BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Una autopista, el corredor de la muerte genética del oso

Las poblaciones de oso pardo cantábrico (Ursus arctos) están felizmente escapando de una muerte anunciada.

Hace 20 años, cuando grupos conservacionistas como FAPAS iniciaron las primeras campañas en su defensa, la situación era crítica. El espléndido plantígrado que en el siglo XIV criaba en Andalucía y Murcia, que en el siglo XIX ocupaba los montes desde Galicia a Cataluña, estaba en situación terminal. Apenas quedaban 80 ejemplares.

Ha costado muchos esfuerzos, pero al final se ha logrado invertir la tendencia. Ahora es claramente ascendente, con 160 ejemplares censados.

Reducido el impacto de los cazadores furtivos, de los lazos, de la destrucción del hábitat, el mayor problema pendiente sigue aún sin resolverse: una autopista, la AP-66 o del Huerna, comunicación vital entre Asturias y Castilla y León, se ha convertido en el corredor de la muerte genética del oso cantábrico.

Cuando se inició la construcción en 1975 de esta vía de alta capacidad nadie pensó en los plantígrados salvajes, no eran tiempos para esas sensibilidades. Y se trazó sin tener en cuenta su gran impacto medioambiental, sin pensar que al pasar por Pajares cortaban por la mitad a las poblaciones de mamíferos terrestres, el oso entre ellas.

Férreamente vallada para garantizar la seguridad vial, no hay pasos de fauna que permitan atravesarla. Se ha convertido de esta forma en un infranqueable muro de Berlín que sigue hoy en día impidiendo la comunicación entre las dos grandes familias de úrsidos:

  • Por un lado la población occidental, la mejor conservada, 130 ejemplares localizados entre Los Ancares de Lugo y la autopista de Pajares.
  • Y por otro lado la población oriental, la más amenazada, 30 ejemplares entre la autopista y las montañas de Palencia, León y Cantabria.

Aisladas entre sí desde hace 30 años por culpa de esta autopista, si ambas poblaciones no se comunican se producirá un peligroso proceso de endogamia, de empobrecimiento genético (sobre todo en la población oriental), que entre otros problemas las dejará más indefensas frente a las enfermedades.

Por suerte el muro será derribado. La Fundación Oso Pardo , apoyada por el Ministerio de Medio Ambiente, ha anunciado la creación de un pasillo verde que conectará las dos poblaciones del plantígrado en la Cordillera Cantábrica. Se harán pasos elevados sobre este denso nudo gordiano de comunicaciones (autopista, carretera nacional N-630, ferrocarril y futura línea del AVE), convenientemente reforestados para permitir la tan ansiada unión entre ambas familias.

Una actuación considerada una prioridad por la Estrategia para la Conservación del Oso Pardo Cantábrico aprobada en 1999, sobre la que, en realidad, ya se lleva algunos años trabajando; de hecho, hace dos años un oso logró pasar de un lado al otro, el primero en tres décadas.

Todavía tardaremos 10 años en lograr la ansiada reunificación familiar, pero los pasos en conservación deben ser meditados, consensuados y firmes. Hasta ahora la principal prioridad era salvar al oso de la extinción. Una vez logrado ya podemos pensar en su mejora genética.

La autopista de peaje del Huerna, principal comunicación entre Asturias y Castilla y León, aísla gravemente a las poblaciones de oso pardo cantábrico.

Si quieres leer más noticias sobre el oso, pincha en la Minuteca de 20 Minutos.

8 comentarios

  1. Dice ser Osezno

    Respecto al revuelo montado con el supuesto ataque de una osa a un cazador en el Pirineo, os recomiendo este artículo de Pilar Rahola en La Vanguardia.http://www.lavanguardia.es/lv24h/20081029/53568621593.htmlLa víctima es el osoPilar Rahola | 29/10/2008 |Según parece Hvala significa “gracias” en esloveno. Aunque dudo mucho que la osa que estos días es perseguida, con profusión de medios, por el Pirineo catalán, tenga demasiados motivos para dar las gracias a los seres humanos.En realidad, ¿puede darlas algún animal? El ser humano se ha convertido en una especie de virus brutalmente agresivo y violento, que destruye todo a su paso, entorno, vida, ecosistema… Nuestra capacidad de destrucción de la biodiversidad va pareja a nuestra falta absoluta de conciencia de lo que ello significa, y así vamos caminando por el planeta, dilapidando el patrimonio biológico que no nos pertenece.Lo que está ocurriendo estos días en el Pirineo catalán con la osa Hvala es un triste ejemplo de esta jauría humana en la que nos hemos convertido, y dondecualquier otra vida que no sea la de nuestra especie, es despreciada hasta la muerte. Resulta más que evidente que, en este caso, las víctimas de la violencia permanente han sido los osos, cuya persecución por parte de los cazadores,desde que fueron reimplantados, no ha cejado ni un momento.A pesar del vocerío con que claman algunos responsables políticos de Val d’Aran, como el propio síndic Francesc Boya –el populismo siempre ha dado réditos a la política–, lo cierto es que el balance, según el detallado informe de Depana, es una auténtica vergüenza para el Pirineo catalán. ¿Hacemos el repaso? En 1997 la osa Melba fue abatida por un cazador, mientras estaba con sus tres cachorros. Uno de ellos también murió.En el 2004, Papillón, el último representante de los osos autóctonos, fue también tiroteado y murió. Ese mismo año, la osa Canelle fue abatida cuando defendía a uno de sus osos del ataque de los perros de los cazadores. En el 2007, Franska murió atropellada, y en la autopsia se descubrió que estaba llena de perdigones. Y no hace más de un mes, el oso Balou fue tiroteado en otra batida, y desde entonces sobrevive herido.Finalmente, nadie sabe qué pasó exactamente con el encuentro entre la osa Hvala –probablemente embarazada– y el cazador de Les, pero se sabe que se produjo después de una cacería de jabalíes, y que la información dada a la prensa es, en el mejor de los casos, muy sesgada. Como dijo Depana en su comunicado, “la reciente agresión responde a una reacción propia de miedo del oso, y en ningún momento a un ataque gratuito, porque, si fuera el caso, el oso no habría provocado heridas leves al cazador”.Ciertamente, como muestran todos los informes de seguimiento, los osos del Pirineo no han representado ningún problema para el ser humano, y su contacto, inclusovisual, ha sido prácticamente nulo.Muy al contrario, el oso percibe la presencia humana mucho antes que nosotros, y siempre huye del contacto. En Cantabria, donde hay alrededor de 130 osos, no existe ningún problema. Está claro, pues, que todo el jaleo mediático que han montado desde el Pirineo, convirtiendo al pobre ósbru en una especie de peligro para la humanidad, responde exclusivamente a los intereses de los lobbies de cazadores, auténticos enemigos de su presencia en la zona.Desde que el oso volvió a los Pirineos, después de haber sido cazado sistemáticamente durante siglos, fue el objetivo de estos grupos de presión cuya actividad cinegética intenta patrimonializar toda la zona. No se trata de que el oso sea un problema, que no lo es. Se trata de que perciben los Pirineos como un coto cerrado de caza.A partir de ahí, la excitación se dispara. Hablan de la pérdida de actividad ganadera, como si el oso tuviera algo que ver en el hecho de que muchos ganaderos han dejado de ordeñar vacas, para ordeñar al turismo, mucho más suculento en estos tiempos. Aseguran que no es compatible su presencia con la del ser humano, y venden una película que sólo se puede comprar en el mercado de la demagogia.Nada de ello es cierto. Porque, como se ha demostrado en todos los países donde el oso convive con el hombre, desde Cantabria hasta Eslovenia, desde Francia hasta Italia, desde Bulgaria hasta Alemania, etcétera, este no ocasiona ningún tipo de problema. Al contrario, enriquece la biodiversidad de las zonas donde convive y, por ende, enriquece su patrimonio natural.Sin embargo, en la Catalunya pirenaica algunos parecen haber enloquecido. Gritando todos a una, cual Manelic de la tierra alta, “que viene el oso”, han conseguido que se inicie una persecución contra la pobre Hvala, que, además de no ser legal –como demuestran las denuncias en los tribunales, por parte de Depana y Avalón–, es paradigmática -el alma salvaje que aún llevamos dentro. ¿O alguien duda de que el ser salvaje es el ser humano?Lo peor no es la histeria desatada, lo peor es que la Generalitat haga suya esa histeria. Y además, aprovechando el Pisuerga, los voceros del miedo aseguran que es el momento de sacar al oso del Pirineo. ¿Por qué no piden que también desaparezcan los excursionistas, especie que tiende a ponerse altamente nerviosa cuando topa con una jauría de cazadores? Porque hay algo que no podemos olvidar y es que el Pirineo es patrimonio de todos, y no sólo de los que se divierten matando animales. También lo es de los que amamos la vida.

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser Pepito Y Grillo

    Qué buena noticia. Me parece increíble que una especie como el oso pueda convivir con nosotros en un país tan superpoblado y urbanizado como España (y que no deja de crecer en población y urbanización).Claro, la única manera de que viva el oso con nosotros es dejarle “pasillos” y “bolsas”, recovecos entre medias de las construcciones de la civilización y la gran masa de humanos que todo lo cubre. En ese laberinto, el oso puede tener la sensación de vivir de forma “natural”, aunque no es más que un santuario en el que nosotros, los humanos, guardamos una reliquia de otros tiempos.Ojalá llegue un día en el que no sea tan raro que una familia española pueda contar, emocionada: “¡ayer vimos un oso!” (un oso salvaje y libre, se entiende…).Por favor, respetemos el santuario.

    20 Octubre 2008 | 09:46

  3. Dice ser dvd

    ME alegro mucho de que la poblacion de osos vaya en aumento. Y mientras llega ese emocionante dia en que junto a mi familia tengamos la gran suerte de vivir una experiencia maravillosa frente a frente con un oso, ¿alguien sabe donde puedo comprar un spray de esos de pimienta especial ahuyenta-osos?Muchas gracias.

    20 Octubre 2008 | 10:22

  4. Dice ser Sílver

    Extraordinaria noticia para empezar la semana.Y, desde luego, hay que reconocer a la gente de FAPAS y a todos aquellos que se han comprometido con la recuperación del oso pardo cantábrico su magnífico trabajo.Y que nadie tema con encontrarse frente a frente con un oso pardo, salvo que se consiga acorralarlo, claro.Así que la pimienta resérvenla para la fabada.

    20 Octubre 2008 | 17:35

  5. Dice ser luis i

    Aunque no soy un gran conocedor, he visto muchos animales en el monte, al oso dos veces, dependerá de como y donde, pero os aseguro que temo más al jabalí que al asustadizo osito que tenemos aquí.

    21 Octubre 2008 | 13:34

  6. Dice ser Idealista

    Una pena, el otro dia por Canadá vi unos cuantos osos en un parque regional como quien no quiere la cosa, es una pena que en nuestro pais haya tan pocos osos… saludos

    21 Octubre 2008 | 21:32

  7. Dice ser Crónica Verde

    Malas noticias para el oso en su lucha por la supervivencia. Un ejemplar macho ha muerto hoy en El Bierzo (León), cuando intentaba cruzar la autopista A-6 en el inicio del Puerto de Piedrafita.http://www.20minutos.es/noticia/423677/0/oso/atropellado/leon/Me lo cuenta desolado un naturalista berciano, quien conocía al animal y tuvo la oportunidad de poder firmalo hace un año.Nuestras grandes infraestructuras siguen siendo su corredor de la muerte y el de muchas especies en peligro de extinción.

    28 Octubre 2008 | 15:59

  8. Dice ser rafa el sevillano

    Es curioso que estos MACHOTES CON RIFLES sean tan CAGONES y quieran despejar la montaña de algun peligro para su integridad fisica, de algo mas poderoso que su mira con rifle o al revés, le sorprenda y se jiñen de kaka hasta las botas, COBARDES ARMADOS, pico y pala para entretenerse y desfogar tanta energia por un dia, dejando a sus esposas y novias SOLAS, COBARDES. Mejor matar cabras y los cuernos pal salon.

    11 Junio 2009 | 12:00

Los comentarios están cerrados.