BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

La tragedia ambiental del incendio de La Gomera también es económica

Tengo el alma encogida en un puño, inmensamente triste por ese incendio que está destruyendo el corazón de La Gomera, las selvas mágicas de Garajonay. Cerca de un 10 por ciento del Parque Nacional ya se ha carbonizado y el fuego continúa imparable, descontrolado.

Conozco bien esos bosques y a sus gentes. Todos los años trabajo allí con los programas de voluntariado de SEO/BirdLife. Conozco también muy bien a sus gigantes vegetales, impresionantes árboles singulares a los que he inventariado para un catálogo oficial del Gobierno de Canarias. Por eso me siento incapaz de imaginar a esas selvas de niebla consumidas por las llamas.

Los bosques de Garajonay atesoran una triple singularidad:

  • Por un lado, son fósiles vivientes de las junglas cálidas y húmedas que poblaron la región mediterránea en el Terciario.
  • Por otro, protegen una extraordinaria cantidad de endemismos, producto de su aislamiento genético.
  • Finalmente, concentran una sorprendente densidad de árboles centenarios y monumentales.

Pero, por encima de su altísimo valor biológico, Garajonay contribuye al desarrollo sostenible de todo un territorio en sus aspectos ambiental, social y económico. En 1986 la Unesco reconoció estos méritos declarándolo Patrimonio de la Humanidad y este año toda la isla ha sido nombrada Reserva de la Biosfera.

La tragedia es ambiental, pero también económica. El Parque Nacional de Garajonay tiene una posición clave en la socioeconomía insular como principal fuente generadora de recursos. Su cada vez más activo sector terciario depende casi exclusivamente del turismo generado a la sombra de estos árboles siempre verdes. Gracias a este espacio se explican las más de 8.000 camas de su planta alojativa. Como resultado, Garajonay es el tercer parque nacional más visitado de España en relación con su superficie, por detrás del Teide y Timanfaya.

Todo indica que el fuego ha sido intencionado. Algún malnacido disfruta haciendo daño a sus vecinos y sus recursos, poniendo en peligro sus vidas y obligando a desalojar a 600 personas de 15 núcleos de población. El incendio es la mayor amenaza para la integridad de Garajonay, ya que como señalaba su director, Ángel B. Fernández, en un artículo que firmamos conjuntamente en la revista Quercus,

“destruye las estructuras forestales antiguas, imposibles de recuperar en la escala temporal de una vida humana”.

Y al contrario de con el pino canario, capaz de rebrotar después de un incendio, el fuego no ha jugado un papel importante en la evolución del ecosistema, ya que no existen fuentes naturales de ignición y las plantas no están adaptadas a estos desastres.

Hoy en la Radio Autonómica de Canarias me pidieron que hiciera una descripción de Garajonay y hablé de su increíble paisaje sonoro. De ese silencio sobrecogedor arrullado por el reclamo de la paloma rabiche, el rumor del agua de un pequeño manantial y el susurro de los vientos alisios agitando las hojas de fallas y viñátigos. Me quedo con ese recuerdo íntimo. Como Federico García Lorca ante la sangre de Ignacio Sánchez Mejías, me niego a pensar en el alma carbonizada de Garajonay:

¡Que no quiero verla!  / Dile a la luna que venga,/ que no quiero ver la sangre / de ese bosque incendiado. / ¡Que no quiero verla! / Que mi recuerdo se quema.

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

11 comentarios

  1. Dice ser Sonia

    No puedo dejar de llorar…

    06 Agosto 2012 | 14:23

  2. Dice ser yayi...

    El problema es que a los pirónomanos apenas les castigan. Veinte años por destrozar la poca vegetación que hay en este país, más un embargo de sus bienes por el valor de lo destrozado, y estos pirados se lo pensarían…

    06 Agosto 2012 | 16:21

  3. Dice ser Fernando

    ¿Sera larrosa un pirómano y esta pegando fuego a los montes? Yo para que podais leer sus burradas lo he vinculado con mi nombre si clicais os saldrá su Web

    06 Agosto 2012 | 16:31

  4. Dice ser porlajeta

    Lo que no entiendo es como una actividad economicamente viable como el turismo aun es maltratada…

    De verdad que no lo entiendo

    salu2
    http://porlajeta.es/disenos/23-disenos/2064-sofa-para-gatos.html

    06 Agosto 2012 | 16:46

  5. Dice ser mala gestion, malos gobernantes

    Recuerdo que mi abuelo, que ha sido pelador de pinos a lo largo de su vida laboral me decía hace un año que España se quemaría entera.Sus razones eran muy claras: no existe gestión de los montes como antaño.Los cortafuegos han dejado de existir, mucha culpa la tienen algunas organizaciones ecologistas que enseguida tomaban la senda de la denuncia cuando algun ayuntamiento o algúna comunidad decidía ponerse a la obra.El aprovechamiento de la madera como leña ha dejado de existir.Cualquier propietario tiene que pedir fecha y hora aunque sea para hacer leña para la chimenea o la barbacoa,incluso rogar al agente forestal de turno que le deje hacer en su finca un manojo de leña.Los desbroces en invierno han dejado de hacerse.Los Pamer y los encor que eran peonadas para las gentes de los pueblos y que entre otras cosas se dedicaba a limpiar monte han dejado de existir.La ganadería extensiva de cabras (sobretodo) ovejas y vacas limpiaban el monte mejor que nadie y la ganadería ha pasado de ser extensiva a ser intensiva.
    Es decir tenemos todas las papeletas de la lotería para que se queme toda España en un año muy seco como éste.La solución es hacer todo lo que he enumerado y que los montes tengan su gestión y su rentabilidad todo el año.
    Y recuerden que los montes se apagan en invierno.Ahora son imposibles de apagar, sin un triste cortafuegos,sin gestión, sin limpieza,en manos de políticos y biologos urbanitas que desconocen que se debe hacer todo el año en el monte.
    Estamos recogiendo la política nefasta en cuestión de montes.
    Hasta que los propietarios rurales y las gentes autoctonas no tengan ni voz ni voto en la conservación no hay nada que hacer.
    Un saludo.

    06 Agosto 2012 | 16:57

  6. Dice ser antonia

    dar un ejemplo aunque sea un dia en la vida gobernantes de españa meter en la carcel por bastante años a los que prenden los fuegos, no que alos dos o tres meses ya estan en la calle hasta cuando van a vivir y ha soportar esto por eso estamos en la quiebra por no ebdurecer las leyes judiciales rajoy ahora es la hora de tomar el toro por lops cuernos dale caña a esos hp que estan en las calles sueltos, cambia las leyes y veras que este pais saldra adelante llevalos de la mano y corriendo cambia y extructura todos los manios blandas que estas a su alrededor caña con todo carceles de por vida que sufran para que sepan lo que se sufre en realidad

    06 Agosto 2012 | 21:49

  7. Dice ser Sor Berta Rivero

    Muchas, muchas,muchisimas veces he contemplado los hermosos paisajes de la Gomera, solo al mirarlos sentía gozo y paz a la vez. Hoy el alma se me arranca, siento en lo mas profundo de mi ser a la Gomera, su entorno y su gente. Hoy mi alma llora, sobrecogida miro como pasa el fuego impetuosamente, siento la angustia de la gente, miro sus rostros, muchos de ellos conocidos, la impotencia y el temor de acercarse a él es evidente.
    Desde aquí me uno a todos,pido a Dios que nos de fortaleza para afrontar esta prueba que una vez más pasa por nuestra isla.
    Sor Berta

    06 Agosto 2012 | 23:00

  8. Dice ser Naturista

    No son “pirómanos”. Por favor, empecemos a hablñar con propiedad. Más que por pura ortodoxia linguística, por las indeseables consecuencias que acarrea el mal uso.

    La piromanía es una enfermedad mental, que como tal detenta una serie de características concretas. Una de ellas, la principal y que más distingue, es la de que “el enfermo pirómano siente goce al contemplar un incendio, aunque después sufre enormemente al ver el destrozo; el pirómano no quiere hacer daño a nada ni nadie, sino sólo gozar”…

    Son “incendiarios”, no “pirómanos”. Una de las consecuencias peores al dar el mal uso, es que se generalice la idea de que los incendiarios son gente enferma (con lo que ello supone de atenuante o incluso eximente a sus actos).

    09 Agosto 2012 | 13:52

  9. Dice ser Kkik

    Qué asco de gentuza. Malditos sean para toda su vida. Ya tenía mi reserva y mi vuelo para ir a La Gomera en breve, tenía muchísimas ganas de conocerla. No creo que la anule, pues quisiera conocer la isla de todas formas, pero esos malnacidos van a conseguir amargar mi estancia. Ojalá en una de ésas haya suerte y se quemen las narices, o mejor enteritos. Hijosdelagrandísimapvta.

    12 Agosto 2012 | 22:41

  10. Dice ser ismael

    Arde la Gomera, ecolojetasssssssss

    22 Agosto 2012 | 00:00

  11. Dice ser Cmua

    Pirómanos? Ya te digo yo que más de un incendio es provocado por empresas para hacer el “Agosto”.

    29 Agosto 2012 | 21:36

Los comentarios están cerrados.