BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Los jóvenes no quieren ser ganaderos

Hacen el mejor queso de Canarias, pero no tienen ningún secreto especial para justificar su éxito. Y aunque lo tuvieran, moriría con ellos, pues ninguno de los tres hijos de estos ganaderos de Fuerteventura quiere seguir la tradición quesera de sus padres, aprendida de sus abuelos y éstos, a su vez, de los suyos.

El queso semicurado elaborado con leche cruda de cabra de la quesería La Montañeta, de Casillas del Ángel, fue elegido recientemente como «Mejor Queso de Canarias 2008», al obtener la máxima puntuación en el VIII Concurso Nacional de quesos de leche de cabra Premios Tabefe Fuerteventura.

Desde la atalaya de su granja, un excepcional mirador sobre el histórico pueblo, Felipa Valdivia y su marido, Juan Manuel Rodríguez, contemplan el paso del tiempo aferrados a la tradición de sus mayores, a la ganadería.

Una actividad que, aunque les permite vivir sin estrecheces económicas, les obliga a estar esclavos de las cabras. Es por eso que ninguno de sus tres hijos, dos chicas y un chico, está dispuesto a seguir con la actividad familiar. A pesar de contar con las últimas técnicas de ordeño y fabricación de quesos, el trabajo es mucho.

«Ninguno quiere saber nada del ganado, la nieta de 9 años es la única que está siempre empeñada en venir a ver ordeñar, pero porque es chica todavía», se lamenta Felipa, aunque en el fondo les comprende. «Los jóvenes no quieren este trabajo porque es muy sacrificado, no tiene vacaciones ni fines de semana».

Trabajo y más trabajo. «Aquí no descansamos nunca. Por las mañanas con el queso y por las tardes en el hogar, por lo menos lo que es la ropa, la comida y limpiar la casa un poco», explica esta mujer, nacida en la Rosa de Tinojay hace 48 años.

¿No le ayuda el marido?

«Yo tengo otros quehaceres», justifica el aludido. «Ella se encarga del queso y de la casa. Yo de los animales y de la carne». Lo hacen así desde que se casaron hace 30 años, de manera que, al menos a ellos, el reparto de deberes les funciona.

Felipa acaba de ver recompensados todos sus esfuerzos con la entrega de tan importante distinción. Hace el mejor queso de Canarias. Pero el premio no se le ha subido a la cabeza. Sigue igual de humilde, sin arrogarse de secretos especiales para justificar la excepcional calidad de su producto:

«Aprendí de mi madre, de verlo hacer toda la vida. No es difícil, sólo trabajoso».

Juan Manuel Rodríguez observa parte del rebaño de más de 200 cabras que tiene en su granja majorera. En la imagen superior, su mujer Felipa Valdivia nos muestra uno de los quesos artesanales que hace diariamente en su casa y luego vende por la isla y en Gran Canaria.

11 comentarios

  1. Dice ser VEGANOS? NO GRACIAS

    Por favor los sectarios veganos deberiais estar a la sombra como todos los fundamentalistas y es que se os acaba el chollo…la gente está descubriendo a unos fanáticos y sectarios como los testigos de jehová!!!!!!!!!!!!!

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser no te joe

    A lo mejor es que los jóvenes prefieren ser licenciados en Geografía e Historia y doctores en Historia del Arte para vivir de una beca del Estado.

    17 Mayo 2008 | 11:21

  3. Dice ser diario-v

    César, como sabes crear polémica con nosotros los veganos ¿eh?. Dices: les obliga a vivir “esclavos de las cabras”. En fin, la realidad es que ellos se obligan a trabajar mucho para mantener su negocio a costa de mantener esclavas a las cabras, pues estas no han elegido vivir para morir ¿no?¡Madre mía! ¡Como me gustaba a mi el queso! Cuando me hice vegano fué lo que más en eché en falta. Pero el apetito por el queso fue siempre perfectamente soportable cuando me di cuenta de que para obtener leche, hay que matar primero al hijo, pues la madre solo produce leche (como cualquier mamífero) para alimentar a su hijo/a. Por otra parte, a los animales suele negárseles cualquier capacidad emotiva, lo cual es un grave error, pues como nosotros, las madres no humanas (vacas, cabras, ovejas…) también sienten un fuerte apego por sus hijos y sufren cuando les separan.Así que nada de queso, ni leche, ni yogures ni ningún lácteo. Porque, además, no son necesarios para nuestra alimentación… otro mito que nos inculcan de pequeños.La suerte, es que vivir en estos tiempos, nos permite disfrutar de sabores y texturas muy similares, de ricos yogures de soja, de quesos veganos sin nada de leche, y una gran variedad de bebidas similares a la leche para todos los gustos.Que algo sea tradición, no quiere decir que se tenga que mantener por este motivo si es una tradición injusta.

    17 Mayo 2008 | 11:43

  4. Dice ser Crónica Verde

    Diario-V, no es que busque la polémica, nada más lejos de mi intención. Respeto tu opción alimenticia, pero hablar de la crisis ganadera no creo que se pueda tachar de actitud provocadora. Nuestros ganaderos y agricultores son los auténticos sustentadores de la biodiversidad, los jardineros del campo. Su crisis, te guste el queso o el jamón, también es nuestra crisis.

    17 Mayo 2008 | 15:52

  5. Dice ser diario-v

    Hola César,Lo de “ganaderos como sustentadores de la biodiversidad” no me queda claro. Básicamente, se dedican a explotar a individuos de unas pocas especies. Puedo entender, que sean propietarios o mantengan, más o menos, en un estado natural algunos lugares del medio natural, donde habitan individuos de otras especies, no explotadas directamente.Sin embargo, en el caso de los que como yo, hemos decido no alimentarnos con otros animales (en un principio no por cuestiones de paladar), respetaríamos cualquier entorno natural, por ser el lugar donde habitan otros individuos, da igual su especie.De algún modo, un entorno “cuidado” por ganaderos, no tiene porque albergar individuos de más especies que un entorno no “gestionado” por el hombre ¿no?

    17 Mayo 2008 | 17:49

  6. Dice ser Crónica Verde

    En espacios puros nuestra especie es innecesaria. Pero no hemos dejado ninguno libre. La biodiversidad necesita de variedad de ecosistemas, y tras nuestro paso como el caballo de Atila hemos empobrecido el entorno. Las dehesas, las praderas de montaña, las estepas, son en su mayor parte resultado de nuestra actividad milenaria como ganaderos y agricultores. Nuestra conversión en urbanitas está acabando también con estos últimos retazos de Naturaleza diversificada. Quizá terminemos viviendo todos en ciudades gigantescas, rodeados de monocultivos trasgénicos y granjas industrializadas, con pequeñas manchas anecdóticas de espacios protegidos.¿Es el futuro? A mi no me gusta, amo la diversidad en todos los sentidos de la vida.

    17 Mayo 2008 | 18:03

  7. Dice ser diario-v

    El futuro que describes tiene ese aspecto.Yo también amo la biodiversidad, como un curioso espectador. Pero respeto a cualquier individuo independientemente de su especie, porque cada individuo es el único que puede disfrutar de su vida y el entorno en el que vive.Si lo piensas, este modo de pensar evita que hagamos cualquier daño a cualquier individuo de cualquier especie, sea doméstica o no. Yo me niego a pensar que para proteger a unos, tengamos que esclavizar a otros.Tender a este tipo de respeto, quizás haga que nos organicemos de tal manera que procuremos dejar extensos lugares donde el resto de animales puedan vivir según su manera.Mantener la biodiversidad, sí claro, pero no por el concepto de biodiversidad en sí, sino porque respeto a todo inviduo. No me los como, no visto con ellos, no me divierto a su costa, no les cazo… procuro respetar el medio ambiente y miro lo que consumo para mantener o producir el menor daño en el entorno natural, que es su “casa”.(Puedes llamarme ricardo).

    17 Mayo 2008 | 19:26

  8. Dice ser sergio

    soy joven . llevo desde los 20 años con cabras propias y tengo 26años, y les dire una cosa esto no se inculca, o te gusta o no. yo no obligaria a un hijo a cuidar cabras si a el le gustan me pedira cuidarlas, unos tienen unos gustos y otros tendran los sullos, respeten los nuestros

    30 Junio 2009 | 21:15

  9. Dice ser YOAKIM

    yo tenia un restaurante vegano en madrid,al principio creia que el negocio funcionaria pero por lo visto no soy un lince en esto de los negocios, clientes muy poquitos y siempre los mismos algun despistado que pedia una tortilla “vegana” de atun y algun grupo de listos que venian a cachondearse. al final di un giro radical a mis principios y a mi negocio y refunde el ” col y flor” por la “chistorra feliz” ME HE FORRADO Y ME HE ATIBORRADO A CHISTORRA,PANCETA Y PAPADA ¡¡¡¡¡SOY FELIZ!!!!!

    01 Julio 2009 | 12:02

  10. Dice ser `tindaya

    a veces los fundamentalismos en cualquier ambito no solo son malos sino nefastos,al unico al q me uniria seria al de no matar ,guerras,masacres,asesinatos…….soy ganadera y me interesa q el medio ambiente sea dentro d lo q yo pueda hacer lo mas respetado y no solo animales,sino trabajadores y tierra.Me gustaria q saber q tipo d calzado llevan,q reloj,como visten….los pastores los de toda la vida esclavizaban las ovejas o cabras….acerquense por Africa…lo mas primitivo aun esta por alli….y tambien lo mas destructor d nuestro modo d vida…cultivos trnsgenicos…..no creo q tengamos q imponer esto es bueno y esto es malo pero si acercarnos,oirnos…y respetarnos,unirnos…..lo otro ya lo estamos viendo.

    19 Octubre 2009 | 16:46

  11. Dice ser Procyon

    mi abuelo trataba a sus ovejas como sus hijas xD cuando una se ponía mala ya estaba con el cazo haciendo manzanilla para dársela xD o estaba detrás del veterinario, cuando las cerraba en invierno se estaba con ellas hasta las 11 (mi padre decía que parecía que las estaba cantando nanas para que se durmiesen xD) y cuando se le moría una decía que se le había muerto la mejor, desde que en mi pueblo apenas hay ganado el bosque cada vez esta mas cerrado, el día que haya un incendio a ver quien lo controla…

    21 Octubre 2009 | 12:39

Los comentarios están cerrados.