BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Nuevo Prestige… en Uruguay

Decenas de voluntarios se afanan estos días en el otro extremo del mundo, en las costas de Uruguay, para salvar a los pingüinos de un nuevo desastre ambiental.

La colisión entre un carguero griego y uno maltés, en las afueras del puerto de Montevideo, durante la noche del martes 3 de junio, parece estar detrás de una marea negra en el Río de la Plata.

La mancha de hidrocarburos no parece muy grande, pero ha sorprendido a los pingüinos de Magallanes (Spheniscus magellanicus), más de 1,2 millones de ejemplares, en su tradicional migración desde sus colonias de cría en la Patagonia hasta sus cuarteles de invierno (están ahora en el invierno austral) en Brasil. De momento han sido localizados ya varios cientos de aves petroleadas, que en un alto número han aparecido muertas.

Como ocurrió en España con el Prestige, la gente joven se ha lanzado a las playas para ayudar a estos pobres animales, víctimas una vez más de nuestro desarrollo.

Unas de las zonas más afectadas por la contaminación son las turísticas playas de Punta del Este, tradicional lugar de veraneo de uruguayos y argentinos.

Allí, la Sociedad para la Conservación de la Biodiversidad de Maldonado y la ONG SOS Rescate de Fauna Marina se encuentran desbordadas y han hecho un llamamiento internacional pidiendo ayuda. Entre sus muchas necesidades básicas piden especialmente:

– Voluntarios que ayuden en la limpieza de los pingüinos.

– Pescado: 140 kilos por día.

– Jeringas de sonda vesical y sondas.

– Garrafas de gas (se utiliza una de 13 kg por cada 3 pingüinos).

– Lámparas infrarrojas de 170 Vatios.

– Antiparasitario Bayer y vitaminas.

– Equipos de lluvia para los voluntarios.

– Palanganas en las que quepa un pingüino de 70 cm de alto.

– Mediomundo (calderines grandes).

– Alargadores eléctricos.

– Guantes y botas de goma, y guantes de obra.

Pobre gente, pobres animales. ¿Les ayudamos? La veterinaria responsable es Lourdes Casas y su correo electrónico es vetdelmar@adinet.com.uy

6 comentarios

  1. Dice ser Bolsa

    Como siempre, los mas perjudicados, los animales, MENUDA VERGUENZA DE PLANETA.

    19 Junio 2008 | 01:43

  2. Dice ser Fino

    Cuando el Prestige me posicioné: No, no es el momento de limpiar las playas, es el momento de concienciar a las personas y hacerles ver que da igual donde esté ese petróleo, de no haberse vertido en la playa a estas horas igual estaría en el aire, en el agua de un río, en las paredes de un monumento, pero estaría ahí, aunque no lo veamos está ahí. Es el momento de concienciara las personas que la única manera de no verter esa mierda a la naturaleza es no consumiéndolo, lo demás es pura FERIA.

    19 Junio 2008 | 04:35

  3. Dice ser ZP DIMISION YA

    ¿Iran los del NUNCA MAS?¿TEndrá la culpa el PP?¿O EE.UU.?

    19 Junio 2008 | 09:57

  4. Dice ser mima uy

    Ojalá lo tomaran en serio y quisieran colaborar.Sobre todo, desde mi querida Galicia, que bastante experiencia tiene en éste tema. ¡Ánimo españoles y ayuden! El mundo no termina en Finisterre, ni en la Torre de Hércules….!!!

    19 Junio 2008 | 22:36

  5. En Uruguay, como en la totalidad de los países del continente Sudamericano, los asuntos relativos a la marina civil-y este lo es – están militarizados: es la Armada laque tiene las competencias en esa materia. Consecuentemente son los mandos militares los que informan y asumen la responsabilidad de hacer frente a este tipo de accidentes.Información sesgadaCuando se produce el accidente de un bque civil – bien sea mercante o de pesca-, las noticias qe se publican relativas a los mismos suelen llevan un sello inconfundible. El lector casi siempre tendrá la sensación de que los responsables de lo ocurrido son los capitanes de los barcos civiles. Y naturalmente que pueden serlo. Pero, no siempre.En este caso concreto, a bordo del barco que impactó con el buque fondeado se encontraba un práctico argentino, que actuaba como asesor del capitán. Y parece ser que no pudo evitar la colisión, porque se le cruzó otra embarcación, a la que pocos medios hacen referencia. Esa pudo ser la causa del accidente. Lamentablemente, no se han publicado las circunstancias que rodean el caso no se ha investigado y probablemente no se vaya a investigar, sin embargo, ya habido una condena previa. Es lo habitual.La Armadas de los países en los que la Marina Civil está militarizada tampoco suelen hacer referencia a las carencias de ayudas a la navegación, balizamiento, etc. que son esenciales para la seguridad de la navegación. Generalmente obvian cualquier referencia a las condiciones en las que se encuentran los barcos que navegan por las costas sudamericanas, muchos de ellos bajo bandera de conveniencia y en condiciones absolutamente precarias. Esos barcos son autorizados a entrar y salir de los puertos sin que la Armada aplique la legislación internacional correspondiente.No necesario recordar que Panamá y otros países de la zona caribeña abanderan el mayor número de barcos chatarra de todo el mundo. Por todas estas razones, sería recomendable que los mandos responsables de las condenas a la ligera fuesen más prudentes.Sorprende la facilidad con la que se formulan condenas a la ligera y, en igual medida, la pasividad e ineficacia con la que actúan frente a un riesgo evidente de contaminación, como en esta ocasión, en la que las amenazas de contaminación son evidentes.Quizás sea conveniente recordar, también, que las flotas civiles bajo el yugo militar son las más atrasadas del mundo.

    20 Junio 2008 | 10:40

  6. Dice ser MAFALDA

    A los pingüinos de Magallanes les confortará mucho saber todo esto. Probablemente se lo piensen mejor, a partir de ahora, cuando sientan tentaciones de hacer algún tipo de condena previa…

    20 Junio 2008 | 17:54

Los comentarios están cerrados.