BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

El futuro es promiscuo, al menos para las mariposas

En la variedad está el gusto… y el futuro. Así lo piensan las mariposas. O al menos así lo interpretamos nosotros después de que un importante estudio científico haya demostrado que la promiscuidad, incluso con elementos totalmente ajenos a los intereses y hasta a los genes de la propia especie, ayuda a sobrevivir; a sobrellevar con éxito eso que llamamos lucha por vida.

En principio nos referimos a las mariposas, aunque somos muchos quienes incluso en estos sesudos descubrimientos creemos ver un guiño cómplice de la naturaleza. Será el verano.

Os doy más detalles. Un numeroso equipo internacional de investigadores ha secuenciado por primera vez el genoma de la mexicana mariposa del cartero (Heliconius melpomene). Los resultados, publicados en la revista Nature y dados a conocer por la Agencia SINC, demuestran que la reproducción entre diferentes especies de lepidópteros ha contribuido positivamente al intercambio de colores para perfeccionar su mimetismo, herramienta fundamental que evita a los depredadores.

No contentos con desear a la vecina del bosque de enfrente, el haber buscado y logrado una hibridación aparentemente antinatura les ha traído a estos lepidócteros más ventajas que inconvenientes. Las mariposas habrían mejorado así su camuflaje y, con ello, aumentado la supervivencia. Sin embargo, este mariposeo no es habitual. Según los investigadores, sólo entre uno de cada mil y uno de cada diez mil ejemplares del promiscuo insecto recolectados en el medio silvestre es híbrido.

No sé a vosotros, pero a mí esta noticia me ha desatado la libido veraniega. Y me hace pensar en Jack Nicholson y Jessica Lange ¿Qué por qué? Pues porque a la mariposa se le llama “del cartero” y, como en la película protagonizada por ambos actores, el repartidor “siempre llama dos veces”. De casa en casa, de flor en flor. ¿Será el calor, querida Jessica?

Referencia bibliográfica:

The Heliconius Genome Consortium. “Butterfly genome reveals promiscuous exchange of mimicry adaptations among species”. Nature 7398 (485): 1-5, 16 de mayo de 2012. DOI: 10.1038/nature11041

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/cronicaverde)

 

4 comentarios

  1. Dice ser JesúsFB

    Has dicho “lívido” cuando querías decir “libido”. Lívido quiere decir muy pálido o morado.

    06 Julio 2012 | 08:34

  2. Dice ser Ioputa

    Esto, lejos de ser un ejemplo de que los animales nos enseñan sobre nuestros propios comportamientos, es una muestra de lo contrario: no podemos tomarlos como modelos de actitud. El ser humano, a diferencia de un animal que es puramente instintivo (incluso los animales superiores), tiene libertad y también, por tanto, la capacidad de discernir qué está bien y qué está mal y usar su libertad en ese sentido. No creo, por tanto, que la promiscuidad sea deseable para nosotros de la misma forma que no lo es reproducirse por mitosis, cargarse al vecino por cuestión de territorio o matar a la pareja después de follar, aunque otros seres vivos lo hagan.

    Si realmente estuviera en nuestro destino ser promiscuo los que lo defienden no reaccionarían si un tercero les pidiera follar con sus propias parejas. Es curioso: todo defensor de la promiscuidad sólo lo es cuando no le afecta directamente, cuando no ha sufrido en su persona una traición sentimental. Entonces deja rápidamente de bromear sobre el tema…

    06 Julio 2012 | 10:13

  3. Dice ser ANTONIO LARROSA

    No sabia que las mariposas pudieran vivir más de un día según tengo entendido.

    Clica sobre mi nombre si sabes leer muy deprisa.

    06 Julio 2012 | 12:09

  4. Dice ser Sotoca

    De acuerdo Cesar, esta noche sin perder tiempo me pongo manos al asunto. Que todo sea por el bein de la especies. Si luego mi mujer me dice algo le digo que tranqui, que esta publicado en una prestigiosa revista.
    Un saludo

    06 Julio 2012 | 15:21

Los comentarios están cerrados.