en Canadá y Sudamérica este tipo de instalaciones. No soy Asturiano pero me da la impresión de que esto es el típico “pan para hoy, hambre para mañana”.

    10 Octubre 2014 | 11:26

  6. Dice ser konver | toner

    Con la disculpa de los puestos de trabajo se ha instalado un sistema que en no muchos años nos va a pesar, la destrucción del medio ambiente lo pagarán las generaciones futuras no lo dudeis.

    ce285a
    http://www.konver.com/es/hp/10-pack-ahorro-hp-laser-ce285a-compatible.html

    10 Octubre 2014 | 14:42

  7. Dice ser cross

    @ecoloJeta: y cuando te quedes sin planeta, ¿dónde vas a usar tu móvil? ¿en Plutón? ¿Para qué quiero un móvil en una puta mierda de mundo? El problema, es que no necesito TANTOS coches, ni TANTOS móviles, ni TANTA electricidad. Que esto no trata de unos filántropos que quieren hacernos la vida mejor, sino de unos jetas que quieren forrarse a costa de dejar el mundo (en el que ellos no viven) hecho un trapo.

    10 Octubre 2014 | 14:54

  8. Dice ser Hipócritas no por favor.

    Os lo dice muy claro ecoloJeta.
    De hipócritas estamos sobrados.Por favor si teneis coche, moto,lavadora, movil,ordenador,lavavajillas,calefacción eléctrica o de gas natural,si vais en metro, barco
    o avión, si utilizais plásticos,zapatos y vestidos sintéticos,si vais con asiduidad de vacaciones y vais de país en país, s ivivis en ciudades que contaminan infinitamente más que los pueblos, si comprais en supers e hipermercados donde las frutas, verduras, son fumigadas en grandes extensiones con química…. ¿de donde creeis que salen todos esos productos?
    Una cosa por favor, antes de escribir memeces pensadlo dos veces y no hagais más el ridículo.Os lo pido por favor, la gente debe hablar dando siempre ejemplo de los contrario os diran en la cara que sois unos falsos y unos hipócritas.
    Venga pensad un poco.

    10 Octubre 2014 | 15:40

  9. Dice ser vicente ivorra mañogil

    Desastre ecológico al canto… Mal de cualquier forma, peor sabiendo que la ejecución de tal proyecto va a cago de una empresa canadiense que, es de suponer, se llevará LA GRAN TAJADA. Si acaso fuera una empresa estatal, casi, ya que el oro iría a engrosar el TESORO PUBLICO DE LA NACION, que es el respaldo real de la moneda nacional. Pero claro, dando la concesión de explotación a extraños, es donde radica las ganancias de los que ya sabemos. (Made in España)

    10 Octubre 2014 | 19:38

  10. Dice ser Cualquiera

    Oro ahora que sale rentable explotar las periferias del capitalismo “desarrollado” (véase no sólo Salave, sino el destrozo que querían hacer en Galicia con Corcoesto o el que pretenden en Skouries, Grecia). Levantar una instalación de este tipo con un mamoneo impresionante en las licitaciones y Estudios de Impacto Ambiental, que ni tienen en en cuenta los acuíferos, las recomendaciones de la CHC o los temores de los vecinos de que se usen técnicas que incluyen el cianuro… que en esa zona la gente viva de la ganadería, la pesca o el turismo parece que importa un carajo, 10 años de explotación, un erial contaminado que legar y fin de la explotación minera.

    11 Octubre 2014 | 00:27

  11. “La ideología tiene mala fama. Hay mucha gente que afirma convencidísima no tener “de eso”, con el mismo gesto que pondría para decir que no tiene piojos o tratos con la mafia. Pues bien: si está usted entre esas personas, sepa que en realidad sí tiene ideología, por poco articulada que esté y por escaso que sea el tiempo que dedique a pensar en ella. La tiene usted y la tiene todo el mundo. ¿Por qué? Porque todos contamos con una escala de valores, una noción de cómo deberían ser las cosas y unos planteamientos más o menos elaborados sobre la sociedad en la que vivimos. Este conglomerado nos orienta a la hora de opinar y, aunque sea en un sentido muy básico, tiene contenido político.

    Además de este concepto difuso de ideología, existe otro más concreto, que se refiere al conjunto de principios, valores e ideas que estructuran la visión del mundo de una determinada corriente política y ordenan el comportamiento y decisiones de los actores –partidos, representantes, militantes y simpatizantes- que se identifican con esa corriente. No se trata, como algunos sostienen, de una forma vulgarizada de filosofía, sino de una herramienta distinta, que posee un cuerpo doctrinal y una orientación esencialmente práctica, que evoluciona a través de su acción sobre la realidad en una interacción constante, y en la cual juegan un papel no despreciable los marcos narrativos y las emociones.

    La ideología –difusa y concreta- es consustancial a la política. Por eso resulta chocante la recurrencia con la que muchos representantes públicos tachan de “ideológica” una determinada acción o afirmación, abonando así la idea de que la ideología es per se una cosa rechazable. Es cierto que a menudo los motivos técnicos o económicos esgrimidos para defender ciertas decisiones son simples accesorios, concebidos para adornar lo que en realidad es fruto directo de un posicionamiento ideológico. La cuestión es que quien denuncia algo por ideológico, lanza su denuncia también desde una ideología, de signo contrario o como mínimo discrepante en ese punto. En lugar de calificar algo de ideológico sin más, sería clarificador señalar que lo que se agazapa tras ese algo es la ideología fulanita o menganita, con sus nombres y apellidos; que al denunciante esa ideología no le convence ni le gusta y por qué. Es cierto que estas clarificaciones se omiten por mor de la brevedad o porque se consideran obvias, pero cada vez resulta más necesario especificar lo obvio, no sea que se nos olvide.

    Expresar las propias convicciones nunca es baladí, menos aún en un contexto donde proliferan opinadores, representantes públicos y hasta partidos que se postulan como “no ideológicos” y dicen no ser “ni de derechas ni de izquierdas”, credencial con la cual parecen querer situarse por encima del bien y del mal. Esta tendencia se da en España y fuera de España; no es una rareza patria. Los portavoces de la misma a menudo insisten en proclamar la superioridad de la técnica sobre la política –o de los técnicos sobre los políticos- y en presentarse como adalides de la racionalidad y el sentido común. Esta última pretensión denota una cierta altanería; es como si insinuaran que todos aquellos que se autoubican abiertamente en la derecha o en la izquierda son unos descerebrados. Sin embargo, en realidad quien se posiciona con nitidez en el espectro político hace un servicio a la transparencia, y a los demás nos ahorra el esfuerzo de ubicarle a base de hermenéutica. Tampoco sobra recordar, por cierto, que quienes dicen estar por encima de las ideologías suelen mostrar una persistente tendencia a alinearse con posiciones propias de una de ellas: la derecha.

    La fascinación por la política “no ideológica” –es decir, “no política”, si tal cosa es posible- florece con singular exuberancia en ese populismo que navega cómodamente de babor a estribor según sople el viento, presumiendo incluso de apoyarse en la objetividad de los datos. Sin embargo, la selección misma de los datos implica ya una preferencia, y tras cada preferencia hay un juicio de valor, una visión del ser y el deber ser que nunca es ideológicamente neutra. Los ladrillos de este populismo new age son tan ideológicos como los del más vetusto de los partidos tradicionales, sólo que resulta más arduo verlos bajo las luces de neón y el decorado de diseño.

    Para mucha gente, vacunada por las historias de terror que el fanatismo escribió durante el siglo XX, la palabra ideología se asocia automáticamente con sectarismo e intransigencia. Esa experiencia lúgubre ha ocultado, sin embargo, que en esos mismos cien años y también en nombre de ideologías, miles de hombres y mujeres lograron con gran esfuerzo romper las cadenas que les ataban o ataban a otras personas, ampliar los derechos humanos, civiles y políticos, poner en marcha el motor del progreso y el bienestar en muchos países. Claro que se puede tener ideología de forma consciente, convencida y activa sin ser un descerebrado, un fanático o un sectario, y mucho menos un criminal; lo que resulta cada vez más difícil es tenerla y no verse en la obligación de explicarse y justificarse todo el rato.

    Entre otras razones porque, para terminar de emborronar el panorama, el siglo XX se cerró con la eufórica proclama del fin de las ideologías por parte de una derecha que veía en la caída del muro de Berlín la demostración de su triunfo definitivo sobre cualquier otra interpretación del mundo. No es que estuviera en lo cierto, pero en la práctica tampoco parece que le saliera del todo mal la jugada. A fin de cuentas, las ideologías han acabado bastante desprestigiadas y el marcador de la valoración ciudadana se aproxima al política 0, tecnocracia 1. Un tablero de resultados que perjudica especialmente a la izquierda, porque a la derecha no le disgusta el escenario tecnocrático postpolítico. Pero ojo: el partido no ha terminado, y el marcador puede darse la vuelta si los jugadores -es decir, los ciudadanos- no abandonamos el terreno de juego”.

    por Trinidad Noguera
    Follow @TriniNGM
    19/10/2013 Agenda Pública

    11 Octubre 2014 | 12:25

  12. Dice ser Paisano

    Iros a Navelgas, en el concejo de Tineo donde está el museo del oro.

    11 Octubre 2014 | 18:59

  13. Dice ser Antonio José Castilla Lara

    “TRABAJO SÍ, MINA YA”
    .
    …Siempre que los políticos se aclaren y se apruebe el proyecto, ¿por qué hemos de rechazar la creación de centenares de puestos de trabajo en Asturias? Hay que tener en cuenta que la aprobación de un proyecto de esta magnitud no se realiza de la noche a la mañana. Se necesita para ello de muchos estudios y gente especializada. La compañía minera Asturgold –100% propietaria de la mina– ya ha demostrado su viabilidad al mínimo coste medioambiental. Incluso muy por debajo de los límites marcados por la ley española.
    .
    …De hecho, Asturgold incorporó hace tiempo al consejo de dirección de la compañía al gran PATRICK MOORE, cofundador de GREENPEACE, quien vio compatible la explotación de Salave con el respeto al entorno socioeconómico y natural de la zona. Los habitantes de Tapia de Casariego pueden respirar a gusto, porque este proyecto apenas tendría impacto negativo en sus vidas. Se han dicho muchas tonterías en contra de la extracción del oro. Todas fruto de la ignorancia o, incluso, del miedo. Pero no hay nada que temer. Se seguirá criando la vaca asturiana como si tal cosa. Y pescando la rica lubina y el cotizado percebe.
    .
    …Estamos hablando de una minería subterránea, con sus instalaciones auxiliares muy alejadas de cualquier punto sensible al campo o al mar. Los ganaderos pueden estar tranquilos. Para ubicar estas instalaciones, la empresa tiene pensado adquirir terrenos, mediante compra o alquiler, a los actuales propietarios, pagándoles por ellos cantidades muy superiores a las del mercado. Más de uno tendría ahora la oportunidad de forrarse vendiendo sus campos baldíos y sus pedregales.
    .
    …El oro sería extraído mediante un método de trituración y lavado con detergentes biodegradables. Mientras que el proceso de lixidación con cianuro se realizaría fuera de España. La tecnología puntera de la empresa permitiría además la reducción de los impactos derivados de la mina, como el tráfico o el ruido. Sólo habría molestias mínimas durante el proceso de construcción. Inevitable y lógico. La fauna y flora de la zona minera sería trasladada a otro lugar para su posterior reimplantación.
    .
    …Importante. 0 VERTIDOS AL AGUA. El proceso de tratamiento del mineral, el proceso de flotación de oro, no tendría efectos negativos en el río o mar. Además estaría a más de 3 km de la costa y 4 km de Tapia de Casariego. Los pescadores cántabros no deben preocuparse de nada. Tampoco las empresas dedicadas al turismo.
    .
    …Y dejo para el final lo mejor de todo. Asturgold ha previsto la contratación fija de más de 500 personas, entre empleos directos e indirectos. Incluso podría llegar la cifra a 850, si la actividad industrial sobrepasara los 15 años previstos. De momento se han recibido más de 10.000 currículos, siendo casi 1000 de ellos de Tapia de Casariego, un municipio de 4000 habitantes. Esto significa que la aprobación del proyecto generaría pleno empleo en la zona minera.
    .
    …Ahora sólo falta que los políticos se pongan de acuerdo. Y que los ecoverdes dejen de dar por saco.

    12 Octubre 2014 | 09:29

  14. Dice ser Había una vez...

    Dice Antonio José Castillo Lara: “La fauna y la flora de la zona minera sería trasladada a otro lugar para su posterior reimplantación”. Hummm…. así que los jilgueros, los verdecillos, las lagartijas roqueras, los sapos comunes, los tritones palmeados, las comadrejas, los erizos, las salamandras, los topillos, los tojos, los brezos, los helechos, los pinos, etc, etc, etc… serían llevados, uno por uno a otro lugar, para que vivan dichosos y felices. Después de leer semejante visión idílica del asunto, otros habrá que la tílden directamente de mamarrachada, no seré yo quien me trague el resto de su escrito. Visto lo visto, estoy por creer que usted todavía cree, o pretende hacernos creer a los demás, que los Reyes Magos existen. Bendita inocencia.

    22 Octubre 2014 | 11:50

Los comentarios están cerrados.