BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Pobres ancianos secuestrados en jardines

Olivo milenario

La historia es real. Un artista se enamoró de un árbol y quiso inmortalizarlo en una pintura única. Era un olivo del Maestrazgo, en Castellón, al que le calculaban 1.300 años. Por ponerle una cifra, pues resulta imposible conocer su edad exacta. Todas las tardes el pintor acudía al olivar buscando esa luz única incidiendo en la corteza retorcida del coloso, que dibujaba con primor de escolar. Pero al llegar un día el gigante había desaparecido. ¿Se habría confundido de lugar? El agujero abierto en la tierra le confirmó su peor presentimiento. Lo habían vendido por un puñado de euros, para desolación del artista y de los muchos vecinos y forasteros que lo admiraban. Un triste cuadro sin terminar fue su último recuerdo.

En la Comunidad Valenciana todos estos árboles grandiosos están protegidos desde 2006. Pero no los que se llevaron antes en camiones a golpe de cheque, la mayoría muertos durante el transporte, abandonados en viveros, languideciendo en rotondas, campos de golf, urbanizaciones; la minoría en jardines donde se coleccionan como un lujo más, los últimos testigos vivos de la historia dando sombra a la piscina.

Uno de ellos, quizá el del cuadro inacabado, se ha hecho famoso. Forma parte de la caprichosa colección de olivos centenarios del banquero Emilio Botín. 475 vetustos ejemplares expoliados a mayor gloria del mercado financiero. Bautizado “Santander”, al menos ha servido para algo más que el adorno. De él se ha extraído la primera secuenciación completa del ADN de la especie.

Gracias a sus añejos genes podremos mejorar la futura producción olivarera. Pero nunca lograremos que el viejo árbol vuelva a disfrutar de esas puestas de sol mediterráneas, auténticamente sublimes en estos días de finales de otoño. Ni que nosotros las disfrutemos a su sombra.

Olivo milenario

Foto superior: Ejemplar secuenciado en el proyecto del CSIC. ©Banco Santander/CSIC

Foto inferior:  Olivo Domiciano, nacido en el Maestrazgo (Castellón) hace casi 2000 años y que fue subastado en Francia por 64.000 euros como escultura viva del Imperio romano“. Las subastas de estos ejemplares únicos que deberían estar protegidos y ser atractivos turísticos de la comarca siguen dando fabulosos beneficios a los intermediarios de tan vergonzoso comercio.

Otras entradas relacionadas:

9 comentarios

  1. ¿Arrancar árboles milenarios para adornar jardines en el otro extremo del país o del planeta? Terrible la historia de Santander, el olivo de 1.300 años al que le robaron los atardeceres mediterráneos. ¿A ti también te horroriza este expolio de nuestro patrimonio cultural y natural?

    29 Noviembre 2013 | 09:21

  2. Nadie debería ser dueño de un árbol…

    29 Noviembre 2013 | 11:30

  3. Dice ser Fer

    Una auténtica vergüenza!!! Un ser viviente más antiguo que nuestra propia civilización y lo dejan totalmente mutilado para satisfacer el ego de la puta burguesía.

    29 Noviembre 2013 | 12:53

  4. Dice ser Reme

    Bueno, esto es exagerarlo al extremo. Será que los olivos están pocos cuidados en la sede del Santander…

    29 Noviembre 2013 | 17:29

  5. Dice ser Lluis

    Madre mía, que perra habéis cogido con los olivos ahora

    29 Noviembre 2013 | 18:02

  6. Dice ser Alacran

    Malditos cazadores burgueses los olivos les importa una mierda

    30 Noviembre 2013 | 13:05

  7. Dice ser Pero bueno..

    Que dice este alacrán ahora de los cazadores, seguro que se acababa de levantar de la cama y estaba todavía aturdido jajajaja

    30 Noviembre 2013 | 16:49

  8. Dice ser Julian Martinez

    Desde luego es verdad la perra que tenis con los olivos. Creo que si todos la cogierais, con la que tenemos socialmente a todos los niveles seria mas fructífera.

    Daros cuenta la que esta cayendo empujado por los que tienen encomendado el cuido de los seres humanos, incluido los ancianos olivos. Los ancianos humanos pensionistas, están siendo maltratados y robado todo lo creado a lo largo de sus vidas por esas residencias de protección al anciano, esto se hace con un descaro y prepotencia con chantaje a los posibles familiares que se preocupan por ellos.

    Estos son los temas hoy candentes de las tantísimas bestialidades de injusticia que hoy se sufre por múltiples de administraciones de muchos Estados, incluido España.

    Es negligrante que estos gobernantes tachen y castiguen a los distintos grupos que humanamente piden justicia, quieren vivir que es ya lo que se esta negando “el derecho a la vida y un techo que nos cubra”. Se les trata de todo dichos, violentos, terroristas, etc. etc.

    Yo, pregunto? Como llamamos a los que supuestamente el pueblo eligió para que estos crímenes sociales contra los mas débiles, incluido los olivos no ocurran ni prosperen. Es mas; cual es el origen del terrorismo contra hombres y mujeres. La respuesta es obvia, los violentos que protestan ante el martirio social que sufren provinente de corruptos que ocupan las administraciones del Estado.

    Bueno no mas, porque por lo que veo y aprecio; yo también puedo ser tachado de los malos, naturalmente por los buenos del Estado al estar pregonando y haciendo mucha caridad para con sus ciudadanos.

    01 Diciembre 2013 | 22:38

  9. Dice ser Pedro Moreno

    Si la expoliación, de una pequeña parte de esos clásicos y milenarios olivos, hecha por el señor Botín, sirve al menos para investigar y mejorar la especie de estos formidables, culturales y de tan gran importancia económica para nuestro país, como es el olivo. Vendito sea.
    Lo peor y más ingrato destino tienen, son los que trasplantan a jardines estériles y rotondas de carreteras. Sin cuido ni mantenimiento de ninguna clase, donde una vez arrancados de su entorno natural y de nacimiento, solo les queda el amargo e incierto destino de secarse. Y lenta y progresivamente, podrirse primero sus ramas y luego el tronco y ha sí desaparecer los últimos testigos vivos, de antes de Jesucristo, tal vez incluso, antes de los Romanos.

    01 Diciembre 2013 | 22:56

Los comentarios están cerrados.