BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Quieren matar el alma de los monumentos

Protegemos monumentos, espacios naturales, centros históricos, pero ¿es posible proteger su alma?

En Francia se ha desatado una dura polémica ante el proyecto de Renzo Piano de añadir un monasterio y un centro de visitantes a la capilla de Ronchamp, obra maestra de Le Corbusier. Icono artístico del siglo XX, Ronchamp nació como respuesta del genial arquitecto a las sugerencias del paisaje. Y es precisamente ese paisaje el que ahora se quiere modificar añadiéndole elementos, quizá igualmente magníficos, pero sin duda perturbadores.

Lo confieso. Cada vez estoy más harto de esta estrecha visión de nuestra sociedad, donde en lugar de meditar si algo es bueno o malo, nos limitamos a analizar si es legal o ilegal. Trazamos ridículas fronteras en el mapa, y a partir de las líneas inventadas podemos hacer lo que queramos. La idea del conjunto, del entorno, del alma de un espacio ha muerto. Y por si fuera poco, nuestra creciente mitomanía está dando carta blanca a los grandes creadores para que hagan lo que quieran. Admiro tanto a Piano como a Chillida, pero destrozar el entorno de Ronchamp es tan ilógico como querer agujerear la montaña de Tindaya, por muy fabulosos que puedan ser ambos proyectos.

¿Y el alma de los espacios? ¿Alguien ha pensado en ella?

Pero no. Nos empeñamos siempre en querer mejorar lo inmejorable, acometer ampliaciones, desarrollar parques temáticos para tratar de rentabilizar económicamente nuestras emociones y hasta el aire que respiramos.

No sé ustedes, pero para mi los entornos son tan importantes como las propias obras de arte. Sólo en ambientes puros soy capaz de entrar en comunión con el artista, tratar de pensar en lo mismo que él pensó, sentir como él sentía, admirar la solución dada. ¿Qué sentido tiene el Museo de los Claustros de Nueva York? Ninguno. El románico está allí, perfectamente conservado, pero no me dice nada. Está muerto. Ha perdido el alma del espacio para el que fue creado.

8 comentarios

  1. Dice ser Farmacia

    Completamente de acuerdo!!! Me apunto a defender a nuestros monumentos!!!

    25 Abril 2008 | 01:55

  2. Dice ser Oriol Martí

    Me ha impresionado la definición de César-Javier Palacios sobre el alma de los monumentos y de los paisajes. Siempre he pensado que el alma de cada flor, árbol, pájaro, conforman el entorno donde viven, no aislados, sinó formando un todo con el alma del cielo que ven, de la masia, de los campos de vides abandonados hoy. Ha muerto el alma por corrupción urbanística, y nuestros paseos por el alma que debe respirar un paisaje, se han convertido en un viaje de videojuego. Javier, cómo recuperar el alma de esas cosas, volver a sentir en el silencio de la tarde el canto perfecto del ruiseñor?. Gracias por tu análisis.

    25 Abril 2008 | 08:44

  3. Dice ser Solitario

    Tienes toda la razón. El paisaje es el alma de las cosas. Y es precisamente eso lo que estamos destruyendo, nuestro entorno. Sin paisaje perdemos todas nuestras referencias vitales y espacio-temporales, no somos nada.Gracias por ofrecernos tan profundas reflexiones, algo cada vez menos frecuente en estos medios de comunicación actuales de pandereta, tetas y culos.

    25 Abril 2008 | 09:49

  4. Dice ser So. Andrés Castellano Martí.

    Es cultura antigua mantenida por los canteros picapedreros y también por los masones que la piedra en natural es obra de Dios, y en trabajada moldeada y configurada, obra de Dios y del Hombre. Siendo todo cuanto existe en la tierra bien logros de Dios en su excelencia o del hombre en su intención. Pues muchas veces cuando el hombre imita a la naturaleza que Dios hace, dicho hombre se asemeja a Dios.Empero el hombre muchas veces se olvida de que puede imitar a Dios, y hacer las cosas bien. Incluso muchas veces también en su necio orgullo pretende enmendar la plana de la creación cambiando el natural aspecto de la naturaleza. Y otras muchas –que son la más, se cree Dios y como mis anteriores observadores han apuntado quiere dar alma a las cosas, o quitársela. Quedando tal como la cultura en universal se admite, no como Dios, si no –como diablo.Retornando a la opinión de los canteros, de quienes trabajan la piedra, sea por ejemplo Miguel Ángel, Picar piedra es hacer; Ferrar piedra es deshacer. Quien pica piedra colabora a la obra de Dios. Quien Ferra piedra a la obra del diablo. Los que Pican hacen. Los que Ferran deshacen. Los que Pican bendicen. Los que Ferran maldicen. Respetar la naturaleza y hacer monumentos, todo tipo de monumentos, esto conlleva bendición. No respetar la naturaleza y deshacer monumentos, todo tipo de monumentos, esto conlleva maldición. Quienes con sus leyes pican piedra, bendicen a quienes gobiernan. Quienes con sus leyes Ferran Piedra maldicen a quienes gobiernan.Todo esto que fue cultura de nuestros mayores, parece ser que hoy se ignora. Se supone que nos enteraremos cuando Dios se harte de nosotros y nos maldiga.So. Andrés Castellano Martí.

    28 Abril 2008 | 08:55

  5. Dice ser Fernando Pinto

    Estoy de acuerdo en que los medios de comunicación social en el mundo, han olvidado lo que es el arte y la cultura, solo se ocupan de frivolidades absurdas que entretienen pero no dejan nada. Estuve en la Capilla de Notre-Dame du Haut el año pasado y al analizarla me perdí, extasiado en sus curvas. Su entorno es formidable, llamémoslo acogedor, su paisajismo nos induce a ver el horizonte de las montañas del Jura, seguramente volveré en algún momento, yo particularmente valoro este tipo de lugares que tienen un espíritu propio, un alma propia. Para colmo de ironías la Fundación Le Corbusier que resguarda el patrimonio del fallecido maestro, este año nominaba muchas de sus obras, incluidas la Ronchamp y pedía su clasificación en el catálogo de la UNESCO. No puedo imaginar lo que susederá ,si se llega a construir el proyecto de Renzo Piano, es como si ganase el comercio, el dinero y la fama, sobre lo artístico, lo genial y lo modesto. Este es un artículo interesante que conseguí en español y que da interesantes detalles sobre lo que está ocurriendo en Ronchamp. Lo escribe Luis Gualtieri y aparece en el siguiente link:http://www.cav.org.ve/cms/obras/la-batalla-de-ronchamp.htmlDe todas formas os dejo el texto.LA BATALLA DE RONCHAMPAutor: Luis GualtieriEl acondicionamiento e intervención en la colina de Bourlémont, lugar donde se encuentra ubicada la Capilla de Ronchamp (Belfort-Haute Saône), se encuentra causando polémica en Francia, ya que desde hace algunas semanas se concedieron los permisos definitivos para construir un nuevo proyecto a cargo del arquitecto Renzo Piano. La Fundación Le Corbusier (organismo creado para salvaguardar el patrimonio del fallecido arquitecto) actúa como el líder de una causa que busca evitar la intervención de estas personalidades en el montículo.El proyecto de Piano posee dos directrices fundamentales, la primera es acondicionar el lugar para cubrir la demanda de visitantes anual, construyendo un centro de recibimiento o portería con estacionamiento en la parte mas baja de la colina. La segunda, es edificar una fraternidad constituida por 12 células de albergue con áreas de recibimiento y costura, las cuales se escalonarán en el talud. La superficie de construcción será aproximadamente de 1.500 M2 y la cercanía con la capilla será variable, desde 54 metros hasta 100 metros, lo cual preocupa mucho a la F.L.C.En su agencia Parisina, Renzo Piano confía a los medios de comunicación (entre ellos el diario Le Monde), el plan de su proyecto situado en las inmediaciones de la capilla de Notre-Dame du Haut. Una realización que se presta de construir con Michel Courajoud, uno de los más brillantes paisajistas franceses. Los planos del proyecto, que muestra tímidamente en su site, permiten comprender el impacto que los dos grupos de edificios, causarán en el entorno adyacente a la capilla. El pasado 9 de Junio (día que se comenzaron los trabajos), se produjo la movilización de grupos de estudiantes y academicos para protestar en las adyacencias de la obra.La entrada hacia la colina está definida en la actualidad por dos edificaciones verdaderamente modestas, las cuales serán desplazadas por una estructura de techos triangulares que darán el recibimiento a los turistas y peregrinos de todas partes del Mundo. Cuenta Renzo Piano (ganador del premio Pritzker y co-autor del Centro Georges Pompidou) en su entrevista, que los nuevos arboles implantados en esa área, no obstaculizarán la perspectiva del monumento desde el acceso. Sus adversarios contradicen esta declaración y alegan que con la adición de los arboles, se perderá gran parte de la vista de la capilla, la cual puede ser divisada desde cualquier punto de la ciudad de Ronchamp.Las Hermanas Clarisas han vendido su convento de Belfort con la finalidad de vivir en la nueva edificación proyectada por Piano, ellas ocuparán doce células de albergue, dotadas con una iluminación de última tecnología. Las religiosas, manifiestan su interés por vivir una vida sencilla, provista de todo aquello que la naturaleza les quiera ofrecer, desean dedicar gran parte de su tiempo a la oración y la penitencia.Piano, que compara a las hermanas con unos Elfos, ha declarado que la fraternidad y el templo de meditación y oración, no se encontrarán en la zona de protección delimitada por la UNESCO, pero si muy cerca del icono religioso, a unos cien metros dentro del talud del alcor. Evaluados en 9 millones de euros (1/3 consagrado al paisaje), los trabajos serán pagados con el producto de la venta del antiguo convento de las Clarisas y por un préstamo bancario contraído por estas y la Asociación “Oeuvre Notre-Dame du Haut”.Laico de fe, como el mismo se define, el arquitecto de origen genovés no comprende la actitud agresiva de ciertos miembros de la Fundación Le Corbusier que se oponen a él, Piano comenta lo siguiente: “Al principio, nosotros habíamos tenido buenos contactos y nuestras discusiones nos habían permitido afinar los planos para aportar lo mejor al proyecto”. Jean-Pierre Duport y Michel Richard, presidente y director del organismo, niegan haber estado de acuerdo con la iniciativa desde un principio, ellos manifiestan sentirse engañados por la actitud, aparentemente generosa de Piano. Comentan que las sesiones fueron siempre para informar lo que la Asociación “Oeuvre Notre-Dame du Haut” y él mismo, habían decidido para el nuevo proyecto.Por su parte, Duport manifestó lo siguiente: “Nosotros somos los herederos del patrimonio de Le Corbusier, nuestro deber es defender el espíritu de su obra. Dicho esto, no somos para nada hostiles con el proyecto, solo consideramos que se debe replantear su emplazamiento en el lugar y cuando esto suceda, debemos recibir una copia. No debemos estar mal informados o ciegos al respecto”. Estas declaraciones obedecen a las discrepancias que han tenido los líderes de la fundación, con Renzo Piano por presentarles un proyecto confuso, poco definido y que muta en el tiempo.A favor de la asociación y de Piano, se ha sumado Dominique Claudius-Petit (hijo de Eugène Claudius-Petit, antiguo ministro de la reconstrucción que trabajó mucho con L-C), presidente de la Asociación de Amigos de Le Corbusier, el cual ha manifestado estar de acuerdo con la presencia espiritual que podría conferir al lugar, la fraternidad de las “Pobres Clarisas”.En esta batalla la fundación ha reclutado a un árbitro de peso, el mismo Le Corbusier, que con sus palabras textuales, ya había manifestado el rechazo que tenía por edificar en la colina, cualquier otro proyecto aparentemente religioso, pero con fines turísticos ocultos. El Historiador Gilles Ragot, se sumergió en un rimero de documentos para redactar un manuscrito de 20 páginas que la F.L.C. dirigió a la Ministra de Cultura e Información, Christine Albanel, con el objeto de informarle sobre lo importante que es preservar el proyecto original.Ragot dijo lo siguiente: “Le Corbusier estaba en contra y esto se puede evidenciar en los contactos epistolares entre el arquitecto y el padre Bolle-Reddat (capellán histórico de la capilla entre 1.959 y 1.963), el clérigo como presidente de la Asociación “Œuvre Notre-Dame du Haut”, tentó a L-C para construir una nueva estructura de recibimiento con un programa modesto, pero que después cambió a uno mas basto, semejante al que se quiere construir hoy en la vertiente oeste.Esto hizo enfurecer al arquitecto y decidido escribió lo siguiente: “Ronchamp esta terminada, no la vamos a comenzar de nuevo… Es una locura! deje así pues a Ronchamp tal como es… Usted abre la puerta a una abominación! yo mismo creo que estaría en todo mi derecho de hacer campaña contra su idea si usted persiste en su realización… Usted quiere hacer otra Lourdes!… No es necesario acomodar…yo le suplico. Mantenga su estado acogedor”.Para los adversarios de Piano, la causa es justificada, desean lograr que replantee su proyecto, desplazándolo un poco mas colina abajo. Esto será suficiente para calmar los ánimos y para permitir el lenguaje y la concepción formal del nuevo proyecto. Sin embargo, los más conservadores de la F.L.C. ven con malos ojos la llegada de las religiosas. Para Jean-Louis Cohen y Michel Kagan, arquitectos e historiadores que apoyan la causa de la fundación, reforzar la presencia espiritual es pura charlatanería, claro esta, al servicio del comercio turístico. Las Clarisas tienen más de 75 años y ellos temen que al desaparecer la presencia espiritual, personificada por ellas, pueda transformarse la fraternidad en un vulgar hotel turístico (como ya ocurrió en la Unidad de Habitación de Marsella, en donde algunos apartamentos fueron comprados y remodelados para servir de hotel a los interesados en arquitectura de L-C).Esta batalla apenas comienza, es una noticia en desarrollo que se extiende y transforma constantemente. Los medios de comunicación en muchas partes del mundo, han prestado atención a esta disyuntiva, que de llegarse a concretar puede significar la expansión de un comercio que secuestra al arte y lo coloca al servicio del lucro desmedido e insaciable del turismo internacional.

    02 Julio 2008 | 06:55

  6. Dice ser Rodrigo Valenzuela

    Interesante espacio… pero que ha sucedido después? que ha pasado con la noticia? Son cosas que me gustaría saber… he leído la noticia en fuentes francesas y no lo puedo creer, me gustaría saber que pasa en Ronchamp ahora :o( please!Soy fanático de la arquitectura del Corbusier y he leído que a comienzos de este mes se están comenzando los trabajos para edificar en la colina en la cual se encuentra la Capilla de Motre-Dame du Haut. Os agradecería si comentáis algo por este medio.

    14 Septiembre 2008 | 11:08

  7. Dice ser Crónica Verde

    Para Rodrigo Valenzuela.Pues por lo que sé, el proyecto de Renzo Piano sigue adelante y estaba previsto poner la primera piedra a comienzos de este mes. Demasiado cerca de nuestra mítica capilla, cada vez con menos alma y más turismo.

    14 Septiembre 2008 | 19:34

  8. Dice ser Demócrates Landy

    Hola a todos! mi nombre es Demócrates revizaba en la red todo lo que se dice sobre el proyecto de reabilitación y el Centro de Recibimiento en la colina de Ronchamp a cargo, (como ustedes ya saben) de Renzo Piano y Michel Corajoud. Noté que en este foro se hacía especial énfasis en la insertidumbre que sentimos todos los amantes de la arquitectura de Le Corbusier, por saber que sucede en las inmediasiones de la colina de bourlémont. Bien… encontré un escrito de Luis Gualtieri en un medio Venezolano que lleva la noticia bastante al día. Este medio declara que la Fundación le Corbusier y la asociación que contrató a Piano, formaron una alianza que tendrá como directrices, satisfacer las demandas del expertos en la obra de Corbu, además parece que Piano enterrará aún más el proyecto(como si eso arreglara todo). Algo que leí en ese link y no me gustó, es que la abadesa que representa a las Clarisas (Sor-Brigitte) habló de hacer una fraternidad internacional de reencuentro cultural y religioso. También habló de un centro multiconfesionario que atenderá a los interesados en visitar los parajes del Jura. Bueno y este tipo de planteamiento satisface la demanda espiritual que supuestamente requería la capilla? esta Fraternidad internacional de la cual se habla, no atraerá la atención de un sin número de religiosos que viajaran a Ronchamp, para participar en este tipo de congresos que plantea la religiosa? Bueno aquí lo único que está claro, es que la voluntad de Le Corbusier de mantener este lugar acogedor, lleno de silencio y paz no se respeto. Notre-Dame du Haut perderá su alma en lo que a mi respecta, es una verdadera pena.

    23 Septiembre 2008 | 12:24

Los comentarios están cerrados.