BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Adiós a la silla eléctrica de las aves

Las grandes noticias para el medio ambiente suelen pasar desapercibidas. Sobre todo si son buenas noticias y no catástrofes.

Es exactamente lo que ha ocurrido con la aprobación el pasado viernes por el Consejo de Ministros de un decreto para proteger a las grandes aves de los tendidos eléctricos. Unas infraestructuras energéticas fundamentales para nuestra sociedad, pero culpables de aniquilar más de 30.000 aves al año en España, la mayoría especies protegidas. Prácticamente ningún medio de comunicación se ha hecho eco de la noticia, a pesar de que viene a poner fin a una sangría insostenible que en los últimos diez años ha segado la vida de 200 águilas perdiceras y 80 águilas imperiales, muertas directamente por electrocución. Mal aislados, peor diseñados, estos tendidos son una injusta silla eléctrica para los inocentes pájaros. Apenas tocan cables o torretas y caen fulminados.

A partir de ahora, y en un plazo inferior a cinco años, todas las instalaciones eléctricas aéreas de alta tensión de nueva construcción, así como las ampliaciones o modificaciones de las ya existentes localizadas en zonas de especial importancia para la avifauna, deberán de ser modificadas para adecuarse a diseños inocuos. Unas reformas presupuestadas en 45 millones de euros (7.500 millones de pesetas) que pagaremos todos a las compañías eléctricas, pues el Gobierno las financiará en su totalidad.

Los grupos conservacionistas españoles han saludado con alegría la nueva normativa, sin precedentes en Europa, y que a punto estuvo de quedar olvidada en el fondo de un oscuro cajón. De hecho, el borrador de tan importante herramienta legal llevaba desde 2004 paseándose por los despachos de los políticos, la mayoría reacios a su aprobación, mientras las rapaces seguían muriendo por miles en el campo. Sin embargo, los ecologistas consideran todavía incompleto el decreto, al dejar como voluntaria la instalación de elementos que eviten los accidentes por choque.

El propio gobierno ha reconocido que la electrocución y la colisión en los tendidos eléctricos son el principal problema de conservación para especies tan emblemáticas como el águila imperial ibérica, el águila-azor perdicera y otras grandes rapaces como águilas reales, culebreras, aguilillas calzadas, milanos negro y real, azores o búhos reales. Los cables también matan a las bellísimas grullas, las espléndidas avutardas, los gigantescos buitres negros, las amables cigüeñas, los invisibles alcaravanes, las chillonas avefrías, los inteligentes cernícalos, las veloces ortegas, los potentes halcones. Al menos en este aspecto los vamos a alejar del corredor de la muerte. Y eso es una estupenda noticia.

(En la fotografía superior, búho real electrocutado en un tendido de Albacete, tomada por Rafa Torralba)

4 comentarios

  1. Dice ser andros

    !!una buena noticia!!

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser diario-v

    Gran noticia. Hace algunos meses leí sobre este tema en este artículo bastante completo: “Aves electrocutadas, Más de un millón de pájaros mueren al año por tendidos eléctricos en España, un problema que puede combatirse con la ayuda de los consumidores”, donde, además de darnos a entender la magnitud del problema, como bien dices, la mayor parte de los accidentes se produce por choque con el cableado. Ofrece este artículo 4 maneras en las que los consumidores podemos actuar:- Colaborando con las organizaciones que trabajan en este sentido. Por ejemplo, SEO/BirdLife cuenta con una campaña específica, denominada “Tendidos Eléctricos”, que trata de adoptar medidas temporales, básicamente aislamiento de cables, o de corregir los apoyos peligrosos para Águila Imperial Ibérica, Águila Perdicera, y otras especies gravemente amenazadas.- Aportando información sobre tendidos peligrosos, de manera que puedan elaborarse posteriormente denuncias para que puedan ser modificados. En el caso de localizar aves muertas por este motivo, avisando, sin tocar el ejemplar, al Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) (teléfono 062) o a los agentes medioambientales o forestales.- Escribiendo y exigiendo tanto a las administraciones como a las propias compañías eléctricas que hagan todo lo posible para eliminar esta amenaza, bien de manera personalizada o a través de las organizaciones que trabajen en ello.- Si se va a instalar en una casa de campo un tendido eléctrico, eligiendo el de tipo subterráneo, y si la opción aérea es la más viable, seleccionar un diseño anti-electrocución y anti-colisión.artículo: http://www.consumer.es/web/es/medio_ambiente/naturaleza/2007/10/2

    25 Febrero 2008 | 01:54

  3. Dice ser carlos

    Gracias compañero por sacar a luz tan buena noticia.Sinceramente espero que saques muchísimas más, en este país estamos necesitados de sentido común, sobre todo en el área medio ambiental y ecológica.Gracias por estar ahí.Carlostardor.wordpress.com

    25 Febrero 2008 | 18:11

  4. Dice ser angela maria moreno

    hola inicialmente quiero comentarles que me llama mucho la atencion todo lo relacionado con la naturaleza y bueno en estos momentos me encuentro estudiando tecnologia ambiental, soy de colombia, y recientemente me asignaron una expocicion acerca de organizaciones que trabajen con aves especificamente, no tanto la parte de conservacion aunque tenga mucha realacion ya que es otro tema de expocicion. claro esto en colombia, ya que es mi pais de origen aunque es muy interesante conocer tambien en otros paises.bueno espero que me colaboren con esto, y les dejo mi correo (angelam_37@hotmail.com) si tienen informacion, fotos o material con el cual pueda trabajar se les agradese mucho.

    16 Agosto 2008 | 20:54

Los comentarios están cerrados.