BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

2010 ha sido un mal año para la biodiversidad

Puestos a hacer balance, este año que ahora acaba ha sido malo para el medio ambiente. Baste recordar que la promesa de reducir la pérdida de biodiversidad en todo el mundo para el año 2010 no se ha cumplido ni de lejos, al tiempo que todo el mundo celebraba pomposamente el Año Internacional de la Biodiversidad.

La degradación planetaria sigue imparable, incluso más rápida y destructiva que nunca. También en nuestro país, donde la defensa de la biodiversidad nos sigue pareciendo algo decorativo y superfluo, cuando en realidad es la salvaguarda de nuestro futuro. Y nuestra manera de gestionarla habla mucho de qué tipo de sociedad hemos creado, cada día más abocada hacia un desarrollismo desestructurado sin futuro.

La nueva ministra Rosa Aguilar ha prometido pintar de verde el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino (MARM), pero con un presupuesto cercenado no tendrá dinero para comprar la pintura. Tampoco voluntad política para impedir el avance de los cultivos transgénicos, proteger el atún rojo, paralizar el proceso de elección de ubicación del cementerio nuclear, rechazar en los tribunales la rebaja de 300 especies en el nuevo catálogo de especies protegidas de Canarias, evitar la muerte de más linces o el estancamiento de la Red Natura 2000.

Se han hecho pocas cosas, pero muchas de ellas han sido para supuestamente revalorizar los espacios naturales, cuando en realidad sólo se han levantado infraestructuras con escaso contenido y carentes de personal preparado que las puedan gestionar con eficacia. Otra parte se ha ido en marketing y merchandising, nueva versión improductiva de la olvidadfa educación ambiental.

La Asamblea General de las Naciones Unidas ha declarado 2011 Año Internacional de los Bosques. Visto lo visto, todo quedará en una celebración más carente de compromisos, y mientras seguiremos destruyendo nuestras forestas a velocidad endiabladamente irracional. Pobres árboles. No pueden echar a correr para evitar la que les viene encima.

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share

11 comentarios

  1. Dice ser Peter

    Porque vamos a tener que dejar de construir macrourbanizaciones en bosques protegidos? Para salvar la biodiversidad y el planeta?? Las macrourbanizaciones dan trabajo y prosperidad! Ni un monte sin chalets!

    (Todo con irionía)

    30 Diciembre 2010 | 23:01

  2. Dice ser la biodiversidad es nosostros

    Un mal año para LA VIDA, y por ende, para LA HUMANIDAD.

    30 Diciembre 2010 | 23:25

  3. Dice ser Michael

    Mal año sin duda, con el único consuelo de que cada vez hay mas gente concienciada de estos asuntos y por tanto mas presion sobre nuestros incompetentes gobiernos, incapaces de ver que el futuro para la humanidad a largo plazo consiste en proteger la casa donde vivimos todos, la tierra.

    30 Diciembre 2010 | 23:55

  4. Dice ser Adrian Carsini

    Biodiversidad, años espantosos, con todos los extranjeros han llegado masivamente a Europa, negros, sudakas, pakistanies, moros, rumanos, amarillos, marrones, café con leche, como el carbón, todas nuestras razas autoctonas y las suyas por ende se extinguirán para dar paso a una sola de mestizos, la biodiversidad aniquilada.

    31 Diciembre 2010 | 00:44

  5. Dice ser Ó

    por que os preocupáis?? gente nace y muere todos los días, lo bueno de joder al planeta es, que si aguantamos un poquito más, seremos los últimos humanos de la historia, bieeeen!!!

    31 Diciembre 2010 | 03:07

  6. Dice ser ¿ein?

    EN FIN, LEYÉNDO LOS COMENTARIOS UNO LLEGA A LA CONCLUSIÓN TÓPICA DE QUE TENEMOS LO QUE NOS MERECEMOS, SIN MÁS.

    31 Diciembre 2010 | 03:25

  7. Dice ser Jujs

    Que mas da, mientras sigan poniendo salvame en televisión el populacho se mantendrá feliz.

    31 Diciembre 2010 | 03:29

  8. Dice ser blog Quercus 4.0

    ¿Cuándo aprenderemos?
    ¡Madre mía!

    31 Diciembre 2010 | 11:16

  9. Dice ser patricia

    q dios nos pille confesados:S

    03 Enero 2011 | 01:53

  10. Dice ser ARBA

    2011 Año Internacional de los Bosques. No de los Cultivos Forestales

    Arba, organización que viene luchando desde hace años por la defensa y recuperación de los bosques autóctonos, durante éste Año Internacional de los Bosques, desarrollará su trabajo en dar a conocer la diferencia entre bosque y cultivo forestal, ya que no se pueden meter los dos conceptos en el mismo saco como viene haciendo la ONU, la FAO y otros organismos oficiales y empresariales, tanto en el ámbito internacional como estatal.

    Un bosque es un ecosistema natural complejo, dominado por especies arbóreas autóctonas locales y su vegetación acompañante, animales, hongos y microorganismos del suelo. Todos estos elementos establecen entre sí interrelaciones perdurables en el tiempo, autoabasteciéndose sin necesidad de la intervención del ser humano

    Un cultivo forestal, que es una plantación de especies vegetales de interés comercial, alineadas, de la misma edad y por regla general alóctonas de la zona, ya que se encuentran fuera de su área geográfica natural. Lo que la FAO gusta en llamar “bosques plantados”.

    Esta diferencia es importantísima, plantear, como intencionadamente se viene haciendo, de que un cultivo forestal es igual o más importante que un bosque, tan sólo sirve a los intereses de las empresas forestales, madereras, del papel o productoras de aceite de palma, que están deforestando grandes extensiones de bosques autóctonos en todo el mundo para imponer sus cultivos.

    La destrucción de los bosques y selvas y la sustitución de estos por plantaciones de cultivos forestales, que en la actualidad ocupan cerca de 270 millones de hectáreas, y que para el año 2030 se incrementarán a 1.157 millones de hectáreas, está generando un amplio movimiento de protesta a nivel mundial, uniendo a través de World Rainforest Movement (Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales) a comunidades campesinas, indígenas, ecologistas y organizaciones sociales de todo tipo.

    Otras muchas organizaciones, nacionales o internacionales, también piden una clara definición a la ONU de estos dos conceptos, así la Asociación de Biología Tropical y Conservación, (The Association for Tropical Biology & Conservation, ATBC), la mayor organización científica mundial dedicada al estudio, protección y utilización sostenible de los ecosistemas tropicales, ha adoptado una resolución exigiendo a la ONU la modificación de sus definiciones de bosques, por considerarlas confusas y equivocadas.

    España no se libra de estos planes. Si entre 1940 y 1994 se repobló 2,9 millones de hectáreas con pinos y 450.000 hectáreas con eucaliptos, con el actual Plan Forestal Nacional, que termina en el año 2032, se pretende que esta superficie se incremente en 38.000 km2, es decir la superficie de Salamanca, Zamora y casi León juntas.

    El Año Internacional de los Bosques ha de ser un año de trabajo y lucha, de desenmascaramiento y aclaración, con el objeto de cambiar las bases en las que se asienta las grandes corporaciones forestales, de la madera y el papel. Un año en el que hay que dar a conocer lo imprescindible para la vida en el planeta y sus gentes, que son los bosques autóctonos, la importancia de su regeneración natural, y la necesidad de preservarlos y aumentarlos. Para ello es necesario la implicación de la sociedad.

    Esto es todo un reto, que en la medida de nuestras posibilidades, conocimientos y medios trataremos de cumplir.

    ARBA (Asociación para la Recuperación de los Bosques Autóctonos)

    04 Enero 2011 | 17:29

Los comentarios están cerrados.